Besar el anillo del Pescador no es honrar a la persona

|

La humildad es una virtud incomparablemente más importante que cualquier beneficio espiritual que la piedad tradicional puede atribuir a la práctica de besar el anillo del Papa o de un obispo o sacerdote. Y el gesto que le hemos visto hacer en la Casa de la Virgen de Loreto, retirando bruscamente la mano a los fieles que intentaban besar su anillo, algo que quienes le siguen saben que hace a menudo, sería absolutamente loable si quienes se dirigen así a él estuvieran homenajeando su persona y no honrando su carisma.

Francisco fue ‘el Papa humilde’ desde el primer día. Desdeñó los zapatos rojos de Gammarelli que calzaba su predecesor, quiso, nada más ser nombrado pontífice, pagar su estancia donde había pasado los días del cónclave, se decantó por un coche sencillo y barato, y otros mil detalles de humildad.

Pero eso plantea una pregunta bastante obvia, y es: ¿cómo sabemos todo eso, cómo es que conocemos en tiempo real todos esos detalles de humildad? Evidentemente, porque los medios lo recogen y amplifican, algo que sin duda no ignora Su Santidad. Y la humildad anunciada no deja de ser una extraña humildad, como la de los políticos en campaña electoral.

Me resisto a pensar que Benedicto XVI llevara esos costosos zapatos rojos -rojos como la Sangre de Cristo- por vanidad u ostentación, como descreo que otros pontífices anteriores y todos los obispos piensen que los detalles de pompa o ceremonia que les rodean se presten a su persona y no a su dignidad.

Besar el anillo del pastor es una piadosa costumbre, que se asocia con bendiciones para quien la practica. No tiene nada que ver con la persona que lleva ese anillo, con sus cualidades, con su santidad personal, absolutamente nada. Es su condición de consagrado o de sucesor de los apóstoles lo que se reverencia.

Y llegamos aquí a uno de los rasgos de este pontificado que dejan a tantos católicos perplejos: el personalismo. Algunos de sus más acérrimos defensores, de hecho, han sido teólogos y comentaristas religiosos que no se han destacado en el pasado por su amor genérico al Papado; no pocos han sido directamente disidentes durante el reinado de los Papas anteriores y es más la figura de Francisco la que ensalzan, no al Papa con independencia de quién se trate.

Lo veíamos en el disparatado elogio que le dedicaba en su día el padre Thomas Rosica, a quien, por cierto, se le encuentran cada día nuevos casos de plagio en sus libros y columnas. Es bastante desconcertante que continúe siendo responsable de las comunicaciones vaticanas en lengua inglesa. El caso es que Rosica situó a Francisco por encima de la Tradición y la Escritura en un pasaje que, de corazón, esperamos que no plagiara. No es porque sea el Papa, sino porque es Francisco, ‘el Gran Reformador’.

Y, sí, claro, de tal idolatría debe huir el Papa como del diablo -es, de hecho, huir del diablo-, pero el simple feligrés que besa el anillo del Pescador sabe, al menos, que no es eso lo que está haciendo; sabe que sigue una antiquísima costumbre de honor a la dignidad, en este caso papal, en ningún caso a la persona de Jorge Bergoglio.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
51 comentarios en “Besar el anillo del Pescador no es honrar a la persona
    1. Pues hombre, lo del episodio del anillo, sí. Si está mal hecho. Como está mal hecho no dejar a los fieles arrodillarse ante él, si lo desean. El cargo de Papa tiene estas cosas. Y, si no le agradan al Papa Francisco, recomiendo, humildemente a Su Santidad, que las sobrelleve como un sacrificio.

      Por cierto, S. S. Benedicto XVI, con sus zapatos rojos y su muceta de armiño, siempre me pareció mucho más humilde de lo que pueda parecérmelo el Papa Francisco. Tal vez, porque la humildad es una actitud. Es «andar en verdad», como decía Santa Teresa. Así que, si eres el Papa, toca sobrellevar la dignidad del cargo. Porque el Vicario de Cristo y Sucesor de San Pedro no es cualquiera. Y, si intenta comportarse como si fuera cualquiera, cuando no lo es, estaría haciendo mal. En mi opinión.

      1. 100% de acuerdo con su opinión Nova.- Si el quiere que no le besen el anillo porque considera que no es acorde a los tiempos o acorde a su criterio de humildad, es mejor advertirlo anticipadamente y no crear un desaire a quienes con mucha devoción lo hace, esto es ofender su manifestación religiosa.

  1. ¿Cuanto más alto se esté en la jerarquía eclesiástica más cosas caras hay que llevar, como en sacrificio?. No me vengáis con la historia de los mocasines rojos. Quizás los Papas podrían llevar diamantes, rubíes y esmeraldas, e inventarse que son un reflejo del resplandor y de la luz divinas. Y después incorporarlo a la tradición, ¿verdad? Dejad de engañar a la gente. El maestro fue pobre por elección. Fue pobre, defensor de la verdad y siervo. Le colocaron una corona de espinas. Sólo Él merecía o podría haber ostentado esos lujos y no quiso. Huyó de los honores y de ser coronado rey por el pueblo. Todo lo que son capas magnas, limusinas y lujos sobran. ¿Ahora resulta que los pastores tienen que llevar cosas caras por sacrificio, casi sin querer, porque son símbolos de la tradición? ¿De qué tradición?. Tradición son los dogmas, la interpretación de la Palabra desde los santos padres y otros… pero los mocasines rojos no son la Tradición. No queremos herejes, pero tampoco ostentosos.

    1. Si su comentario va por el mío, sepa que lo que yo he dicho es que, ya que al Papa, por lo visto, le cuesta sobrellevar que le besen el anillo y/o que se arrodillen ante él, debiera soportarlo como un sacrificio.

      Respecto al tema de la ostentación, no empecemos con la demagogia barata, oiga. Es como los que critican las riquezas de las iglesias. Están totalmente equivocados. Por supuesto que Dios tiene que ser tratado con sumo respeto y debe dársele lo mejor, para darle mayor Gloria. Y todo lo que a Él se refiere también debe ser tratado con reverencia; también el Papa. Pretender que un Papa se vista como si fuera el pobre de la esquina no tiene el menor sentido. Es totalmente lógico que el Vicario de Cristo en la tierra vista con cierta ostentación, por la altura e importancia de su misión y posición en la Iglesia y para que ésta sea más patente ante los fieles. Además, también es un Jefe de Estado. No caigamos, pues, en la demagogia, por favor.

    2. A Judas Iscariote le reventó la bilis que Jesús permitiera que la pecadora se arrodillara a limpiarle los pies con perfume costoso. Y «justificó» su mezquina actitud con que «ese dinero se les hubiera podido dar a los pobres». Habrá, pues, que ponerles a los Papas una corona de espinas en vez de tiara y unas sandalias en vez de zapatos. Y que el Papa ya no utilice más los recintos papales, sino que despache en un taller. Y no más cálices; un mug. Y en vez de custodia para el Santísimo Sacramento, una caja plástica. Y así, contentos los iscariotes que merodean por aquí.

  2. Si fuera cardenal o Papa me haría un anillo de diamantes y os engañaría diciendo que es un símbolo necesario de la luz y del esplendor. Así incorporaría un elemento más a la ya jugosa «tradición».

  3. Decir que retira la mano cuando el vídeo muestra que lleva más de 50 frailes, eclesiásticos y fieles que le han ido besando una y dos manos, no resulta muy veraz. No sé por qué a partir de determinado momento deja de facilitarlo, pero la interpretación que ofrece aquí, como siempre, es tipo infovaticana: disparatada y malintencionada; siempre se imaginan lo peor, más ofensivo y denigrante para el Papa. Claro que nunca Carlos Esteban se caracteriza por la veracidad. Recuerda a la Cigüeña de la Torre removiéndose entre excrementos.

  4. Si fuera veraz, valiente y sincero se despojaría totalmente de ellos, dado que él puede. Pero jamás un mindundi con poder se ha desprendido de los atributos de su poder logrados en la tómbola de la Historia. Porque entonces sólo se vería al mindundi.

    1. Si se despojara de ellos también os parecería mal de todas formas. Me gustaba más Benedicto que Francisco pero la manipulación me repele, venga de los progres o de los de la «tradición».

  5. En eso no estoy nada de acuerdo con usted: si no entiende el significado de los símbolos, no entiende al ser humano. Y la tradición es un valor, que nos pone en relación con los creyentes de los tiempos pasados. Y la nobleza y belleza en los medios del culto a Dios son expresión del reconocimiento que merece, con nuestras mejores cosas materiales también. El amor entre enamorados se expresa con anillos de oro por eso mismo. No caiga en cierto «espiritualismo» que es contrario a la realidad humana y al propio Evangelio.
    Otra cosa es que haya símbolos que hayan perdido su sentido: los zapatos rojos, la tiara o la silla gestatoria no me parecen inconvenientes; simbolizaban la realidad de la gran dignidad que tiene el Vicario de Cristo. Pero reconozco, como me parece que el Papa le parece, que no son adecuados a nuestra época, porque no se entienden en su sentido y no llevan a fieles y a gentes de fuera a ver la misión que tienen la Iglesia y el Papa.

  6. Es el sucesor de Pedro. Un respeto a su persona y no sólo a su cargo. Los cargos, por divinos que sean, los pone Dios en los hombros de las personas. A pesar de sus errores y más allá de sus aciertos es el Sumo Pontífice de la Iglesia Universal. Lealtad en lo que es de fe a la Fe Revelada y en lo opinable al Papa preferiblemente (no podemos desangrar al Papa en lo opinable con nuestras opiniones) pues aunque su magisterio ordinario no obliga como artículo de fe, obliga por la relación de autoridad que guarda con el fiel. Respeto. Respeto. Y humildad tambien por nuestra parte que si nos dejaran empezábamos a dar lecciones a Dios.

  7. Pues, tan fácil, como quitarse el anillo, y así no se lo besan, , o dar la mano contraria y no pasa nada, se hubiera evitado mucha confusión, Fue algo , inolvidable

  8. Los zapatos rojos «como la sangre de Cristo» los llevan los papas desde la Edad Media, como herederos del Imperio, cuyo poder no podían ejercer directamente, seg{un se justificaba en la falsa «donación de Constantino». El problema del Papa Benedicto XVI con los símbolos es que, extrañamente, se empeñó en recuperar signos que en el siglo XXI no «significan» y, si lo hacen, dan pie a interpretaciones más bien confusas. El gesto del camauro a mí (en esto es mi opinión, no una desautorización, ni una reprimenda, como les gusta hacer por aquí) me parece paradigmático: incomprensible para el pueblo fiel, para el no fiel y evocador no de San Juan XXIII, que también lo usó, sino de los papas medievales.

  9. Coincido en líneas generales con el artículo de Carlos Esteban; no dejan de sorprenderme los comentarios despectivos sobre la Edad Media de los ilustrados de turno.
    Esa ignorancia progre de profesor de Historia de instituto, siempre alentando la Leyenda Negra sobre la Iglesia en las cabezas vacías de los quinceañeros absorbidas por los juegos de videoconsola.
    Se desprecia lo que se desconoce y estamos ante un problema de ignorancia de los católicos que se tragan todo lo que el sistema les cuenta.
    De la Edad Media son los monasterios, centros del saber y del estudio (Trivium y Quadrivium); son el Románico, el Gótico y el Mudéjar; son los últimos Padres de la Iglesia, de entonces son Santo Domingo de Guzmán, San Francisco de Asís, Fernando III (Rey Santo), Alfonso X el Sabio, la literatura castellana nace en ese tiempo también de manos de la Iglesia.
    Dejen de hablar de lo que no saben: desde la belleza de una Virgen gótica hasta la vida de un Santo con estigmas: El Mendigo Alegre de Asís

  10. De verdad que me quedo sorprendido. Una cosa es amonestar de manera reverencial al Papa por herejia, por fallo protocolario, por tibieza en la fe. Y otra muy distinta llamarle «okupa». Respeto al Pontífice Máximo. Ni a Honorio se le trato con semejante desprecio en vida. ¡LARGA VIDA AL SUCESOR DE PEDRO!

    1. Y vuelta la mula al trigo!Duros de cerviz,vuestros caminos,no son mis caminos,dice el Señor.Hay que sobrenatural izarlo todo,incluso al romano Pontifice!.

    2. Núñez, recuerda cómo te pusiste contra Benedicto XVI cuando sancionó a Maciel, que llegaste a amenazar con irte de la Iglesia (lo que hizo temblar al orbe católico entero, claro). ¡Venga, hombre que no sé cómo tienes vergüenza para seguir interviniendo en foros!

  11. Todos estos que dicen que es mejor que se quitara el anillo lo criticarían igual si lo hiciera, acusándolo de eliminar símbolos del papado. Ni caso a estos fariseos. Me gustaba más Benedicto, pero cuando se ataca a Francisco haga lo que haga es algo que no apruebo. Si la Tradición son los dogmas y la sana doctrina, estoy de acuerdo. Si la tradición son capas magnas, guantes de seda, limusinas, joyas y zapatos, me dá tristeza y risa al mismo tiempo.

  12. También los cardenales que se hicieron construir enormes y lujosos departamentos para habitarlos allí a la vista de todo el que fuera al Vaticano de visita, lo hicieron como gesto de humildad y virtud incomparable?
    Señores, vivía a poco menos de 20 km del Cardenal Bergoglio y pude ver que su humildad fue y sigue siendo la de un verdadero hombre de Dios.
    Para los tiempos difíciles que atraviesa la iglesia, toca mostrar desde los gestos hasta las acciones que lo verdaderamente importante es lo que debe transmitir Nuestro Papa que es la Presencia de Cristo y su Palabra en medio de un mundo que padece y no los ornamentos que muestren un vacío ocupando la atención en lo meramente superfluo

  13. Yo no lo he visto porque los enlaces que me han llegado o no se me abren o no sé abrirlos. Estamos ante un lío más. Qué ganas de meterse en cada charco que encuentra.
    https://www.elmundo.es/f5/descubre/2019/03/26/5c99dbe521efa00e308b4613.html
    Y como siempre unos poniéndole a parir y otros justificando cualquier cosa. Yo no me voy a pronunciar. Y como no pienso ir a verle no tendré ocasión de que me lo permita o de que me lo impida.
    P.D.; Gracias al enlace de Don Antonio Lasierra lo he podido ver al fin. Supera todo lo que me podía imaginar. La Cigüeña.
    Pues eso.

  14. No puedes juzgar la intención de las personas (odio al Papa); si puedes juzgar el exterior y criticar las críticas al Papa. Pero has de hacerlo fundada y razonadamente.

    Yo, por ejemplo, creo que te equivocas al juzgar los escritos de Carlos Esteban y puedo expresarlo así; pero de ninguna manera estoy autorizado para prejuzgar tu interior y decir que lo odias.

  15. Si se defiende el beso del anillo porque significa reverenciar la condición de consagrado y sucesor de los apóstoles del Papa ¿Por qué se le critica al mismo tiempo que se le defiende? No tiene sentido defender la dignidad de Francisco mientras se le humilla por haber retirado la mano. Eso también es humillar la dignidad del Papa, despreciar su condición de consagrado y ofender la autoridad de Quién ha puesto el anillo en su mano.

    1. sí, tus palabras reflejan gran «objetividad» y «sensatez». Las propias de un sectario resentido contra la Iglesia que Jesucristo fundó y sigue cuidando.

  16. El Papa merece siempre un gran respeto como Vicario de Cristo. Ocurre lo mismo que con nuestro padre terrenal porque, aunque fuera un desastre de padre, ello no anularía la obligatoriedad del cuarto mandamiento que nos anima a honrar a nuestros padres. De hecho, el deber de respetar y honrar al Papa es parte de ese cuarto mandamiento como Santo Padre de la Iglesia que es. Conviene que no nos engañemos en nuestros juicios: si no guardamos el respeto sobrenatural debido al Papa, estamos faltando gravemente a nuestro deber como católicos. Se puede y se debe amonestar, incluso públicamente, a un Papa cuando no se comporta correctamente, según la verdad del Evangelio, pero lo que no se puede nunca es faltar a la dignidad de la persona, mucho menos por saltarse un acto meramente protocolario, que a la postre tiene una explicación lógica como bien ha publicado esta misma web recientemente.

    1. Quizás con ese gesto reiterado esté reconociendo que no es el vicecristo sino el vicepapa y que el papa de verdad sea otro, cosa harto probable conforme van saliendo informaciones de mafias, cabildeos, presiones internas y externas, papeletas nulas, etc.

      1. Podría ser, como también pudiera ser que le doliese la mano y por eso evitaba que se la cogieran, vaya usted a saber. De cualquier modo yo no trataba de valorar el gesto del Papa sino advertir a los autores de algunos comentarios sobre la realidad que implican los mismos. Por lo demás, solo Dios sabe que hay en el corazón en la mente de Francisco. Es a Él a quien toca juzgar.

      2. sí: Belzebunegui, si te entrenas a lo mejor llegas a decir más tonterías. Estás tan alucinado que te piensas que el Papa Benedicto XVI y el Papa Francisco reconocen que sólo el primero sigue siéndolo, pero por motivos poderosísimos están haciendo el teatro,intentando engañar pero sin engañar del todo a la Iglesia. ¿Serán también unas ondas electromagnéticas como las que Maduro emplea para sus torpes explicaciones las que les tienen obligados a esa farsa? Hay teorías conspiranoicas que, al menos, están un poquito más trabajadas por alguien que, por lo menos use el cerebro. ¿Será cierto eso de que «el pensamiento navarro» es una «contradictio in terminis»?

  17. Pues no Verto, si le duele la mano que no la de.El problema es cuando le quieren besar el anillo. No es plato de gusto ir a besar el anillo y que te lo quiten de un tiron. Es algo similar a cuando le extiendes a otro tu mano y te retira la suya, siempre ha sido interpretado este gesto como de mala educacion o de muestra de desagrado a tu persona. Como este hombre es tan raro,cualquiera sabe.

  18. La verdadera humildad no debe confundirse con la falsa humildad.. Aquella se ciñe estrictamente a la Tradición de la Iglesia, y para nada se identifica de manera personal con ella, es decir, que la envestidura que ostenta un servidor, es el poder que Jesús, fundador la Iglesia otorga a quién ostente la dignidad a la que ha sido llamado. Nunca es un mérito personal, o mejor dicho, no es una designación por los méritos personales, porque es el mejor o porque se lo ganó por sus propios dotes. En tal caso, la decisión del Espíritu Santo en la elección del Pontífice queda en nada.. Entonces sí tendría porque sentirse más o creer estar en una situación de ventaja sobre sus hermanos..
    Pero No!.. No es por él,humanamente hablando, por quien la feligresía se inclina y besa el anillo, sino lo que ese anillo representa.. Ese anillo representa dos mil años de Iglesia, de sangre derramada por los Mártires y ruptura con el mundo que se mueve al son de la música del maligno.

  19. A algunos les encantaría la silla gestatoria y los pai-pais de plumas.
    Tiara de oro y diamantes, of course.
    Que no es por la persona, es por la dignidad, claro.

  20. SOMOS NOSOTROS, LOS PRESBITEROS los que deberíamos besaros las manos a vosotros que «sois una raza elegida, un sacerdocio real, una nación santa, un pueblo adquirido para anunciar las maravillas de aquel que los llamó de las tinieblas a su admirable luz: vosotros, que antes no érais un pueblo, ahora sois el Pueblo de Dios; vosotros que antes no habíais obtenido misericordia, ahora la habéis alcanzado.» (1 Pedro 2, 9)

    SOMOS NOSOTROS, LOS PRESBITEROS los que deberíamos besaros las manos a vosotros porque prometimos serviros y cuando nos impusieron las manos el obispo nos encomendó:

    «Sean, junto con nosotros, fieles dispensadores de tus Misterios, para que tu pueblo se renueve con el baño del nuevo nacimiento y se alimente en tu altar; para que los pecadores sean reconciliados y confortados los enfermos.
    Que en comunión con nosotros, Señor, imploren tu misericordia, Señor, por el pueblo que se les confía y en favor del mundo entero.»

    1. NO NOS HONRÉIS dándonos privilegios y tratos de favor superiores a los que merece el Pueblo al que servimos… no nos maleduquéis haciéndonos creer que somos más que nadie …

      Y si somos «Otros Cristos» recordadnos Mateo 20, 28: «como el Hijo del hombre, que no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por muchos»….

      Y si alguna mano debe de ser besada… sea siempre la del pobre y el que sufre… la del enfermo y el más pequeño porque «lo que a uno de estos le hicisteis a mi me lo hicisteis dice el Señor» (Mateo 25, 40) P. Juan Molina.

    2. Hola buenas no son mias. Son de un sacerdote que se llama P. Juan Molina las vi en una de sus redes sociales y me gusto tanto que decidì compartirlo aquì. Un abrazo y gracias por su comentario.

  21. Si claro y se jugaron su túnica a los dados, por qué era un trapillo y en ese tiempo era difícil conseguir hilachas… ¿O era por qué era una túnica lujosa?

  22. La hermana Pascalina Lehner, ama de llaves de Pío XII, cuenta en sus memorias que Pío XII era muy reservado, le gustaba estar solo y en silencio, le molestaban mucho el ruido y las aglomeraciones y le desagradaba muchísimo que lo tocaran. Pero era el Papa y, cuando salía a saludar a la multitud, en medio del ruido y el tumulto, recibía con una sonrisa el cariño de los fieles que se aproximaban a tocarlo y besarle las manos. Una cosa es la persona y otra cosa, muy distinta, es el cargo que ocupa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles