PUBLICIDAD

Una respuesta para monseñor Luis Argüello

|

Se pregunta el obispo Luis Argüello, portavoz de la Conferencia Episcopal Española, por qué los católicos no defendemos “con la misma pasión” a los migrantes y el derecho a la vida. Al menos, esto es lo que deducimos que ha dicho, a partir de un titular aparecido en Alfa y Omega, aunque luego en el texto hemos sido incapaces de encontrar la pregunta así formulada. Pero el mejor escribano echa un borrón, y no tenemos razones para dudar de que haya planteado la pregunta con la claridad que delata el titular del órgano de la Archidiócesis de Madrid.

Nosotros estaríamos tentados de darle la vuelta a la pregunta e interrogarnos sobre la razón de que, súbitamente y casi de un año para otro, nuestros pastores parezcan incapaces de defender el derecho a la vida, si no con la misma ‘pasión’, al menos con igual énfasis y frecuencia que a los migrantes, que han pasado a ser eso después de toda una vida de ser inmigrantes, por una de esas coincidencias léxicas que tiene la vida.

Una de las debilidades hoy de la Iglesia, sostuvo Argüello al clausurar el foro sobre migraciones organizado por la CEE y la Universidad Pontificia Comillas, es no ser capaces de defender siempre “con la misma pasión” la doctrina católica en unas y otras cuestiones, “no pensando: “este asunto es de los de este lado, y este asunto de los de este otro lado”.

Nosotros queremos contribuir a despejar la perplejidad episcopal de Argüello, por lo que pueda servir. Se nos ocurren varias razones para la disparidad que le desconcierta, ninguna de las cuales resulta inaccesible para un razonamiento siquiera mediano, sin grandes profundidades teológicas. Muy de andar por casa.

Lo primero es que defender al no nacido es sencillo: basta con oponerse a que lo maten. Pocos matices ahí, ningún dilema moral, y el primer bien a defender, la vida, sin el que ningún otro derecho en este mundo, incluyendo los que afectan a los migrantes, es siquiera posible.

En cambio, ¿qué significa ‘defender al migrante’? ¿Tratarle como a un prójimo, como a un hermano? Ninguna duda aquí, ni cristiano alguno que en ninguna parte haya defendido lo contrario. De hecho, si llega a ser esta la cuestión, no habría debate ni problema ni tendría Argüello razones para plantear su falso dilema.

Pero todos sabemos que no es eso lo que pregunta; todos sabemos que la trampa en este asunto es valerse de una obvia consecuencia del mensaje evangélico -tratar al migrante concreto como a nuestro prójimo- para plantear la defensa de una política migratoria concreta que nunca se le ha ocurrido a nadie, que ninguno de los países de nuestro entorno ha aprobado jamás y que ni siquiera ha sido defendida por los pastores de nuestra propia Iglesia hasta ahora mismo.

¿Por qué no se defiende con la misma pasión el derecho a la vida que la inmigración masiva ilegal e irrestricta? Porque la primera es no solo doctrina católica desde hace dos mil años sino principio moral incuestionable desde siempre, incluido en el “No matarás”, mientras que la segunda ni siquiera es doctrina de la Iglesia. Por no remontarnos a polvorientos autores del pasado, aunque para nuestra Iglesia, portadora de una Verdad perenne, eso no debería ser en absoluto problema, los dos Papas inmediatamente anteriores han refrendado el derecho de los Estados a controlar sus fronteras y decidir quién entra y quién no, y en qué condiciones. Quizá sea por eso, Monseñor Argüello. Se me ocurre.

Pero aprovecho la pregunta, me temo que retórica y aplicada solo a este campo de moda, para devolvérsela, no a él, sino a todos nuestros pastores. ¿Por qué nuestros obispos y sacerdotes no defienden “con la misma pasión” la doctrina católica en unas y otras cuestiones, “no pensando: “este asunto es de los de este lado, y este asunto de los de este otro lado”? ¿Por qué hay tantos aspectos de nuestra doctrina que parecen haber desaparecido sin que nadie los haya abolido, sencillamente ignorados masivamente por quienes tienen una responsabilidad directa en la salvación de nuestras almas? Incluso empezando por ahí, por un énfasis en esa urgencia de ocuparse del alma y de su destino eterno.

¿Cuántas veces ha hecho monseñor Argüello o sus predecesores y colegas hincapié en la existencia del pecado; cuántas sobre la virtud de la castidad, la gravedad de la sodomía, la existencia del Infierno, el Juicio y las realidades sobrenaturales, o la ilicitud de los anticonceptivos artificiales? ¿No son estas cosas doctrinas católicas? ¿Diría usted que se habla mucho de ellas en los púlpitos, no digamos en los farragosos y planos documentos de la Conferencia Episcopal?

Realmente nos alegramos de que monseñor nos haya ofrecido con su interrogación retórica esta oportunidad, y la ocasión de preguntarnos, a nuestra vez, cuándo defenderán nuestros obispos la fe en toda su integridad y la salud de nuestras almas “con la misma pasión” con que defienden la exención del IBI para los bienes de la Iglesia, la asignatura de Religión, la ‘x’ del IRPF o la supervivencia de la COPE y 13tv.

PUBLICIDAD

37 comentarios en “Una respuesta para monseñor Luis Argüello
  1. ¡Excelente artículo! Quiera Dios lo lean, especialmente, a quienes va dirigido. Que hagan memoria de Lc 18,8: «Pero, cuando el Hijo del hombre venga, ¿encontrará la fe sobre la tierra?».

    1. Es aburridísimo ese estilo retórico: «¿por qué algunos católicos son sensibles a unos temas y a otros no?» Todo con tal de no decir nada. Podría haber aprovechado la ocasión para recordar cuál es la doctrina católica sobre el asunto. Pues no: «Defender con la misma pasión a los migrantes y el derecho a la vida». ¡Toma ya! Y eso ¿qué significa? ¡Nada! Palabras. Estilo clerical ininteligible, humo, nada. A ver: ¿tiene alguna propuesta concreta? No parece. Pues ya nos está haciendo perder el tiempo.

  2. No sé cual debería ser la solución pero si es dejar q se mueran en el mar no la comparto.

    Se me parte el corazón sólo con pensarlo.Podríamos ser nosotros, nuestros hijos…haber nacido allí…
    Buscar un lugar donde nuestros hijos puedan comer y vivir con un mínimo de garantias, no es lo q intentaríamos? No nos la jugaríamos por ellos? …me dan mucha pena. Rechazados por todos, como si fueran un desperdicio, un estorbo q rechazamos pq es una molestia para nosotros.Son personas. Dios las ama.

    A St.José y la Virgen nadie les quería en Belén.No había lugar para ellos.Les cerraron todas las puertas.

    Si la alternativa es dejarles morir en el mar, no lo comparto en absoluto.Si hay otra alternativa tal vez sea una buena solución.

    1. Yo creo que sí hay otra alternativa, obligar a los gobiernos de los países que por una u otra razón echan fuera a sus ciudadanos, -la mayoría de estos (gobiernos) son arbitrarios, solo les importa el poder, y en muchos casos son criminales- a hacerse cargo de su gente, y si no lo hacen entonces, tendría que intervenir la ONU y sus filiales. No obstante y como se puede observar para lo único que sirve esta organización es para hacer préstamos con muy altos intereses, principalmente a los países latinoamericanos, y para fomentar el control poblacional a cualquier precio (aborto, diversidad sexual). Por otra parte el papa, se preocupa mucho (misericorditis) de exigir la recepción de los inmigrantes, pero no he oído que se dirija enérgicamente a los gobiernos (Venezuela, Guatemala, Honduras, Irak invadido por los musulmanes etc.) que son los que están invadiendo o matando sin piedad. NO SE VALE.

  3. La alternativa es que esos países tan cristianos desarrollen un plan Marshall para África. Nadie emigra si puede vivir en su país, pero mientras que en sus países no puedan vivir, no habrá forma de parar la inmigración en masa.

    1. Esos países no son cristianos en absoluto. Si tienes dudas, lee sobre la situación en Alemania, con estadísticas muy claras.

      No sólo han dejado de ser cristianos dichos países, sino que justamente sus gobiernos anti-cristianos, han promovido este desorden descomunal.

      Cualquier niño de escuela elemental podría haber predicho que la consecuencia del caos que crearon, sería un tsunami migratorio. Ninguna sorpresa.

      ¿Y les pides un plan Marshall? Puede ser. Pero primero haría falta un juicio de Nuremberg a los gobernantes criminales que generaron este desastre humanitario.

  4. La Palabra de Dios nos enseña cuál debe ser el comportamiento nuestro con los refugiados y forastero que ahora le llaman emigrantes. Los defensores de los derechos de ellos han cometido el error de enfilar los cañones solo contra los receptores a quienes se les quiere obligar que se quiten el pan para dárselos a ellos. Mientras miran con ojos de misericordia a los que causan esas migraciones masivas

  5. Habría que comenzar por desmantelar la ONU que funciona como una dictadura mundial que condiciona la ayuda económica a los países del tercer mundo a la implantación del aborto, la ideología de género e impulsa la emigración para «ahorrar» el esfuerzo de traer personas al mundo ¿como? robando capacidad de trabajo a esos países diciendo que somos solidarios por que empujamos a esas poblaciones a la muerte en el desierto o en el mar para trabajar a cambio de renunciar a la Ley natural. Efectivamente somos muy generosos, la generosidad del hipócrita, del canalla y del demagogo del ¡qué vengan todos!. Esa «solución» está concebida para destruir las naciones y crear una «nación humana» sin religión y sin valores que allane el camino a una dictadura mundial. La diferencia entre el nazismo y el humanitarismo no es de fondo sino de grado, lo único que cambia es que sustituimos la raza aria por la humanidad, como referente, pero es lo mismo.

  6. A comienzos del siglo V los bárbaros (en su mayoría herejes arrianos o paganos) pasaron el limes romano y se asentaron en el imperio, en muchos casos arrasando con los restos de civilización que todavía quedaban en pie. Entonces surgió la voz de Agustín y no precisamente para que se les recibiera con los brazos abiertos. Una cosa es la caridad cristiana y otra muy diferente la política migratoria impuesta por el NOM. Ésta sólo conduce a empobrecer los países, tanto de origen como de acogida, provocar más muertes y dolor añadido (prostitución, pobreza, delincuencia), así como acabar con la riqueza de los países de destino al empobrecer aún más a las clases menos favorecidas porque abarata los contratos (por no decir que muchas veces se trabaja «en negro») y además el empresario dispone de una ilimitada oferta de mano de obra.

    1. Hola Liuva, por ahí parecen que van los tiros, al Nuevo Orden Mundial y sus dogmas de fe para dominar el mundo y a la población…terminar con la cultura, la identidad social y cultural, la familia, la religión…y hacer de los individuos unos animales cada vez mas vulnerables que se echen a los brazos del Nuevo Orden Mundial ante tanta vulnerabilidad; el Nuevo Orden te dará si acaso un mendrugo de pan y te dirá como tienes que pensar, si es que es necesario que en lo sucesivo pienses.
      Esto comienza a parecerse al Apocalipsis, hasta la UE presenta similitudes con una de las Bestias.

  7. Ahogados en el mar.
    Y los propagandistas católicos animando a que hablemos de Satanás.
    Y los papas bendiciendo el derecho de Europa a que no pasen.
    Y ellos, ahogándose en el mar.
    Y ellos ahogados en el mar.
    ¿Qué pensará Jesús de nosotros?
    Confio en que Dios acoja en su seno (aunque no estén bautizados, ay, ay, ay) a los que nosotros dejamos morir.
    Ahogados niños, mujeres, embarazadas, jóvenes, hombres.
    Ahogándose, ahora mismo, en el mar. A nuestras puertas.
    ¡Qué asco!

    1. Los dejara morir ud, Sr. o Sra. Puf….yo no dejo morir a nadie, para que yo deje morir a alguien debe estar en mi campo de acción la posibilidad 1 de percibir que alguien se muere, 2 la capacidad de poder evitarlo mediante una acción;
      El resto son chantajes emocionales de unas personas de muy dudosa ética, encomendados a la demagogia desenfrenada, normalmente ligados a fines políticos.

      1. No se puede explicar mejor en tan pocas líneas. Solamente añadir que, esta situación se podría revertir si se hicieran las ayudas necesarias «IN SITU»,para evitar el flujo migratorio y la despoblación de estos paises y el enriquecimiento de las mafias.El señor Vestringe(nada sospechoso de derechismo) al que yo oí en 6 mujeres sin piedad, dijo textualmente que emigran los más ricos de esos países, ya que los pobres no tienen dinero para costearse el viajeEste «BUEISMO»que secunda la política socialista y proclama la Iglesia Catolica, ,con su dirigente a la cabeza como es el PAPA FRANCISCO, va a desembocar en un desastre, porque EUROPA no puede acoger a personas que no tienen nada que ofrecer , tanto en el plano técnico como en el académico y pasan a engrosar
        El DÉFICIT DE LOS ESTADOS.
        Soy católica, creyente y colaboró para ayudar a estas situaciones, pero desde hace unas años me siento decepcionada
        Por la deriva que esta tomando la IGLESIA bajo el mandato del PAPA FRANCISCO.

    2. Los únicos responsables de las muertes en el mar son los criminales que instalan cuarenta o cincuenta personas en una balsa de m… para que crucen el Mediterráneo, y además cobran, y bien, por ello. Nadie más.

  8. Creo q lo q tenemos q hacer los cristianos es vivir cristianamente y tender la mano al necesitado., al margen de las circunstancias y de las consecuencias. Para mí la política es un obstàculo en nuestro camino a la santidad pq se centra en los propios intereses, sin embargo la santidad no se consigue centràndonos en los propios sino en los ajenos. La política es mundana. El Reino es divino. ¿Que nuestro tender la mano traerà consecuencias negativas para nuestros intereses, bienestar etc.? Seguramente, pero el amor siempre tiene un precio. El de Jesús lo tuvo. El precio es ser crucificado en Cristo, con Él y en Él. Y si morimos en Él, resucitaremos en Él.

    Y, para mí, eso es Cristianismo, aunque me da un miedo bàrbaro pero antes de la cruz hay q vivir el miedo de Getsemaní.

    O no vamos a beber de esa copa?

    Mientras no se encuentren soluciones debemos actuar cristianamente y salvar vidas.

      1. Chester ton,

        No. No lo hago. Pero si por dejarla abierta se salvaran vidas debería hacerlo. No digo q lo hiciera, incluso St. Pedro negó a Cristo, sólo q debería hacerlo.

        No es mi discurso es el de Cristo q dejó su corazón al descubierto para q fuera agujereado por nosotros.

        No se trata de eso? de cristificarse????…

        A veces no les entiendo…

        1. Chester ton,

          Y usted? … Si supiera q hay personas a punto de morir de frío, por ejemplo, tras la puerta de su casa,¿les abriría y les daría cobijo, algo caliente, escucha, atención… aunque estuvieran estrechos?…

          A que sí?

          1. ACS ¿pero hay personas que van a morir de frío? pregunto….porque cada vez que se ha querido investigar sobre los refugiados se ha impedido.
            Como deja bien claro la columna, nadie discute la cuestión de ayudar a otro si entra en sus posibilidades.
            Lo que se discute es si se ayuda a millones que además son empujados por razones que siempre se ocultan, y con el consiguiente riesgo de no ser absorbidos por el mercado laboral..en el caso español el mercando laboral no integra ni a los propios españoles, y el riesgo de poner en peligro la viabilidad de los servicios públicos que tanto ha constado implantar, por no mencionar la formación de getos por in adaptación.
            En cuanto a dejar ahogar…con que dinero? porque aquí todo es precioso hasta que llegamos al tema de con que bolsillo se va a sufragar todo, y es más, con los satélites y radares ¿porque se dejan si quiera salir al mar? Misterios de 4º Milenio

  9. Es una injusticia endosarnos este problema a las personas normales. La confusión, de manera increíble, la están creando las personas menos indicadas , ademas de que a estas personas les corresponde dar las respuestas concretas a la instalación de la barbarie en la sociedad y sin embargo no lo hacen y no se comprende su miedo e incompetencia. La fuerza, competencia y el poder de intervenir en paises gobernados por bandas, el realizar proyectos para el desarrollo de tales paises, etc, lo tiene la «comunidad internacional», pero aqui es donde está el problema ya que estos poderosos andan en la promoción del aborto, endosarnos a nivel mundial la ideologia de género y todas las maldades imaginables. El problema de la inmigración es otro proyecto creado por estos criminales para la destrucción de todo. ¿Quien va estar en contra de que una persona se busque la vida donde pueda? ¿quien, creyente o no, va estar en contra de la caridad a las personas? NADIE. Nos están engañando

  10. Hay cuestiones complejas donde las haya y la inmigración ilegal es una de ellas. Y entiendo que a cuestiones complejas no se pueden dar respuestas simplistas; y creo que en ámbitos eclesiales, con mucha frecuencia se pronuncian palabras con mucho sonido y fuerza moral, pero con poca concreción y realismo; ¿que significa realmente ser acogedor? ¿ser hospitalario? Que el inmigrante ilegal es un prójimo, un hermano; totalmente de acuerdo; ahora bien, ¿lo hospedamos en nuestra casa? ¿hay sitio? ¿hasta cuando? ¿lo hospedamos en casas de religiosos (por cierto, algunas medio vacías y cabrían bien allí, no? ¿o en casa arzobispales?
    Porque todo esto habrá que concretarlo mucho para que nos llene la boca de muchas palabras. Es cierto que desde la Iglesia se están haciendo cosas y buenas; pero el asunto tiene repercusiones políticas, económicas, morales, sociales etc de gran calado.

    1. En ámbitos eclesiales se le ha cogido gustillo al estilo «progre» que consiste en:
      1. Denunciarlo todo
      2. No aportar ninguna solución
      3. Responsabilizar a los demás, e imponer siempre cargas, gravámenes y obligaciones a los demás-
      4. Finalmente, después de los 3 anteriores pasos, proclamar su Santidad, inocencia, bondad, y recordarnos que son «seres de luz»

  11. Totalmente de acuerdo con la columna; el tema de la emigración masiva resulta ya demasiado demagógica y falsa en todos sus aspectos, y huele a consigna a escala mundial.
    Hace tiempo un marroquí me comento que había un pueblo del que emigraron 10 jóvenes a Europa, a 9 de ellos les fue mal pero cuando hablaban con sus parientes lo ocultaban, disfrazando la realidad; uno de ellos fue a parar a Suecia, tuvo la suerte de conocer a una sueca, enamorarse, casarse y tener un trabajo fijo con un sueldo bajo…cuando escribía a sus parientes lo exageró todo, me va super bien, gano mucho dinero y me he casado con una rubia nórdica de bandera; los parientes exageraron más la historia, mi niño es un triunfador!!!…al año siguiente 100 marroquis del mismo pueblo se fueron a Europa pensando que eran tontos si se quedaban en el pueblo. Esta sencilla mecánica de codicia mueve a millones..no voy a decir absolutamente a todos, pero si a una gran parte.

    1. Creo que en esta question hay que discernir lo que corresponde a los Estados Civiles implicados en la emigración y los implicados en la inmigración para entre ellos resolver la cuestión cumpliendo con la legalidad de cada uno y atendiendo a las reglas internacionales como auxilio para resolver de manera justa para los dos. Y discernir sobre lo que dispone la Ley Divina CRISTIANA resumida en los 10 Mandamientos + los Sagrados Sacramentos de la Santa Madre Iglesia y en el Sagrado Corazón fuente de infinita MISERICORDIA para todo aquel que se acerque a EL con Humildad y confianza. De este modo se encauzarian mejor las soluciones a cada situación particular o grupo familiar. Resumo dad al César lo que es del César y a DIOS lo que es de DIOS y así se resolvería mejor este dilema lacerante para lo Estados e Inmoral para los creyentes en DIOS PADRE CELESTIAL TODO PODEROSO CREADOR DEL CIELO Y LA TIERRA Y DE TODO LO QUE EN ELLA SE CONTENGA. AMEN.

  12. Cuando los dogmas de verdad se rebajan y hasta pisotean, se elevan a rango de dogmas eclesiales los del pensamiento único, como el migracionismo desarraigador y abaratador de la mano de obra, el homosexualismo anti familia, el globalismo supresor de identidades católicas, el ecumenismo poliédrico relativista, el ambientalismo limitador de la natalidad, incluso con el aborto, etc etc.

  13. ¡ Hay que defender la vida, oiga ! ¡ El aborto es un pecado gravísimo ! Pues todo esto, que es verdad, exige medidas extraordinarias tales como el hacer memoria todos los días en las Preces de la Misa de los niños abortados para concienciar a los fieles de tan grave situación, más o menos con la siguiente fórmula : » Por los niños hoy abortados y por sus madres que no saben lo que hacen, roguemos al Señor » . Y si consideramos que esas pequeñas víctimas del demonio, el mundo y la carne, ya están en el cielo junto con los ángeles y los santos pues que me digan, a santo de qué no se implora igualmente su santa intercesión por todos nosotros culpables , por silencio y omisión , de tantos millones de crímenes. ¿ Pero alguien, en su sano juicio, puede esperar a que cambie la situación si no tomamos , de verdad, cartas en el asunto, o es que ya no creemos en la eficacia de la oración ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles