PUBLICIDAD

Francisco: «La eutanasia y el suicidio asistido son una derrota para todos»

|

El Papa Francisco ha querido pronunciarse sobre la eutanasia, pocas horas después de que todos los medios de comunicación informaran del caso de Noa Pothoven, adolescente de 17 años a quién al parecer ayudaron a morir debido a la depresión que sufría, el pasado domingo.

Noa había sufrido acoso sexual a los 11 y 12 años, y a los 14 fue violada por dos hombres. La violación le ocasionó estrés postraumático, anorexia y depresión. El pasado domingo, con la autorización de sus padres, se le dejó morir.

El Papa Francisco ha comentado hoy en su cuenta de Twitter que «la eutanasia y el suicidio asistido son una derrota para todos» y que la respuesta que hemos de dar es «no abandonar nunca a quien sufre, no rendirnos, sino cuidar y amar a las personas para devolverles la esperanza».

20 comentarios en “Francisco: «La eutanasia y el suicidio asistido son una derrota para todos»
  1. Y dale… Una y otra vez los católicos metiendo sus naricillas donde no les llama nadie.

    A ver. Si yo quiero, y dejo escrito, que cuando sea demasiado mayor para tener ninguna esperanza de volver a tener una vida razonable (caminar, poder leer, poder ir al baño por mi mismo, etc…), y en esa fase final de mi vida no quiero sufrir, o no quiero simplemente vivirla, y quiero que me administren drogas para no sufrir aunque reduzcan sensiblemente mi esperanza de varios años a un mes o unas semanas… O simplemente quiero que se acabe… ¿Quién narices se cree nadie que es para no respetar mi libertad de elegir? ¿Quién narices se cree que es nadie para decidir que debo seguir sufriendo unos años más?

    Una y otra vez queda claro que no son más que unos aprendices de dictadores, pretendiendo imponer sus ideas de cómo hay que vivir la vida.

    1. …Y si otra persona me está amargando la existencia y haciéndome la vida imposible, bien sea porque no deja que me suicide impidiéndome hacer lo que yo quiero para mi felicidad, por qué no voy a poder asesinarla limpiamente, es que ya no voy a poder defenderme contra los que impiden mis derechos.

      1. ¿? Algunos confunden el tocino con la velocidad. ¿Qué narices tiene que ver decidir SOBRE MI PROPIA VIDA con decidir sobre LA VIDA DE LOS DEMÁS?

        1. Es más fácil decidir sobre la vida de los demás que sobre mi propia vida. A los hechos me remito, los homicidios siempre superarán con creces a los suicidios.

    2. La Iglesia no impone ni obliga, simplemente interpela y propone alternativas.

      Si te quieres suicidar nadie podrá impedirlo si te propones que así sea. Pero pedir a otro que «te suicide» es violentar la conciencia de ese otro lo cual me parece un egoísmo cobarde.

      1. ¿Violentar la conciencia? ¿Qué narices querrá decir eso? Violentar la conciencia… cuánto le gustan las expresiones raras a los católicos… El conocido caso del marido que le acercó a su mujer el veneno que ella pudo beber para acabar con su sufrimiento… ¿tenía su conciencia violentada? ¿O simplemente amaba a su mujer tanto que no la podía hacer seguir sufriendo una vida que ella quería terminar? ¿Alternativas? ¿Qué narices de alternativa hay a esa forma de vida? ¿Es eso vivir?

        Y SI, la Iglesia Católica pretende IMPONER su forma de ver la vida… su ideología. Si alguien se quiere suicidar, yo siempre estaré a favor de intentar convencer a esa persona de que su vida merece ser vivida, por muy complicada que la vea en un momento determinado. Pero cuando NO puedo decirle NADA a esa persona, NADA en absoluto, para convencerla (como un enfermo terminal con 85 años… pongamos)… entonces… SI SU VOLUNTAD (la de esa persona) es dejar de vivir, sea.

        1. La voluntad a los 60 años no tiene porque ser la misma que a los 70, pueden cambiar muchas circunstancias, conocimientos y vivencias que modificarían la voluntad.

  2. Ya estamos con las derrotas. Y las violaciones, los atracos, las corrupciones, las bombas terroristas… Derrotas también, pero p’al pringao que las sufre, ¿verdad?

  3. Francisco, y no digamos su acólito Paglia, cojea en la cuestión de la eutanasia, al no distinguir con claridad los cuidados intensivos y el sustento vital con el encarnizamiento terapéutico. En el caso Alfie Evans, hasta el final, no se pronunció a favor de su vida e incluso guardó un silencio elocuente sobre la sentencia que lo condenaba a muerte por asfixia, hambre y deshidratación, con invocación expresa de un ambiguo texto francisquita, sentencia que gozó del beneplácito de un Paglia claramente eutanásico. Nunca debió dejarse la Academia Pontificia para la Vida en manos de este indeseable corrupto, con unos antecedentes deleznables.

  4. Cuidado con la terminología tuitera de llámame Jorge.

    La eutanasia y el suicidio asistido no debe calificarse con vocablos que pertenecen al mundo deportivo como derrota o victoria. Porque estos crímenes son vistos hoy socialmente como un éxito por su alto grado de eficiencia. Una vida inhábil, no productiva no tiene valor alguno. Cuidar de estas personas con problemas graves y debilitadas consume tiempo y dinero. Lo consideran estos cuidados como algo gravoso e insoportable. Porque no conocen a Dios, la alegría darse a los demás de Santa Teresa de Calcuta.

    Estas acciones asesinas pertenecen al mundo moral de las personas. Y deben calificarse como inmorales, como apartamientos graves de la Ley de Dios. Y esta doctrina, la del pecado y la gracia, no entra en los planes de la mente sangallense. Por eso no figura en los tuits de Jorge.

    1. Solodoctrina:

      Déjese de tonterías. Soy YO quien no quiero seguir viviendo en esas condiciones. Nada de ser «no productivo» ni gaitas. Si YO SI quiero seguir viviendo sus tonterías de vidas inhábiles e improductividad no valdrían NADA, simplemente. Hay muuuucha gente improductiva que sigue viviendo tan a gusto, consumiendo un montonazo de tiempo y dinero. No hay más que pensar en los 8 millones de jubilados, ¿verdad? Ridículo hablar de tonterías «no productivas». No ha entendido usted NADA.

      Repito: Soy YO quien no quiere vivir así, y, llegado el momento, prefiero morir… a seguir viviendo así. ¿Lo entiende usted? YO. Y es MI libertad, y usted no tiene NADA que decir. ¿Lo entiende usted? Quiere usted decidir por mí que yo tengo que seguir sufriendo, tirado en una cama, hasta que a usted se le ocurra.

  5. Basta de tuits francisquitas, basta de entrevistas, basta de ruedas de prensa. No me convence nada esta maldita moda que morirá por inanición. Es completamente banal. Rebaja a la cátedra de Pedro al rango ínfimo de opinionista, una opinión más, desafortunada por lo general. hace falta una encíclica sobre el gender.

    1. No vendrá dicha encíclica porque el Pontífice Maximo está orando en Mater Ecclesiae -no todos los días reasume la función docente del Papado como en el caso de los abusos sexuales- y porque llámame Jorge no produce encíclicas válidas para un católico. Que no agregue más degradación que la aportada por Cap 8 de AL + obispos BA.

      Mejor que Jorge siga callado sobre el gender -a éste lo quiere hacer pasar de contrabando- y cuando un Papa de verdad asuma las funciones activas que se pronuncie como debe ser: maestro de los cristianos.

  6. El instinto de conservación es algo innato en toda persona . Este debate sobre el derecho al suicidio, asistido o no, ( lo de la muerte digna me da sonrojo) hace pensar, porque demuestra que la «cultura de la muerte» va avanzando, Y no es tan extraño porque esta «civilización», palabras mayores, ha entrado en una decadencia que no tiene vuelta atrás,
    ¿Pero es que no se reflexiona sobre el hecho de que nacemos cuando, y dónde lo decide la Voluntad de Dios, y que de la misma manera sólo Él es Quien en su momento nos manda la muerte? ¿ Es que no se sabe que nuestra estancia en este mundo obedece a Su Plan por el que el que se quita la vida Lo desobedece e incumple su obligación por no estar donde debería hasta el último día de su existencia?
    Lamentablemente, lejos de Dios cualquier aberración es posible.

    1. Magdalena, en todo de acuerdo con su comentario pero debe hacerse una precisión.

      Esta joven se quita la vida pero estaba enferma psíquicamente. Su sentimiento de angustia, el cual también es seguro lo tuvieron los padres, supone una prueba para ellos. En quienes seguramente el drama de su hija hizo surgir un sentimiento de equivocada piedad. Por tanto, la culpa subjetiva de la joven holandesa en plena depresión es mínima, algo más lo es la culpa de los padres y lamentablemente plena en los médicos, quienes asisten a un suicidio omitiendo asistencia, a pesar que su misión es servir la vida siendo expertos en ello. Grave claudicación moral no servir al Señor, el verdadero dueño de la vida humana, al dejar que alguien en su debilidad síquica disponga su muerte, sin mover un dedo para evitarlo.

      1. Pero todo ello agravado por un ambiente socio-cultural predominante en Occidente hoy que ve el sufrimiento como algo sin valor, en especial, en personas que no son productivas. En esta mentalidad, las personas que no son autosuficientes son un gasto innecesario.

        Esta joven no tuvo cupo en internación en hospital siquiátrico, lo menciona ella como queja. Una vergüenza la falta de hospitales siquiátricos en esta cultura de la muerte de sociedades opulentas que valoran mal a las personas no productivas, como el caso de esta joven holandesa con depresión y anorexia.

        Es la ausencia de hospitales pedida por Darwin, el héroe de Marx, porque sólo los fuertes tienen derecho a vivir. El inglés aplicaba a los humanos la selección natural. Y los hospitales, creación del catolicismo y su visión del mundo cristiana, sobran para el darwinismo social, imperante hoy de nuevo. Fue la base intelectual del nazismo y el comunismo y está redivivos ahora con la cultura de la muerte.

  7. Es de tal dimención ell dogma que las personas que no son autosuficientes o que no tienen probabilidad de serlo son un gasto innecesario, que la justicia inglesa -Papá Estado- prohibió que los padres de Alfie Evans lo llevaran a su casa y lo alimentaran. Se demostró falso incluso que dependía de un respirador, un gasto innesario en la mentalidad asesina y bajadora de costos médicos, ya que Alfie vivió 5 días luego de ser desconectado.

    Recordar que lo mataron por no darle agua y comida. Los médicos y los jueces. lo mataron de inanición al inocente pequeño luchador Alfie. Mal rayo los parta.

  8. Morir por culpa de una emoción es algo que puede evitarse, +queridos amigos, enemigos y extraños. Teneis que aprender a manejar vuestras emociones. Sentados sobre un cojín, o en banquito, o incluso en una silla. También tombados, en última instancia. Inspirando, sentid el aire empujando el abdomen. Espirando, sentíd el aire dejando bajar el abdomen. Inspirad… Espirad… Es sencillo. Podeis aprender a vivir con vuestras emociones negativas: odio, dolor, frustración, pena, envidia, depresión… No os suicideis, mis queridos hermanos. Aprended a vivir.🙏

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles