PUBLICIDAD

Un obispo de Nueva Zelanda renuncia por comportamiento inapropiado con una mujer

|

(Il Post) Charles Drennan, un importante obispo de Nueva Zelanda, renunció a su cargo el pasado viernes 4 de octubre por haber tenido un comportamiento «inapropiado» con una mujer. El episodio salió a la luz después de que la mujer involucrada, cuya identidad se desconoce, contactase con la Iglesia católica de Nueva Zelanda, que había confiado el caso a un investigador independiente. No está claro si la investigación se completó, pero Drennan renunció al cargo antes de que se divulgara el contenido de la investigación. El papa Francisco aceptó la solicitud de Drennan. La Iglesia Católica de Nueva Zelanda ha dado a conocer que no revelará más detalles del asunto a pedición de la mujer involucrada.

Drennan, de 59 años, fue nombrado obispo, en 2012, de la diócesis de Palmerston North, una de las seis entidades en las que se agrupan las parroquias católicas del país. Había sido nombrado un año antes por el Papa Benedicto XVI, a quien Drennan calificó como «un gran maestro», y con quien había colaborado dentro de la secretaría de Estado del Vaticano (el equivalente a la presidencia del Consejo italiano).

La edad a la que se retira un obispo se establece en 75 años. No está claro si Drennan permanecerá dentro de la Iglesia Católica o si solicitará abandonar los sacramentos, es decir, dejar el estado de miembro del clero.

24 comentarios en “Un obispo de Nueva Zelanda renuncia por comportamiento inapropiado con una mujer
    1. ¿Al menos? Eso no quita la gravedad de su pecado. Si tanto se critica al Papa Francisco por lo que hace en contra del Evangelio, ¿por qué algunos os suavizáis con obispos como éste?

      1. ¿Por qué algunos entienden y ven en ciertos comentarios lo que estos no dicen?
        Yo ni he hablado de pecado ni, consiguientenente, le he quitado gravedad. Tampoco me he suavizado con este obispo.
        Simplemente estoy tan hastiado de tanto escándalo de pederastia y de mariconeo, que uno diferente es casi un alivio.
        Puedes no sentir lo mismo. Siempre escándalo es. Pero no pongas en mi boca lo que no he dicho.

          1. Yo no trato de arreglar nada. Además, la argumentación del otro va justamente en contra de la tuya: para él, que sea con una mujer es pecado tan grave como si fuera con un hombre; a ti ya te conocemos, y sabemos que para ti no es pecado ni lo uno ni lo otro. Así que no manipules.
            Lo he dejado bien claro, y lo repito: estoy hastiado de mariconeo en el clero. Lo has entendido ahora?

          2. Solo que yo no trato de disimularlo, ¿captas la diferencia?
            Mira, más harto que yo del mariconeo clerical no estás tú. Porque yo, y no tú, soy el que tengo que aguantar su hipocresía y su LEY DEL EMBUDO.
            Dicho lo cual, no estaría nada mal que os quejaseis igualmente de otros proverbiales defectos como su soberbia, voracidad recaudatoria, etc.

          3. Eres un egocéntrico y ególatra insufrible. Qué coño sabrás tú hasta dónde estoy yo harto o no. Pero no, tú como los niños consentidos, creídos y repelentes tienes que ser siempre más que los otros. A mí que car ajo me importa lo que tú tengas que aguantar.
            Y otra cosa, yo me quejo de lo que me molesta o me da la gana o lo que sea, no de lo que tú me digas Y si no te gusta, pues te jodes. Pero quién te has creído que eres?
            Vete a la mierda con tu ego hipertrofiado y déjame en paz. Búscate a otro para seguir teniendo protagonismo.
            Y no vayas ahora a tocarme la moral con lo de los insultos por falta de argumentos. Tú y yo somos incompatibles desde hace mucho. Así que cuanto menos provocaciones, mejor para todos.

          4. ¿Cómo que «qué coño» voy a saber yo hasta dónde estás tú harto? Palabras tuyas, bocachancla: «estoy hastiado del mariconeo del clero». Así que te añado que ME ALEGRO, y que tú sabrás por qué, y que me alegro también de ese porqué.
            Y yo no tengo ninguna necesidad de compatibilidad o incompatibilidad contigo, ¿te enteras? La gente como tú ME SOBRA, lo malo es lo tarde que me di cuenta y lo que hasta entonces os tuve que aguantar, pero se acabó.

          5. GUILLERMITO
            Eres muy cansino. Chico y Chica si se casan es lo natural y lícito, y chico y chico no pueden casarse, y nunca es natural y lícito. Esto es así desde siempre y lo sabes. ¿A que viene esta tontería?
            Aunque el pecado del obispo no sea contra natura, sigue siendo pecado y es importante. Está bien que se arrepienta y rectifique y que deje el cargo. A ver si cada vez que un obispo traiciona su vocación dimite. En unos pocos años la iglesia limpia.

          6. Afortunadamente, Juan CERO, no eres tú el que reparte carnets de lícito o ilícito, y diré más, yo creo que ni siquiera bautizas ni desbautizas.
            Para que «chico y chica» sean lo lícito y natural no hace falta ni que vayan a firmar el papelito. Si ya sabemos todos que lo suyo es lo habitual, lo «productivo» y de donde venimos todos, vaya descubrimiento.
            Del mismo modo, si «chico y chico» no hay manera humana de emparejarlos por narices con chicas, lo lícito y lo natural es que se lo monten entre ellos, que es lo que está comprobado que sí les funciona, e incluso con el tiempo tampoco se hunde el mundo si arreglan sus cosas firmando a su vez otro papelito.
            Ah, y si «eso es así desde siempre», pudiera ser que sea porque había unas condiciones que lo facilitaban e imponían así, para que todo estuviese muy quietecito, y muy «lícito» y muy «natural». Alguna vez tenía que llegar el momento en que alguien dijera EEEEH, Y DE LO MÍO QUÉ!!!

  1. Hombre, a algunos es que les gustan las mujeres, pocos pero los hay. Y si no que lo digan algunos maridos de «frente coronada», ¿eh, amigo con capa pluvial?
    Además, es lo que dicta la «ley natural» esa, ¿no?, la convexidad y la concavidad. Pues miel sobre hojuelas.

    1. GUILLERMITO
      Sosiegate, que en cuento alguien te dice algo claro te sale la loca que llevas dentro. No pintas nada aquí mas que perder el tiempo. Si como tu dices te sobran los hombres de religión, es de gilipollas que pastes por aquí cada poco tiempo. ¿Es que no tienes vida propia chaval? ¿Es que nadie te hace caso? ¿Tan tristes son tus días? ¿No te das cuenta lo patético e insustacial que resultas?
      Ten un poco de pudor y guarda la pluma. No airees tus verguenzas aunque sea con seudónimo.

      1. ¿No te das cuenta de que te autoridiculizas de una manera que no es ni patética?
        La loca que llevo dentro hace ya tiempo que, a Dios gracias, quiso dejar de ser el SEPULCRO BLANQUEADO que llevaba dentro, como vosotros lo lleváis y llevaréis porque no servís para otra cosa.
        Del enemigo, el consejo. Te puedes pudrir tú y tus sermones de refajo sudado.
        Pero mejor paro ya de divertirte, que es lo que pides a gritos.
        Y ahora ve y te confiesas para comulgar el domingo, de BORDE Y MALO e hipócrita que eres. ¡FALSO!

  2. No entiendo. ¿ Renunciar por un sólo pecado, por muy público que sea ? Se pide perdón en la confesión a Dios y a los fieles y se sigue adelante con la misión. Los apóstoles no eran impecables. No estamos ante abusos de menores. Todos tenemos que convertirnos.

    1. Dos preguntas. ¿ Esa mujer anónima fué totalmente inocente ? ¿ Ha percibido alguna indemnización ? ¿ En qué cuantía en caso afirmativo ?

  3. Entiendo que se trató de una joven o una chica de posiblemente 18 años, al menos cuando la cosa empezó. Los medios neozelandeses están hablando de una segunda mujer, pero no está claro si eso es cierto o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles