El ‘barco hospital’ del Papa y Aliexpress

|

Si han visto las fotos del barco hospital “Papa Francisco” en su primera singladura y antes de eso vieron la maqueta con la que se presentó la iniciativa, tendrán una perfecta metáfora de uno de los grandes problemas de este pontificado.

En la presentación, era fastuoso, un amplio navío, un verdadero hospital flotante capaz de albergar una considerable población de enfermos. Hoy, en su botadura oficial, el barco hospital “Papa Francisco”, que permitirá el acceso a la salud de las poblaciones indígenas y ribereñas del Amazonas, parece un humilde barquito, más un gesto de buena voluntad que un alivio real y significativo para los enfermos que se encuentren en las riberas del Amazonas. Crucemos los dedos para que no sean muchos los dolientes.

Hemos buscado y encontrado la noticia en diversas publicaciones, pero en ninguna hemos visto citada esa más que notable disparidad entre lo prometido y lo entregado, que recuerda a ese cansino meme en redes sociales en que se compara lo anunciado en algún comercio de ventas online con lo que finalmente nos llega a casa.

Es extraño este silencio, esta ausencia de comentario de algo que salta tan poderosamente a la vista. O quizá no, lo que sería peor y querría decir que el periodismo religioso es como ese afamado experimento periodístico, Buenas Noticias. Tampoco nos parece que señalar lo obvio en este caso, siquiera de pasada, sea injurioso para nadie. La intención es lo que cuenta, ¿no?

El problema tal vez sea que, en ese contraste, el lector podría ver una constante de este pontificado entre la grandiosidad de las políticas anunciadas y su resultado, más bien modesto, por ser suaves.

El lector podría acordarse de esa “Iglesia pobre para los pobres” que sigue con su IOR y su APSA y que, más que favorecer a los pobres, parece querer multiplicarlos con las recetas políticas que Su Santidad favorece con tanto guiño y tanta sonrisa, esos socialismos populistas del tipo venezolano, del que ya ha huido una parte considerable del país. Mientras, la agenda doctrinal siguen marcándola las iglesias más ricas y céntricas, como la alemana y la estadounidense.

Ese es otro ‘barco’ que perdió mucho al pasar de maqueta a realidad: la atención a las periferias. Los prelados subsaharianos -¿hay algo más periférico?- no parecen estar muy por la ‘renovación’, así que ni caso; tampoco, desde el cardenal Arinze a su colega Sarah, parecen partidarios en absoluto del entusiasmo migratorio y globalismo que anima dos de cada tres prédicas de Su Santidad, pero como si suena la lluvia. De los chinos fieles, mejor ni hablamos.

Tampoco queda mucho de esa ‘parresia’ que aconsejaba al principio, ese animar a criticar al Papa de los primeros días. Demasiadas ‘cabezas cortadas’ para mantener esa promesa, ¿no? O la reforma de la Curia, que iba a ser… como la esplendorosa maqueta del barco. O la reforma del IOR.

Ignoro si ese alegre barquito va a salvar la vida a muchos amazones. Ojalá, aunque difícil podrían ser muchos de golpe. Pero, en lo demás, los fieles no necesitamos tantas palabras, y sí más realidades.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
14 comentarios en “El ‘barco hospital’ del Papa y Aliexpress
  1. ¿ Pero no habíamos quedado, según el Instrumentum Laboris, que son ellos quienes tienen la solución de todos nuestros males ? Ese barquito, aunque sea pequeño, se lo van a tomar como un insulto.

    1. Solidaridad de autor al estilo Padre Ángel: son mucho más ostentosas las palabras «Papa Francisco» que el rótulo «hospital» e incluso que el barcucho.

      «Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres para ser vistos de ellos; de otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos. Cuando, pues, des limosna, no hagas tocar trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser alabados por los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa».
      (Jesús de Nazaret)

  2. «Que no se entere tu mano izquierda de lo que hace tu derecha»
    Sus manos no se enterarán, pero bien claro queda en el rótulo del barco quien hace la obra de caridad, «Open Francisco»
    Soros estará tan contento con el discípulo. Para ser el proselitismo una cosa malísima, bien que hace proselitismo onuístico.

  3. Eso cuando lo hacia Stalin y Fidel Castro, y Pol Pot y Mao Tse Tung era denominado

    “Culto a la Persona”

    En una sola palabra

    Intento de lograr la IDOLATRÍA

  4. Pero no habíamos quedado que ¿los indígenas tienen curaciones para todo debido a su sabiduría ancestral, y todos tenemos que aprender de ellos?.

    1. A lo mejor es que en el barquito van meter a todos los curanderos, brujos, chamanes y toda suerte de pachamámicos y los van a traer a Europa para evangelizar a nuestros médicos.

  5. El que escribe este artículo está bastante mal informado. En el año 2013 en la jornada de la juventud, el papa visitó un hospital que manejan franciscanos y les preguntó si llegaban a la zona del Amazonas. Como no llegaban les dijo que algo deberían hacer para atender a esa gente. Primero se trató de re-edificar a dos viejos hospitales abandonados pero no resultó porque la gente solo podía llegar por el río, cosa que no iba a suceder por las enormes distancias. Recién ahí los franciscanos y no el papa pensaron en un hospital flotante. Lo construyeron con ayuda del gobierno de Brasil. Además de personal sanitario lleva sacerdotes. El barco tiene instalaciones necesarias para diagnóstico, tratamiento, hospitalización y prevención, inclusive un pequeño quirófano, farmacia y laboratorio para análisis clínicos. Ya está funcionando, de a poco completará todas sus funciones. El papa solo alentó este proyecto, no tiene nada que ver con la maqueta ni con su nombre y construcción.

  6. Chester Ton, muy de acuerdo con usted!! Opino lo mismo, y lo digo siempre, este hombre de humilde no tiene ni un pelo, todo lo contrario, y no para de hacer política, muy al estilo de los de su partido de acá, mucho asistencialismo y que se note bien. Hasta resulta muy chocante ver su nombre ahí! Aunque fuera el presidente de alguna ONG, y como el bote ése no lo habrá pagado él de su bolsillo, se me ocurre que debería decir Iglesia Católica o algo así, no? O el bienhechor es él a título personal? El barco de Francisco….la Iglesia de Francisco…A mí ya me dá mucha vergüenza este papa. Las citas del Evangelio que pusieron Mariela y Lector, son un llamado de atención muy claro de parte de Jesucristo para todos nosotros, quien no aprobaba la caridad seguida de la ostentación…pero ya sabemos que Francisco está a otro nivel…esas palabras no son para él…ya se pueden cansar los obispos de llamarle la atención…si ni siquiera parece respetar la palabra de Dios..

    1. Cada vez estáis más locas …!!!! ????????????????????
      Cuantas de las chismosas desocupadas que escribis aquí habéis pasado siquiera una noche en una misión amazónica???

  7. Tú debes ser otra chismosa desocupada, pues también escribes aquí.
    Pasar las noches o una noche en una misión amazónica, con bendición chamánica incluida, lo dejamos para los católicos normales y cuerdos, como tú.

  8. Jeeeeeeee. !Ay Paquirrín!
    No se como no elegiste por nombre «Jesucristo II» o «San Pedro II».
    En fin….
    ¿Saben aquell que diu que el mejor negocio es comprar a un argentino por lo que vale y venderlo por lo que él dice que vale?
    Cuando le llegue a Paquirrín la Parca, se va a enterar de los tanques que tenemos en el Cielo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles