PUBLICIDAD

Los cristeros o los rebeldes de México

|

Entre 1926 y 1929, el feroz ateo presidente mexicano Plutarco Elias Calles lanzó una guerra implacable contra la iglesia católica de su país, más tarde conocida como la Guerra Cristera. En cuanto a la reforma del código penal, el presidente mexicano quiso a toda costa erradicar el catolicismo de México, imponiendo la ley Calles. La aplicación de esta ley anticlerical en todo el país ha llevado a medidas drásticas por parte del gobierno, como la búsqueda de bienes eclesiásticos y el cierre de monasterios y conventos. De la misma manera, todos los miembros extranjeros del clero han sido repatriados a sus países.

Ante esta opresión, los católicos mexicanos primero organizaron protestas pacíficas en todo el país y más de un millón de firmas se reunieron y presentaron al Congreso para exigir la derogación de la ley en vano. Al ver que todas las formas pacíficas se agotaron, los opositores lanzaron un boicot económico. Con la bendición del Vaticano, se acordó, la abstención del pago de los impuestos y la reducción del consumo de los productos del Estado, como la gasolina. Este boicot dio sus frutos y paralizó la economía del país, lo que llevó al gobierno a responder con arrestos, intimidación y ejecuciones. Los sacerdotes se detuvieron para oficiar la misa, temiendo que los fieles fueran torturados.

Los católicos, en su mayoría campesinos modestos, formaron, bajo la bandera de Cristo Rey, una resistencia armada para defender su libertad de culto y fe. El movimiento Cristero fue organizado por la «Liga Nacional de Defensa de la Libertad Religiosa» o «Liga Nacional Defensora de la Libertad Religiosa».  Se estima que en 1929, el movimiento cristeros contaba con 50,000 combatientes, de los cuales 25,000 estaban bajo el mando del general Enrique Gorostieta. Debido a su carrera militar, fue elegido por los Cristeros como líder para unificar y organizar militarmente su lucha. Gorostiesta, profundamente católico y conocido afin a la política y brillante estratega, aceptó liderar a los Cristeros. Fue asesinado el 2 de junio de 1929, tras una operación realizada por los servicios de inteligencia del gobierno mexicano.

Este enfrentamiento entre el gobierno y los Cristeros se cobró la vida de decenas de miles de personas y al menos 40 sacerdotes fueron asesinados. Entre las víctimas se encontraba José Sánchez del Río, un cristiano de 14 años. Antes de matarlo el 10 de febrero de 1928, los soldados le torturaron cortandole los dedos con un cuchillo y lo obligaron a caminar descalzo hasta su último lugar de descanso, el cementerio del Sahuayo.

Una vez en el cementerio, José fue apuñalado por los soldados. A cada golpe, gritaba: «¡Viva Cristo Rey, viva la Santa María de Guadalupe!» Luego, un líder militar disparó dos balas en su cabeza, arrojando su cuerpo sin vida a una pequeña tumba. Al comienzo de esta guerra, el Vaticano, impotente ante este derramamiento de sangre, solo pudo publicar una carta encíclica firmada por el Papa Pío XI al clero y creyentes de México para darles valor y esperanza durante esta persecución. Después de tres años de levantamientos y por iniciativa del embajador de los Estados Unidos en México, Dwight Morrow, se negocia una tregua entre el gobierno mexicano y los Cristeros, pero no terminará la persecución de los líderes cristeros, ni de la iglesia. A pedido del Vaticano, los cristeros dejaron las armas y aceptaron la tregua, pero el gobierno continuó persiguiéndolos y ejecutándolos hasta 1934, cuando Lázaro Cárdenas llegó a la presidencia. México nunca olvidará esos años oscuros, pero su iglesia, gracias a la fe de sus fieles, ha seguido creciendo.

Christiane Waked es periodista / columnista de varios periódicos y sitios web. Ella es la ex Agregada de Prensa de la Embajada de Francia en los Emiratos Árabes Unidos y ex analista / lingüista del Ministerio del Interior francés.

21 comentarios en “Los cristeros o los rebeldes de México
  1. En los libros de texto, ! ni siquiera existió, ! es increíble pero cierto, se borra de la historia lo que no conviene, y asunto arreglado, Lo bueno de lo malo, ya que Dios así lo arregla, es que fue semillero de santos, muchos valientes, gracias a Dios, y todos, doblando la rodilla ante Cristo Rey . Se dice que Nerón iluminaba los caminos con cristianos ardiendo en postes, así aquí, solo que colgados, para escarmentar,. Fue muy cruel,

  2. Esta historia yo la conocí fue hace varios años , y desde entonces aquí en Venezuela he preguntado a muchos sobre esta historia y nadie sabe sobre esta historia,de esa historia quiero agregar sale la famosa canción CRISTO REY! Es bueno que hayan publicado esta historia! La Cruz se lleva solo con dolor ! La falsa cruz modernista muestra lo contrario en la comodidad evitando la lucha que se debe no sólo espiritual también física,como tambien en es verdad el templo físico!

  3. Cuando se disuelve el Ejército Cristero, el último general, Jesús Degollado Guizar, dice que fueron abandonados por aquéllos (la jerarquía) que debían ser los primeros en recibir los frutos de sus sacrificios…

  4. Gorostieta no era católico sino agnóstico. Su esposa lo era y el consideraba que la vulneración de los derechos de los católicos era un atentado contra la libertad. Si al final de su vida se convirtió o no es algo que no está claro.

  5. Para saber el motivo, a mi juicio más que justificado, de la Cristiada hay que sacar la Constitución Mexicana original de 1917, conseguir la reforma del código penal o Ley Calles de 1926 y leer las encíclicas de Pío XI. Haciendo eso se puede deducir por qué se rebelaron. El único historiador que ha estudiado el tema en profundidad es Jean Meyer y sus libros están publicados. Fuera de eso esa guerra se ocultó hasta en la prensa española de la época.

  6. Christiane,. 😁, soy hermana, y mexicana, 😉,. Y me sorprende que alguien se diriga a mi , gracias. Los católicos tenemos en la Cristiada , un ejemplo a seguir, que ya se acabó según éso, y sin embargo, México está entre los países más peligrosos para los sacerdotes, en meses pasados fueron varios, que por un motivo o por otro, morían, aquí los recibe la Virgen de Guadalupe, que también estuvo muy presente en ése tan doloroso episodio, !Viva Cristo Rey y Sta. María de Guadalupe!

  7. Todos los presidentes de México desde Benito Juárez, con rarísimas excepciones, fueron masones por lo menos hasta Plutarco Elías Calles y, seguramente, después. La Ley Calles de «Faltas y Delitos Religiosos» tiene 27 artículos y las penas van desde multas a un máximo de 7 años de prisión. Sin embargo está ley entró en funcionamiento en junio de 1926 y en agosto del mismo año, a causa de una denuncia por reuniones ilegales, el 14 de agosto un pelotón de soldados se presentó en el pueblo de Chalchihuites, detuvo al sacerdote D. Luis Batiz Sainz y a dos miembros de AC y, diciendo que los llevaban a la capital para ser juzgados, los fusilaron en las inmediaciones del mismo pueblo. Es decir, la Ley Calles, en si mismo ignominiosa, ni siquiera se aplicó. Estas acciones se fueron multiplicando por todo el centro de Mexico. Si el estado manda a militares o rurales a detenerte es que te ha declarado la guerra, así de sencillo.

  8. Muchas gracias por este articulo y por los comentarios tambien. Todo muy informativo. Michoacán, Jalisco y Guanajuato fueron las regions donde los Cristeros lucharon por su libertad religiosa. Tengo muchos amigos mexicanos de diversas edades y ninguno sabe sobre esta Guerra.

    Victoria

  9. Pep: La Constitución Española de 1931 estuvo inspirada en la de México pero no llegó a tanto. La República fue consentidora pero no envió al ejército para disolver reuniones de católicos, más bien cerró los ojos ante las quemas de templos cuyos autores nunca fueron detenidos. En España la persecución se dio principalmente al inicio de la guerra y por incontrolados. La peculiaridad de la persecución mexicana es que fue en tiempos de paz y el gobierno utilizó ¡al ejército! cosa única en todo el mundo. Normalmente se utiliza la policía para esos chanchullos-Gestapo, KGB-pero la burrada que supone movilizar al ejército en contra de la población es única. Los católicos mexicanos no tenían ninguna propuesta alternativa ni se propusieron derribar el gobierno, fue el gobierno quién propuso una propuesta al catolicismo que fracasó y luego atacó.

  10. Gracias Infovaticana. Sugiero más artículos de este tipo para conocer mejor nuestra historia, nuestras historias, plagadas de mártires que nos enseñan el camino a seguir: Jesucristo.

  11. La Cristiada fue un movimiento de importante trascendencia en México, Mi Bisabuelo Don Everardo Ramírez fue un Cristero, y al grito de ¡Viva Cristo Rey! luchó por nuestra fe, junto con muchos otros fieles, campesinos principalmente, arriesgó su vida, no en vano. Incluso León Degrelle sintió tremenda angustia por tal lucha que viajó a México, a ver de cerca lo que pasaba realmente, en su libro «Mis andanzas en México» describe lo que fue su viaje y en gran medida por ello nombra a su movimiento «Rexismo», ni más ni menos que por ese grito de Viva Cristo Rey que lo estremecia.
    Nosotros en estos tiempos tenemos que seguir luchando, porque la lucha sigue, ahora contra las armas ideológicas y los enemigos ocultos, atacando invisiblemente y tratando de socavar nuestra fe, es por eso nuestra voluntad debe ser inquebrantable, como la de esos campesinos y como la de todos los católicos perseguidos. ¡Dios, Patria y Libertad!

    1. Gracias Arturo, cuando escribí el artículo, quería resaltar en este capítulo de las persecuciones cristianas que la historia borró. Viva Cristo Rey!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles