PUBLICIDAD

La lucha de las dominicas de Marradi contra su disolución por Roma

|

En sus más de cuatro siglos de vida, el Monasterio de la Santísima Anunciación de Marradi ha sobrevivido al furor anticlerical napoleónico y al laicismo militantes y masónico de los primeros gobiernos italianos tras la Unificación Italiana, por no hablar de guerras mundiales y terremotos. Por eso resulta un tanto irónico que lo que ahora amenaza la supervivencia de las dominicas contemplativas de este pueblecito toscano sea, precisamente, el Vaticano.

El proceso es deprimentemente corriente, facilitado por dos documentos pontificios a través de la Congregación para los Religiosos, Vultus dei quaerere, en julio de 2016, y su desarrollo normativo, en abril de 2018, sobre la vida contemplativa. Hasta la aparición de esta nueva reglamentación, los conventos eran relativamente autónomos y libres en cuanto a sus disposiciones internas, pero a partir de ahora Roma se ha dotado de instrumentos para intervenir en su gobierno. El proceso de visitación, comisariamiento y desaparición es ya suficientemente conocido para quienes sigan estas páginas.

En el caso de Marradi, Cor Orans prevé que cualquier convento que no tenga más de cinco miembros pueda disolverse, reagrupando a los religiosos o religiosas en otros establecimientos. Es el caso de Marradi, donde las monjas perdieron recientemente, por defunción, a una de las suyas, quedando solo cinco. Las hermanas aseguran haber recibido dos solicitudes de postulantado de Australia, pero la maquinaria a cargo del cardenal Braz de Aviz ya ha empezado a moverse.

Y es que las monjas, a más de dedicarse a una forma de vida cristiana no excesivamente relevante para los nuevos vientos eclesiales, agravan el caso con cierta inclinación por las formas tradicionales, algo que no se puede tolerar. Cor Orans es terminante en este sentido, exigiendo a los religiosos de órdenes contemplativas seguir “el intenso y fecundo camino que la Iglesia misma ha recorrido en las últimas décadas, a la luz de las enseñanzas del Concilio y considerando las cambiantes condiciones socio-culturales”.

Antes, entrar en clausura o ingresar en un convento de contemplativos se presentaba como renunciar al siglo y, precisamente, a sus “cambiantes condiciones socio-culturales” para centrarse en lo eterno y perenne. Pero ese tiempo, al parecer, ha pasado.

No es un misterio que las órdenes tradicionales languidecen desde el terremoto eclesial posterior al Concilio Vaticano II, y hay indicios sobrados de que el presente pontificado no tiene empacho en liquidar lo que queda de esta vocación que tan mal se compadece con la religiosidad de moda. Marradi sería solo un caso más, triste pero no demasiado excepcional.

Solo que las hermanas no parecen dispuestas a acabar en un asilo ni el propio pueblo a perder un ‘pulmón’ espiritual que les acompaña desde hace medio milenio. Y han recordado que, a efectos prácticos, la ley civil está de su parte.

Para empezar, el convento no le cuesta un euro a la Iglesia, a la Orden de Predicadores (dominicos) ni al ayuntamiento de Marradi: es autónomo, habiendo sido fundado y sobreviviendo de donaciones finalistas de los fieles, entre ellas algunas tierras que, al decir de los malintencionados, son codiciadas por Roma. Y la Curia no puede, legalmente, obligarlas a abandonar su propiedad.

Un acuerdo legal del siglo XIX concertado con el municipio especifica que no se puede dar otro uso al monasterio y sus propiedades mientras quede en él una sola monja. Así que, para disponer de ellos, Roma necesita desalojar a las religiosas. Por santa obediencia.

El pasado julio, apareció una nueva posibilidad de rescate. Un grupo italiano por ahora anónimo de practicantes de la liturgia tradicional ha ofrecido a las monjas su protección. Las monjas, que han expresado su voluntad de aceptar el rito tradicional latino, cuentan, además, con el apoyo práctico de los habitantes de Marradi, decididos a que el monasterio siga en activo.

El caso de Marradi salió a la luz gracias a la carta, publicada primero en un diario local, por la erudita Barbara Betti, y el caso es ya lo bastante conocido como para preocupar a los prelados italianos.

Como explica el portal católico OnePeterFive, el representante del ‘grupo de rescate’ asegura estar ultimando una solución que vendrían de “una orden contemplativa con liturgia preconciliar que se ha instalado en un país vecino y que quiere tener sede en Italia”.

PUBLICIDAD

17 comentarios en “La lucha de las dominicas de Marradi contra su disolución por Roma
  1. Ya que son incapaces, los tres de la foto, de generar vocaciones, a destruir las que otros tienen. Les puede la envidia. Han hecho de la persecución al católico un modus vivendi, pagado además por los católicos. ¡ Inaudito !

    1. Belzunegui…bonita tú sabes lo que significa voto solemne de obediencia???
      Pareces monja raclada y amargada. Más que intentar arreglar a todo el mundo podrías intentar mejor arreglarte a ti. Quieres entender de todo y no eres más que una vulgar chismosa pueblerina…

      1. La obediencia solemne esa de la que hablas, que lo mismo te pide que hagas una limonada como al rato que te tires por un balcón, es para católicos normales y tibios, o fríos, como tú.
        La obediencia de los católicos de verdad es hacia la sana doctrina.
        Jesús no dijo nada de dejarse bendecir por un chamán ni de que prediquemos que todas las religiones son lo mismo. Más bien dijo lo contrario.

        Los católicos que no somos normales, como lo eres tú, seguiremos el evangelio y la Tradición de la Iglesia Católica y los lobos disfrazados de corderos, que se vayan a despedazar a los que se dejen.

      2. Al catolico subnormal:
        Se ve a la legua que te alegra infinito eso que hacen Francisco y sus secuaces, que es acabar con todo lo que huela a catolico ¿eh, catolico subnormal? Ya han disuelto un montón de órdenes y congregaciones por el terrible delito de rezar demasiado o ser tradicionales. Si, esas mismas a las que todos -repito, TODOS- los papas anteriores se referían a ellos como el pulmón de la Iglesia. ¿Es ese tu Catolicismo? Si es así, eres un miserable de lo peor.

  2. Nombrar el monasterio de las Madres Mercedarias Descalzas de Toro que está en vías de extinción, y cuyas monjas viven una vida muy austera y fiel.

  3. Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres. El triunvirato decadente de la foto no representa a Dios ni de broma; representa a la mafia que los ha aupado a puestos de máxima incompentencia.

  4. Monasterios de dominicas hay a lo largo de todo el planeta.
    ¿Por qué no se unen a otro monasterio y así siguen con su carisma dominicano de oración?
    Seguramente, como ha sucedido en muchos sitios, hay una superiora que no quiere perder el mando, puesto que al pasar a otro monasterio, ya no sería ella la superiora.

    1. Buena idea sería unirse a otro monasterio que está muy necesitado de monjas para que no lo suprimen o cierren por falta de número de monjas. No creo que sea el caso de que la Superiora no esté en disposición de ceder, pues antes o después terminará su mandato. Es el caso del monasterio que está al habla. Somos pocas en número, con el riesgo de que nos supriman el monasterio pronto. Nosotras llevamos mucho tiempo orando intensamente al Señor para que nos lleguen monjas en buena edad y salud para sostener este monasterio que ya tiene 600 años de Historia, en el que nunca han faltado vocaciones; pero ahora se ha reducido casi al mínimo los monasterios que puedan contar con un número de monjas aceptable para poder llevar bien la vida Monástica. A nosotras si nos llegaran 3 monjas, como digo en buena edad, nos salvaban de cerrar este monasterio Dominicano de Clausura que a la vez es Santuario Mariano. Estamos en Galicia, España. Es un Monasterio muy grande con una extensísima huerta.

    2. Aquí en España hay otro Monasterio a punto de cerrarse por falta de monjas según la nueva Ley de la Iglesia Cor Orans. ¿Sería muy difícil unirnos con otras Dominicas que se encuentren en semejantes situación?. O encontraremos un Monasterio en España, Francia, Italia, que nos quiera conceder tres Monjas Dominicas para que no nos cierre la Iglesia este Monasterio que cuenta en su haber 600 Años de Historia? Seguimos la Vida Dominicana en clausura, oración y silencio. ¡Ayudadnos, por favor, para que no se cierre este Monasterio-Santuario de Valdeflores que cuenta con muchos devotos, siendo la Virgen Stma. de Valdeflores la Reina y Patrona del Lugar. – Nuestro monasterio es de grandes dimensiones, una extensa huerta, llena de verdor y frutales. Es un remanso de paz para las Monjas que habitamos aquí en Valdeflores. ¿Algunas de vosotros podéis ayudarnos a que no se cierre este Monasterio? Esperamos vuestra respuesta. LAS DOMINICAS DE VALDEFLORES. ESPAÑA. GALICIA

  5. Es que, aunque lo sé, no atino a creérmelo. El Papa destruyendo conventos. La vida contemplativa perseguida. Lo de «rezar demasiado» – hoy día que apenas si algunos rezamos unos minutos, Dios mío. Y lo malo es que si una cuenta estas cosas pues NO SE LO CREEN. Queda como una perseguidora del Papa, una ricachona que no le gustan los pobres…

  6. También están intervenidos con Comisario designado por Ro ma “Los Siervos de los Pobres del Tercer Mundo” congregación que efectúa una gran labor en Peru alejada de las teulogiasnde la liberación, de carisma tradicional y que crece año tras año en la diócesis de Cuzco y que tienen el seminario en Toledo (Ajofrin) formándose en el seminario diocesano de Toledo.

  7. Francisco está ocupadísimo con la Amazonía y el cambio climático, que es en lo que debe andar un Papa ¿o no dijo eso Jesús?
    Veremos si no le da una congregación a la Greta…
    A estas alturas y por desgracia, no me extrañaría ni un pelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles