PUBLICIDAD

Francisco: «Cualquier forma de prostitución es una reducción a la esclavitud»

|

«Una persona no puede ser nunca puesta en venta»

El portal de noticias del Vaticano, Vatican News, ha publicado el prefacio del Papa Francisco al libro: “Mujeres crucificadas. La vergüenza de la trata relatada desde la calle” (Rubbettino) de don Aldo Buonaiuto, de la Comunidad Papa Juan XXIII. Publicamos a continuación el prefacio firmado por el Santo Padre:

Cuando en uno de los Viernes de la Misericordia, durante el Año Santo Extraordinario, entré en la casa de la Comunidad del Papa Juan XXIII, no pensé que allí adentro encontraría a mujeres tan humilladas, afligidas y exhaustas. Realmente mujeres crucificadas. En la habitación donde encontré a las muchachas liberadas del tráfico de la prostitución forzada, respiré todo el dolor, la injusticia y el efecto de la opresión. Una oportunidad para revivir las heridas de Cristo. Después de escuchar los relatos conmovedores y humanísimos de estas pobres mujeres, algunas de ellas con el niño en brazos, sentí un fuerte deseo, casi la necesidad de pedir perdón por las verdaderas torturas que tuvieron que soportar a causa de los clientes, muchos de los cuales se definen cristianos. Un impulso más para rezar por la acogida de las víctimas de la trata de la prostitución forzada y la de la violencia. 

Una persona no puede ser nunca puesta en venta. Por eso me alegra poder dar a conocer la preciosa y valiente labor de rescate y rehabilitación que Don Aldo Buonaiuto viene realizando desde hace muchos años, siguiendo el carisma de Oreste Benzi. Esto también implica la voluntad de exponerse a los peligros y las represalias de la delincuencia que han convertido a estas muchachas en una fuente inagotable de ganancias ilícitas y vergonzosas.

Me gustaría que este libro fuese escuchado en el más amplio ámbito posible para que, conociendo las historias que hay detrás de las escandalosas cifras de la trata, se pueda entender que sin detener una demanda tan alta de los clientes no se podrá contrastar eficazmente la explotación y la humillación de vidas inocentes.

La corrupción es una enfermedad que no se detiene por sí sola, sirve una toma de conciencia  a nivel individual y colectivo, también como Iglesia, para ayudar realmente a estas desafortunadas hermanas nuestras y para impedir que la iniquidad del mundo recaiga sobre las más frágiles e indefensas criaturas. Cualquier forma de prostitución es una reducción a la esclavitud, un acto criminal, un vicio repugnante que confunde hacer el amor con desahogar los propios instintos torturando a una mujer indefensa.

Es una herida a la conciencia colectiva, una desviación del imaginario corriente. Es patológica la mentalidad por la cual una mujer debe ser explotada como si fuera una mercancía para ser utilizada y luego desechada. Es una enfermedad de la humanidad, una forma equivocada de pensar de la sociedad. Liberar a estas pobres esclavas es un gesto de misericordia y un deber para todos los hombres de buena voluntad. Su grito de dolor no puede dejar indiferentes ni a los individuos ni a las instituciones. Nadie debe darse vuelta para el otro lado o lavarse las manos de la sangre inocente que es derramada en los caminos del mundo.

Francisco

Publicado en Vatican News.

6 comentarios en “Francisco: «Cualquier forma de prostitución es una reducción a la esclavitud»
  1. Nos has puesto en venta a los católicos al más tirano postor protestante. Estás prostituyendo totalmente la doctrina y la moral católicas porque odias el Catolicismo, odias la Verdad, odias a Jesucristo, Camino, Verdad y Vida.

  2. La prostitución es un pecado contra el 6 mandamiento. Una mujer que necesite trabajar buscará un trabajo digno, como es el caso de tantas viudas o separadas que prefieren hacer trabajos de menor salario antes que prostituirse. No todo es culpa del cliente o de los gerentes. Hay mujeres que deciden hacer esa vida. Distinto es el caso de las nlñas vendidas por sus propios padres. Ellas si son inocentes y víctimas de la corrupción de tantos. Que clama al Cielo.

  3. En la Biblia se llama también prostitución cuando el pueblo de Israel se apartaba del Dios Único y Verdadero para ir detrás de los dioses falsos. Antes, igual que ahora, esa prostitución también esclaviza al hombre.

    1. Si; hablando de prostitución Francisco ha cometido la más grave de las prostituciones:la de la.Iglesia Católica, custodia única de la VERDAD,que es Jesucristo.

  4. De acuerdo totalmente si se refiere a mujeres esclavizadas por mafias. Pero hay otras mujeres que eligen libremente ese tipo de vida porque les proporciona ganancias rápidas que le permiten una vida de lujos. Esas mujeres son responsables de sus actos y de ellos sólo ellas deben dar cuenta. El tema de la prostitucion es muy complejo. Por desgracia hay muchas mujeres que en vista de no conseguir sacar adelante a sus hijos porque la sociedad no les ofrece trabajos dignos escogen este camino. Es inmoral descargar todo el peso sobre la conciencia de
    esas mujeres y no hablar de la putrefacción de nuestra sociedad y la responsabilidad de millones de hombres, sobre todo los que practican el llamado «turismo sexual de menores». Debemos mirar con pena e indignación al problema de la prostitución, pero tambien con un inmenso respeto hacia las mujeres que lo ejercen.
    Como dijo Jesucristo a los acusadores de la adúltera: «el que de vosotros esté sin pecado tire la primera piedra».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles