PUBLICIDAD

Bernardito Auza es nombrado nuncio en España

|

Bernardito Auza ya es oficialmente el nuevo nuncio en España. El Consejo de Ministros dio el pasado 13 de septiembre el visto bueno necesario para autorizar el nombramiento del nuevo embajador de la Santa Sede en nuestro país. Hoy la Oficina de Prensa de la Santa Sede ha hecho público el nombramiento.

De origen filipino, tiene 60 años y hasta ahora ejercía como observador permanente en la Organización de las Naciones Unidas.

El proceso ha seguido los cauces habituales a través del Ministerio de Asuntos Exteriores. Sin embargo, dada la coyuntura actual, el relevo en la Nunciatura madrileña se ha llevado a cabo en un tiempo exprés. Sobre todo, teniendo en cuenta que apenas han transcurrido dos meses -con verano de por medio- desde que el anterior nuncio, Renzo Fratini, hiciera efectiva su jubilación el pasado 2 de julio.

Bernardito Cleopas Auza (10 de junio de 1959, Talibon, Filipinas) es un arzobispo católico filipino y diplomático de la Santa Sede. De 2008 a 2014 fungió como Nuncio apostólico en Haití y a partir del 1 de julio de 2014 fue nombrado como observador permanente en la Organización de las Naciones Unidas.

El arzobispo filipino denunció en la ONU cómo las ayudas económicas a los países pobres se condicionan a la promoción del aborto.



3 comentarios en “Bernardito Auza es nombrado nuncio en España
  1. A Bernadette se le apareció la Inmaculada Concepción en Francia. Pero Bernardito que se conforme con que en España se le aparezcan Carmena y Colau en carne mortal, como ya le ha pasado a Francisco en sucesivas visiones romanas…

  2. El arzobispo filipino denunció en la ONU cómo las ayudas económicas a los países pobres se condicionan a la promoción del aborto.

    Esto me convence. Ojalá sus actuaciones sean católicas de verdad y, por tanto, protectoras de la sacralidad de la vida en tiempos de desprecio.

  3. Si es verdad que es sensible a la lucha contra el aborto, en España le espera mucho trabajo. No ya frente a los abortistas en el seno de la Iglesia, que los hay, más aún frente a los tibios y los que no quieren saber nada del terrible genocidio que supone. Esos son legión, empezando por buena parte de la jerarquía y el clero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles