PUBLICIDAD

Pell: ¿más allá de toda duda razonable?

|

No sé si en el caso australiano es como en las películas americanas. Espero que sí, porque esa es una herencia elemental del derecho occidental. Me refiero a esa necesidad, en las causas penales, de que el jurado que debe declarar al acusado culpable o inocente de un delito lo declare, en el primer caso, “más allá de toda duda razonable”. Es el principio -cada vez más baqueteado- de la presunción de inocencia: para llevar a un tipo a la cárcel y destruir irreparablemente su buen nombre, hay que estar plenamente seguro, conforme a las pruebas, de que ha sido responsable del crimen del que se le acusa.

Olvídense de Pell; olviden el caso, olviden por un momento la crisis de pederastia eclesial, olviden los problemas de la jerarquía católica. Se trata de saber si en un país del primer mundo, de raíz anglosajona, puede darse un juicio justo e imparcial.

Olviden, repito, por un momento el caso en sí. Digamos que es un caso de asesinato, o de violación en un ayuntamiento, no sé. De un delito muy grave contra una figura conocida. Absolutamente todo depende de la mera declaración del acusador. Más: originalmente, las víctimas era dos. Una ha muerto, pero el superviviente, el que presenta la denuncia, insiste en que fueron los dos. Pero el otro, el muerto, antes de morir confesó que no había sucedido, que todo era falso.

Bien. El abogado de la defensa elabora un vídeo para demostrar que el delito no solo no se cometió, sino que ni siquiera pudo cometerse. Pero el tribunal no lo admite. ¿Tiene esto algún sentido? Lo que está en juego no es, con ser mucho, meramente la vida y el buen nombre de un prelado católico, o incluso de cualquier persona; lo que está en juego es la confianza en todo el sistema judicial. Si pueden hacer esto ahora, e incluso negar una apelación con estas circunstancias, pueden volver a hacerlo mañana, en cualquier momento, contra cualquiera. No Pell, cualquiera que caiga mal al jurado puede ser hallado culpable de cualquier crimen con la sola palabra de la acusación, aunque hayan pasado -como en este caso- décadas, aunque la otra presunta víctima haya confesado que no hubo delito, aunque sea, si no físicamente imposible, al menos tan difícil como para hacerlo de todo punto inverosímil.

Pero el jurado prefirió decantarse por la culpabilidad, después de una espantosa campaña mediática contra el acusado en particular y contra todo su ‘gremio’ en general. Y si un jurado, al fin, al estar compuesto por gente normal, ajena al mundo del derecho, puede caer en la parcialidad inducida, se supone que la judicatura está precisamente entrenada para respetar esos criterios. La defensa de Pell solicitó una apelación y le ha sido denegada, y aquí ya nos movemos en aguas genuinamente peligrosas para la presunción de inocencia.

Supongamos, por mor del argumento, que Pell fuera un pederasta. Casos en la Iglesia, desgraciadamente, no faltan: solicitaciones en el confesionario, en la dirección espiritual, en un campamento, en ‘la casita de la playa’, a lo McCarrick… Nada de esto es el caso con Pell, sino que tenemos que creer que justo después de dar misa, en la Catedral de Sidney, con el templo aún lleno de gente, con coadjutores y público de aquí para allá, aún revestido con las complejas vestes, elige tan singular, arriesgadísimo e incómodo momento para satisfacer su explosiva lujuria. Parece improbable, ¿no?

Un tuitero, del equipo ‘renovador’ de guardia, ha reprochado a quienes defienden la inocencia o, al menos, el derecho a un juicio justo de Pell que pongan en duda la culpabilidad del australiano mientras que dan por hecho la de McCarrick. ¿Hay que recordar que McCarrick no ha sido juzgado, ni en juicio canónico ni, mucho menos, penal? ¿Que no hay nada que impida al ex cardenal hacer la vida que prefiera, nada legal, me refiero? ¿Que uno está en la cárcel, y el otro simplemente en un convento, que legalmente puede abandonar cuando le dé la gana?

98 comentarios en “Pell: ¿más allá de toda duda razonable?
  1. El voto particular ha sido un éxito inesperado. Si la culpabilidad estuviera tan clara no habría habido ese voto particular que lo absuelve. Es todo un triunfo moral de Pell, con un apoyo in crescendo. Ahora en la cárcel se va a ganar un cielo muy alto; otros, en Roma, se van a ganar el infierno, en el que no creen, tentados por un demonio, en el que tampoco creen, al menos los sosos.

    1. No olvidemos que han sido Francisco y sus acólitos quienes han echado a Pell, que quería limpieza económica y de sodomitas, a los leones australianos anticatólicos, ansiosos de devorar una víctima inocente, cuanto más mejor.

  2. Tiene toda la razón, Carlos Esteban. Este tema dura mucho ya y conforme pasa el tiempo, más me inclino a creer que esto ha sido un malicioso montaje contra el Cardenal Pell. Gracias por su enfoque sensato y razonado.

    1. Ya… Lo sensato, SIN HABERSE LEÍDO LA SENTENCIA, es creer que hay un complot, de fiscales, jueces, jurado, y más jueces… en un país de mayoría cristiana… ¿verdad? En fin.

  3. «Absolutamente todo depende de la mera declaración del acusador»

    ¿Se han leído la sentencia? ¿Alguien ha tenido acceso a esa sentencia? Porque primero, yo, NO ME LO CREO. No me creo que los jueces sean CULPABLES de prevaricación… y por el mismo principio, de presunción de inocencia, presumo que HAN HECHO SU TRABAJO.

    Repito: ¿Alguien se ha leído la sentencia? Si yo digo que AYER el vecino me ha obligado a practicarle una felación, y, por ejemplo, digo que tiene un lunar al lado del pene, o que está circuncidado, etc… y el vecino no es capaz de explicar cómo conozco yo esa información (pongamos que no coincidimos nunca en un vestuario de la piscina… etc…), pues en ese caso también es ÚNICAMENTE mi testimonio contra el suyo…

    ¿Dirían ustedes que el vecino es inocente o culpable?

    Repito: Si no se tiene acceso a la sentencia, no se puede hablar.

    1. Te agradezco la hipótesis. El vecino no puede (o no quiere) explicar eso, porque en realidad quien se la ha chupado ha sido tu madre o/y tu esposa, tú lo has descubierto a través de imágenes o de un comentario indiscreto de alguna de ellas y en venganza…

      1. ¿Y cómo sé yo lo del lunar? Si es porque me lo ha dicho mi esposa… entonces, él debería decirlo, ¿no? Debería decir que yo lo sé por lo de mi esposa… ¿verdad? Y entonces volvería a ser su palabra contra la mía…

  4. En el caso del Gaztelueta también se dijo que se le condenaba ÚNICAMENTE con el testimonio de la víctima. Y eso es FALSO.

    Hay compañeros confirmando que el profesor MIENTE (por ejemplo, con lo de un desnudo de hombre y mujer en clase… por ejemplo, con lo de las burlas…), confirmando las preceptuaciones fuera de lugar, tanto en duración como en frecuencia. Hay una pericial informática del ordenador del profesor, confirmando la versión del alumno y negando la del profesor, etc…

    Es decir, NO ME CREO que se le meta en la cárcel SOLO porque lo diga la víctima. NO ME LO CREO. Lo mismo dijeron con lo del Gaztelueta, y ES FALSO. Y nadie ha pedido disculpas.

    1. DesiTROLL, DesiMIENTE, DesiDEMENTE sobre el caso Gaztelueta:
      «En la sentencia NADIE, en ninguna parte, habla de balones… Repito, responda usted, por favor: ¿Se ha inventado usted ésto de los balones?»… «para poner en duda un fallo de un juicio lo mínimo (mínimo, ¿eh? Para empezar a hablar) es LEERSE LA SENTENCIA. TODA. No se puede venir aquí a despotricar sin habérsela leído»
      Mig: «en la página 54 de la sentencia dice: «se trataba de un lugar bastante frecuentado por diferentes personas que acudían a él por variadas razones (recogida de BALONES, botiquín etc.), y que, en definitiva, se trataba de un lugar de mucho tránsito…»»
      Como esta, otras muchas TROLAS «Hay compañeros confirmando que el profesor MIENTE «

      1. Más sobre el caso Gaztelueta: el fiscal había acordado el archivo de las diligencias ya que «no se han contrastado con otras pruebas de entidad suficiente para romper la presunción de inocencia del profesor investigado»? (pag. 56 y 57).
        Te voy a dar un consejo cariñoso, Desi: no vuelvas a citar el caso Gaztelueta y no te citaré frases como estas u otras.

        1. El fiscal había acordado el archivo… sí… pero «después», con más pruebas encima de la mesa, el mismo fiscal (u otro) admitió a trámite la acusación (de lo contrario no habría llegado a juicio).

      2. Cite usted todo lo que quiera. Es fácil de entender que yo me leí TODAS las declaraciones de los testigos. Y no aparece en ninguna declaración de ningún testigo eso de los balones. Es fácil de entender que NO me leí toda la sentencia… es fácil de entender que es FALSO eso de «la palabra de uno contra la del otro»… que hay MAS pruebas (como la pericial informática).

        Es fácil de entender que eso de los balones es una chorrada… una nimiedad. Sí… no lo leí. No se me ocurrió que pudiera haber novedades sobre lo que dijeron los testigos en otro sitio que no fuera en las declaraciones de los testigos.

        Enhorabuena, anti-trol… ha encontrado usted un huesito que morder durante mucho tiempo. De los balbuceos del director al preguntarle por la web violaraenmawatson… por si acaso, no hable usted, no vaya a ser.

    2. En el caso Gaztelueta tu amigo Francis, que invocó la jurisdicción universal sobre todos los fieles para enjuiciar a un fiel laico perdido en las arenas, no tuvo más remedio que absolverlo por falta de pruebas. Y mira que le tenía ganas, al profe y al Opus Dei.

  5. Y refuerza mi incredulidad los motivos que se dan aquí: NO, es que la iglesia estaba llena de gente (¿y?), también lo está un colegio… también lo estaba el colegio del Gaztelueta. ¿Acaso estaba llena de gente la sacristía? No… claro. Lógicamente, ¿verdad?

    – No, pero es que quisieron incluir un vídeo y no les dejaron.

    Pues vale. Va a ser la primera vez que la defensa quiere aportar «algo» y el juez dice: – NO… no me interesa. Fíjese en el juicio al proces, cuántas veces el juez le dice que no, que eso no es procedente, a la defensa.

  6. Tal vez haya jueces justos en verdad, es famoso el juicio de Salomón, y sin embargo y a pesar de todo, ¿Cómo acabó Salomón?
    Jueces vendidos, corruptos, y falsos, siempre habrá, el Único que importa es El Justo Juez. Y ya tendrá su juicio verdadero el Obispo Pell , ahí encontrará justicia y misericordia a un tiempo, hasta San Pedro estuvo preso, San Pablo y tantos, Que Dios lo fortalezca aún más en la prisión,
    Nosotros estamos presos en la corruptela del mundo, en sus ideologías, en la gente que odia a Dios. Hay una falta de libertad, pues el odio nos cerca.

  7. La explicación del NO al vídeo viene en la sentencia de apelación … que yo si me he leído … Los jueces por unanimidad deciden rechazar el vídeo.

    Básicamente, el vídeo buscaba reproducir los movimientos de las personas presentes en el día de autos, para demostrar que no era posible que hubieran estado solos en la sacristía.

    Pero el vídeo daba por confirmados los movimientos y posiciones de muchas personas que en realidad eran totalmente especulativos y no estaban confirmados. Por eso no se ha aceptado. No se puede mostrar al jurado como prueba algo que no está probado en ningún modo y que es argumentativo.

    1. Por que _supongo_ que es a quien acusa a quien le toca probar sus acusaciones, no solo que sus acusaciones sean verosímiles. Además, ¿no había eso de «testis unus, testis nullus»?

  8. En cambio no es nada especulativo pensar:

    1. Que el cardenal sabe muy bien donde hay gente y donde no.
    2. Que en la sacristía nadie pintaba nada en ese momento.
    3. Que los demás sacerdotes que en ese momento pudieran aparecer por la sacristía igual sabían de las andanzas del cardenal.
    4. Que alguien capaz de hacer eso siempre corre un riesgo. Si tuviera que hacerse con riesgo cero nadie lo haría.

    1. Desi, cariño, ¿cuándo fue la última vez que entraste en la sacristía de una catedral después de la misa principal? (cuando vivía Franco, supongo)
      Te lo pregunto porque las veces que yo entré en una sacristía de una iglesia parroquial después de la misa principal, aquello parecía el camarote de los Hermanos Marx.

      1. Si no el camarote de los Marx, al menos algo parecido. Es casi imposible que el celebrante esté solo mientras se quita las prendas de la ceremonia y eso en todo el mundo. Pero si el jurado estaba formado por una mayoría de protestantes y algunos católicos de poco ir a la iglesia, o aunque sean de los que van, que normalmente la gente sale de Misa sin mirar atrás, nadie sabe que la sacristía es un lugar muy concurrido con gente entrando y saliendo.

        Los jurados tienen indudables ventajas, pero también tienen muchos inconvenientes y uno de ellos es el arrastre. Hay que tener las convicciones muy claras para no dejarse arrastrar por la mayoría. Supongo que se dio el jurado perfecto para que nadie pensara en la duda razonable.

        Confiemos en Dios y recemos.

    2. Pues ya que Vd. dice haber leído la sentencia, ¿le parece que la culpabilidad de Pell ha sido probada más allá de toda duda razonable? Y si la respuesta fuera afirmativa ¿cuál es esa prueba?

  9. Hay que acabar con las sentencias penales verosímiles y, más todavía, con las inverosímiles, basadas exclusivamente en el relato de la supuesta víctima. Con esas sentencias, que atentan contra la presunción de inocencia, cualquiera puede acabar en la cárcel siendo inocente, como parece que lo es Pell, a quien no corresponde demostrar su inocencia, como se le ha exigido, faltando a todo principio jurídico.

    1. En España si no hay pruebas materiales, lo que se diga no vale. De hecho la policía no se esfuerza mucho en los interrogatorios porque lo que diga el presunto no tiene mucho valor. Aquello de las películas donde el policía tras mucho esfuerzo consigue que el asesino confiese, es historia, el juez no lo va a aceptar. Por tanto la palabra de uno contra otro, que es este caso, en España no se acepta, se falla a favor del acusado. Salvo claro, que el acusador sea una mujer, uno del colectivo xydjp o miembro de esa religión tan pacífica, en cuyo caso las pruebas materiales sobran.

      Puede que en este caso el acusador pertenezca a un grupo sensible y por tanto su testimonio es la verdad absoluta.

    2. «siendo inocente, como parece que lo es Pell»

      ¿Por qué dice usted que «parece que es inocente»? Es al contrario… parece que es culpable. Así lo ha dicho un tribunal, y así lo han confirmado otros jueces, tras un juicio justo.

  10. No merece la pena dar vueltas al problema, si pedir a Dios por el cardenal, esto porque estamos ante una operación descomunal de injusticia y poca vergüenza e impunidad ejecutada al final por los dos esbirros llamados jueces. «En el tribunal de la justicia, la iniquidad …nada nuevo bajo el sol» . A los comentaristas fanáticos o Trolls les comunico que mañana les puede tocar a ellos, esta u otra medicina similar. Seguro.

  11. Dado que Hunter dice haber leído la sentencia, una pregunta para Hunter (y solo para Hunter, por favor), ¿le parece a Vd. que la culpabilidad de Pell ha sido probada más allá de toda duda razonable?
    (caso 1) Si cree que no ha sido probada más allá de toda duda razonable, no hace falta que me conteste.
    (caso 2) Si cree que sí ha sido probada más allá de toda duda razonable ¿cuál es esa prueba (o pruebas)?
    Gracias por anticipado.

    1. Mig,
      Le respondí pero se quedó en la moderación.
      La respuesta es “No lo se” por un motivo muy sencillo. Las deliberaciones del jurado (que el tribunal de apelación ha visto grabadas en vídeo) no están publicadas y mo las he podido ver.
      Pero de la lectura doe voto particular de la apelación pienso que si, que es culpable. Las razones del magistrado son más bien de “ busco la interpretación más favorable , aunque sea muy forzada, y la aplico”. Es decir, el magistrado discrepante también piensa que es culpable pero que las pruebas no son suficI entes.
      Si aplico la navaja de Ockham tengo que entender que a) es culpable b) todos los responsibles de la instrucción, el jurado por unanimidad y 3 jueces se han vuelto locos.

    2. Permítame un comentario adicional para todos. Cuando se habla de Gaztelueta y se repite como un mantra que no hay pruebas más allá de un testimonio contra otro, se pierde toda credibilidad. Primero porque hay muchas pruebas (circunstánciales, desde luego) y segundo porque supone desconocer todo lo que establece la Ley de Enjuiciamiento Criminal en España , así como la jurisprudencia del Supremo , sobre el armazón jurídico de un caso y la valoración de la prueba por el juez.

      1. Hunter: si es tan amable, puede detallar y concretar sin palabrería sobre lo del «armazón jurídico» del que habla. Así nos enteramos las personas normales y veremos claro respecto a la acusación por la que se liquida el prestigio y la vida de una persona. Gracias

        1. Es complicado de hacer. Pero le doy unas pinceladas: primero, en España funciona el principio de libre apreciación de la prueba por el juez. Luego, el TS ha establecido criterios de interpretación de este punto. No existen las pruebas de cargo o circunstanciales (aunque usemos esos términos, son jerga USA). La prueba se valora en su conjunto. En casos como estos de los que hablamos, siempre hay una relación entre acusador y acusado, y el juez busca si los hechos externos (testigos, documentos, pruebas independientes, peritos) inclinan la razon hacia uno o hacia otro. Tambien valora si el comportamiento de las partes es coherente. Es como aquello de «yo no la violé, señoría, sólo resbalé en la acera y caí sobre ella, teniendo acceso carnal por casualidad».

          1. A ver si estás más actualizado. Tenemos un caso más reciente: El de la Manada, la «»»»»víctima»»»»» no masturbaba a uno de ellos, es que había perdido el equilibrio y se había agarrado a algo para no caerse.

          2. anti-Troll:

            Le aseguro que si se encontrase usted en la situación en que se encontró aquella chica, usted también me masturbaría a mí… y «se dejaría violar» por mí y por más hombres… (o quizá no… quizá prefiriera hacerlo después de recibir una buena paliza…).

            Igual a usted, como buen católico, le parece bien lo que pasó en aquel portal.

          3. No… no me he leído la sentencia de la manada, ni me interesa hacerlo.

            Por lo que he oído está bastante claro lo que pasó aquella noche. Después de una juerga no se le roba el móvil a la chica, ¿verdad?

            Parece mentira que un católico defienda a esos tíos. Es lo último.

  12. No es más allá de TODA duda razonable. Pero había que condenarlo y listo.

    La inJusticia australiana da asco. Y Dios nos libre de ser juzgados por un jurado, y peor aún por un jurado influenciable por campañas mediáticas.

    1. No se trata solo de la Justicia. Durante dos años, en la instrucción del proceso, multitud de expertos policiales y judiciales han examinado las alegaciones del denunciante. Y ha resistido todos esos examenes. Salvo que usted piense que TODOS están corrompidos por la mafia vaticana, hay una base de veracidad indiscutible. Al no conocer el testimonio, es dificil profundizar más.

      Y sobre las campañas, las ha habido por ambos bandos: dos ex-primeros ministros han hecho campaña publicamente a favor de Pell.

      Por cierto, sabían que en 2002 Pell ya fue acusado de un comportamiento similar, y que el juez instructor decidió no seguir adelante por falta de prueba, pero que dejó claro que la versión del denunciante era totalmente creible?

      1. La clave aquí es a quién creer. El acusado es inocente, mientras no se demuetre lo contrario… vale.

        Pongamos que es cierto que sólo tenemos el testimonio de ambos. Pongamos que la víctima no da ningún dato contundente, como que el cardenal tiene una mancha de nacimiento al lado del pene… pongamos que sólo tenemos los testimonios de uno y otro…

        Como dice Hunter… efectivamente, el testimonio de la víctima tiene que ser coherente.

      2. Primero… ¿Por qué motivo acusa? Si, por ejemplo, la víctima no pide dinero (como en el caso Gaztelueta), el profesor no le suspendió… etc… pues no hay motivo. Y por eso se lo inventan en conspiranoias de «acabar con la Iglesia Católica», etc… acusando a los jueces, jurado, fiscales y la víctima y a saber cuánta gente más de un delito… (prevaricación, etc…).

        Segundo… ¿Dice o mismo ahora que hace 5 años? No es fácil… al interrogar hay un montón de detalles en los que la víctima puede equivocarse… meter la pata. Y lo mismo respecto al acusado. ¿Qué respondió el cardenal en sus interrogatorios? ¿Fue coherente? En el caso del Gaztelueta, por ejemplo, el profesor SE NEGO a responder a preguntas de la acusación. ¿Por qué motivo? Está en su derecho… pero resulta sospechoso.

        Hay dos personas… una dice una cosa, y la otra dice otra. ¿Por qué motivo defender al cardenal? ¿Y si es culpable?

      3. Hunter:
        ¿Sabia Ud.que había dos acusadores, y uno de ellos, poco antes de morir, se retractó diciendo que era todo un invento?
        ¿Por qué es más válido el testimonio de uno de los dos acusadores y no del que se retractó?
        ¿Hicieron una reconstrucción del hecho los «expertos» policiales y judiciales?
        ¿Intentaron demostrar, vestidos de casulla, como fue que sucedió eso?
        ¿Alguno de ellos tiene la más mínima idea de cómo era hace 15 años una catedral en Domingo después de una misa matinal celebrada por el Obispo del lugar?

        1. Y repito:
          Todo este mamarracho NO ES MAS ALLÁ de TODA duda razonable. Pero había que proceder a efectivizar la condena que la campaña mediática ya había dictado.

          1. Stork: Eso de que «poco antes de morir» se retractó… ¿Lo sabe usted porque estaba presente? ¿O se lo ha contado alguien? Mira que si fuera mentira eso de que «se retractó» y SI fuera cierto que NO se retractó… y que hay constancia de su testimonio, aunque sea por terceros… Cambiaría mucho el cuento, ¿verdad?

            Venga… ánimo, explíqueme de dónde saca usted eso de que «se retractó»…

  13. Gracias por su respuesta. No he leído esta sentencia. Sí en cambio la del caso Gaztelueta y le haré un comentario al respecto de su afirmación «Cuando se habla de Gaztelueta y se repite como un mantra que no hay pruebas más allá de un testimonio contra otro».

  14. Sobre la inidoneidad del despacho ( y solo sobre este punto):
    El inspector: “se trataba de un lugar bastante frecuentado por diferentes personas que acudían a él por variadas razones (recogida de BALONES, botiquín etc.), y que, en definitiva, se trataba de un lugar de mucho tránsito…” pag 54
    Los jueces: «sabedor de que… las preceptuaciones… [podría perpetrar el delito] en completa intimidad mientras el resto de alumnos y personal docente se encontraba en las correspondientes clases» pag. 55.
    (sigo)

  15. (sigo) Es razonale la conjetura de que los profesores que estén en clase no van a interrumpirle, pero no sabemos qué ocurría con los profesores en su hora de atención a padres que recibieran una visita (y eso es algo que tampoco el acusado podía prever); es posible que el centro dispusiera de otro despacho, pero la sentencia no dice nada (y el que en el mismo despacho de las preceptuaciones estuvieran los balones, el botiquín, etc., sugiere que podía no existir ese otro despacho).
    Tampoco dice nada la sentencia sobre lo imprevisible de que apareciera un alumno con una herida producida en Educación Física o en Tecnología buscando el botiquín. Tampoco sobre la posibilidad de que en un colegio con tantos campos de juego exteriores perdieran un balón (frecuente), se pinchara (infrecuente), cesara de lloviznar (es frecuente en la España húmeda, que es donde se ubica el Gaztelueta) y optaran por una actividad en el exterior.

  16. En la web del colegio se ve que tiene muchas instalaciones deportivas al aire libre: campo de fútbol de hierba artificial, 4 campos de futbito, al menos. [eso es fácil de encontrar, pero no el plano del centro con sus despachos y laboratorios].
    Hay luego otra cuestión tal vez sin carácter probatorio, pero casi obligada para un investigador (y el inspector). Si yo fuera a cometer ese delito, ¿no habría buscado otro lugar más idóneo para mis preceptuaciones largas y delictivas? Los 3 laboratorios de Física, Química y Ciencias Naturales lo son; hubiera bastado que encontrar libre uno de los 3, para sus preceptuaciones largas (a la víctima y a algún otro alumno para cubrir las apariencias), y hacer el resto de preceptuaciones (las cortas en el despacho de balones, botiquín, etc.)

  17. (sigo)
    Que al juzgador no le convenzan los testimonios de la defensa (a quienes acusan de «estudiada estrategia defensiva» pag. 54) al respecto sería aceptable, si no fuera porque el inspector no es un «testigo de la defensa» (sobre el testimonio del inspector _ el cual conoce el centro obviamente_ no dicen nada, claro), y por los otros argumentos que he citado anteriormente.
    Una puntualización: no quiero volver sobre otros puntos de la sentencia, porque _por ejemplo_ yo no soy ningún experto informático y otro que intervino hace tiempo, sí. Pero sí tengo algún conocimiento de los centros de enseñanza al ser profesor jubilado
    (y por eso afirmo que los laboratorios hubieran sido más idóneos, y eso lo tenía que saber el acusado).

    1. Que el laboratorio fuera o no más idóneo es irrelevante. El profesor no tenía la oportunidad de estar solo con su alumno en el laboratorio, sino en su despacho. El despacho se podía cerrar por dentro. El laboratorio es posible que no.

      Y ahora, la pregunta clave, opino:

      Mig, En alguno de esos colegios en los que usted ha enseñado ¿estaba el botiquín en el despacho de un profesor? Yo JAMAS he visto un botiquín en un despacho. SIEMPRE lo he visto en la entrada, en portería… donde SIEMPRE hay alguien. Los balones de fútbol JAMAS en un despacho… en una caja en el gimnasio. Yo opino, como los jueces, que eso de los «balones de fútbol y botiquín» es MENTIRA.

      ¿Cómo vas a tener unas preceptuaciones, en las que se hablan cosas íntimas del alumno, con gente entrando y saliendo del despacho continuamente?

      1. Cita esa página donde _según tú_ los jueces opinan que eso de los «balones de fútbol y botiquín» es MENTIRA (¡Ah! por cierto, nadie ha negado tal cosa, ni siquiera la acusación).
        tic-tac, tic-tac, tic-tac, tic-tac, tic-tac, tic-tac,
        Ya que lo mencionas («El despacho se podía cerrar por dentro»), los profesores tenían llave del despacho, así que el cerrarlo por dentro sólo hubiera sido útil para que no pudieran entrar los alumnos.
        Pero, a ver qué dice Hunter. Tengo curiosidad por leer su respuesta.

        1. Página 54, párrafo 4, al principio del párrafo:

          «Adelantemos que los testimonios de las personas vinculadas al centro escolar, profesorado y alumnado, no nos han convencido»

          Y después dice por qué no les ha convencido. A mí, sin saber NADA del caso, me hablan de un botiquín en un despacho de un profesor, y ya como que no me lo creo… El botiquín está siempre en portería, o en secretaría, o algo así… No en el despacho de un profesor que está cerrado la mayor parte del tiempo (lo dice la sentencia).

      2. Desi, cariño, tú mismo lo acabas de decir
        «¿Cómo vas a tener unas preceptuaciones, en las que se hablan cosas íntimas del alumno, con gente entrando y saliendo del despacho continuamente?»
        No haré más preguntas, su Señoría.

        1. Cuando llueve saco el paraguas. ¿Llueve? Saco el paraguas. ¿Saco el paraguas? Llueve.

          Vamos a tener que recurrir a un cursillo de lógica para que entienda usted lo que ha escrito.

          ¡Había preceptuaciones! Lo sabemos. Si está de acuerdo en que esas preceptuaciones necesitan calma… la conclusión lógica es que es mentira ese paso continuo de gente por ese despacho… y no al contrario. ¿Verdad? Su conclusión lógica es la misma que la del jurado… que no se lo cree.

    2. Mig,

      Hay muchos participantes que dicen que no hay ninguna prueba. Si no es su caso, nada que objetar.
      Las pruebas médicas, periciales, y la mayor parte de las testificales corroboran la versión del alumno.
      Sobre el testimonio del inspector. Que lo considere un lugar difícil o poco idóneo no significa nada en especial. Simplemente es su opinión. Desconocemos si se podía cerrar con llave, si había otro despacho, si se reservaba, si había que llamar a la puerta …. En mi época colegial no podíamos entrar a ese tipo d elugares sin ir acompañados por otro profesor …

      Pero da igual que no sea adecuado. (hay algún lugar adecuado para abusar?). Lo importante es si era posible. Y sí lo era.

      Termino: un error de libro de la defensa es que todos los testigos vinculados vayan de la mano, diciendo exactamente lo mismo en testimonios preelaborados, en actas notariales pagadas por el propio colegio. Eso para cualquier tribunal hunde su credibilidad.

      1. Puedo buscar las páginas, si me lo pide, pero le debo decir que :
        1º Sí se podía cerrar con llave,
        2º Los profesores tenían llave,
        3º No hace Vd el menor comentario sobre lo que digo sobre balones, botiquín, visitas de padres, (y no he metido aquí las visitas de los representantes de las editoriales, que _si yo me situara en plan abogado del acusado_ lo podría añadir). ¿Debemos suponer que quien calla otorga?
        4º El testimonio del inspector no es un testimonio de «los miembros del OPUS» de Gaztelueta y _perdone_, pero no es de recibo sostener que se trate de una opinión personal sin más valor que la suya o la mía, pues para empezar conoce mejor incluso que los jueces ese centro. Es muy posible que eso mismo hayan pensado los jueces en la sentencia, pero se han guardado muy mucho de explicitarlo.

        1. Yo esperaba encontrar unos argumentos más convincentes en la sentencia (que sí he leído entera), que refutaran dudas razonables y eso no es lo que he encontrado en este punto (que creo poder valorar razonablemente bien) y en algunos otros _como las cuestiones informáticas_ que, no siendo yo ningún experto en ellos, he tomado nota de lo que otros como «R» explicaron en otro artículo.
          En cualquier caso quiero agradecerle las molestias que se ha tomado al responderme.

          1. En la web del centro:
            «Gaztelueta cuenta con más de 17.000 m2 de zona deportiva repartida por los diferentes zonas verdes del colegio. Esta superficie representa un 1/3 de la superficie total. Con 125 alumnos compitiendo en diferentes campeonatos representando a Gaztelueta, el fútbol es nuestra actividad estrella desde los comienzos del colegio.»
            «los capellanes atienden las consultas de todos los que soliciten su consejo y orientación para el desarrollo de su vida personal, en los aspectos humanos o espirituales. Para facilitar la práctica sacramental y la vida de oración, Gaztelueta cuenta con tres oratorios o capillas. En ellas, diariamente se celebra la Eucaristía y se atiende a los que deseen recibir el Sacramento de la Penitencia.
            Horario de Misas: Laborales de lunes a viernes: 10:35 en el oratorio del pabellón Central. 11:00 en el oratorio del Chalet. Miércoles: 9:10 en el oratorio del Infantil.»

          2. Se recomienda no llegar a agotar todo el número de palabras permitido (que queden al menos 100 palabras), es decir, parta en dos su respuesta y publique primero una parte y luego la otra. Si pone un enlace, tiene que dejar espacios al principio y luego normal, por ejemplo
            es . wikipedia . org

          3. Para que un testimonio sin prueba pueda romper la presunción de inocencia, la jurisprudencia del TS (avalada por el TC) exige tres puntos:

            Que el testimonio no tenga ninguna “tacha” de credibilidad (enemistad, dinero , …). El acusado ha reconocido que es asi.

            Que sea sostenido en el tiempo: así ha sido. Los pequeños cambios son explicados en la sentencia.

            Que sea coherente según la razón humana y que el resto de pruebas lo corroboren.

            Este tercer punto es clave. Las periciales y testificales medicas dicen que tiene un TEPT por abusos, los peritos de la defensa reconocen que no hay ni un solo caso de TEPT por falsos recuerdos, la pericial informática encontró las búsquedas que dijo el chico, las testificales de alumnos reconocen que le llamaban “novia del profesor”, las testificales del colegio reconocen que las preceptuaciones eran totalmente excesivas e inadecuadas, la documental muestra que el absentismo no existía.

          4. Y en ese contexto, la opinión del inspector (del que no dudo de su imparcialidad) es eso, una opinión. La pregunta es si era posible hacerlo en ese despacho. Y dado que tenia cortinas y se podía cerrar con llave, sí que era posible.
            ¿Arriesgado? SIn duda. Pero eso no es relevante … Anda que hay casos de violación en parques, en la calle, … Los delincuentes sexuales muchas veces se arriesgan al limite para cometer el delito (serán las hormonas…)

            Y un ultimo comentario: es un error de preescolar de derecho que tus testigos (que encima son empleados tuyos) vayan aleccionados, diciendo todos lo mismo milimetricamente. Eso destruye su credibilidad. Jamás deberían haber hecho esa «tontá» de ir todos al notario a declarar exactamente lo mismo, y encima pagando el Colegio.

        2. Le aclaro y amplío mi impresión: desde luego el inspector (independiente y sin vinculacion con el colegio) afirma que no le parece un lugar donde se puedan cometer abusos.

          Ahora bien (y por eso mi comentario sobre el armazón):

          La jurisprudencia del TS (avalada por el TC) exige tres requisitos para considerar válido un testimonio: 1) que no tenga NINGUN elemento de incredibilidad (por ejemplo la enemistad manifiesta) 2) Que sea creible según la razón y se vea avalado por otras pruebas colaterales 3) Que sea solido y sostenido en el tiempo

          El primero lo reconoce explicitamente el acusado — El tercero lo reconocen todos los profesionales que le han tratado.

          Nos queda el segundo: ha quedado acreditado que las preceptuaciones no estaban justificadas (ni por veces ni por extension) que los alumnos se reian de el por eso, que tiene un TEPC, que el absentismo no existia, … ¿Lo del despacho puede desvirtuar eso? No, porque era dificl pero posible: bastaba con cerrar con llave.

          1. En primer lugar gracias por la explicación. Pero, por otra parte con respecto a «la pericial informática encontró las búsquedas que dijo el chico» _aunque puedo equivocarme_ creo que en el ordenador había esas fotos (mujeres en traje de baño y ropa interior, que el alumno dice que el preceptor le enseñó), no pero no «búsquedas», lo buscaré, porque una cosa es que aparezcan esas imágenes en un ordenador público (un ordenador sin clave es «público») y otra que hubiera sido el preceptor (y no cualquier otro profesor) quien hubiera buscado las imágenes de mujeres en ropa interior.
            Si realmente cometió el delito el preceptor del Gaztelueta, se arriesgó muchísimo, porque cualquier otro profesor que hubiera recibido la visita de un padre hubiera podido abrir la puerta con su llave.
            El tribunal se atendrá muy bien a la «jurisprudencia del TS «, pero me hubiera gustado que tras haber leído y reflexionado sobre el tema los argumentos de la misma me hubieran parecido convincentes

          2. En primer lugar gracias por la explicación. Pero, por otra parte con respecto a «la pericial informática encontró las búsquedas que dijo el chico» _aunque puedo equivocarme_ creo que en el ordenador había esas fotos (mujeres en traje de baño y ropa interior, que el alumno dice que el preceptor le enseñó), no pero no «búsquedas», lo buscaré, porque una cosa es que aparezcan esas imágenes en un ordenador público (un ordenador sin clave es «público») y otra que hubiera sido el preceptor (y no cualquier otro profesor) quien hubiera buscado las imágenes de mujeres en ropa interior.

          3. Si realmente cometió el delito el preceptor del Gaztelueta, se arriesgó muchísimo, porque cualquier otro profesor que hubiera recibido la visita de un padre, hubiera podido abrir la puerta con su llave (no recuerdo si en la sentencia alguien afirma que el preceptor cerraba efectivamente con llave la puerta, creo que solo se dice que la puerta se podía cerrar).
            El tribunal se atendrá muy bien a la «jurisprudencia del TS» , pero me hubiera gustado que, tras haber leído y reflexionado sobre el tema, los argumentos de la misma me hubieran parecido convincentes.

          4. Mig,
            La pagina 16 de la sentencia habla de paginas visitadas y búsquedas, no de archivos descargados en local.
            En cualquier caso, es un tema secundario, ya que si no habia claves personales, no se sabe quien lo buscó.
            De todas maneras se habla tambien en la sentencia de un informe documental del tecnico que revisó el ordenador, que reconoce ese y otros puntos (que no sabemos) y que no ha sido impugnado por la defensa, que ni siquiera llamó a declarar a ese técnico.
            Evidentemente yo acepto que la sentencia puede pareceer poco fundada (es un tema de percepciones) aunque sin haber visto todo el proceso es dificil opinar. Una sentencia no deja de ser un resumen.

          5. Y un comentario más: cuantas mas veces releo la sentencia, mas me llama la atención la estrategia juridica del colegio y del profesor (van de la mano: de hecho el cole, salvo error, le paga el abogado y el procurador). Con la información que se puede sacar, parece nefasta, cometen errores infantiles, llevan todo muy mal armado … Eso suele tener tres posibles explicaciones 1) el abg no es el mejor 2) el acusado es culpable y hay que disimular 3) las dos anteriores juntas

          6. «no habia claves personales, no se sabe quien lo buscó.»
            Es lo que yo creo recordar también, pero a mí sí me parece relevante. A mí me aparecieron en un ordenador de mi departamento en el instituto, usando mi clave personal, imágenes incómodas (de publicidad de una agencia matrimonial rusa _que más parecía de contactos_ y otra china _que parecían preadolescentes), a otro colega publicidad de cruceros gay (no sé si él usaba clave o era en abierto); las anécdotas serían muchas. Por ello recomendé a mis licenciados del Prácticum (el antiguo CAP) que quieren ser profesores, que no usaran internet en clase, sino que llevaran todo preparado en un disco duro externo.
            Al grano, el alumno puede afirmar que le enseñó mujeres en traje de baño y ropa interior y _sin embargo_ haber aparecido sin que el preceptor buscara eso (o hubiera sido otro quien lo había buscado); es criticable que la defensa no llamara a declarar al perito informático

          7. Perdón por atribuirme algo que había escrito Mig y de lo que yo he hecho un refrito. A ver si tengo tiempo para resumir algo de R.

          8. Mig: Varias cosas.

            Un ordenador sin clave NO es un ordenador público. Mi ordenador, en MI casa, NO tiene clave, ni la necesita. Tampoco el de MI despacho. Eso se lo inventa usted.

            He enviado hace tiempo un vídeo en el que se habla de la página web violaraenmawatson . com. Lo vuelvo a enviar. Escuche al director responder a la pregunta de la acusación:

            www . eitb . eus/es/noticias/sociedad/detalle/5900021/juicio-caso-gaztelueta-declaracion-padres-victima/

            Luego NO estamos hablando sólo de mujeres en bikini. ¿verdad?

          9. Y el despacho, que yo sepa, era de ESE profesor, no de otro. ¿Por qué motivo habría de ir ningún otro profesor a ese despacho? Por otra parte, ¿no hay unas horas de tutoría? ¿No las conocía el profesor? Precisamente éso es lo que dice la sentencia, que el profesor sabía cuándo podía sacar al alumno…

          10. Por último, varias preguntas:

            Lo de que el ordenador no tenía clave, ¿sale en la sentencia? Lo de que los demás profesores usaban también ese despacho para preceptuar, ¿sale en la sentencia?

  18. Tenemos el deber de proteger a George Pell mientras debemos, por la misma razón, el amor a la Verdad y la Justicia, condenar a Theodore McCarrick. El caso de Pell podría incluso tener un significado especial, precisamente porque es difícil para los miembros del mundo secular exponerse a sí mismos para reclamar un juicio justo para un anciano sacerdote católico acusado injustamente de crímenes atroces contra niños. En el futuro, los periodistas católicos tendrán que hacer mucho más para proteger a nuestros reverendos padres de estos estereotipos malvados. Debemos asegurarnos de que se les garantice un juicio justo y que se presuma su inocencia. Se lo debemos a él, como se lo debemos a nuestros amigos y nuestras familias, cuya fe en el sacerdocio podría ponerse en peligro por la retórica anticlerical. Se lo debemos a nuestros hijos, algunos de los cuales se convertirán en sacerdotes y sufrirán severamente a manos de los cazadores de sacerdotes.

  19. Ya que Mig no cita las pruebas aportadas por los psicólogos, recordemos que sobre la sentencia de la manada
    1.869 profesionales de la psicología y la psiquiatría consideran que la sentencia de La Manada carece de “perspectiva de género»…»según la Teoría Polivagal de Porges»… “observamos la urgente necesidad de la prevención, incluyendo desde la infancia una educación sexual no patriarcal, con perspectiva de género, transversal y estructural, que favorezca el cumplimiento de los derechos y agencie a las mujeres, que no relacione la violencia como parte de la sexualidad, que permita lugares para repensar las masculinidades y para reconstruir el respeto hacia las mujeres, así como la promoción de las relaciones de buen trato”
    ¡Qué rigor científico, qué nivel, Maribel! ¡Como alguno de los peritos y peritas de juicio hayan firmado lo de la manada…!

  20. Con respecto a Juana Rivas, la psicóloga que emitió el informe de que era manipuladora de Italia, la sentencia que la condenó… de Italia
    ¿hubiera sido posible algo así en España?
    Lo dudo ♪ , lo dudo ♫, lo dudo ♫ ♪♫ ♪,

    1. Hombre, seamos serios. Juana Rivas fue condenada el año pasado por la Audiencia de Granada a 5 años de prisión por sustracción de menores.
      (y estoy 100% de acuerdo con ud. en que el manifiesto de los 1.869 profesionales es una solemne s*plap*llez).

      1. No lo conocía, así que rectifico y borro las palabras «la sentencia que la condenó».
        Con respecto al manifiesto de los 1869 psicólogos y psiquiatras, totalmente de acuerdo con Vd., y añado una reflexión: el prestigio de una disciplina o institución depende en parte del prestigio de sus profesionales, miembros, etc. (sea la cientificidad de los peritos psicólogos del TEPT por abusos, la Teoría Polivagal de Porges y lo de que cuando una mujer dice sí a un «gang-bang» es sometimiento).
        Yo también le agradezco sus aportaciones. No quiero que mi nombre de guerra se interprete como insinuación de que Vd sea un trol.

        1. Lo mismo le digo. No quiero que interprete que salgo de «caza», al menos con ud. Y por rematar el tema del manifiesto, en España hay alrededor de 26.000 psicologos y 5.000 psiquiatras (cifras del INE) de modo que lo habrian firmado menos del 5%.

  21. A/A de Hunter:
    Es de 1° de Informática que si un ordenador no tiene contraseña de acceso, se considera un ORDENADOR PÚBLICO, puesto que cualquiera puede tener acceso a el. Si además el dispositivo se encuentra en un despacho que casi carece de control de acceso (tiene cerradura pero no solía cerrarse, los profesores tenían llave) y que además se utilizaba balones, botiquín, etc., entonces cualquiera podría haber hecho uso del mismo, desde el técnico que instaló el ordenador, pasando por el personal informático, el docente, el administrativo, el de mantenimiento, el alumnado, el conserje, la limpiadora,… todo el que hubiera accedido al edificio así hasta llegar al perito informático.
    (sigo)

  22. si un ordenador no tiene contraseña de acceso, se considera un ORDENADOR PÚBLICO, puesto que cualquiera puede tener acceso a el. Si además el dispositivo se encuentra en un despacho que casi carece de control de acceso (tiene cerradura pero no solía cerrarse, los profesores tenían llave) y que además se utilizaba balones, botiquín, etc., entonces cualquiera podría haber hecho uso del mismo, desde el técnico que instaló el ordenador, pasando por el personal informático, el docente, el administrativo, el de mantenimiento, el alumnado, el conserje, la limpiadora,… todo el que hubiera accedido al edificio así hasta llegar al perito informático.

    1. No, R, NO.

      Ni primero de informática ni 5º de telecomunicaciones. Mi ordenador en mi casa NO tiene contraseña. Mi ordenador del trabajo NO tiene contraseña. Y no lo usa nadie más que yo, aunque no tenga contraseña.

      NO, señores, NO. No era un despacho multiusos. Era el despacho de ESE profesor, donde tenía las preceptuaciones. Dejen de inventarse la realidad. Los jueces no se lo creyeron, y ustedes tampoco se lo creen.

      NO es razonable pensar que «otra persona» vaya al ordenador personal de ese profesor, en su despacho, a ver pornografía (o lo que sea…).

  23. un ordenador sin contraseña de acceso, es un ORDENADOR PÚBLICO, ya que cualquiera puede tener acceso. Si además el dispositivo se encuentra en un despacho que casi carece de control de acceso (con cerradura pero no solía cerrarse, los profesores tenían llave) y que además se utilizaba balones, botiquín, etc., entonces cualquiera podría haber hecho uso del mismo, desde el técnico que instaló el ordenador, pasando por el personal informático, el docente, el administrativo, el de mantenimiento, el alumnado, el conserje, la limpiadora,… todo el que hubiera accedido al edificio así hasta llegar al perito informático.

  24. (sigo)
    Por todo ello el análisis forense del ordenador NO se debería haber tomado en consideración a la hora de valorar las pruebas y dictar sentencia, puesto que cualquier persona podía haber sido el autor de los registros de las señoritas en traje de baño.
    Bueno, esto lo dijo «R» el informático, y es muy acertado: no hay pruebas de que el acusado hubiera sido el que hubiera introducido esas fotos en el ordenador y no cualquier otra de las muchas personas que tenían acceso (y accedían) al ordenador.

  25. «Pero es que este punto no lo aclara en la sentencia de hecho el tribunal con la finalidad de descartar el argumento de los filtros ni siquiera se paran a cotejar las paginas del historial con las imagenes referidas por el alumno (dicen que por cuestiones procesales), porque como ellos mismos dicen ya estan convencidos que el alumno dice la verdad sobre las imagenes y en que se basan? Unica y exclusivamente en el testimonio del alumno. Ellos mismos se descubren. Parese y lo comprueba (pag. 58).»

  26. Sobre las preceptuaciones de los colegios del Opus han escrito:
    “Mira, soy alumno de Gaztelueta, que te saquen 50 minutos de clase un profesor es normal, a mi me pasa. Otro dato a remarcar es que no lo sacaba siempre 50 minutos, lo sacaba algunas veces 50 minutos. Y si se le saca 3 veces por semana es porque necesita mas ayuda de lo habitual, generalmente los estudiantes con más dificultades requieren de preceptuaciones más largas y/o continuas.”

    1. NO. Eso es FALSO. Un alumno del Gaztelueta lo confirma. Que te saquen durante 50 minutos NO es normal. Está en la sentencia. Consta en autos.

      Ese «mira, soy alumno del Gaztelueta» no se lo cree nadie. UN alumno del Gaztelueta, con nombres y apellidos, declaró LO CONTRARIO en el juicio.

    2. Los alumnos del Gaztelueta, los de verdad, no ese «mira, soy alumno del Gaztelueta» (sí, y yo soy el emperador de Roma…), CONFIRMAN que lo de las preceptuaciones era una exageración. Uno de ellos un día cronometró cuánto tardaba (¿por qué motivo le echa un alumno mano al reloj para cronometrar a ver cuánto tarda si preceptuaba un tiempo «normal»?). Otros alumnos confirman que le llamaban «la novia del profesor»… etc, etc…

      NOOOOOO, anti-troll. Retire eso de que 50 minutos es «normal» porque es MENTIRA. Ha quedado claro en la sentencia que es MENTIRA. Y precisamente porque lo han confirmado LOS ALUMNOS del Gaztelueta. Los de verdad. Los que han declarado en el juicio.

    3. Página 21, declaración de un compañero de clase, 4º párrafo:

      «Él también preceptuaba durante unos 15 minutos».

      misma página, declaración de OTRO compañero de clase:

      «Él preceptuaba unos 15 o 20 minutos, una o dos veces al mes».

      Pero ¡Ey!… la sentencia se basa exclusivamente en EL TESTIMONIO DE LA VÍCTIMA.

  27. “En los colegios del Opus, las tutorías son así, y sí, sacan a los niños de clase para hablar con ellos de toda la vida. Conozco a muchos que han estudiado en ellos y es exactamente así. Y no hay nada de extraordinario ni de extraño.”

    1. Estaba escrito «tutorías», pero eso es un lapsus, son preceptuaciones. No solo este comentarista comete esa confusión, el tribunal la comete también (no terminológicamente, sino conceptualmente)

  28. Información para aclarar más la cuestión informatica. Lo que haya en un ordenador sólo tiene relevancia si se puede demostrar que se han ido a buscar directamente ciertas páginas. Muchas veces las páginas web che uno pide implican la apertura de muchas otras páginas y redireccionan a otras no deseadas. Por poner un ejemplo, cualquier persona que quiera ver en internet un partido del atletic (ya que se habla de Gaztelueta), porque no tiene canal TV contratado, es bastante probable que acabe con unas decenas de páginas de casas de apuestas, de juegos, de publicidad, de citas y, por supuesto, también de señoritas con algo menos que bikini. Pero eso no significa nada sobre el dueño del ordenador. Y eso puede también pasar con un alumno delante.

    1. Basta ver al director, todo gallito ante la prensa, tras balbucear en el juicio… para ver de qué va ésto. Quieren ganar fuera del juzgado lo que no ganaron dentro.

      NO, no se llega a la página web «violaraenmawatson punto com» de casualidad, tras pinchar en una oferta de viajes. NO, señores, NO.

    2. Y NO, cuando una página te redirecciona a otra NO queda en tu historial… ¿verdad?

      Pero se ve que aquí todos saben más que el perito informático al que el colegio le encargó esa pericial que consta en autos. Y todos ponen en duda lo que NO puso en duda la defensa en el juicio…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles