PUBLICIDAD

El obispo de Palencia cierra filas con «el cura travieso»

|

El escándalo palentino destapado por InfoVaticana ha corrido como la pólvora por la diócesis encomendada a Manuel Herrero, que no ha revocado el nombramiento y que asegura, nervioso, «no tener nada que decir».

Palencia es una diócesis pequeña. Según el anuario pontificio tiene 170.000 habitantes, 456 parroquias y poco más de 200 sacerdotes seculares. No ordena sacerdotes, salvo excepciones puntuales, y en el seminario hay, según las estadísticas oficiales, un seminarista. Es lo que en términos coloquiales se conoce como «un erial».

En ese erial ha querido Manuel Herrero, obispo designado por mediación de Carlos Osoro, de cuya diocesis de origen fue vicario general, colocar a un sacerdote marcadamente heterodoxo, que presume de su vida sexual activa (sin descartar ‘género’) y que dista mucho de la imagen del sacerdocio descrita por san Pablo VI en Sacerdotalis Caelibatus.

Consultado por InfoVaticana, tras la publicación de esta nota, el obispo de Palencia asegura que «no tiene nada que decir».

Del Carrión llegan noticia de que Herrero ha alardeado por la diócesis de habernos «puesto en nuestro sitio». Nada más deseado por esta modesta redacción que haber visto, tras tantos años informando sobre la Iglesia, una especie en extinción: La de un obispo usando el báculo y hablando con firmeza y autoridad.

Pero no, lamentablemente la conversación fue mucho más prosaica. Tanto que tuvimos que colgar el teléfono ante el evidente nerviosismo e inseguridad de su excelencia, manifestado en balbuceos y tartamudeos, y al ver que no iba a conseguir articular ninguna frase completa.

Lo que temen en el obispado de Palencia hoy es que cualquier domingo una cámara grabe la homilía de Tomás Herrera Seco en alguna de las parroquias que el obispo le ha encomendado, y que el tema salte a la prensa secular. Para ello, el periodista a sueldo de la diócesis ya tiene preparada una nota de prensa.

Así las cosas, los fieles palentinos tendrán que seguir sufriendo a un párroco con olor a látex protegido por un obispo con olor a estiércol.

17 comentarios en “El obispo de Palencia cierra filas con «el cura travieso»
  1. Aquí se pone en su sitio a todo el mundo menos a quien se debe. En los pocos fieles palentinos que les ha sido encomendado está el no pisar más una iglesia hasta que rectifiquen.

  2. El obispo de Palencia se anticipó a Francisco I, respecto de los sacerdotes rígidos. Y está claro que éste no es nada sospechoso de serlo. Todo lo contrario.

    1. Según yo no conocemos al obispo, y que es una persona maravilloso. Pues… Tan tan maravillosa que proteje a ese tipejo sacrilego hacia su sacerdocio que es el de cristo. De personas así de maravillosas está lleno el infierno. Por sus actos los conoceréis y el acto de este obispo es proteger y defender al tipejo. Y el otro tipo autodenominado «yo» también lo defiende. Pues, arrepentíos y el obispo que ponga de patitas en la calle al tipejo. Y entonces el obispo sera maravilloso para cristo y su iglesia, maravilloso para el cielo. Quiera Dios que se arrepienta y repare el daño cometido protegiendo a este facineroso.

  3. He pasado todos los enlaces y , parece ser que la entrevista se la hacen en Colombia en un programa denominado «Proyecto puente», y en el mismo el Sr. Zavala indica que desearía que lo mandaran para España, ya que es español. Bueno pues ya está aquí.
    Sr. Yo, no dudo que lo conozca y le parezca una persona maravillosa. Pero la manera en la que se expresó en la entrevista es indigna de un católico, así es que, como sacerdote, ni te cuento. Paz y bien.

  4. Apoyar a un supuesto cura que mantiene relaciones sexuales con ambos sexos, y lo dice públicamente sin el menor pudor, es hacerse corresponsable de sus pecados. Ah, ¿pero es que para ellos eso no es pecado? Pues que se marchen de la Iglesia, que tengan la decencia de ser consecuentes con lo que No creen, distanciándose de ello. O más bien dicho, de Él, pues es el mismo Jesucristo, Nuestro Dios y Señor el que nos da lección de como han de ser las relaciones entre esposos y cómo valora la fidelidad, la pureza y la castidad de vida.
    ¿Que no creen ya? Muy bien, pues que marchen y funden su propio tingladillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles