PUBLICIDAD

Un sínodo libre de plástico: Vasos biodegradables y carpetas con fibras naturales

Vatican News
|

Esta mañana se presentó el Sínodo de la Amazonía

Esta mañana, en la Sala de Prensa de la Santa Sede, tuvo lugar la conferencia de prensa de presentación del Sínodo de la Amazonía, que se celebrará en el Aula Nueva del Sínodo, en el Vaticano, del 6 al 27 de este mes de octubre sobre el tema: “Amazonía: nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral”

(Vatican News/InfoVaticana)- Intervinieron en esta presentación los cardenales Lorenzo Baldisseri, Secretario General del Sínodo de los Obispos y Cláudio Hummes, arzobispo emérito de Sao Paulo, Relator General del Sínodo y presidente de la Red Eclesial Panamazónica (REPAM) y Fabio Fabene, Subsecretario del Sínodo de los Obispos.

Baldisseri comenzó recordando que el pasado 17 de junio tuvo lugar la presentación del Instrumentum Laboris de este Sínodo que es, esencialmente, “una recolección y categorización por temas del material producido durante la fase de consulta, en la escucha de todos los componentes del Pueblo de Dios interesado en el tema y que se ofrece a los padres sinodales como punto de referencia para la discusión durante los trabajos de la Asamblea sinodal”.

De la Asamblea Especial recordó que se la convoca para «tratar asuntos que conciernen a una o más áreas geográficas específicas», y que si bien la atención se centra ahora en un territorio específico, cada Sínodo concierne siempre a la Iglesia universal. De ahí que se celebre en Roma, en la sede del Sucesor de Pedro, y no en algún lugar de la Región Panamazónica.

En cuanto a los participantes, Baldisseri informó que lo hacen todos los obispos ordinarios y auxiliares de las circunscripciones eclesiásticas amazónicas o del territorio amazónico y los presidentes de las conferencias episcopales interesadas.

Por lo tanto, a diferencia de las Asambleas Generales Ordinarias y Extraordinarias, “no se trata de una representación parcial de los Obispos, sino que se reúnen todos los prelados de la región panamazónica, lo que pone de relieve la colegialidad, característica peculiar de la institución sinodal”.

Sin embargo explicó que también hay prelados de otras Iglesias particulares y organismos eclesiales regionales o continentales, así como jefes de departamentos de la Curia Romana que tienen alguna competencia en este campo. De manera que su participación pone asimismo de manifiesto el vínculo entre la Asamblea Especial y la Iglesia universal. Sí, porque “es toda la Iglesia la que muestra su preocupación por la Amazonía: por las dificultades, los problemas y los desafíos que se encuentran en ella, pero también por estar dispuesta a aceptar la contribución para la mejor existencia que puede venir de ella”.

De manera que, tal como informó, hay 184 Padres sinodales, de los cuales 136 participan ex officio y entre éstos 113 proceden de las diversas circunscripciones eclesiásticas panamazónicas.

Hay 13 jefes de dicasterios de la Curia Romana. Y en el número total se incluye a los miembros del Consejo Pre-Sinodal, 15 religiosas elegidas por la Unión de Superioras Generales y 33 miembros nombrados por el Papa.

Entre los Padres sinodales hay 28 cardenales, 29 arzobispos, 62 obispos residentes, 7 auxiliares, 27 vicarios apostólicos, 10 obispos prelados y 21 miembros que no son obispos, entre diocesanos y religiosos.

De la Amazonía recordó que ocupa un territorio de nueve países (Guyana Francesa, República Cooperativa de Guyana, Surinam, Venezuela, Colombia, Ecuador, Brasil, Bolivia y Perú). Por esta razón, los padres sinodales ex officio pertenecen a 7 conferencias episcopales: Antillas, Venezuela, Colombia, Ecuador, Brasil, Bolivia y Perú. Y así, de entre los 113 padres sinodales de las circunscripciones eclesiásticas panamazónicas, 3 provienen de las Antillas, 6 de Venezuela, 13 de Colombia, 7 de Ecuador, 57 de Brasil, 11 de Bolivia y 10 de Perú.

La dimensión universal de la Iglesia se expresa también en los 33 miembros de nombramiento pontificio que proceden, sobre todo, de países y zonas geográficas, como la cuenca del Congo, que presentan los mismos problemas ecológicos y que constituyen uno de los dos ámbitos mencionados en el título del Sínodo.

PUBLICIDAD

“Participan en este Sínodo – dijo el purpurado – 6 delegados fraternos, en representación de otras Iglesias y comunidades eclesiales presentes en el territorio amazónico, cuya presencia alimenta en nosotros el deseo de alcanzar la plena unidad visible de la Iglesia de Cristo y fortalece la voluntad de trabajar juntos, seguros de que el Espíritu Santo está actuando y sugiere nuevos caminos para el anuncio y el testimonio del Evangelio de Jesucristo”.

“De particular importancia – prosiguió explicando – es también la presencia de 12 invitados especiales, que corresponde al número más alto hasta ahora de participantes en una Asamblea Especial. Han sido elegidos por su alta competencia científica o en cuanto miembros de organismos que, de diversas maneras, llevan a cabo actividades de carácter humanitario o destinadas a proteger el medio ambiente.

El número de participantes se completa con 25 expertos, designados en función de sus competencias específicas en diversos ámbitos. Ellos colaboran con el Relator General y con los Secretarios Especiales según los temas que se vayan tratando.

Hay 55 auditores. Entre ellos hay especialistas y agentes pastorales, la mayoría de los cuales proceden de la Amazonía, incluso de los lugares más internos. Y en este grupo hay 10 religiosas presentadas por la Unión Internacional de Superioras Generales (U.I.S.G.). “El número total de las religiosas – añadió – es superior al de los otros Sínodos, lo que testimonia su importancia pastoral y misionera”.

Entre los diversos participantes en el Sínodo, hay también 17 representantes de diferentes pueblos originarios y grupos étnicos indígenas, entre los cuales hay 9 mujeres. “Todos ellos – dijo el cardenal Baldisseri – traen la voz y el testimonio vivo de las tradiciones, de la cultura y de la fe de sus gentes y contribuyen a delinear un conocimiento de la situación en la Región Panamazónica que responda lo más posible a la realidad local”.

El número total de mujeres que participan en el trabajo sinodal es de 35. 2 son invitadas especiales, 4 expertas (de las cuales 2 son religiosas) y 29 auditoras (de las que 18 son religiosas).

Como muestra el título, el focus de esta Asamblea Especial para la Región Panamazónica es doble y lo ha indicado con precisión el Santo Padre cuando la convocó. Se trata de individuar «nuevos caminos para la evangelización de esa porción del Pueblo de Dios, especialmente de los pueblos indígenas, a menudo olvidados y sin perspectivas de un futuro sereno, también a causa de la crisis de la selva amazónica, pulmón de capital importancia para nuestro planeta» (Francisco, Ángelus, 15 de octubre de 2017).

Teniendo en cuenta que uno de los ejes temáticos de este Sínodo gira en torno a la problemática ecológica, la Secretaría General ha promovido una serie de iniciativas con el objetivo de limitar la contaminación y promover la sostenibilidad del medio ambiente, con el fin de contribuir a la salvaguardia de la casa común.

Por esta razón la primera medida en orden de tiempo se refiere a la inscripción de los participantes mediante un procedimiento informático directamente online, lo que ha acelerado la comunicación y, sobre todo, ha permitido un ahorro considerable en papel impreso, eliminando, además, los costes asociados al uso del correo tradicional.

También se presta especial atención a limitar el uso del plástico. De ahí que los vasos que se utilizarán serán de material biodegradable; las carpetas con el material de trabajo que se entregarán a los participantes han sido realizadas con fibras naturales y el papel utilizado para los documentos que se distribuirán tiene el mayor número de certificaciones de origen y de cadena de procesamiento. El Secretario General del Sínodo de los Obispos concluyó diciendo:

“Se espera que el Sínodo responda a lo que se afirma en su título, identificando nuevos caminos para favorecer, en la Amazonía, el anuncio de Jesucristo, Redentor de todo hombre, e indicar modalidades viables para la protección y el cuidado del medio ambiente natural, humano y social ”

Por su parte, el cardenal Cláudio Hummes señaló que el contexto amplio del Sínodo es la grave y urgente crisis socio-ambiental de la que habla Laudato si’ y se puede resumir en tres “crisis”: la crisis climática, es decir, el calentamiento global debido al efecto invernadero; la crisis ecológica como consecuencia de la degradación, contaminación, depredación y devastación del planeta, especialmente en la Amazonia; y la creciente crisis social de pobreza y miseria flagrante que afecta a gran parte de los seres humanos y, en la Amazonia, especialmente a los indígenas, a los ribereños, a los pequeños agricultores y a los que viven en las afueras de las ciudades amazónicas y a otros.

Asimismo, el cardenal Hummes recordó que el Papa Francisco cuando anuncio el Sínodo, indicaba los puntos fundamentales de esta Asamblea, es decir, “encontrar nuevos caminos para la evangelización de aquella porción del Pueblo de Dios, sobre todo de los indígenas, muchas veces olvidados y sin una perspectiva de un futuro sereno, también por la causa de la crisis de la foresta amazónica, pulmón de fundamental importancia para nuestro planeta”. En este sentido, precisó el Presidente de la REPAM, se trata de la misión de la Iglesia en la Amazonia: evangelizar, es decir, anunciar a Jesucristo y su Reino y, por consiguiente, cuidar de la «casa común». En el fondo, se trata de cuidar y defender la vida, tanto de todos los seres humanos, especialmente de los pueblos indígenas que viven allí, como de la biodiversidad.

En la última intervención, el Subsecretario del Sínodo de los Obispos, Fabio Fabene, explicó la forma en la que se desarrollará el Sínodo y mencionó cómo fue la fase preparatorio de la Asamblea. Este camino de preparación dijo el prelado, concluyó con la presentación del Instrumentum laboris. A esto le siguió un período de estudio a fondo del Instrumentum laboris a través de una serie de actividades llevadas a cabo en varios lugares, incluso a través de los organismos episcopales competentes.

“Estamos en vísperas del comienzo de la fase de celebración, que es el Sínodo verdadero y propio. Teniendo en cuenta que estamos ante una Asamblea Especial, los trabajos seguirán una metodología que, respecto a los Sínodos anteriores, ha sido parcialmente renovada para enfrentar de manera más sistemática la especificidad de los temas a tratar”. Los trabajos serán introducidos por una Relación del Secretario General que ilustrará el camino sinodal. Seguirá la Relación del Relator General, que presentará los contenidos surgidos durante la fase preparatoria y esbozará los principales temas de debate en el Aula y en los Círculos Menores.

No se seguirá la triple división de las partes en ver-juzgar-actuar, pero este método se encontrará en varios temas en discusión. Las intervenciones en el Aula de los Padres sinodales, de los auditores, de los delegados fraternos y de los invitados especiales durarán cuatro minutos. Al final de los días en que se celebran las Congregaciones Generales habrá tiempo para las intervenciones libres de los Padres sinodales.

Asimismo, el Subsecretario del Sínodo de los Obispos precisó que, los Círculos Menores presentarán sus aportaciones que, junto con las intervenciones en el Aula, permitirán al Relator General, asistido por los Secretarios Especiales, elaborar el primer proyecto del Documento Final del Sínodo. Después de que éste haya sido sometido al Aula, se propondrán enmiendas para la redacción final, que será votada por la Asamblea. La comunicación durante el Sínodo corre a cargo del Dicasterio para la Comunicación. Todos los días habrá briefings coordinados por el Prefecto del Dicasterio de la Comunicación y el Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

37 comentarios en “Un sínodo libre de plástico: Vasos biodegradables y carpetas con fibras naturales
        1. Sí, sí: «KAYAK: Buscador de Vuelos»…
          Tan coherentes y comprometidos con el Planeta todos esos monseñores como su pastorcita vidente Greta Thunberg. Igual.

  1. Si los indios de las tribus no están evangelizados es porque ya no hay misioneros españoles, y el clero oficial, es eso oficial. Menos palabrería,

  2. Limpios por fuera y por dentro llenos podredumbre, de here ías, de homosexualismo, de horizontes planos, de vacío. Hacen el indio amazónico, su nuevo modelo, una vez aparcado Jesucristo, el único Salvador. Están perdidos y nos quieren perder a los demás. Conmigo que no cuenten ni pretendan venderme el engaño de que el engendro que salga es la nueva doctrina. Con su pan se lo coman.

    1. Es ciertamente un nuevo Sanedrín. Pero donde, en lugar de severos escribas y adustos príncipes de los sacerdotes, se sientan canis y chonis disfrazados y de 70 años para arriba…

  3. Si el centro del sínodo amazónico son los indigenas, el cambio climático, el sexo libre para los sacerdotes, que las mujeres manden….pero no JESUCRISTO, este sinodo es un invento del demonio. Por qué tienen que dar tanta importancia a esos temas «seculares» y no hablan de Jesucristo y su mensaje de salvación?… Dios mio, qué perdidos andan obispos, clero y católicos. El sinodo pasará sin pena ni gloria y no tendrá ninguna influencia en la iglesia. Lo único que nos dejará serán unas cuantas anécdotas y fotografias trucadas de falsos indígenas de esos que se disfrazan unicamente para los turistas.

    1. Como que tienen sus propios demonios: la Madre Tierra del «Instrumentum laboris», el dios selvático Tupâ del himno del Sínodo… Vete tú a estás alturas a pedirles que se centren en Jesucristo, que igual lo añaden al panteón; son tan inclusivos…

  4. El pecado de herejía también es biodegradable sólo con la condición de estar arrepentido volviendo a la Fe Católica. La Única y Verdadera.
    Si no, es peor que el alquitrán. Se queda pegado a las entretelas del alma para siempre, para siempre, para siempre.

  5. El problema es que los marxistas han tomado el poder y en el adn del marxismo está destruir al que piensa diferente para imponer las propias ideas y que el fin justifica los medios, sin el mas mínimo respeto por la justicia, la ética, ni el principio de igualdad; harán lo que sea necesario por imponer su capricho, siempre ha sido así donde ha gobernado el marxismo, solo acaba con el tiempo por su propia destrucción. Con un problema añadido; la Iglesia es jerárquica por constitución y el único contrapoder que existe es el que se quiera auto-imponer el gobernante y el resto a obedecer…

    1. El contrapeso natural era el buen Dios creador uno y trino. Por eso se pasan el contrarrestándolo con falsos dioses y pisoteando sus mandamientos con banquetes, exhibiciones, mangancias y fariseísmo de la peor clase.

  6. ¡Qué obsesión tienen los católicos por el plástico! ¿De dónde sale? ¿Por qué les molesta a ustedes que tengan esa sensibilidad por el clima y por la contaminación del planeta? ¿Acaso hay que contaminar todo lo posible para ser un buen católico?

    Es que no lo entiendo. Vale… usan vasos biodegradables… ¿Qué hay de malo, si se puede saber?

    1. Por mi parte me conformo con que tus altos eclesiásticos controlen un poco su adicción al jet y a los vuelos intercontinentales que les conducen a sus confortables hoteles internacionales, salones de conferencias, sabrosos «coffee breaks» y banquetes de clausura. ¿Tengo que explicarte lo de que la «huella de carbono» de los aviones es lo más destructivo que existe para el Planeta y también aquello otro de predicar con el ejemplo…?

      1. A ver… Lector. No mezclemos. Una cosa es el problema de los plásticos, y otra el problema con el CO2…

        Opciones:

        1º. Volver a las cavernas… abandonar nuestro estilo de vida actual, y conseguir así que no se emita más CO2.
        2º. Seguir como estamos. Vivir como si no hubiera un mañana, consumiendo al máximo los recursos naturales, e importándonos un comino el mundo que le dejamos a nuestros hijos y nietos.
        3º. Impulsar las energías renovables, el coche eléctrico… y en un futuro próximo el avión eléctrico también… creando muchos puestos de trabajo por el camino, y evitando el problema REAL del fin de los combustibles fósiles.

        De esas 3, digo yo que la lógica es la 3ª. NO tenemos que volver a las cavernas. NO soy un pecador por no pasar frío en mi hogar, o por ducharme todos los días, o por permitirme viajar de vez en cuando. Y eso NO significa que no apoye la transición a las renovables. ¿Qué propone usted?

        1. ¿Cómo?!!!!
          ¿Que el coche eléctrico no contamina? Jajajajaja.
          Es lo mismo que decir que la electricidad generada por placas solares contamina menos o directamente no contamina nada. Es un cuento chino.
          Cuando era pequeña y pasaba las vacaciones en el campo no tenía luz eléctrica, ni agua corriente ni nada de nada. Mi madre me calentaba agua para bañarme en un barreño y ella lavaba la ropa también en el barreño y cuando de noche la naturaleza me reclamaba, tenía que salir a la misma ya fuera junio o diciembre, pues ese era el cuarto de baño.
          Todo el día había que echar la lumbre ya fuera para calentarnos o para preparar la comida.
          Que vengan ahora y me digan que la lumbre no contamina.
          Quien quiera llevar una vida totalmente respetuosa con el planeta, sabe perfectamente lo que tiene que hacer. Nadie está dispuesto y mucho menos los voceros del cambio climático.

          1. Lector… ¿Os tocan el confort? ¿Qué narices querrá decir usted con eso? A mí nadie me ha tocado mi confort. Cuando separo el vidrio del papel, del plástico… pues vale, sí… igual… o no, porque lo puedo bajar en cualquier momento. Fácil. Cuando elegí un coche que consume poquito poquito, pequeñito, tampoco nadie me tocó el confort. Y cuando pueda comprarme un eléctrico, tampoco nadie me tocará el confort. Y cuando defiendo la eólica o la solar, tampoco nadie me tocará el confort. Porque de eso se trata, de hacer lo posible por compatibilizar nuestro modo de vida con el respeto a la naturaleza.

            NO, Mariela, NO. El coche eléctrico NO contamina, o contamina muchíiiisimo menos que el gasolina o diesel. En la ciudad, directamente, NO CONTAMINA. CERO emisiones. PUNTO. ¿Se da cuenta de lo que significa limpiar ciudades como Madrid o Barcelona?

          2. Pero lo que más sorprende por aquí es que ustedes sean tan amaaaaantes del petróleo que financia el ISIS, Arabia Saudí, etc… ¿De dónde cree usted que sale el dinero para financiar a todos esos jeques musulmanes que tan bien viven? De su bolsillo cada vez que mete gasolina.

            ¿Se da cuenta de lo que supondría que todo ese dinero se quedase aquí, en España?

            La contaminación CERO es imposible, efectivamente. Al menos de momento. Para construir un molino eólico es necesario contaminar… sí. Pero esa contaminación es ridícula comparada con la de una central térmica de carbón o gas. Igual que la contaminación de un eléctrico (no en la ciudad, sino en donde se obtiene la electricidad) es ridícula respecto a uno de gasolina o diésel. Entre otras cosas, aunque se quemase petróleo en la central, la eficiencia sería de un 60% en lugar del 20% de un coche (en la central el motor puede ser grande y eficiente, no como en el coche).

          3. Pero… repito: ¿Por qué motivo darle tanta pasta a los musulmanes? ¿O a Venezuela? ¿O a los rusos o los noruegos? ¿Por qué no producir aquí nuestra propia energía? TODA.

            Ese es el camino. En los USA la solar está despegando… y pronto se comerá el mercado energético. Aquí estamos haciendo el tonto, con leyes ridículas como el impuesto al Sol.

            En los USA los Tesla se venden como churros. Aquí gente como usted oponiéndose al futuro…

          4. Desidereo. Yo no tengo la culpa de que mi coche funcione con gasoil. Me gustaría y a mi bolsillo, también, que funcionara con aire, pero no hay manera.
            Y necesito el coche para ganarme el pan. Lo siento si contamino, pero mi trabajo depende del coche y no voy a dejar de trabajar sólo por contentar a los que se hacen llamar ecologistas.
            Cuando vea ejemplo claro y contundente en gente verdaderamente concienciada con el medio ambiente, lo mismo hasta cambio de parecer. Verles sin móvil, sin luz eléctrica e ir en bici, vuelo sin motor o remando, según el caso, sería bastante ilustrativo y ejemplar para mí.

          5. Otra cosa, Desidereo.
            Cómo que el coche eléctrico no contamina? De dónde sale la electricidad? Aunque saliera, que no es el caso de las placas solares, contaminaría igualmente.
            El pedal si que no emite ninguna toxicidad, aunque habrá que hablar de las ruedas, repuestos. En fin…

          6. A ver… Mariela. Es IMPOSIBLE vivir sin tener un impacto sobre el medio ambiente. PUNTO.

            Sólo para comer necesita usted cambiar el medio ambiente. Necesita embalses, para tener agua, para regar los campos, etc… La Tierra es finita. Y dependiendo de cuántos de nosotros haya, puede no haber agua para todos, con nuestro modo de vida actual (basado en consumir sin límite, lo que consideremos).

            Yo también tengo un coche diesel. Y espero que mi próximo coche sea eléctrico. NO, Mariela, el coche eléctrico NO contamina nuestras ciudades. Luego se puede afirmar, RADICALMENTE que NO contamina… porque hay muchos tipos de contaminación, y esa es una de las más importantes. La contaminación de un coche eléctrico en la ciudad es CERO.

            Otra cosa es la contaminación en una central de carbón. Ahí depende de dónde venga la energía, ¿verdad? Si viene de una presa TAMPOCO contamina, ¿verdad? O si es eólica o solar…

          7. Sí… Mariela… efectivamente. Para construír ese molino eólico o esos paneles solares hizo falta contaminar «un poquito». Igual que cuando usted o yo vamos al baño contaminamos «un poquito», y ese poquito es inevitable. Y la electricidad que viene del carbón además también contamina.

            Pero muchísimo menos. ¿Qué es mejor, una ciudad contaminada o aire puro y limpio? ¿Qué es mejor, darle dinero a los jeques, o que el dinero se quede aquí en España?

            Es simplemente una discusión ridícula. Otra cosa es que los eléctricos sean todavía caros y sólo valgan la pena si se hacen muchos muchos kilómetros al año. De momento.

          8. Desidereo.
            Por embalses también se referirá a los pantanos, ¿verdad? Es que hubo una época que se hicieron muchos y ahora que no se hacen por alguna razón. A lo mejor porque ya estan hechos o a lo mejor por… Mejor me callo.
            Que sí, que sí. Que los materiales con los que construyen placas solares, molinos eólicos y demás, son totalmente biodegradables, no contaminan nada o sólo muy poquito. Me lo creeré cuando crea que el calentamiento global por causas humanas. Ya ha habido más cambios climáticos y no creo que fueran causados también por la acción del hombre,que no pisaba tierra firme…
            Que la electricidad de mi casa cuando pongo la lavadora contamina muchísssimo, pero cargar un coche eléctrico, nada, una menudencia… Vamos!!

          9. Mariela:

            Habla usted desde la ignorancia. Sólo un ejemplo:

            El coche eléctrico sería (lo será, en el futuro próximo) una bendición para las eléctricas, para los consumidores que tendrán la factura de la luz más barata, y para las renovables. ¿El motivo? Que permitirá tener un consumo de electricidad más estable, sin picos diurnos y valles nocturnos que obligan a tener recursos para abastecer que no se usan cuando no hay consumo, y que hay que pagar (y lo paga el consumidor). Y si el coche puede cargarse cuando hace mucho viento aprovechando la eólica ya no le cuento.

            ¿Contamina construir un molino eólico o hacer las baterías? Sí, claro. La contaminación cero no existe, ¿verdad? Pero mucho mucho menos… y las baterías son reciclables. Y NO, en el último millón de años NUNCA se alcanzaron los 400 ppm.

  7. Ya me he referido antes a la comisión del Papa Francisco sobre «diáconas» como semi-secreta.
    Esto se debe a que, aunque sabemos de su existencia, sus hallazgos se han mantenido en secreto. Parece que ahora sabemos por qué. Como informó LifeSiteNews en marzo, un defensor de las diáconas, el teólogo progresista alemán Peter Hünermann, admitió que «según los miembros de la comisión doctrinal de los obispos alemanes que hablaron con él, el informe de la comisión vaticana sobre diáconos femeninos encontró que «no hay evidencia histórica de que en la patrística, las mujeres fueran ordenadas como diáconos».

    Hünermann señaló que si bien la comisión emitió su informe a mediados de 2018, el Papa Francisco «ha retenido los resultados durante meses», lo que Hünermann ve como «una señal de que (Fco) no está de acuerdo con esta declaración tal como está «.

    1. ¿Está ocultando Francisco un informe que contradice su plan para aprobar un tipo de diáconado femenino, fruto del Sínodo en el Amazonas? ¿Es este otro ejemplo de cómo pretende obtener lo que quiere, usando cualquier método para dar la apariencia de «diálogo» y «consenso», como hemos visto con los sínodos falsos anteriores?

  8. Se trata de individuar «nuevos caminos para la evangelización de esa porción del Pueblo de Dios, especialmente de los pueblos indígenas, a menudo olvidados y sin perspectivas de un futuro sereno, también a causa de la crisis de la selva amazónica, pulmón de capital importancia para nuestro planeta» (Francisco, Ángelus, 15 de octubre de 2017).
    Evangelización?
    BLA, BLA, BLA….. BLA, BLA, BLA
    y más BLA, BLA, BLA, BLA, BLA
    Dónde está Cristo o su Santísima Madre o las verdades trascendentales en las palabras del actual pontífice?

  9. Para todos aquellos que hacen chistes, ironías, y burlas con lo de la contaminación, el cambio climático,etc, ya vereis lo que pasa en el futuro con la desertización, el aumento de la temperatura ambiente, y la subida del nivel del mar en todo el mundo…………quizá no nos afecte directamente a nosotros, pero a hijos y nietos, seguro.

    Y sí, ciertamente, estos temas no son el centro de la fe, la evangelización y la salvación; pero me digo que es un problema importante y la Iglesia también tendrá que decir algo (la Laudato si ya lo ha dicho); porque nada de lo humano debería sernos ajeno, y en esto, también nos jugamos mucho. Y el que no lo vea así, no se en que mundo vive.

    1. Completamente de acuerdo, Alberto. Como dijo Al Gore, es un problema moral. Porque los que estamos viviendo ahora nos cargamos el futuro de las generaciones venideras. ¿Con qué derecho? Serán las generaciones futuras las que tendrán que lidiar con el problema… No tenemos ningún derecho a hacerlo, a contaminar tanto como nos de la gana, a consumir como si la Tierra no tuviera límite.

      Pero es que además es ridículo hacerlo. No hay ningún motivo, porque las renovables generan puestos de trabajo, aportan seguridad nacional, evitan un flujo de dinero hacia el ISIS y demás… etc. ¿Por qué motivo se oponen los católicos, o la derecha en general…?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles