PUBLICIDAD

Eutanasia: la primera gran propuesta del gobierno ‘post-Salvini’

|

El Vaticano y el episcopado italiano han hecho quizá más que ninguna otra institución extrapolítica para deshacerse de Salvini y llegar a la ‘solución’ que se ha puesto en práctica: una coalición entre el Movimiento 5 Estrellas y los socialistas del Partido Democrático. Pero, aunque tiene originalmente la ‘bendición’ de la Curia, la primera gran medida que estudia el nuevo gobierno es una ley de eutanasia.

Hablando de descartes. Giuseppe Conte, el profesor universitario ‘neutral’ que encontraron Luigi di Maio (M5S) y Matteo Salvini (Liga) para encabezar su gobierno de coalición tras las últimas y sorprendentes elecciones, parece haberle cogido gusto al poder, y seguirá presidiendo el ejecutivo, ahora con la entrada de los ‘pidinos’ y las bendiciones de la Curia -un Papa muy sonriente le regaló un rosario-, por no hablar de la salida de esa ‘bestia negra’, Salvini.

El aborrecimiento del Papa, la Curia y la CEI hacia Salvini ha caracterizado el último gran pulso político, que parecen haber ganado los primeros. El punto de contención era la política de ‘puertos cerrados’ del líder de la Liga y ministro del Interior y, en general, sus medidas encaminadas a cerrar la avalancha de inmigrantes subsaharianos ilegales.

No es que Salvini pudiera actuar de otra manera sin traicionar su mandato; no solo había sido elegido específicamente para eso, sino que eso le había hecho más popular que su partido, e incluso sus políticas cuentan con un apoyo mucho mayor que él mismo, cerca del 80%.

Pero Su Santidad ha hecho de la misericordia su bandera y de lo que llama ‘cultura del descarte’ su principal diana, y ha decidido que no hay personas más ‘descartadas’ que los inmigrantes ilegales. Pero a los ilegales, lo más que se les quiere hacer es devolverlo al punto de partida, a la situación previa a iniciar su periplo, mientras que el ‘descarte’ que supone la eutanasia es definitivo e irreversible.

Por supuesto, el Papa ha hablado contra la eutanasia, igual que lo ha hecho contra el aborto, y es de suponer que Conte experimentará las comprensibles presiones para que esta ley no vaya adelante. Pero la cuestión es la que es: el Vaticano ha movido Roma con Santiago para que naciera un Gobierno cuya primera gran medida es presentar al Parlamento una ley de eutanasia.

No es que estuviera en los planes del Papa o de la CEI, naturalmente. Pero tampoco era muy difícil de prever. El PD es un partido socialista, incluso hay muchos politólogos italianos que ven en él un PCI remozado después de su defenestración tras la caída del muro de Berlín. Por otra parte, el partido es europeísta de estricta observancia, es decir, está al servicio de las élites comunitarias para lo que quieran mandar.

También el Papa es muy partidario de la UE y de su rápida ‘integración’, que es el eufemismo que se usa para hablar de su conversión en un megaestado. Y, sin embargo, la camarilla política que gobierna ese protoEstado no puede ser más hostil a los valores cristianos, y aquí está la paradoja. Porque si Bruselas se acerca a las tesis vaticanas en cuestión de fronteras abiertas y lucha contra el Cambio Climático -cuestiones ambas que están en el centro de la prédica católica desde ayer mismo, para sorpresa de muchos-, es opuesta en casi todo lo demás, empezando por la ‘ideología de género’ y acabando por el aborto y la eutanasia.

25 comentarios en “Eutanasia: la primera gran propuesta del gobierno ‘post-Salvini’
    1. Tenemos el primer problema con al apenas nacido gobierno Italiano. El objetivo del Papa Francisco era la salida, a cualquier precio, de Salvini de la vida pública. Es el cabeza de lista del partido más votado y el cabreo por un nuevo gobierno no elegido se nota en toda Italia. Parece que el Papa Francisco pretende orientar las decisiones del nuevo gobierno hacia los mundos descafeinados de la hermandad y la ecología y se está encontrando con que la primera prioridad es la aprobación de una generosa ley de eutanasia. No hemos empezado y ya se complican las cosas. Los medios no dan mucha vida al gobierno llamado Conte 2, y un Conte 3 es impensable e imposible. Salvini sabe que es mucho más fuerte en la oposición y está preparando el ejercito. Serán meses interesantes que acabaran con unas lecciones anticipadas y muy complicadas. Specola.

      ¿ Seguro que Francisco no quería y quiere también la eutanasia ?

      1. Conti 2 durará unos seis meses. Vamos a ver cómo lo van a denominar los italianos que le ponen un apelativo a cada gobierno. Luego volverá Salvini y arrasará con mayoría absoluto o cuando menos con una coalición con otros pequeños partidos de derechas. Donde mete mano Francisco, también mete la pata. Le va a salir el tiro por la culata o ya ha pasado.

    2. Puras conjeturas absurdas y fuera de lugar. En verdad sois patéticos. Es sintomático que al no tener más argumentos contra el Santo Padre tenéis que inventaros puras tonterías para seguir con vuestro objetivo: criticar y criticar al Papa. El Evangelio de hoy os retrata íntegramente: “los escribas y los fariseos, que buscaban un motivo para acusar a Jesús, lo observaban para ver si en el día de reposo sanaba a aquel hombre”.

          1. Un cadavér que sigue ganando batallas después de muerto, como el Cid. El conturbernio bergoglisti antiSalvini se niega a elecciones, lo lógico cuando la primera fuerza política es desplazada del gobierno. Saben que pierden por goleada con Matteo, tienen miedo al voto del pueblo.

  1. Por sus frutos los conocemos. Lo importante son los hechos no las palabras. Y que el padre Jorge ha firmado la agenda 2030 de la ONU es un hecho. Y esta noticia del nuevo gobierno italiano también. En cualquier mentiroso las palabras nunca valen nada.

  2. «Por supuesto, el Papa ha hablado contra la eutanasia, igual que lo ha hecho contra el aborto, y es de suponer que Conte experimentará las comprensibles presiones para que esta ley no vaya adelante. Pero la cuestión es la que es: el Vaticano ha movido Roma con Santiago para que naciera un Gobierno cuya primera gran medida es presentar al Parlamento una ley de eutanasia.»

    Conclusión: un Papa que aprueba la celebración de los hereticos sínodos de Amazonas y Alemania, junto con Amoris laetitia, elimina el Instituto Juan Pablo II, aborrece a Salvini y sus políticas, y acepta la agenda ONU, y de tanto en tanto, declara sin efectividad real la doctrina sobre la reproducción asistida, la ideología de género, el aborto y la eutanasia (referèndum del aborto en Irlanda), por lógica aceptará una ley de eutanasia, ni que sea descafeinada: «es la voluntad del Pueblo y hecho por la autoridad legítima.»

    En cuanto a la política de emigración de Francisco: totalmente en contra.

    1. De nadie que apoye la agenda anti vida humana, es decir anti Iglesia, de la ONU, puede decirse que está contra el aborto y la eutanasia, sino que es esbirro de ellas. El entregador de curas a la dictadura argentina es furgón del cola del onusismo neomaltusiano de la muerte.

  3. Al Papa Francisco no le gustaba Salvini, que llevaba un Rosario a los mítines políticos… Pues ya tiene un gobierno a su gusto: lo primero, la eutanasia. Gracias, Francisco.

  4. Salvini no tuvo necesidad de conspiraciones para sepultar sus aspiraciones políticas, su megalomanía, su política exterior errática, sed desmedida de poder, un bañador y unos mojitos. Italia ha dado un giro y no se lo debemos a nadie más que a Salvini.

        1. Matteo no precisa levantarse, está en el cenit. Ya los italianos sienten que los que están gobernando no tienen representatividad. Las proximas elecciones Matteo barre a la basura bergoglisti con el voto.

  5. Ea, la Iglesia conciliar ya puede respirar tranquila, han puesto a un enemigo de la fe en el poder. Porque el reino de Cristo es sólo espiritual y no puede ser temporal. En lo temporal tienen que reinar los de la eutanasia pues el poder no viene de Dios sino de la gente. Ahora como fariseos recemos por la conversión de los que promueven la eutanasia desde el poder temporal, pues Cristo no puede reinar. Mientras, para que la gente sea católica, que cada uno elija la religion de su conciencia, a ver si por casualidad elijen la católica.
    Ni pies ni cabeza. Que sí, que está claro que el problema es Francisco, que malinterpreta el concilio.

  6. De qué sirve luchar contra el aborto y la eutanasia si la propia iglesia postconciliar te dice que los Estados no pueden ser católicos. Pues si no son catolicos son esto.

      1. Te equivocas, señora, Matteo está en el cenit de popularidad. Lo saben sus rivales en el gobierno, por eso no quieren elecciones. Un gobierno impopular dura poco. Las cercanas e ineludibles elecciones marcan que arrasa Matteo. Al contubernio bergoglisti no le doy más de seis meses por más que se atornillen a los asientos.

    1. Acéptalo Edgar, el gobierno italiano se carga 100 viejos mayores de 80 años, y a cambio trae reemplazo de las costas de Libia otros tantos. Y todos contentos. Así en 15 años tenemos toda la población joven, guapa y hermosa. Temblad malditos temblad, carcamales del Vaticano. ¿no queríais inmigración, ahí la teneis.

      1. Pero el Vaticano es estado independiente, a ellos no los van a eutanasiar por viejos y malitos que estén y por mucho que sean una carga social y económica. Esto es como de lo de la emigración: muy bien pero todo fuera del Vaticano, para ellos no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles