PUBLICIDAD

Francisco: El sigilo sacramental es indispensable y ningún poder humano tiene jurisdicción sobre él

Vatican Media
|
La afirmación del Papa se da en el marco del 30 Curso sobre Fuero Interno organizado por la Penitenciaría Apostólica. Cerca de setecientos los participantes, entre sacerdotes ordenados y por ordenar.

(Griselda Mutual/Vatican News)- Es indispensable para la santidad del sacramento y para la libertad de conciencia del penitente, que el diálogo sacramental permanezca en el secreto del confesionario. Lo dijo el Papa Francisco al recibir, en la mañana del 29 de marzo, a los participantes en el trigésimo Curso sobre Fuero interno organizado por la Penitenciaría Apostólica.

En su discurso, previo saludo a los participantes y al Cardenal Mauro Piacenza, Penitenciario Mayor, el Romano Pontífice habló de la importancia del “ministerio de la Misericordia”, que “justifica, exige” y casi “impone” una formación adecuada, para que el encuentro con los fieles que piden el perdón de Dios sea siempre un verdadero encuentro de salvación.

La Penitenciaría Apostólica, el tribunal más antiguo al servicio del Papa, “un tribunal de misericordia”, lo llamó Francisco, en esta época que “corre tan velozmente”, tiene la necesidad de formación y seguridad con respecto a asuntos importantes para la vida misma de la Iglesia y la misión confiada por Jesús.

Es necesario recordar, dijo el Papa, “que el Sacramento de la Reconciliación es un verdadero y propio camino de santificación; es el signo efectivo que Jesús dejó a la Iglesia para que la puerta de la casa del Padre permaneciera siempre abierta y para que el retorno de los hombres a Él fuera siempre posible”.

Además, “es un camino de santificación tanto para el penitente como para el confesor”: lo es para el penitente porque “restaura su inocencia bautismal”. Y lo es también para los sacerdotes, porque cuando “humildemente”, expresó, “nos arrodillamos ante el confesor e imploramos para nosotros mismos la Misericordia divina”, “recordamos que somos primero pecadores perdonados y, sólo después, ministros de perdón”. El hombre, lamentó el Papa, a veces elude la comunión con Dios “usando mal el estupendo don de la libertad”.

El Santo Padre puntualizó que “la reconciliación misma es un bien que la sabiduría de la Iglesia siempre ha salvaguardado con toda su fuerza moral y jurídica con el sigilo sacramental”. Algo que “aunque no siempre sea comprendido por la mentalidad moderna, es indispensable para la santidad del sacramento y para la libertad de conciencia del penitente, quien debe tener la certeza, en todo momento, de que el diálogo sacramental permanecerá en el secreto del confesionario, entre la propia conciencia que se abre a la gracia y Dios, con la necesaria mediación del sacerdote”.

“El sigilo sacramental es indispensable y ningún poder humano tiene jurisdicción, ni puede reivindicarla sobre él”, subrayó.

En el inicio del discurso, el Papa enfatizó que la palabra «interno” – refiriéndose al Fuero interno – debe ser tomada en serio, en el sentido de que el mismo “no puede salir al exterior”. Esto porque, según explicó el Pontífice, en “algunos grupos en la Iglesia”, “los superiores mezclan las dos cosas y toman del Fuero interno para tomar decisiones al externo, y viceversa”.

“Esto es un pecado que va contra la dignidad de la persona que confía en el sacerdote, que hace ver su realidad para pedir el perdón y luego se la utiliza para arreglar la cuestión de un grupo o movimiento”. “Fuero interno es fuero interno, es una cosa sagrada”, aseveró, expresando su preocupación sobre el asunto.

9 comentarios en “Francisco: El sigilo sacramental es indispensable y ningún poder humano tiene jurisdicción sobre él
  1. Defiende el sigilo sacramental, como tiene que hacer ¡ faltaría más ! pero admite la validez de la confesión de los adúlteros consolidados sin arrepentimiento sincero ni propósito de la enmienda, lo que es inaceptable, una profanación, que lleva a comulgar en pecado mortal, un sacrilegio.

    1. Belzunegui, si somos cristianos, no juzgamos al «otro». Si juzgamos al «otro» NO somos cristianos.
      Porque en el «otro» está Cristo. San Pablo ¿a quién perseguía, a Cristo o a los cristianos?
      Sin embargo el Maestro le dice: «Soy Jesús a quien tu PERSIGUES».
      Se cuenta que a San Juan a sus cien años, sus discípulos le dicen: “Maestro danos una palabra”. San Juan responde: “Lo único que he recibido del Maestro es esto: Amad a vuestros enemigos”.
      Lo dicen los padres del Desierto: “El que juzga NO es cristiano.”
      Seremos juzgados por el amor.
      Saludos a todos

  2. Elisa Isabel, con discapacidad de un 86% Mi hija. Es muda, pierde salivares es mayor: Pido limosna Por ella y para ella… Elisa Isabel tiene que ir al Centro de día en otra localidad que esta distante a la nuestra, para personas discapacitadas, y yo no puedo llevarla como digo, para que cada día la traten, personas cualificadas, no tenemos medios de transporte para ello, hemos de pagar anualmente por adelantado 2,220 €, 185€ a una empresa que está concertada cada año; dos viajes al día ida i vuelta, hasta la puerta de casa. Nuestra urgencia es primordial. MI teléfono es 634710065… Mi correo josemanuelgarciapolo@gmail.com Todo lo anteriormente escrito, lo justifico a quien lo solicite.
    Dad y se os dará; aquí se ve el corazón de Jesús que se dilata y hace esta promesa que quizás es una imagen del cielo. Dad y se os dará.

  3. Cristo soy un gran pecador

    Cristo, tú sabes que no exagero cuando digo con sinceridad que soy un gran pecador. Si algo tengo de bueno es lo que tú haces en mí, porque soy un gran pecador si algo tengo de bueno es lo que tú haces en mí, porque yo solo se aparentar y sentirme más bueno que los demás. ¡Si ellos hubieran recibido los dones que tú me has dado…..! Con la Virgen María cada día rezo el Santo Rosario, sin olvidarme de rezar después las Vísperas, y el Vía Crucis cada viernes a las 18:00, horas. Me confieso con frecuencia antes de la Eucaristía por norma. En Directo, tomo la comunión. Cada día. Sinceramente que bien me siento cuando cada día lo hago. Gracias Cristo Vuestro ¡hermano! por la fe. J.M.

    Rezamos juntos el Santo Rosario de cada dia.

  4. Ésta es una cuestión difícil, el estado no puede inmiscuirse en asuntos religiosos pero tampoco puede pretender la iglesia que un sacerdote conozca que mañana a las tres estallará una bomba en un cine y el estado tolere que el sacerdote se calle y acaben muertas doscientas personas, si el estado lo tolera está haciendo dejadez de sus funciones y renunciando a su obligación de proteger la vida de las personas, el estado no le puede decir a la familia de los muertos, muchos de los cuales ni siquiera serán católicos, que renuncia a su deber de proteger la vida de las personas porque se somete a una de las miles de religiones que hay en el mundo, de todos modos la confesión está en franca decadencia porque es evidente que Dios no necesita de intermediarios para perdonar pecados, solo faltaría que la iglesia estuviera por encima del estado y hasta de Dios, hasta ahí podría llegar la osadía, que el mensajero fuera más que el rey.

  5. Pues nada José, que pongan micrófonos en los confesionarios, y ya nos dirá el estado qué confesiones le interesan: los defraudadores de hacienda, los incendiarios, etc…, y de paso podían hacerle el favor de decirle al marido que su mujer le engaña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles