PUBLICIDAD

El Papa sobre la ordenación de diaconisas: “Hasta este momento no va”

"¿Cómo se entiende que existiendo este sacerdocio femenino pagano con las mujeres no se diese en el cristianismo?"Vatican News
|

Ayer por la noche el Papa Francisco concedió una rueda de prensa en el vuelo que lo llevó a Roma, tras su visita apostólica a Bulgaria y Macedonia del Norte. El Pontífice respondió a preguntas sobre la relación con las Iglesias ortodoxas y la comisión que creó para el estudio de las diaconisas.

A continuación el texto completo de la rueda de prensa:

Director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti: Buenas tardes Santo Padre, gracias por estar aquí después de esta jornada tan intensa para compartir una reflexión sobre este viaje, intenso y bello. Viaje breve, conferencia de prensa inevitablemente breve, no agrego otras palabras sino estas: Santo Padre, usted hoy ha caminado sobre las huellas de la Madre Teresa, un gran testimonio del amor cristiano, y todos estamos afectados, como usted, por la muerte de Jean Vanier, un amigo, hermano de los últimos, otro gran testimonio. Así, antes de las preguntas le quiero preguntar si desea compartir un pensamiento sobre Jean Vanier.  

Papa Francisco: Sí, quiero (hablar) de la enfermedad de Jean Vanier. La hermana Genevieve Jeanigros me tenía al tanto. Hace una semana lo he llamado por teléfono. Él me ha escuchado, pero apenas podía hablar. Le quise expresar mi gratitud por este testimonio. Un hombre que ha sabido leer la existencia cristiana, del misterio de la muerte, de la cruz, de la enfermedad, del misterio de aquellos que son despreciados y descartados en el mundo. Ha trabajado no solo para los últimos, sino también para aquellos que antes de nacer tenían la posibilidad de ser condenados a muerte. Ha apagado su vida así. Simplemente gracias a él y gracias a Dios por habernos dado este hombre con un gran testimonio.

Gisotti: Gracias Santo Padre, la primera pregunta por parte de Biljana Zherevska, de la televisión macedonia.

Biljana Zherevska (MRT): Su Santidad, es un gran placer tenerlo en nuestro país. Nos sentimos honrados con su visita. Lo que nos interesa es oír de usted ¿cuál fue la mayor impresión que tuvo de ambos países, qué es lo que más le ha tocado?

Papa Francisco: Son dos naciones totalmente diferentes. Bulgaria es una nación de una tradición de siglos. Macedonia también tiene una tradición de siglos, pero no como país: como pueblo que ha llegado últimamente a constituirse como nación. ¡Es una bella lucha! Para nosotros los cristianos, Macedonia es un símbolo de la entrada del cristianismo en Occidente. El cristianismo entró en Occidente a través de ustedes. Aquel macedonio que se apareció a Pablo en sueños “pasa a Macedonia y ayúdanos”. Él se iba a Asia. Es un misterio esa llamada, y el pueblo macedonio está orgulloso de esto, no pierde la oportunidad de decir que “el cristianismo entró en Europa a través de nosotros, por nuestra puerta, porque Pablo fue llamado por un macedonio”.

Bulgaria ha debido luchar tanto por su identidad como nación. El solo hecho que en 1823 más o menos murieron 200 mil soldados rusos para reconquistar la independencia de mano de los turcos. Pensemos qué significa 200 mil. Tanta lucha por la independencia, tanta sangre, tanta mística para encontrar la consolidación de la identidad. Macedonia tenía la identidad y ahora ha llegado a consolidarla como pueblo, con pequeños, grandes problemas como el nombre y estas cosas que todos sabemos.

Las dos son comunidades cristianas, ortodoxas y católicas, también musulmanas. El porcentaje ortodoxo es muy fuerte en ambos (países), los musulmanes son menos y los católicos mínimo. Macedonia más grande que Bulgaria. Es una cosa que he visto en ambas naciones es las buenas relaciones entre los diferentes credos, la distinta fe. En Bulgaria lo hemos visto en el rezo por la paz: fue una cosa normal para los búlgaros, porque tienen buenas relaciones. Cada uno tiene el derecho de expresar su propia religión y tiene el derecho de ser respetado. Me ha tocado mucho esto. Además el diálogo con el patriarca Neófito fue de una bellezza. Es un hombre de Dios, me ha edificado mucho porque es un gran hombre de Dios.

De Macedonia me ha tocado una frase que me dijo el presidente: “Aquí no hay tolerancia de religiones, hay respeto”. Se respeta. Y esto hoy en un mundo donde el respeto falta tanto. El respeto a los derechos humanos, el respeto a tantas cosas que faltan, el respeto a los niños, a los ancianos. Que la mística de un país sea el respeto, esto toca. Me ha hecho bien. No sé si he respondido más o menos sintéticamente.

Peter Nanev (Televisión búlgara – BTV): Es una pregunta más personal: Usted como ser humano, ¿de dónde encuentra fuerzas en su cuerpo, en su espíritu en los casos en que usted tiene que dar incluso más fortaleza a niños gravemente enfermos?

Papa Francisco: Antes de todo quisiera decirte que no voy donde la bruja. No sé. No sé, de verdad. Es un don del Señor. Cuando estoy en un país me olvido de todo, pero no porque yo quiera olvidarlo, me viene olvidarlo, y solo estoy ahí. Y después esto me da perseverancia. ¡En los viajes no me canso! ¡Después me canso! ¡Después! Pero de dónde tomo la fuerza, creo que el Señor me la da, no hay explicación. Le pido al Señor ser fiel, servirlo en este trabajo de los viajes, que el viaje no sea un turismo. Lo pido. Todo es gracias a Él. No me viene decir otra cosa. Pero después, no hago tanto trabajo.

PUBLICIDAD

Silvije Tomasevic (Vecernij List): Las Iglesias nacionales ortodoxas no siempre están en concordia entre ellas; por ejemplo, no han reconocido a la Iglesia macedonia. Pero cuando se debe criticar a la Iglesia Católica, son unísonas. Por ejemplo, la Iglesia serbia no quisiera que se canonice al Cardenal Stepinac. ¿Algún comentario sobre esta situación?

Papa Francisco: En general las relaciones son buenas, son buenas y hay buena voluntad. Puedo decirles sinceramente que he encontrado entre los patriarcas hombres de Dios. Neófito un hombre de Dios, y además aquello que puedo agregar, una preferencia, Elías II de Georgia es un hombre de Dios, que a mí me ha hecho tanto bien. Bartolomeo es un hombre de Dios, Kirill es un hombre de Dios. Son grandes patriarcas que dan testimonio.

Todos tenemos defectos. Todos, también yo. Pero en los patriarcas he encontrado hermanos y algunos, no quiero exagerar, pero quisiera decir la palabra “santos”, hombres de Dios. Y esto es muy importante.

Después están las cosas históricas de nuestras Iglesias, algunas viejas, por ejemplo hoy el presidente me hablaba que el cisma de Occidente comenzó en Macedonia. Ahora viene el Papa por primera vez para remendar el cisma, no sé, pero por decir somos hermanos, porque no podemos adorar a la Santísima Trinidad sin las manos unidas de los hermanos. Esta es una convicción no solo mía, también de los patriarcas, todos. Esto es una gran cosa.

Después hay un mundo histórico. ¿Usted es croata? Me parecía haber sentido el olor de Croacia. Un caso histórico es la canonización de Stepinac. Es un hombre virtuoso, por esto la Iglesia lo ha proclamado beato. Se le puede rezar porque es beato, pero en un cierto punto del proceso de canonización hay ciertos puntos no claros, puntos históricos, y yo que debo firmar la canonización, bajo mi responsabilidad he rezado, he reflexionado, he pedido consejo y he visto que debo pedir ayuda a Ireneo, un gran patriarca. Él ha dado la ayuda y hemos hecho la comisión histórica juntos y hemos trabajado juntos, y a Ireneo y a mí, lo único que nos interesa es la verdad. ¿Para qué sirve una declaración de santidad si no es clara la verdad? Sabemos que es un hombre bueno que es beato, pero para dar este paso he buscado la ayuda de Ireneo, para llegar a la verdad y se está estudiando. Primero de todo fue hecha la comisión, ha dado su parecer. Ahora se están estudiando otros puntos, profundizando algunos puntos para que la verdad sea clara. No tengo miedo de la verdad, solo tengo temor del juicio de Dios.

Alessandro Gisotti: Hay tiempo para una pregunta más, Joshua McElwee del National Catholic Reporter.

Joshua McElwee (National Catholic Reporter): Muchas gracias, Santo Padre. En Bulgaria usted visitó una comunidad ortodoxa que ha continuado una larga tradición de ordenar a mujeres diaconisas para proclamar el Evangelio. Dentro de pocos días, usted se encontrará con la Unión Internacional de Superioras Generales (UISG), que solicitó hace tres años la comisión para las mujeres diaconisas. ¿Puede decirnos alguna cosa que sepa sobre el informe de la comisión sobre el ministerio de las mujeres en los primeros años de la Iglesia? ¿Usted ha tomado alguna decisión?

Papa Francisco: La comisión se hizo y ha trabajado por casi dos años. Eran todos distintos, todos sapos de distintos pozos. Todos pensaban diferente, pero han trabajado juntos y se han puesto de acuerdo hasta un cierto punto. Pero, cada uno de ellos tiene su propia visión que no concuerda con la de los otros. Y allí se detuvieron como comisión y cada uno está estudiando seguir adelante.

Sobre el diaconado femenino, hay un modo de concebirlo no con la misma visión del diaconado masculino. Por ejemplo, las fórmulas de ordenación diaconal encontradas hasta ahora, según la comisión, no son las mismas para la ordenación del diácono masculino y se parecen más a la que hoy sería la bendición abacial de una abadesa. Este es el resultado de algunos de ellos, yo estoy hablando un poco de oídas, lo que recuerdo. Otros dicen “no, esto es una fórmula diaconal”, pero debaten. No es claro. Había diaconisas al inicio, ¿pero era ordenación sacramental o no? Y eso se discute y no se ve claro.

Sí ayudaban, por ejemplo en la liturgia lo vemos, en los bautismos, que eran de inmersión, cuando se bautizaba una mujer la diaconisa ayudaba. También en la unción en el cuerpo de la mujer. Luego salió un documento en el que se veía que las diaconisas eran llamadas por el obispo cuando había una disputa matrimonial para la nulidad o el divorcio o la separación. Cuando la mujer acusaba al marido de golpearla llamaban a la diaconisa para que esta viera el cuerpo y así testimoniaba en el juicio.

Son las cosas que recuerdo, pero lo fundamental es que no hay certeza de que fuese una ordenación con la misma forma y la misma finalidad de la ordenación masculina. Algunos dicen que hay duda. Sigamos adelante a estudiar. No tengo miedo al estudio, pero hasta este momento no va.

Es curioso que donde hubo diaconisas era casi siempre una zona geográfica, sobre todo en Siria, luego en otra parte no mucho o nada. Todas estas cosas las he recibido de la comisión.

Cada uno sigue estudiando y se ha hecho un buen trabajo porque se ha llegado hasta un cierto punto común que puede servir como aliciente para seguir adelante, estudiar y dar una respuesta definitiva sobre si sí o no, según las características de la época.

Una cosa interesante –ahora nadie lo dice, pero…– algunos teólogos hace pocos años, 30 años antes por ejemplo, decían que no había diaconisas porque las mujeres estaban en segundo plano en la Iglesia. No solo en la Iglesia, siempre las mujeres.

Pero es curioso, en esa época había muchas sacerdotisas paganas. El sacerdocio femenino en el culto pagano estaba a la orden del día. Entonces ¿cómo se entiende que existiendo este sacerdocio femenino pagano con las mujeres no se diese en el cristianismo?

Esto es lo que se está estudiando, pero hemos llegado a un punto y ahora cada uno de los miembros está estudiando según su tesis. Esto es bueno. Varietas delectat.

Alessandro Gisotti: Santo Padre, gracias por su disponibilidad. La conferencia de prensa termina aquí porque el vuelo es breve y dentro de poco se servirá la cena. Gracias a todos por el trabajo grande que han hecho en estos días. Gracias Santo Padre.

Papa Francisco: Pero yo quisiera decir una cosa sobre el viaje. ¿En qué cosas he encontrado más consuelo y me ha tocado profundamente del viaje. Dos experiencias límite. La experiencia con los pobres hoy aquí en Macedonia, en el memorial de Madre Teresa. Había muchos pobres y se veía la dulzura de esas hermanas. Curaban a los pobres sin paternalismo, como si fueran sus hijos. Una dulzura, también la capacidad de acariciar a los pobres, la ternura de estas hermanas.

Hoy nosotros estamos acostumbrados a insultarnos. Un político insulta a otro, un vecino insulta a otro, también en las familias se insultan entre ellos. No me atrevo a decir que hay una cultura del insulto, pero el insulto es un arma a la mano. También hablar a espaldas de los otros, la calumnia, la difamación… y ver estas hermanas que curaban a cada persona como si fuera Jesús.

Me ha tocado una superiora que llegó con un joven valiente y la superiora me ha dicho “este es valiente” y lo ha acariciado así y me ha dicho delante de él: “Rece porque bebe demasiado”, pero con la ternura de una mamá y así me ha hecho sentir a la Iglesia madre. Es una de las cosas más bellas encontrar la maternidad de la Iglesia. Hoy la he sentido allí. Agradezco a los macedonios por tener este tesoro en la ciudad de Skopje.

Y luego otra experiencia, también diré límite. Hubo la Primera Comunión en Bulgaria. Es cierto, me emocioné porque la memoria se fue al 8 de octubre de 1944, a mi Primera Comunión cuando entrábamos cantando “Oh santo altar custodiado por los ángeles”, un canto bello que seguramente alguno de ustedes recuerda.

He visto a esos niños que se abren a la vida con una decisión sacramental. La Iglesia custodia a los niños, son un límite, deben crecer, son promesa. Y lo he vivido muy fuertemente. He sentido en ese momento que esos 249 niños eran el futuro de la Iglesia, eran el futuro de Bulgaria.

Son dos cosas que he vivido con mucha intensidad. Quería contarles esto y muchas gracias. Recen por mí. Y no quiero irme sin hablar del siglo, no del tiempo, sino de los cien años de los viajes. Son rosas de Bulgaria: un pequeño pensamiento por el viaje número 100. Me dicen que ahora viene el whisky (risas). Buen viaje y muchas gracias.

Publicado en Aciprensa.

37 comentarios en “El Papa sobre la ordenación de diaconisas: “Hasta este momento no va”
  1. ¿ Para qué nombró otra comisión sobre las supuestas diaconisas inexistentes, cuando la anterior ya concluyó lo que concluyó ? No nos engañemos. Ya hubo una comisión de estudio con Benedicto XVI que aclaró la cuestión. Si Francisco persiste es con el fin de replantear la ordenación de mujeres, aunque lo haya negado. Su credibilidad actual, después de tanta ambigüedad calculada, es cero o menos cero.

    1. Una pequeña corrección. El estudio que menciona anterior a éste es de 2002, con San Juan Pablo II. El documento de la CTI se llama “El diaconado: evolución y perspectivas”. La conclusión que dio aquel documento es la que menciona aquí el Papa: que la ordenación/bendición de diaconisas no era el equivalente femenino a la ordenación sacramental de los diáconos varones. Saludos.

        1. Pues quiero pensar que es un documento bastante desconocido incluso para el Papa. Imagino que al minuto de decir que se crearía una comisión alguien de su entorno le diría que ya estaba estudiado el tema. Y no quiso dar marcha atrás…

          1. El documento que menciona Diácono dice: «En lo que respecta a la ordenación de mujeres para el diaconado, conviene notar que emergen dos indicaciones importantes de lo que ha sido expuesto hasta aquí: 1) las diaconisas de las que se hace mención en la Tradición de la Iglesia antigua —según lo que sugieren el rito de institución y las funciones ejercidas— no son pura y simplemente asimilables a los diáconos; 2) la unidad del sacramento del Orden, en la distinción clara entre los ministerios del obispo y de los presbíteros, por una parte, y el ministerio diaconal, por otra, está fuertemente subrayada por la Tradición eclesial, sobre todo en la doctrina del concilio Vaticano II y en la enseñanza posconciliar del Magisterio. A la luz de estos elementos puestos en evidencia por la investigación histórico-teológica presente, corresponderá al ministerio de discernimiento que el Señor ha establecido en su Iglesia pronunciarse con autoridad sobre la cuestión».

  2. No hay lugar a dudas: No solo la Biblia nos dice que, en orden de prioridad y tiempo de evolución definida, (ver: Génesis) primero Dios creó al Hombre -Adán- y después a la Mujer -Eva-. Sino que la ciencia así lo constata cuando dice:

    EL HOMBRE ES DIRECTAMENTE PROPORCIONAL EN GRADO DE INTELIGERNCIA Y EVOLUCIÓN ALCANZADA, IGUAL, AL TIEMPO QUE LE SEPARA DEL PRINCIPIO DE LA CREACIÓN Y EL FIN DE LA MISMA.

    Y todo esto, aquí, siempre y cuando tanto el Hombre como la Mujer sean gentes, evolucionados del barro, o de la arcilla del planeta Tierra; (ver Génesis) y no sean, estos, descendientes de mercurianos o venusianos que desde tiempo ha, en aparente humanidad, habitan el planeta Tierra

  3. Actualmente tal como se percibe el diaconado es inadmisible para las mujeres. Ya que el diaconado es la primera de las ordenes sagradas dentro del sacramento del orden sacerdotal. Junto a los presbìteros y obispos. Reservado solo a varones.

    Por otra parte la figura de las diaconisas eran las de una mujer consagrada, lo que hoy dìa conocemos como religiosa o monja. Con la excepciòn de que administraban el sacramento del bautismo.

    Que curiosamente aunque debe ser administrado por un Sacerdote o Diàcono. Cualquier catòlico bautizado puede hacerlo cuando halla peligro de muerte. Una vez se pase este se debe acudir donde un ministro ordenado.

    Al mismo tiempo plantea un interrogante.

    ¿Cuàl serìa su funciòn? Si los diàconos de por si son prescindibles. No pueden confesar, consagrar. Y lo demàs lo hace un presbìtero.

    1. ¡Vaya ignorancia la suya! ¡Qué curioso que siendo tan “prescindibles” los diáconos fueran los primeros colaboradores que eligieran los apóstoles! Son anteriores a los presbíteros. Lea un poco de historia eclesial.
      Lo de “prescindible” es un término que, aplicado a cualquiera, debería estar fuera de todo vocabulario cristiano.
      El diaconado ha sido un ministerio al que tanto laicos como presbíteros han tratado mal. Sus funciones han sido asumidas por otros ministerios. Tras su restauración, de nuevo el diaconado ha de ocupar su lugar como ministerio. Si se molestara en indagar un poco, vería que es de los pocos que aumenta espectacularmente en el número de vocaciones a nivel mundial. Y eso a pesar de los obstáculos, incomprensiones e ignorancias.

      1. Lo que vienen haciendo los laicos, leer, repartir la comuniòn, asistir en el altar como monaguillos. De verdad que sigo pensando que esta figura es prescindible. En el principio serìa necesaria esta figura como lo fuè el de las diaconisas, pero con el tiempo quedo como un mero paso transitorio hacìa la ordenaciòn presbìteral.

        Instaurada esta figura y recuperada en el concilio vaticano II. Visto lo visto también que recuperen la figura de las diaconisas. La mujer hace un gran papel no reconocido dentro de la Iglesia.

        Seguro que habrìa bastantes vocaciones a ser diaconisa como lo hay a ser diàcono pero falta lo màs importante que son los sacerdotes.

        1. Vamos a ver. ¿Un laico puede ser ministro ordinario del bautismo y la comunión, presidir bodas, exponer y bendecir con el Stmo, bendecir por ejemplo agua u otros objetos o personas, leer el evangelio, predicar la homilía….? Todo eso lo puede hacer un diácono y un laico no. Y lo más importante: allí donde esté es imagen sacramental de Cristo siervo. Un laico nunca.
          Y un presbítero lo hace y lo es porque también fue ordenado diácono en su día, y no deja nunca de serlo.
          Instrúyase antes de opinar, por favor.

          1. De hecho cuando un diàcono hace la celebraciòn de la palabra no puede hacerla desde el altar siempre desde el ambòn. Si no hay un sacerdote de por medio. No puede dar la bendiciòn final, ni comenzar la misa con la siguiente fòrmula “El Señor este con vosotros”. Porque es considerado como un miembro màs entre sus hermanos con la peculariadidad de que ha sido ordenado diàcono por un obispo. Pero lo dicho aunque es cierto que hay cosas que èl hace que los laicos no pueden hacer. No me parece una figura prescindible porque para serlo tenìa que ser necesario. Y necesario es un sacerdote pero no un diàcono. Que lo mismo da que halla uno que no.

      1. Mira Ninoto, es mejor que no sigas poniendo comentarios, porque en cada uno nuevo demuestras más y más ignorancia. El diácono sí puede presidir desde el altar cualquier celebración que él dirija, sentarse en la sede y bendecir al final. Estás confundiendo con lo que hace un laico.
        Y no es lo mismo que un laico. Recibe el sacramento del Orden.

        1. Pues voy a tener que darte la razòn. Sr Diàcono. Lo que yo vi de buscar fuè la celebraciòn de la palabra por un laico.

          Pero ahora me doy cuenta que los diaconos en verdad si que tienen su importancia, màs que un laico a diferencia de estos estudian teologìa y demàs aparte de recibir la imposiciòn de manos.

  4. Si se responde “por el momento no”. significa que después si.
    Ya lo dice en el Evangelio :. Que su sí, sea realmente sí, y su no, sea realmente no .
    Oí a un sacerdote que las antiguas diaconisas que hubo, no eran otra cosa que las actuales monjas,. Que son las mismas que siguen ayudando a los sacerdotes. Entonces, ¿ Cuál novedad? Con que entren más mujeres a la vida religiosa, y ahí tienen a sus “diaconisas”
    Monjas, serías, y amadoras de Cristo, que no salgan en programas de televisión solo a causar escándalo. Eso sí que urge en la Santa Iglesia.

  5. Por sus frutos los conoceréis. Un cónclave amañado y fraudulento, el del 2013 sangallense, es la causa de haber encumbrado a un usurpador: el entregador de curas a la dictadura argentina.

    1. Eres un tipejo servidor de satanas, además ya incurriste en excomunión. Si vas a misa, que no creo que vayas, hazte un favor: no comulgues.

  6. El team Bergo.glio no dejó actuar al Espíritu Santo. El farsante llegó al cónclave previamente elegido por la mafia, dando su consentimiento a la estafa.

    Es la misma mafia que antes había presionado con grave violencia moral la resignación al ejercicio activo del papado a nuestro Papa Benedicto XVI. Quien sigue firmando como Papa, viste de blanco, vive en el Vaticano, usa el anillo de pescador -no se lo dio a Bergo.glio, todo un mensaje- y sigue dando bendiciones papales. Y que, naturalmente, retoma el magisterio docente cuando no puede mantener más el silencio.

    El que pueda entender que entienda.

    1. Sí, todo lo que cuentas es cierto, pero esa renuncia hasta cierto punto genera aún mayor confusión en una época de incertidumbres. Alguna mala lengua ha sintetizado la situación diciendo que Benedicto es el papa de los católicos y Francisco el de los musulmanes y protestantes.

      1. Francisco es el que no es.

        Los musulmanes y los protestantes no tienen nada que ver con él, ni él con ellos. Los usa para su verborrea de trilero. Su target, su programa REAL es la destrucción de la Iglesia Católica, la tiene secuestrada representando a San Gallen y redes homosexualistas, como bien denunció el valiente Viganó.

        Tarde o temprano los católicos recuperaremos la gestión de la Iglesia.

        En el oficio contemplativo nos sostiene Benedicto XVI, quien cuando la situación llega a límites graves, retoma puntualmente el oficio docente del papado

        Mientras tanto, el recreo lo adminstra Jorge Mario, a quien Dios ha permitido que se vea la cizaña eclesial en su figura calamitosa de falso profeta.

    1. Claro, tú no quieres ser diaconisa. Por cómo escribes creo que quieres ser papisa, eres una tipa tan soberbia y arrogante que te crees más sabia que el Santo Padre, en verdad tu y tu novio baal zunegui dais pena.

    1. Exactamente. Hay incompatibilidades graves con Jesucristo quien no ordenó jamás a mujeres, pudiendo hacerlo. Y tampoco una sacerdotisa puede representar jamás el alter christus en forma plena, porque el Hijo al encarnarse eligió la forma sexuada de varón, pudiendo optar por ser mujer.

      Por esto, el santo polaco dictaminó de manera definitiva que la Iglesia no está habilitada a rectificar a Dios y negó por siempre y para siempre la ordenación femenina.

      Quien lo explica esto con su profunda inteligencia es C S Lewis en su artículo del año 1948 ¿Sacerdotisas en la Iglesia? quien al detectar la desorientación que sonaba en la Iglesia Anglicana, ahora realidad plena, y que hoy esa misma confusión a llegado a la cumbre del catolicismo con el falso profeta Jorge Mario y su programa de San Gallen.

      infocatolica.com/?t=opinion&cod=21440

  7. Es necesario hacer recordatorio permanente del programa REAL de gobierno de la mafia sangallense cuyo representante administra hoy el Vaticano. Viene al caso porque el estilo de Georgius Marius es marear la perdiz con su larga charlatanería lateral, fuegos de artificio para que ya dentro de éstos, justificar las here.jías y traiciones, como al pasar, distraído, queriendo dar a entender que no le importa demasiado, enmascarando su intención auténticamente satánica.

    1. PROGRAMA REAL, LO DEMÁS ES VERBOVERREA PARA MAREAR Y MANTENER ENTRETENIDA A LA TRIBUNA CATÓLICA.

      – Rechazo de la enseñanza de la Iglesia sobre la contra concepción, lo cual significa situar en el mismo nivel moral todo tipo de medios para impedir la concepción, sobre cuya aplicación sólo la «conciencia» individual puede decidir». EN PROCESO.

      – Rechazo de toda forma de «discriminación» contra la homosexualidad y la consiguiente afirmación de una equivalencia moral para todas las formas de actividad sexual en la medida en que estén motivadas por «el amor» o al menos no perjudiquen a nadie. EN PROCESO ACELERADO,

      – Acceso para los divorciados vueltos a casar a los sacramentos de la Iglesia. CUMPLIDO con AL cap. 8 + carta de obispos de BA en AAS.

      – Ordenación sacerdotal de las mujeres. PRECALENTAMIENTO, por ejemplo, hablando en el avión de la comisión del “por ahora no” a DIACONISAS. EN PROCESO.

  8. La promoción en la Iglesia de la mujer, como la del hombre, se llama santidad, que se echa mucho en falta en estos tiempos, no sacerdocio ni episcopado ni papado. Más de un papa seguramente estará en el infierno, no sólo en el de Dante. El actual, si es que lo es, está haciendo muchos méritos para acabar allí.

    1. Fernando René:
      Zanchetta fue a comprar cigarros y un poco de tenme aquí, y pues,,,
      Ahí lo tienen, a ver cuando vuelve, 🤔🙄, , 🚖 🖐️

  9. Astucia preternatural.

    Ya el Papa San Juan Pablo II hace poco tiempo lo había definido con absoluta claridad y para siempre, así: “No es posible y la Iglesia no tiene la potestad Para cambiar la Voluntad de Dios al respecto y queda así para siempre jamás”

    Ahora el ocupante del trono de San Pedro dice: “Hasta este momento, no va” ( o sea que en cualquier momento próximo, sí que va ). Negando lo dicho por su antecesor, con mefistofelica sutileza.

  10. Ya el Papa San Juan Pablo II hace poco tiempo lo había definido con absoluta claridad y para siempre, así: “No es posible y la Iglesia no tiene la potestad Para cambiar la Voluntad de Dios al respecto y queda así para siempre jamás”

    Ahora el ocupante del trono de San Pedro dice: “Hasta este momento, no va” ( o sea que en cualquier momento próximo, sí que va ). Negando lo dicho por su magno y santo antecesor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles