PUBLICIDAD

Obispo anglicano de Lynn: “Dios es una atracción turística”

|

Sé que no es consuelo, pero en disparates litúrgicos la Iglesia de Inglaterra sigue ganando por goleada. Con motivo de la retirada del historiado tobogán que este verano se ha instalado en la histórica Catedral de Norwich, el obispo de Lynn, Johnathan Meyrick, ha asegurado en su homilía que “Dios es una atracción turística”.
El parque de atracciones situado en la nave central de la Catedral de Norwich este verano -visitado por unas diez mil personas- ya ha sido desmontado, dedicando desde las escaleras del tobogán el obispo de Lynn, Johnathan Meyrick, una homilía de despedida.
En su sermón, Meyrick ha defendido la decisión de convertir lo que se supone es un lugar de oración y adoración en una feria asegurando que Dios quieren resultar “atractivo” para la humanidad, y que “disfrutemos con nosotros mismos y con el mundo a nuestro alrededor, y este glorioso tobogán va precisamente de eso”, informa el Catholic Herald.
“Pasarlo bien es algo bueno, y Dios festejará con nosotros y con toda esa gente que ha encontrado aquí diversión y alegría y risas”, ha añadido en referencia a la controvertida instalación, que ha suscitado no pocas críticas entre el menguante universo anglicano.
Este julio pasado, la Catedral de Rochester instaló en la nave central un minigolf que abrirá al público el 1 de septiembre.
La denominación anglicana, aún oficial en las islas, camina a toda velocidad hacia su desaparición, y algunos analistas se han entretenido en calcular, extrapolando la actual tendencia, cuándo morirá el último anglicano de Inglaterra, con una fecha bastante anterior a finales de este siglo. Eso sí: se lo habrán pasado bomba.

5 comentarios en “Obispo anglicano de Lynn: “Dios es una atracción turística”
  1. Ya no saben qué hacer para no desaparecer, pero estas ocurrencias, que ya van siendo imitadas por los francisquitas, aceleran la extinción, afortunadamente. Demos gracias a Dios porque los acontecimientos se precipitan y sólo vamos a quedar los católicos, AMDG.

  2. Los toboganes son una de las fuentes de felicidad y aventura más sencillas y limpias que hay. Pero introducirlos en una iglesia es corromperlos y hacer de ellos blasfemia contra Dios. Claro que Dios nos quiere felices. A veces creo que ciertas cosas que me pasan son un regalo de Dios para que ria y sea feliz. Pero con ocurrencias así lo desacreditan todo.

  3. Cuánta maldad e ignorancia juntas. Será tarde cuando se den cuenta de que Dios NO es una atracción turística. Espero que se arrepientan antes y reparen el mal causado, por su bien y por el número de idiotas que les siguen.

  4. Es curioso, aquí le decimos a los hospitales psiquiátricos, «La casa de la risa» en tono de broma. Andan los pobres enfermos «felices», su cabeza evade todo sufrimiento «aparentemente».
    Cristo, es claro que debió reír, sobre todo con los niños, con la Virgen María su madre, con sus amigos, los apóstoles. Pero la imágen que penetra el alma, es el rostro sufriente de Cristo,. Y los rostros que busca Dios Padre, son aquellos que se parecen al de Su Hijo, de todas las poesías dedicadas a Cristo, ni una hay, que hable de lo «divertido y risueño que era»
    Éstos de los toboganes, que les pongan al final, una cajita con clavos , al estilo fakir, para que se sigan divirtiendo. (😁, Ésto es broma, no falta quién crea que lo digo en serio)
    !!Que esperanzas!!🤭

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles