PUBLICIDAD

Motu proprio del Papa sobre la protección a menores y personas vulnerables

|

El Vaticano ha publicado hoy una Carta Apostólica en forma de Motu Proprio del Papa Francisco sobre la protección de los menores y de las personas vulnerables en el Vaticano. Junto al decreto pontificio se han publicado una nueva ley penal y una guía de buenas prácticas.

Junto a estos documentos, el director “ad interim” de la Sala Stampa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, ha emitido una declaración al respecto en el que dice que a un mes de la conclusión del encuentro sobre la Protección de los Menores en el Vaticano, «deseado fuertemente por el Papa Francisco», se publican hoy tres documentos «de gran importancia que responden a la exigencia de pasos concretos manifestada por el Pueblo de Dios en el enfrentar la plaga de los abusos a menores». Se trata del primer paso importante, dice Gisotti, «como consecuencia del encuentro de las Conferencias Episcopales.

«Significativamente, los tres documentos – la ley sobre la protección de menores en el Estado de la Ciudad del Vaticano, el Motu proprio que extiende las normas a la Curia Romana y las líneas guía para el Vicariato de la Ciudad del Vaticano – han sido firmados por el Santo Padre. Estos actos refuerzan la protección de menores a través de la potenciación del cuadro normativo», dice el comunicado del director de la Sala Stampa.

El Santo Padre desea que, también gracias a estas normas, «madure en todos la conciencia que la Iglesia deba ser cada vez más una casa segura para los niños y las personas vulnerables» concluye la declaración.

Mons. Scicluna, arzobispo de Malta y Secretario Adjunto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, en declaraciones para Vatican News afirmó que, antes que nada, “cabe señalar que existen dos ámbitos de aplicación de la ley: uno que se aplica como ley penal en el Estado de la Ciudad del Vaticano; otro que amplía esta jurisdicción a los empleados, a los funcionarios públicos de la Santa Sede que también trabajan en entornos extraterritoriales o fuera del territorio circunscrito del Estado de la Ciudad del Vaticano. Este es el Motu Proprio, como se dice en la jerga técnica”.

El tercer documento, muy importante, es de carácter pastoral. En el Estado de la Ciudad del Vaticano, que es también una entidad pastoral, hay dos parroquias: la de Santa Ana y la de San Pedro, que se ocupan de la protección de los menores y también de la atención a las víctimas. También hay menores que viven en el territorio, otros que lo visitan, otros que trabajan… entonces había necesidad de tener directrices pastorales en esta área.

El prelado añadió: “Me gusta mucho el énfasis en los derechos de las víctimas y el hecho de que no sólo existe la obligación de denunciar los abusos -la falta de denuncia también se convierte en un delito del Estado de la Ciudad del Vaticano-, sino que también existen indicaciones legales y pastorales muy claras para ayudar a las víctimas”.

Fuente: Vatican News

8 comentarios en “Motu proprio del Papa sobre la protección a menores y personas vulnerables
  1. ¿ Porqué siguen en Roma echando la culpa de los abusos al clericalismo en un 100% y no a la homosexualidad, con la que están vinculados los abusos en más de un 80 % de los casos ? El clérigo sodomita utiliza su condición clerical y abusa de ella para satisfacer su placer sexual homosexual. El clericalismo está en el medio, pero no en el origen ni en el final, en los que está la homosexualidad. ¿ Tanto miedo se tiene al lobby gay o es quizás que el lobby gay está muy dentro y muy arriba de la Iglesia ? Me inclino por lo segundo. ¿ Porqué Francisco se ha rodeado de homosexualistas ?

  2. Me parece muy interesante que la falta de denuncia se convierta en un delito. Todo irá mejor si uno que conoce abusos, no se pone disculpas para denunciarlo, por supuesto en el lugar acertado.

  3. Elisa Isabel, con discapacidad de un 86% Mi hija. Es muda, pierde salivares es mayor: Pido limosna Por ella y para ella… Elisa Isabel tiene que ir al Centro de día en otra localidad que esta distante a la nuestra, para personas discapacitadas, y yo no puedo llevarla como digo, para que cada día la traten, personas cualificadas, no tenemos medios de transporte para ello, hemos de pagar anualmente por adelantado 2,220 €, 185€ a una empresa que está concertada cada año; dos viajes al día ida i vuelta, hasta la puerta de casa. Nuestra urgencia es primordial. MI teléfono es 634710065… Mi correo josemanuelgarciapolo@gmail.com Todo lo anteriormente escrito, lo justifico a quien lo solicite.
    Dad y se os dará; aquí se ve el corazón de Jesús que se dilata y hace esta promesa que quizás es una imagen del cielo. Dad y se os dará.

  4. Cristo soy un gran pecador

    Cristo, tú sabes que no exagero cuando digo con sinceridad que soy un gran pecador. Si algo tengo de bueno es lo que tú haces en mí, porque soy un gran pecador si algo tengo de bueno es lo que tú haces en mí, porque yo solo se aparentar y sentirme más bueno que los demás. ¡Si ellos hubieran recibido los dones que tú me has dado…..! Con la Virgen María cada día rezo el Santo Rosario, sin olvidarme de rezar después las Vísperas, y el Vía Crucis cada viernes a las 18:00, horas. Después la Eucaristía en Directo, tomo la comunión. Cada día. Sinceramente que bien me siento cuando cada día lo hago. Gracias Cristo Vuestro ¡hermano! por la fe. J.M.

    Rezar conmigo el Santo Rosario cada dia.

  5. ¿Y qué ocurre si un clérigo que es funcionario o empleado vaticano, se entera de un abuso sexual en una confesión sacramental del penitente culpable? ¡Denunciarlo haría al confesor pasible de excomunión! Y eximirlo de responsabilidad penal atentaría contra el sacramento de la reconciliación: ¿quién confesaría sus pecados sabiendo que el confesor está autorizado a violentar el secreto de confesión?

  6. Estimados propietarios de este negocio llamado Infovaticana.
    Agradezco me comuniquen por cualquier medio, que no van publicar nunca más mis comentarios. Siendo así ya no me tomo nunca más la molestia de escribir, no le parece?
    Ustedes no perderán más el tiempo en leerme y censurar me, y yo de escribir o comentar.
    Muy agradecido.

  7. He leído los tres documentos vaticanos referidos por la nota, constatando con satisfacción que en los tres se impone la obligación de denunciar, salvando la excepción hecha en favor del sigilo sacramental. Nobleza obliga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles