PUBLICIDAD

El Día del Seminario o el arte de obviar los problemas

En España hay actualmente 1203 aspirantes al sacerdocio, 60 menos que el año pasado.imagen de un seminario
|

Este 17 de marzo se celebra el Día del Seminario en aquellas comunidades autónomas en que San José (19 de marzo) no es festivo. Bajo el lema ‘El seminario, misión de todos’, la Conferencia Episcopal Española se ufana de unos datos que, más que a la jactancia y a la complacencia, deberían conducir a la acción: desde hace bastante tiempo, el número de seminaristas españoles cae en picado; cada año es, así, siempre peor que el anterior.

Por supuesto, la Conferencia Episcopal obvia los datos negativos en el titular de su nota de prensa: ‘Se incrementa en 24% el número de seminaristas ordenados sacerdotes’. El porcentaje no es falso, pero sí engañoso. Nos podría llevar a pensar que la cosa está hoy mejor de lo que parece. Pero no. Sólo se ordenaron 135 seminaristas en un país de 45 millones de personas, y ésa debería ser la noticia. Por otra parte, el incremento no nos habla del estado actual de las cosas, pues es la cosecha de algo sembrado hace años (cuando estos sacerdotes ordenados entraran en el seminario).

Si atendemos a los datos de seminaristas, que sí nos hablan del estado de nuestra Iglesia en 2019, nos invadirá una honda desolación: en España hay actualmente 1203 aspirantes al sacerdocio, 60 menos que el año pasado.

En determinadas diócesis, las estadísticas resultan muy poco alentadoras. De este modo, en Lérida, Vic o Palencia sólo queda un seminarista; y en otras, como Barbastro-Monzón, ya no queda ninguno. ¿Preocupa esto a la Conferencia Episcopal Española? ¿O los obispos sólo están preocupados de orientar el voto de la grey hacia el Partido Popular?

Aunque las cifras sean lastimosas, bastante más lo es la tendencia inequívocamente descendente de éstas. En el curso 2018-2019, hay 533 seminaristas menos que en el de 2001-2002. Entonces había 1736 seminaristas; hogaño hay 1203. Y mucho nos tememos que, de remontarnos más atrás en el tiempo, a algún año de la década de 1990, la diferencia se antojaría aún más impactante.

Evidentemente, no podemos imputar este mal a la acción de la Conferencia Episcopal Española. Desde el Concilio Vaticano II – y nunca sabremos si como consecuencia directa de él -, el número de seminaristas se está reduciendo en todo Occidente, no sólo en España. En parte por la forma de vida contemporánea, en parte por el afán de la Iglesia católica de amoldarse a ella (renunciando al tradicional propósito de alejarse de la mundanidad), cada vez hay menos personas dispuestas a consagrar su vida a Dios.

No obstante,  sí debemos reconocer que la situación no habría llegado a este punto si en los últimos tiempos la Conferencia Episcopal hubiese dedicado sus esfuerzos a evangelizar, y no a las intrigas políticas.

31 comentarios en “El Día del Seminario o el arte de obviar los problemas
  1. Y si nos remontamos a 1960 ni te cuento. Hay que seguir mirando atrás para saber donde estamos. Estamos fatal. España es uno de los países con menor natalidad del mundo, con mucha inmigración musulmana y con la imposición del gender en las escuelas, gender que sólo lo cuestiona Vox, por lo que los obispos, tan complacientes con el status quo, han decidido ir a por él, con lo que les hace un gran favor, pues la autoridad de la jerarquía española es prácticamente nula, salvo alguna honrosa excepción.

    1. No te falta razòn pero tambièn hay que tener en cuenta que en tiempos atràs mucha gente se metio al seminario para poder estudiar y tener un plato de comida.

  2. En Palencia no es que solo quede un seminarista. Es que el año pasado se ordenaron dos seminaristas y entró al seminario un nuevo seminarista.

    Por favor, escriban con objetividad y calidad.

    Un cordial saludo.

  3. La iglesia a intentado amoldarse a estos tiempos lo mejor que ha sabido hacer,tampoco hay que echarle la culpa a francisco si no a los políticas o políticos que se han tenido que han cambiado la mentalidad de las personas, vivimos en nuevos tiempos y hay que adaptarse no hay mas remedio

  4. PEDIMOS AYUDA PARA A MI HIJA CON LESION CELEBRAL EN UN 86% DE DISCAPACIDAD. DE 43 AÑOS. DE EDAD. ? Dad y se os dará y aquí se ve el corazón de Jesús se dilata y hace esta promesa que quizás es una imagen del cielo.
    Necesitamos ayuda: estoy muy enfermo últimamente, no me encuentro bien, me han operado del corazón recientemente, LLEVO CUATRO STEN, EN EL CORAZON. Somos Tres enfermos, en casa y solo hemos recibido de ayuda 220, € de Cáritas doy gracias a Dios, Marisa mi esposa con cáncer de colón lleva puesta una colostomía, en el abdomen Parte izquierda. Elisa Isabel Isabel, con discapacidad de un 86% Es muda, la pérdida de salivares es mayor: porque no las retiene. Yo lo he explicado estoy muy delicado, que la Virgen María, me Ampare. Ella es mi debilidad como Madre nuestra que es. Necesitamos ayuda… Ella: Elisa Isabel tiene que ir a un Centro de día en el Prat de Llobregat para personas discapacitadas, cada día no tenemos medios de transporte para ello, hemos de pagar anualmente.

  5. El gran inadaptado es Jesucristo. Por eso murió en la cruz. O nos adaptamos a Jesucristo que nos salva o nos adaptamos al pecado, que nos lleva al infierno. No hay más alternativas. Yo tengo muy claro a quien y a qué me tengo que adaptar.

  6. Pues yo me alegro. Vocaciones para qué?. Para q les enseñen a celebrar una misa q la tradicion condena por ser la misa de Lutero? O para q les enseñen q fuera de la iglesia claro que tambien hay salvacion? Que sigan agiornandose al mundo q si Dios no quiere llamar a nadie no lo hará. Q le laven el coco con modernismo a su tia.

  7. Nada, ya sobran los seminarios, mejor ir al Seminario On Line, o sea, jóvenes que estudian por internet y que tienen dirección espiritual para que puedan ser ordenados un día.

  8. ¿Què soluciones creeis que se pueden tomar para solucionar el problema de la escasez de vocaciones y la falta de jòvenes en las iglesias?. Tal vez hace falta dedicarle màs tiempo a dialogar y escuchar a los jòvenes, màs tiempo rezando ante el Santìsimo y menos dentro del despacho de la parroquia, dar testimonio con nuestro ejemplo de vida, proporcionar espacios de encuentro con la cultura, fomentar la comunidad dentro de la Iglesia.

    1. Volver por ejemplo a la sagrada tradicion para q no se siga insultando ni a Dios ni a millones de catolicos q murieron durante 1965 años creyendo en una religion diferente.

        1. Me estoy refiriendo a que el magisterio de la Iglesia fue cambiado por otro que se le parece a partir del 65. Antes del 65 todos los católicos creian que fuera de la Iglesia no habia salvacion, ahora sólo los tradicionales y algunos conservadores siguen creyendolo. Antes del 65 todos creian en el limbo pq no se puede ir al cielo sin bautismo, ahora nadie lo cree y a las mujeres q abortan se les dice q sus niños estan en el cielo, cuando la tradicion magisterial enseña q van al limbo. Antes la misa era el sacrificio propiciatorio para la salvacion de vivos y difuntos, ahora el catecismo del 92 enseña q la misa es un sacrificio de alabanza y u a cena, justo lo q creen los protestantes… El magisterio ordinario enseñado durante siglos siempre igual es infalible y carece de error, ergo el error se enseña ahora.

      1. Cristo no puso la biblia, puso la Sagrada Tradicion. La Sagrada Tradicion q pusieron por escrito los apostoles es el Nuevo Testamento, el resto se encuentra en los concilios dogmaticos y sus canones y anatemas pero no en gran parte del pastoral cvii, tambien en el magisterio ordinario infalible, y en los ritos sacramentales q Pablo VI adulteró. La Sagrada Tradicion no se puede sustituir por otra pq procede de Dios y por tanto es fuente de revelacion. El concepto de Tradicion modernista es la tradicion viva, la q va cambiando con el tiempo porque es folklore.

        1. La Iglesia desde el 65 enseña q es dudoso q el nuevo testamento haya sido escrito por los apostoles, se duda de la historicidad, se duda de q la carta a los hebreos sea de san pablo. Se aplica el metodo historico critico condenado por ser protestante q consiste en interpretar la biblia prescindiendo de lo q interpreta la tradicion. Se les enseña a los seminaristas q Cristo puso los sacramentos pero se le olvidó decir cómo se celebraban los sacramentos, se les dice q hay un cristo de la fe y otro de la historia, se les oculta a los seminaristas q Trento sigue vigente y sus anatemas siguen condenando los cambios en la liturgia. Se enseña la Nueva Teologia condenada por pio xii en 1950…

          1. La iglesia desde el 65 ha eliminado el limbo. En los anatemas del concilio de Florencia q son dogma de fe y no pueden evolucionar pq el dogma no evoluciona, se dice: «Quien dijere que el limbo es un lugar intermedio entre el cielo y el infierno y no una parte del mismo infierno, sea anatema de excomunion». Y en Trento por ejemplo se dice: «quien dijere que el acceso al sacerdocio no es gradualmente por los grados de las ordenes clericales menores, sea anatema de excomunion» .Ahora no existen ordenes menores, existen ordenes laicales, q se inventó Pablo VI ilegalmente. O tambien, «quien dijere q el canon de la misa contiene errores y por tanto puede ser abrogado, sea anatema». El unico q puede abrogar es el papa, q abroga por ley, ergo está condenando al papa q elimine la misa de Trento, y el novus ordo no contiene el verdadero canon romano, está cambiado.

          2. En los seminarios se les enseña q Monseñor Lefebvre tenia un concepto herético de Tradicion. En realidad son ellos los q tienen un concepto herético de Tradicion. Creen q la Tradicion está viva, y como todo lo q está vivo evoluciona, la tradicion evoluciona y va cambiando, por tanto es imposible q sea fuente de revelacion, somos como Lutero por tanto, la sola escritura. Esta patochada se la inventó el condenado por Pio XII «Henri de Lubac», ese teologo perito experto en el cvii. Se les enseña q Cristo puso los sacramentos pero se le olvidó decir cómo se celebraban a pesar de que Trento dice q el canom de la misa de Trento es de Tradicion apostólica y no se puede ni cambiar ni adulterar. En el novus ordo está adulterado y las palabras de la consagracion ni siquiera son las mismas.

          3. Gracias a la Sagrada Tradicion sabemos q las palabras de la consagracion son exactamente las de la misa de Trento y no las de la misa del Novus Ordo, q como Lutero, acude solo a la Biblia, y gracias a Trento sabemos q la primera misa que celebró Cristo en el contexto de la última cena pero sin ser parte de la ultima cena y por eso fue la ultima y no hubo mas, fue como minimo el canon de la misa de Trento, q Trento dice q es el q celebraban los apostoles: en silencio, con sus mismos gestos, de espaldas a la gente para dirigirse solo a Dios, y con una lengua q no sea la vernacula. Por eso Trento condena que la misa parezca una cena protestante como en el novus ordo y no lo que es: un rito de sacrificio. La solucion es volver a la tradicion

  9. Hola Hinojosa,es una forma de ampliar el argumento,porque uno parece reducirlo a los que murieron en 1965,en la fe de Cristo,pero no solo tenían fe los de 1965 no?

    1. Yo no viví aquello pero muchas veces la fe venía condicionada por diversos factores o eso creo. Un ejemplo son los seminarios. Bien es cierto que estaban llenos, pero antiguamente la gente se metía al seminario porque era la única manera de poder estudiar y tener un plato de comida, el sacerdocio se veía como un cargo de poder y no un servicio etcétera. Y ello me imagino que halla influido algo en la crisis que estamos viviendo ahora y la imagen ta negativa que se tiene de la Iglesia.

  10. Ahora no solo hay pocos sino q muchos nunca han tenido vocacion y se han ordenado. No puede ser q se metan niños en seminarios menores para forzarles una vocacion q no tienen sólo porque un cura le dijo q se metiera y para moldearles la mente con modernismo q no es catolico. Al final lo que no cuentan es el numero de curas jovenes q se van. Es un desastre y solo puede ser castigo de Dios por haber cambiado el magisterio

  11. Con esto de las vocaciones sacerdotales siempre me he planteado esto:
    Vamos a ver, si Dios es el que toma la iniciativa en la vocación, se supone que el llamado, elegido o contactado lo tiene que ver de manera nítida, clara y tangible, ¿no? Es que por los comentarios parece que el que haya o no vocaciones al sacerdocio depende del trabajo del hombre, de su esfuerzo o dedicación, ¿en que quedamos?

    Y esto me lleva a hacerme estos cuestionamientos; cuando hablamos de vocación sacerdotal, matrimonial, o a la vida religiosa; ¿no es en el fondo decisiones que los seres humanos tomamos NOSOTROS por diferentes motivos donde lo cultural, psicológico, tradicional, social, de roles, etc , etc juega un papel primordial?
    Luego, los creyentes decimos que hacemos una lectura religiosa o creyente de la realidad y hablamos de vocación, de llamada de Dios…………..¿solo de Dios?
    Me gustaría saber de vuestras opiniones con este tema. Gracias.

  12. Buenas Alberto. Nunca se tiene una certeza plena de ahì las crisis que a veces tienen los sacerdotes, seminaristas, matrimonios.

    Ojalà fuesemos como S. Faustina donde Dios se hacìa presente a través de las experiencias misticas que tenìa esta santa.

    Por eso es importante la dirrecciòn espìritual y que halla buenos sacerdotes que acompañen a los seminaristas, matrimonios etcètera. Porque muchas veces el èxito o fracaso de una vocaciòn depende del acompañamiento que se tenga.

    Lo que hay son indicios. Hay entran los aspectos psicològicos y demàs que nombras.

    Un ejemplo claro es que hay personas que tienen novia y demàs y sin embargo sienten que no son felices, que les falta algo en vida.

    No se conforman con ir a misa quieren vivir su fe de manera màs plena etcètera.

    Luego hay personas en cambio que tienen muy claro su vocaciòn como puede ser tus hermanos que es al matrimonio y no les digas de ser curas o monjas porque ni se lo plantean.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles