PUBLICIDAD

Un congreso internacional abordará el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos

|

La Asociación Católica de Propagandistas y la Fundación Universitaria San Pablo CEU organizarán los días 15, 16 y 17 de noviembre el 21 Congreso Católicos y Vida Pública con el título ‘Libertad para educar, libertad para elegir’. Durante estos tres días, el Congreso profundizará en el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos, conocer otras realidades educativas y denunciar aquellas situaciones en las que no se respeta la libertad de los padres en el ámbito de la enseñanza. En definitiva, el objetivo es concienciar a la sociedad en torno a este derecho, tan vulnerado en buena parte del mundo.

Fundamentos de la libertad de educación, factores de desigualdad a la hora de elegir un centro, el papel de la escuela católica en la evangelización, la inclusión real en la educación u otros sistemas educativos diferentes al español son algunos de los temas que se abordarán en este encuentro que se celebrará en el Campus de Moncloa de la Universidad CEU San Pablo. Como novedad este año, el Congreso tendrá una metodología muy participativa -grupos o talleres de trabajo- para que los asistentes puedan exponer sus puntos de vista y trabajar de manera conjunta en los asuntos en que estén más interesados.

Como en otras ediciones, los jóvenes tendrán su espacio durante todo el Congreso con una mesa de trabajo coordinada por el Delegado de Enseñanza de la diócesis de Getafe, Javier Segura, y con la celebración, por segundo año consecutivo, de un Torneo de Debate universitario, con la participación de más de una decena de universidades españolas, públicas y privadas. Este Congreso Juvenil esun espacio diferenciado para los adolescentes, pero en estrecho contacto con el Congreso general.

El Congreso también contará con una actividad cultural de primer nivel, el preestreno de la película ‘Corazón ardiente’, primer largometraje sobre la devoción al Sagrado Corazón de Jesús, queentrelaza una trama de ficción con hechos y testimonios. Como es tradicional, la jornada del domingo incluirá la celebración de una Eucaristía presidida por el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, la exposición de las conclusiones finales fruto de los trabajos realizados en cada taller y la ponencia de clausura “El arte de educar en libertad”, que impartirá el célebre profesor de literatura y ensayista italiano, Franco Nembrini.

Por último, tal y como viene siendo ya tradición, se acogerá a los más pequeños a través del Congreso Infantil, con diversas actividades diseñadas para ellos por la dirección y profesorado de los colegios CEU San Pablo Montepríncipe y CEU San Pablo Sanchinarro.

Para más información pinche aquí.

17 comentarios en “Un congreso internacional abordará el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos
  1. Vamos a ver, aquí todo el mundo tiene la libertad de educar en las mayores barbaridades legeteberas, menos los católicos. Ese congreso debería ocuparse de los atentados a la educación cristiana, cada vez más limitada y hasta sancionada con cuantiosas multas y hasta privación de la patria potestad a los padres que se oponen al cambio de sexo, es un decir, de sus hijos menores, con resultados definitivos lamentables.

    1. ¿Es un decir?

      A ver, Belzunegui… un mínimo de seriedad. ¿A quién le han privado de la patria potestad? O pone usted un ejemplo, o búsquese usted otra barbaridad que decir para “argumentar”…

      No hay ningún atentado. Cualquiera puede enseñarle lo que le parezca a sus hijos, y llevarlos a misa, etc… Puede enseñarle que la Tierra tiene 6 mil años… o lo que le de la gana. ¿O no? Usted lleva a sus hijos a catecismo, al de cualquier religión, y ahí le cuentan lo que a usted le parezca… ¿O no? O en su casa se lo cuenta usted… como si le da la gana de contarle que la Tierra es plana… que hay muchos que creen que es plana. ¿O no?

      En el cole, en cambio, ni usted ni yo ni NADIE tiene la más mínima libertad. Los currículums están fijados por el gobierno. NO, su hijo no puede NO estudiar matemáticas en el cole… ¿verdad? Pues ya está.

    2. Lo de poner el grito en el cielo por ciertas tonterías es ridículo.

      El día que un católico defienda mi DERECHO a que mi hijo estudie matemáticas mientras el suyo estudia religión sabré que, al menos, es consecuente. Eso no ha ocurrido. Ocurre lo contrario (obispos quejándose de que religión esté a última hora… para que quienes no van se puedan ir para casa…).

  2. ¿Y los derechos de los menores a no ser adoctrinados ni por el estado ni por sus padres?, ¿pueden los padres meter en la cabeza del menor lo que les de la gana porque son los propietarios?

    1. ¿Sería Vd tan amable de indicarnos en qué artículo se encuentran esos “derechos de los menores a no ser adoctrinados ni por el estado ni por sus padres”?
      Porque la declaración universal de los derechos humanos en su
      Artículo 26.
      3. Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos.

      1. No hay, ese es el problema, los derechos
        De los padres pasan por encima de los derechos del menor, un padre tiene derecho a inculcarle los principios de una secta satánica a sus hijos, o a volverlo un racista, aquí solo tienen derechos los padres.

      2. No hay, ese es el problema, los derechos
        De los padres pasan por encima de los derechos del menor, un padre tiene derecho a inculcarle los principios de una secta satánica a sus hijos, o a volverlo un racista, el niño es como una propiedad privada de sus padres.

        1. Efectivamente. Un error. El DERECHO a la educación es de los hijos, no de los padres.

          Por eso si un padre no se ocupa de su hijo pierde la patria potestad. Un padre no puede decidir, por ejemplo, que su hija con saber cocinar y planchar ya tiene suficiente, y no dejarla ir al cole. ¿Qué pasa con la libertad de ese padre? ¿O sólo se aplica cuando hablamos de religión?

      1. Reitero la pregunta de siempre ¿cuando nos mandáis el enlace de vuestros comentarios en una web islamista (o meramente islámica moderada) para demostrarnos que tenéis web** para decir allí lo que decís aquí? Os tendré presentes en mis oraciones, si lo hacéis.
        tic-tac, tic-tac, tic-tac,
        vaya, otra vez que no.
        ¡Ah! se me olvidaba: cuando escribáis algo que no sean TROLas, me avisáis. Y los demás, debéis recordar el lema : N.A.A.T. (=no alimentar al trol)
        Besos para él, para ella y para ello (creo que es lo último en inclusividad, pero si conocéis o inventáis algo nuevo, me lo contaréis _no tenéis arreglo)

        1. A ver… anti-troll. En el IRPF de mi país, España, ¿Hay una X para los musulmanes? No, ¿verdad?

          En el colegio de mi hijo, cuando pierde el tiempo en valores éticos, ¿hay una alternativa para religión musulmana, judía, budista, o alguna otra? No, ¿verdad?

          Cuando voy algunos colegios públicos, colgadas de las paredes, ¿qué hay? ¿crucifijos o lunas? Crucifijos, ¿verdad?

          El 70% de los españoles son católicos, según el CIS. Va bajando poquito a poco, pero todavía son mayoría… ¿no le parece a usted lógico que yo me queje de ese 70%, y no del, quizá, 1% de musulmanes? ¿No le parece lógico que pida y exija que dejen en paz a los homosexuales ese 70% que salió a la calle a manifestarse contra el matrimonio gay?

  3. Ferry, Jules, (el ministro que creó la escuela laica) “…no había pretendido hacer una obra puramente negativa”… con la ley de 28 marzo de 1882, al separar la escuela de la Iglesia, puesto que “…las reglas de la vida moral no son menos universalmente aceptadas que las del lenguaje o del cálculo…”

  4. La sociedad democrática actual -elecciones, estado de derecho, libertades fundamentales- se basa en principios anteriores a la propia democracia parlamentaria moderna; sólo son posibles desde la creencia común en una serie de valores legados a Occidente por la tradición griega (filosofía y política) , romana (derecho, política y filósofos) y cristiana (moral y filósofos). En consecuencia, si en nombre del laicismo desterramos la tradición espiritual de nuestra civilización, estaremos destruyendo los propios fundamentos de la democracia y las libertades (como ya ocurrió con los totalitarismos).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles