PUBLICIDAD

¿Cómo orar en familia?

Hombre rezando en la montaña, como Cristo durante la Cuaresma.
|

¿Cómo pueden los padres introducir en la vida familiar diaria, tan ajetreada, la oración, el encuentro con Cristo?

A esta pregunta responde el cardenal Raymond Leo Burke en Esperanza para el mundo – publicado por Bibliotheca Homo Legens -, incidiendo en la bendición de la mesa, en el fomento de la devoción al Sagrado Corazón, el rezo del Rosario o el examen de conciencia.

                Comprar aquí                 

Recogemos aquí íntegramente la reflexión de Burke sobre la oración en familia:

Es un tema muy importante y empieza al despertarse. En la hora de las comidas, la oración de bendición de la familia, la comida y las gracias después de comer. Otra devoción efectiva es dedicar un rincón de la casa al Sagrado Corazón. Basta una imagen, una estatua, una vela, para facilitar la reunión de la familia, que rezará por el mundo y por los que sufren. También está el rosario. Al principio, recitar una decena es importante para entrenar a los más pequeños, incluso si es difícil para los padres. Con la repetición y la práctica, el rezo del rosario es cada vez más hermoso. Cada noche, cuando los niños se van a la cama, es importante ayudarles a hacer examen de conciencia, a recitar el acto de contrición y a decir una breve oración pidiendo a Dios la protección durante la noche, porque la noche es el símbolo de la muerte y trae muchas tentaciones. Recuerdo cuando aprendí la oración a san José para una buena muerte que, de hecho, sigo recitando. También es importante enseñar al niño a desarrollar un total sentimiento de la presencia y protección de su ángel de la guarda. La simple oración al ángel de la guarda era algo muy importante para mí, desde siempre.

Pero ¿y si no hay tiempo? ¿Y si entre el asfixiante quehacer diario no hallamos un momento para encontrarlos con Él cara a cara?

Se tiene que encontrar tiempo para dedicarlo exclusivamente al Señor en la oración. He oído a sacerdotes decir: «Mi trabajo es mi oración». Sí, es bueno santificar el trabajo, pero temo no tener la fuerza de santificar el trabajo y mi vida diaria si no dedico tiempo a Dios, a veces media hora, a veces quince minutos. Al final del día, cuando los niños están en la cama, se puede buscar tiempo para leer la Sagrada Escritura o un libro de meditaciones. Puedo experimentar el silencio ante la presencia de Dios, diciéndome que estoy en sus manos. Es muy importante consagrar el día al Señor, sobre todo para los esposos. Es bueno que la oración sea individual, pero también comunitaria.

5 comentarios en “¿Cómo orar en familia?
  1. «No se puede vivir sin hacer una plegaria diaria a nuestro Padre del Cielo, como tampoco con odios y rencores. Acudid AL Sagrado Corazón de Jesús, en todo lo que necesitéis. El escucha a los que piden con fe. Predicad esto». Es lo que nosotros hacemos pedir ayuda con fe. Con palabras dulces. Nuestra Madre La Virgen María, de Fátima; nos pidió que recemos el Rosario todos los días para alcanzar la paz del mundo y el fin de la guerra. Por los enfermos y necesitados en este caso, Nuestra hija: Elisa Isabel, discapacitada física y psíquica en un 86%; con falta de movilidad, necesitamos tu ayuda con urgencia, ayuda Para adaptar un cuarto de baño a sus necesidades. Los ingresos que tenemos son muy bajos, disponemos de certificados de pobreza que lo acreditan. Bono social para que no nos corten los suministros. Todo cuanto escribo anteriormente lo puedo presentar con certificaciones a la persona que lo solicite. Tl. 634710065. josemanuelgarciapolo@gmail.com Reza el Santo Rosario cada dia.

    1. ¿Y porqué interpreta que por el hecho de no tener comentarios, no interesa la oración?
      En primer lugar, la columna trata sobre la publicación de un libro…la lógica impone que para comentar con algún fundamento, debe haberse leído previamente. En segundo lugar, la columna no adelanta que el libro diga o trate sobre algo novedoso, más bien parece un libro dirigido a persona sin mucha experiencia de oración, algo en si estupendo pero creo que los que por aquí escribimos, no comenzamos a orar ayer precisamente.
      En definitiva, el libro parece positivo pero no parece aportar mucho al juego del comentario.
      Los que escribimos ya sabemos que la oración es la columna vertebral de una vida espiritual, incluso el que escribe, sabe que existen investigaciones científicas que atribuyen a la oración efectos beneficiosos para salud.
      Por lo demás, pienso que las oraciones colectivas deben hacerse siempre entre personas con dilatada experiencia en la individual.

  2. Un letrero en una ferretería, aquí en mi tierra decía algo así :
    Señor, si por causa de mi trabajo me olvido de Ti, Tú Señor, no te olvides de mi. Me encantó.
    Y me acuerdo de un camión de pasajeros:
    Señor, estoy en mi trabajo , si vuelvo con mi familia, es que Tú estás conmigo, si no vuelvo con ellos, es que yo estoy contigo, no te olvides que te amo, Sr.
    Dios no es exigente, nos comprende, nos da oportunidad de amarlo como podamos, damos lo que tenemos, además, El es el que nos da la pauta.

    1. 🙂
      Romanos 8 26-27 «De este modo el Espíritu socorre nuestra debilidad. Aunque no sabemos pedir como es debido, el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos inarticulados Y el que sondea los corazones sabe lo que pretende el Espíritu cuando suplica por los consagrados de acuerdo con Dios»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles