PUBLICIDAD

Conozca la historia de la Virgen de Civitavecchia

|

La pasada semana fue presentado en Madrid ‘La Virgen de Civitavecchia: lágrimas y mensajes‘ (Homo Legens, 2019), el libro para conocer todo lo relativo a las apariciones de la Virgen que tuvieron lugar durante los 90 en la ciudad italiana.

El libro lo puede adquirir en la tienda de InfoVaticana.

                Comprar aquí                 

El 2 de febrero de 1995 una imagen de la Virgen María lloró sangre en el jardín de una familia en Civitavecchia, a las puertas de Roma. Hasta el día 6 de febrero la misma imagen lloró 13 veces delante de miles de personas.

El 15 de marzo la misma imagen lloró delante del incrédulo Obispo diocesano.

Después de haber sido venerada y coronada por san Juan Pablo II, la imagen ha sido puesta a la veneración pública en la Iglesia parroquial, posteriormente elevada a Santuario diocesano, bajo invitación de la Santa Sede.

Entre 1995 y 1996 tuvieron lugar muchas otras manifestaciones del Cielo: apariciones de Ángeles, de Jesús y de la Virgen, que dio 93 mensajes. Una segunda imagen, que lleva la bendición de san Juan Pablo II, tuvo exudaciones de oleo que siguen hasta el presente.

El 8 de diciembre de 2005 el Obispo Diocesano Girolamo Grillo pidió a Padre Flavio Ubodi, vice presidente de la Comisión Teológica Diocesana, el encargado de la relación entre la familia Gregori y la misma Comisión, escribir un libro que refiriera los acontecimientos principales y contuviera los mensajes que interesan a toda la humanidad. Este libro fue enriquecido con documentos que hasta 2005 aun no eran públicos.

El pasado 15 de marzo, aniversario de la lacrimación en manos del obispo Grillo, se presentó en Madrid la versión española de dicho libro “la Virgen de Civitavecchia. Lágrimas y mensajes”.

                Comprar aquí                 

PUBLICIDAD

Algunos de los mensajes, recibidos y escritos en 1995, son de tremenda actualidad.

“En Roma las tinieblas están bajando cada vez más sobre la Roca que mi Hijo Jesús os ha dejado para edificar, educar y formar espiritualmente a sus hijos. Obispos: vuestra tarea es la de continuar el crecimiento de la Iglesia de Dios, siendo vosotros los herederos de Dios. Volved a ser un solo corazón lleno de verdadera fe y de unidad con mi hijo Juan Pablo II, el más grande don que mi Corazón Inmaculado haya obtenido del Corazón de Jesús”

“Satanás se está apoderando de toda la humanidad, y ahora está intentando destruir la Iglesia de Dios, ¡no lo permitáis!”

“El Camino de la Verdad está en la Iglesia de Dios. La Verdad viene de Dios. No temas al hombre, teme a Dios”

“Queridos hijos, lloro porque no me escucháis, no me creéis y no me aceptáis.”

7 comentarios en “Conozca la historia de la Virgen de Civitavecchia
  1. OS PIDO LIMOSNA PARA MI HIJA ELISA ISABEL, CON LESION CELEBRAL. EN UN 86%. DE DISCAPACIDAD. DE 43 AÑOS.
    Pido limosna como padre de una persona discapacitada que tiene, que asistir a su Centro de día para personas discapacitadas, física, y psíquica, estoy enfermo, del corazón, tomo 12 patillas diarias que me mantienen con vida no me encuentro bien, me han operado del corazón recientemente, somos Tres, enfermos en casa. Hemos recibido de Cáritas ayuda 220, € doy gracias a Dios, y 600€, del Ayuntamiento, por derecho de ayuda. Y pobreza Por ello; Marisa mi esposa con cáncer de colón no la puede llevar en Transporte público, porque Elisa Isabel, no es facil de manejar; Y yo su Padre no puedo con ella. Elisa Isabel, Es muda, Pido limosna para ella… Elisa Isabel tiene que ir al Centro de día en otra localidad que esta distante a la nuestra, para personas discapacitadas, mi teléfono es 634710065… Mi correo josemanuelgarciapolo@gmal.com ¡Dad y se os dará; dice Jesus! Es cuaresma

  2. La Virgen dijo en Civitavecchia: » Juan Pablo II; el más grande don que mi Corazón Inmaculado haya obtenido del Corazón de Jesús». Valoración maravillosa que concuerda con la hecha por Ella al padre Esteban Gobbi el 17 de octubre de 1978 cuando JPII fue elegido: «hoy has orado por el nuevo Papa que mi Corazón Inmaculado ha obtenido de Jesús para el bien de su Iglesia. Es mi hijo predilecto porque se ha consagrado a mi Corazón desde el principio de su sacerdocio».
    San Juan Pablo II ha sido el gran baluarte para la Fe en estos últimos tiempos: El Catecismo de la Iglesia Católica (sin las «modificaciones» – sólo
    iniciales- de Bergoglio) y sus encíclicas, sobre todo la Veritatis Splendor, son los reductos que mantienen lo poco que queda en pie de la verdadera Iglesia, atacada por todos lados: Por la desobediencia cismática falsamente tradicional que no acepta el Vaticano II correctamente aplicado y por la demolición anticristiana que se extiende impulsada insidiosamente desde Roma.

    1. Discúlpame, creo que no hay que mezclar las cosas. Nadie pone en dudas, en general, el pontificado de Juan Pablo II. Sin embargo, no podemos taparnos los ojos sin ver las críticas que ya se levantaban sobre las reformas conciliares y su interpretación. Sólo basta leer el libro sobre «Informe sobre la Fe» de Messori con Ratzinger. No todos son San Pío X ni tampoco nos encontramos en esas circunstancias. Malacchi dice que quería disolver a la Compañía de Jesús. Y lamentablemente no encontró a las personas adaptas. Buena cosa hubiera sido especialmente para cambiar un poco el rumbo del desastre posconciliar y la actualidad reinante en el Vaticano.

  3. Dad y se os dará; aquí se ve el corazón de Jesús que se dilata y hace esta promesa que quizás es una imagen del cielo. Dad y se os dará. Qué orgullo es tener una hija discapacitada, con lesión cerebral, que triste es pedir limosna para ella. Y que no te correspondan.
    Mi correo: josémanuelgarciapolo@gamail.com

  4. Admiré y siempre quise a san Juan Pablo II. Fue tan valiente como aquellos lanceros polacos que se enfrentaron a los tanques alemanes. Desenmascaró a aquellos que haciéndose pasar por reformadores sólo son comunistas infiltrados en la Iglesia, fue ariete contra el comunismo y vió su derrota, ¡loado sea Dios!. En sus estertores de muerte, la bestia roja intentó asesinarle sin éxito. Fue un guerrero de Dios. Bendigo su memoria y ruego por otro papa semejante. Ciertamente, no estoy de acuerdo con todo lo que hizo, como la reunión de Asís o brsar el Corán, dándole así un reconocimiento a lo que no es más que una desviación del mensaje de Dios. Siguió el Concilio Vaticano II, del que formó parte, pero no persiguió a los tradicionalistas dejando hacer lo que quisieran a los izquierdosos, como Pablo VI o el desatinado pastor vigente.. Yo le bendigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles