PUBLICIDAD

El Papa Francisco y los nuevos cardenales visitan a Benedicto XVI

Vatican News
|

(Aciprensa)- El Papa Francisco y los trece nuevos Cardenales creados en el Consistorio celebrado este sábado 5 de octubre en la Basílica de San Pedro del Vaticano se trasladaron al finalizar la ceremonia al Monasterio Mater Ecclesiae para visitar al Papa Emérito Benedicto XVI.

Según un comunicado del director de la Oficina de Prensa del Vaticano, Matteo Bruni, los nuevos Cardenales y el Pontífice se trasladaron en furgoneta hasta el monasterio en el que reside Benedicto XVI situado dentro de los muros de la Ciudad del Vaticano.

Según señala Matteo Bruni en el comunicado, “después de un breve saludo, en el que ha recordado a los nuevos Cardenales el valor de la fidelidad al Papa, Benedicto XVI, junto con el Papa Francisco, impartió su bendición”.

“Al finalizar, los 13 nuevos Cardenales se trasladaron al Aula Pablo VI y al Palacio Apostólico para las visitas de cortesía, mientras que el Papa Francisco regresó a la Casa Santa Marta”.

Desde la renuncia de Benedicto XVI como Pontífice, se ha convertido en tradición que los nuevos cardenales acudan junto con el Papa Francisco a visitarlo a su residencia, donde intercambian unas breves palabras y reciben su bendición.

Publicado en Aciprensa.


10 comentarios en “El Papa Francisco y los nuevos cardenales visitan a Benedicto XVI
  1. Hay que montar el numerito de la continuidad, que no se cree nadie, de los besos y abrazos, que se trastocarán una vez más en puñal por la espalda. ¡ Cobardes !

      1. El bergogliato carece de autoridad moral y legitimación y pretende buscarlo en el respaldo de quien sí las tiene, S.S.Benedicto XVI. No lo van a conseguir, como es lógico

        1. Carece de la legitimación de ejercicio, al no confirmar en la Fe, y la de origen resulta harto dudosa, habida cuenta de los planes mafiosos de la autodenominada mafia de san gallen, que consiguió la renuncia benedictita, posiblemente nula, y el nombramiento a la segunda de su nefasto candidato, al que de pronto le afloró una sonrisa que nunca había tenido y que debe de ser regalo del príncipe de la mentira, para engañar, cosa que ya no consigue.

  2. A mi me reconforta saber que Benedicto XVI está ahí, y que siga iluminando el camino de la Iglesia. Todo lo demás son enredos que no empañan la trayectoria de nuestro -Benedicto, al que el Señor nos conserve muchos años.

  3. Al final, Benedicto impartió su bendición, pero ninguno de los nuevos cardenales optó por arrodillarse. Ni siquiera se levantaron, a diferencia del personal laico que los rodeaba, sino que se quedaron sentados mientras el ex Papa levantaba la mano.

    Naturalmente, el elector de los mismos y maestro, Francisco, no se movió de su silla. Es famoso por arrodillarse solo ante transexuales, políticos musulmanes y mártires anglicanos.

    Es más, en mayo de 2015 dijo el siguiente disparate, pero muy elocuente de a dónde quiere dirigir la Iglesia, sacando de su centro al Hijo de Dios y poniendo en su lugar al hombre, y claro, para que no suene tan mal tiene que enmascararlo bajo adjetivos tales como: pobre, excluido, refugiado:
    Cita de Fco: » Cómo me gustaría que los cristianos pudieran arrodillarse en veneración cuando un pobre entra en la iglesia «.

  4. La foto que ilustra el artículo plantea un problema esencial a tratar: todo católico sabe que no puede haber dos vestidos de blanco al mismo tiempo, y en el Vaticano. Uno es el falso Papa y el otro es el verdadero, quien ya dijo, en el 2013 que de su cargo no se baja, afirmando que su resignación es inválida.

    Es tal la desesperación del bergogliato por este hecho, que el órgano que dirige Andrea Goebbels Torniell, Vatican News, puso falsamente en boca de Benedicto XVI que éste habría afirmado que el Papa no es él sino que es el farsante, a través de un reportaje-fábula en el Corriere della Sera. Luego, naturalmente, desmentido por falso, ya que inmediatamente se le pediría la grabación.

    La foto habla más que mil palabras. Benedicto XVI se deja fotografiar con el el usurpador para ponerlo en evidencia. Dogmáticamente Papa hay uno sólo: el alemán. Para que los católicos tengamos en claro el peligro de obedecer a autoridades heré.ticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles