PUBLICIDAD

“Somos su rebaño y solo debemos esforzarnos por escuchar su voz”

|
El Papa durante el rezo del Regina Coeli asegura que el Evangelio de hoy “nos invita a vivir nuestra relación con Cristo con plena confianza y familiaridad”. También felicita a las mamás en su día y recuerda que el Señor sigue llamando a las vocaciones.
(Mireia Bonilla/Vatican News)- En el Cuarto Domingo de Pascua, también conocido como el Domingo del Buen Pastor, el Papa Francisco narra el Evangelio del día, en el que Jesús habla de la relación que lo une a las ovejas del rebaño, es decir, sus discípulos, resaltando que se trata “de una relación de conocimiento mutuo”: “Mis ovejas – dice – escuchan mi voz y yo las conozco y ellas me siguen. Les doy vida eterna y no se perderán”.

Por tanto – dice el Papa – “el Evangelio de hoy nos invita a vivir nuestra relación con Cristo con plena confianza y familiaridad” y al igual que a sus ovejas, también a nosotros “nos busca y nos ama” y está atento a cada uno de nosotros: “Nos acoge y nos ama tal como somos, con nuestras fortalezas y nuestros defectos. Para cada uno de nosotros “da vida eterna”: es decir, nos ofrece la posibilidad de vivir una vida plena, sin fin. Además, nos mantiene y nos guía con amor, ayudándonos a cruzar los caminos inaccesibles y los caminos a veces riesgosos que aparecen en el camino de la vida” ha asegurado frente a los fieles presentes en la Plaza de San Pedro desde el Balcón del Palacio Apostólico.

Francisco también ha señalado que es importante “escuchar y reconocer su voz” porque esto implica “intimidad con él”, la cual – ha puntualizado – “se consolida en la oración y en la unión de corazón a corazón con el divino Maestro y Pastor de nuestras almas”. Además, esta intimidad de la que habla el Papa “fortalece en nosotros el deseo de seguirlo, saliendo del laberinto de caminos equivocados, abandonando las conductas egoístas, para emprender nuevos caminos de fraternidad y el don de nosotros mismos, a imitación de Él”. A su vez, provoca que atraigamos a él – continua – “a aquellas personas que lo buscan, pero quizás sin saberlo”: “Hay tantas personas, que solo Dios conoce en sus corazones, y que ya son sus “ovejas”, pero necesitan un hermano, una hermana que las lleve a Jesucristo”. “¡Ser capaz de hacer esto es una gran gracia y una gran alegría!” ha exclamado.

Por último, el Santo Padre ha pedido que no nos olvidemos de que Jesús es el único Pastor que nos habla, nos conoce, nos da vida eterna y nos cuida: “Somos su rebaño y solo debemos esforzarnos por escuchar su voz, mientras que con amor él examina la sinceridad de nuestros corazones. Y de esta continua intimidad con nuestro Pastor, viene la alegría de seguirlo, dejándonos llevar a la plenitud de la vida eterna”. Y esta vida eterna – concluye el Papa – “ya está presente en nuestra existencia terrenal, pero se manifestará plenamente después de la muerte, introduciéndonos en una felicidad infinita, en comunión con Dios y con todas las personas que se dejan guiar por Él”.

Después del rezo del Regina Coeli, el Papa ha recordado que hoy se celebra el Día Mundial de Oración por las Vocaciones, que este año tiene como tema: “El coraje de arriesgarse por la promesa de Dios” y asegura sus oraciones por las vocaciones al sacerdocio y la vida consagrada. “Esta mañana, en la Basílica de San Pedro, tuve la alegría de ordenar algunos nuevos sacerdotes. Mientras saludo con afecto a estos nuevos presbíteros junto con sus familiares y amigos, los invito a recordar a cuántos el Señor sigue llamando por su nombre, como lo hizo un día con los Apóstoles en la orilla del lago de Galilea, para que puedan convertirse en “pescadores de hombres””.

Finalmente, ha concluido con un recordatorio especial a todas las mamás, cuyo día se celebra hoy en muchos países del mundo y les agradece por su “precioso trabajo en la crianza de sus hijos y protegiendo el valor de la familia”. Además, ha recordado también a las madres que nos miran desde el cielo y “continúan cuidándonos con oración”.

Publicado en Vatican News.

6 comentarios en ““Somos su rebaño y solo debemos esforzarnos por escuchar su voz”
  1. Los operarios, incluso el mayoral, no se atienen a la sana doctrina que nos ayuda a reconocer la voz del Buen Pastor.
    Si encima escuchamos que todas las religiones son iguales. ¿Qué se espera que haga la gente? Pues irse a las otras que son más cómodas y menos exigentes. Si todas son iguales, a ver qué sentido va a tener quedarse en una en la que la puerta es estrecha y la consigna es la cruz…
    Y de los que nos quedamos, los hay que se dedican a hacer yoga y reiki después de misa porque incluso lo recomiendan algunos pastores, cuando no son ellos mismos los que lo practican.
    satanás se dedica a confundir…pero no necesita muchos esfuerzos. Del Papa se espera que combata toda desviación y que lleve al rebaño por la senda justa. Mientras permita o fomente los desmanes, no está cumpliendo su misión.

  2. Alguien ha visto un video de muchachos que tratan de imitar al pastor, y las ovejas no le hacen caso, siguen comiendo y ni se inmutan, pero les llega el sonido de la voz del pastor, y rápido todas voltean, y corren a reunirse a su lado, y lo curioso es que TODAS, no hay ninguna que prefiera la comida. Es muy bonito.
    Si lo que dejamos que entre por nuestros oidos, es el Santo Evangelio, donde viene la voz de Dios, no importará cuántos lleguen a distraernos con nuevos pastos, Dios siempre será nuestro Buen Pastor.

  3. Tomás, el racionalista, el que quiere que todo sea palpable, le dice: “no sabemos a dónde vas ¿cómo vamos a saber el camino?”. Jesús le responde que Él es el camino, o sea, la única forma de poder llegar al Padre, la verdad, como ratificando la divinidad de Cristo, y la vida, es decir, la meta que hay que alcanzar, la gloria definitiva, la vida eterna. Y para reafirmar lo dicho les advierte: Nuestra vida carecería de sentido si no estuviera enfocada hacia el camino que nos marca Jesús, todo lo demás nos puede resultar apetecible, pero nos desvía de nuestra auténtica meta. ¿Es Jesús nuestro camino?
    ¿Tenemos claro a donde queremos llegar y con quién?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles