El Vaticano miente a la justicia argentina para proteger a Zanchetta

|

Podría llamarse “Historia de dos prelados acusados”. Nos referimos al llamativo contraste entre el trato otorgado al cardenal George Pell, que cumple condena tras serle denegada la apelación de un juicio en el que fue hallado culpable de abusos cometidos hace décadas sobre la única declaración del denunciante, sin testigos ni pruebas, y con una secuencia de hechos absolutamente inverosímil, y el que recibe de Roma Gustavo Zanchetta.

A Zanchetta, obispo emérito de Orán por obra y gracia personalísimas de Su Santidad, se le admitió sin problemas la mentirijilla de que renunciaba por una extraña enfermedad, tan urgente que ni aun tiempo tuvo de despedirse de sus sacerdotes, no digamos de sus feligreses. Luego se reconoció en Roma que había sido “por abuso de autoridad” y mala gestión, lo que no impidió al Santo Padre darle refugio en su propia casa, Santa Marta, e inventar para él un puesto de prestigio en el departamento que gestiona las numerosas propiedades inmobiliarias de la Santa Sede, la APSA.

Cuando al fin se supo que no era solo “abuso de autoridad”, sino supuestos abusos y acoso homosexual, el portavoz de la Santa Sede aseguró que de eso no sabían nada en la Curia, aunque algunas fuentes con nombre y apellidos aseguraran lo contrario. También se anunció que la suspensión de Zanchetta en su nuevo y flamante cargo.

Al parecer existían unas fotos en el móvil de Zanchetta en las que el prelado aparecía en actitudes obscenas y muy poco episcopales que llegaron a conocimiento del Santo Padre, quien preguntó por ellas al emérito. Zanchetta aseguró que le habían ‘hackeado’ el móvil. Su Santidad le creyó, aunque es difícil imaginar cómo podría un ‘hacker’ hacer que en un móvil apareciera la foto de un obispo desnudo e insinuante si no se la ha hecho previamente.

En cualquier caso, las víctimas de los abusos homosexuales de Zanchetta llevaron el caso a los tribunales, que iniciaron la causa penal contra el obispo. Inicialmente, el tribunal aplicó las restricciones habituales de movimientos al acusado, incluyendo la retirada del pasaporte, pero se las levantaron por motivos de trabajo, con la obligación de volver en una fecha determinada.

Zanchetta estuvo ese tiempo en Roma, regresó cuando correspondía, y ahora el Vaticano ha vuelto a solicitar su presencia ante los magistrados mediante un documento en el que asegura que el obispo debe “incorporarse a su trabajo” en la Curia. El documento lleva la firma del ‘sostituto’ de la Secretaría de Estado, el arzobispo venezolano Edgar Peña Parra.

La pregunta obvia es: ¿qué trabajo? Porque, o nos contaron una mentira al decir que había sido suspendido de su puesto de la APSA cuando se descubrieron los supuestos abusos, o están mintiendo ahora a la magistratura argentina al pretender que tiene un cargo que cumplir como excusa para traerlo de vuelta a Roma. Tertium non datur.

En el caso de Pell, en cambio, el Vaticano ‘respeta’ escrupulosamente la extraña decisión de la justicia australiana, que tiene soliviantados y perplejos a muchos juristas a los que la persona de Pell o la propia Iglesia ni les van ni les vienen.

El problema es que lo que corresponde ahora es que Roma, tratándose nada más y nada menos que un cardenal, debería incoar su propio juicio canónico. Pero la idea es simplemente de pesadilla. Porque con las mismas ‘pruebas’ y testigos -o su absoluta ausencia-, y con la improbable declaración del denunciante -que bien podría negarse a repetir su alegato ante un tribunal eclesiástico- tendrían que declarar a Pell culpable, condonando así un juicio que no ha reunido las mínimas garantías jurídicas y suscitando las sospechas de que Roma se doblega a la presión política; o inocente, con lo que estaría dando una solemne bofetada al sistema judicial australiano.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
25 comentarios en “El Vaticano miente a la justicia argentina para proteger a Zanchetta
  1. Chismes, chismes y mala leche: Carlos Esteban es claramente el servidor del padre y príncipe de la mentira. Dios se apiade de tu alma, eres un desgraciado.

      1. El siquiatra a la señora Edgar le va costar más caro que fumar porros. No le va a alcanzar lo que cobra por trolear en Infovaticana. Hará horas de trabajo extras y la tendremos con mas frecuencia por aquí. Que siga fumando porros.

    1. El desgraciado infeliz y mentiroso eres tú! ¿Porqué no te vas a una publicación de la masonería?
      Te encuentro abominable e ignorante!

      1. Carlos: siempre me escribes con insultos mayúsculos, lamento si mis opiniones te producen escozor, pero debes ser mas moderado y responder con un poco más de respeto. Feliz día, Dios te bendiga.

  2. De su diócesis tuvo que salir por piernas, pero Francisco, tan bueno, siempre le cobija. Dios los cría y ellos se juntan, sobre todo los mafiosos homosexualistas.

  3. «Como San Agustín también debemos dedicar nuestro tiempo, nuestras energías y nuestras habilidades para conocer a Dios y amarlo. ¡El verdadero pobre es el que carece de Dios! » (…)» El mundo de hoy propone ideologías que pisotean el Evangelio. Incluso dentro de la Iglesia hay pastores que se dejan llevar por el mal camino » (…) dijo en la homilía el cardenal Robert Sarah en Pavía, en el día de San Agustín.

    Gracias cardenal Sarah. Ya va siendo hora de que se hable de los pésimos pastores que padecemos, en especial quiensoyyo.

  4. No me parece descartable que estén ‘repatriando’ al Vaticano a tal cantidad de criminales para tener bajo chantaje y postración perpetuos a la Iglesia; saben que Francisco tiene los días contados y el próximo Papa, si no sigue la hoja de ruta de la Sinagoga, puede encontrarse formidablemente limitado cuando empiece el bombardeo mediático y judicial contra el Estado Vaticano por encubrimiento masivo de abusadores y demás escoria criminal…

  5. Esto, tarde ó temprano, se irá al garete, y me refiero al tinglado corrupto que tienen montado «unos cuantos» en el Vaticano. Que no la Iglesia católica, que está allí donde una persona se adhiere libremente a Jesucristo por la fe y el Espíritu Santo que le es dado, y decide seguirle y obedecerle en todo. Por cierto, no a medias, como con frecuencia se nos quiere enseñar incluso… «del 1º al 5º vale, el 6º y el 9º requieren discernimiento sinodal, y luego el 7º, bah, minucias…, el 8º y el 10º, jolín no me acuerdo del 10º» ….sí, hombre, que sí, era aquello de no desear el Ferrari de tu vecino, ó su piscina de obra de 10 x 3m, ó su sueldo de 3750 cucas al mes…. «Ah!, bueno, y quién sabe lo que yo estoy pensando ahora…..jajajaja» Nada bueno, seguro…
    ¿Falta de fe?
    Efectivamente, ceguera contemporánea.

    1. No creo que el 1º valga cuando según llámame Jorge la Virgen María no nació Santa, un apóstata como Lutero es «testigo del evangelio» y Su Cuerpo y Sangre puede distruibuirse a adúlteros no arrenpentidos y a protestantes. Con falta de fe, la ceguera contemporánea, el 1º no vale. El sello de la secta-iglesia que lidera Bergo.glio.

  6. En otro comentario puse de ejemplo a Enrique VIII, fue su lujuria lo que ocacionó la muerte de inocentes, la separación de su reino de la Iglesia Católica, y cantidad enorme de sufrimiento. Es la lujuria el pecado reinante. Ahora, tanto dolor en nuestra Iglesia, es a causa de lo mismo. Si a los que acusan resultan inocentes, ¿De qué se van a preocupar? El Cardenal Pell tomará su estancia en la cárcel, como una experiencia que lo unirá más a Dios, y a éste Sr. «el que nada debe, nada teme», él mismo se hace de delito por ir de un lado a otro, dándo la impresión de que huye. Un hombre da la cara y enfrenta a sus acusadores, éso no se puede negar.

    1. Yo te aseguro Spes que este artículo es pura mentira: el Papa no protege abusadores y si el Obispo Zanchetta es delincuente seguramente enfrentará la justicia y terminará tras las rejas como el Cardenal Pell. Este señor Esteban es asqueroso, cada uno de sus artículos es para desprestigiar al Papa, es mentiroso y amarillista. Dios lo perdone.

      1. Pero entonces porque mienten? El comunicado de la suspensión del trabajo de Zanchetta es público, y nunca se ha retractado. Que falta hace que esté en el Vaticano?

  7. ¿ Porqué protege Francisco a tanto homosexual y homosexualista ? Pues muy sencillo, porque tanto homosexual y homosexualista protege a Francisco. Amor con amor se paga. Pura mafia, puros mafiosos. Mejor dicho, impuros mafiosos. No viven la pureza ni la castidad y están mal gobernando la Iglesia Católica, hasta que Dios los liquide de un plumazo, ya que ningún cardenal se atreve a abordar la situación.

    1. A ver… Belzunegui… ¿Por qué va a ser? Pues porque la Iglesia está infestada de arriba a abajo de homosexuales.

      ¿Quién cree usted que se mete a cura teniendo la posibilidad de vivir una vida normal, tener una pareja, una familia, etc…?

    2. A la Iglesia Católica la gobierna Nuestro Señor Jesucristo desde la derecha del Padre y aquí en la Tierra a través de su Vicario Benedicto PP XVI, a través de la oración y el sufrimiento.

      Cada tanto, cuando la situación lo exige, retoma nuestro Papa la función docente, como por ejemplo, cuando desmiente el espejismo que nos intenta vender la secta de Bergo.glio al ignorar y eludir el homosexualismo -lo quieren normalizar en el mundo- y fantasean para la prensa con un irreal clericalismo como causa de la falta de castidad de sacerdotes homosexuales que cada vez más son protegidos y promocionados en la iglesia nuevo-paradigma de Francisco. Ejemplo: la meteórica carrera de Peña Parra desde la nunciatura de Mozambique a número tres de la secta que usurpa el Vaticano. Histórico nunca visto antes.

  8. Peña Parra fue acusado recientemente por el Arzobispo Carlo Maria Vigano de perpetrar abuso sexual, pero la Conferencia Episcopal Venezolana emitió una declaración en defensa de él y calificó las declaraciones de Viganò como «difamatorias».

    El certificado a beneficio de Zanchetta, escribe Crux , está fechado el 3 de junio de 2019 y fue firmado por Peña Parra y Vincenzo Mauriello, un abogado que trabaja en la Secretaría de Estado de la Santa Sede.

    El documento afirma que el obispo es un «secretario del Vaticano», donde trabaja en la Administración del patrimonio de la Sede Apostólica (Apsa) y «vive en la residencia de Santa Marta», el hotel dentro del Vaticano en el que el mismo Bergoglio vive desde el comienzo del pontificado.

    El certificado no menciona el hecho de que Zanchetta ha sido suspendido de su puesto en Apsa desde febrero pasado, cuando fue acusado formalmente.

  9. Crux le pidió a la Santa Sede que confirmara que Zanchetta había regresado al Vaticano, donde también estaba siendo investigado por la Congregación para la Doctrina de la Fe, pero no recibió respuesta.

    La fiscal argentina María Soledad Filtrín Cuezzo dijo que Zanchetta actuó «con malas intenciones» al involucrar sexualmente a sus víctimas, iniciando una serie de acciones y maniobras de «seducción y manipulación».

    El hecho de que él fuera jerárquicamente superior a las víctimas, dijo el fiscal, intimidó y condicionó a los seminaristas, temerosos de perder su estatus y terminar así con su vocación.

    Los cargos contra Zanchetta conllevan una pena máxima de diez años de prisión, pero en la práctica, si se lo declara culpable, es probable que se imponga una pena más leve ya que el acusado no tiene antecedentes penales.

  10. No es frecuente que la prensa italiana refleje noticias del otro lado del atlántico. Hoy tenemos dos. El caso Zanchetta, si trabaja o no trabaja, si esta cesado o no está cesado. El Vaticano, con firma del amigo Edgar, acepta lo que sea con tal de defender al amigo Zanchetta. Suponemos que el Papa Francisco está informado con mucha precisión de un tema que le afecta de principio a fin. Aquí, como en tantas ocasiones, lo terrible es que se está utilizando a la Iglesia y sus organismos, y al Estado Vaticano y sus organismos, para defender intereses personales y esto se ha llamado siempre corrupción y no pequeña. Por lo menos Pell no se ha escondido detrás de los denostados muros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles