PUBLICIDAD

Orbán anuncia medidas para fomentar la natalidad

El primer ministro húngaro, Viktor Orbán
|

Cabe dividir en dos grupos a los líderes políticos de las democracias liberales: aquéllos que gobiernan pensando en las siguientes elecciones y aquéllos que, por el contrario, lo hacen pensando en el bien de sus compatriotas de hoy y de sus compatriotas del futuro. En este segundo grupo hemos de incluir, sin duda, al primer ministro magiar, Viktor Orbán, quien suele tomar las decisiones que cree más adecuadas para su país (y no para sí mismo o sus posibilidades electorales).

En este sentido, Orbán ha presentado este domingo una serie de medidas encaminadas a fomentar la natalidad. ¿Por qué? Él mismo lo ha explicado: ‘Cada vez nacen menos niños en Europa. Para Occidente la respuesta es la inmigración. Por cada niño que se pierde tiene que venir otro para que las cifras cuadren; pero no necesitamos cifras; necesitamos niños húngaros’, ha aseverado en su discurso sobre el estado de la nación.

Entre estas medidas, que manifiestan la preocupación del mandatario húngaro por la crisis demográfica, destacamos la extensión de un programa de créditos con al menos dos hijos para ayudarles a comprar casas, subsidios para la adquisición de automóviles y una exoneración del impuesto a la renta personal para familias con al menos cuatro hijos.

Por otra parte, y quizá ésta sea la medida estrella, las mujeres menores de cuarenta años que se casen por primera vez serán elegibles para un préstamo subsidiado de diez millones de florines (algo más de 30.000 euros). Cuando nazca el segundo hijo, una tercera parte de la deuda será condonada; cuando nazca el tercero, la deuda será perdonada en su integridad.

La eficacia de estas medidas

En el año 2016, el Ejecutivo polaco aprobó un plan de ayudas a las familias con más de un hijo; plan, denominado 500+, por el que las familias han comenzado a recibir una cantidad de 500 zlotys libres de impuestos por cada segundo y posterior hijo hasta que éstos cumplan los 18 años. Por poner un ejemplo, el Estado ofrece a los matrimonios con dos vástagos una contribución nada despreciable de 6.000 zlotys anuales.

En el caso de las familias con menos recursos – aquéllas cuyos ingresos no superan los 800 zlotys anuales -, también se asigna esta ayuda al primer vástago. Con esta medida, el Gobierno polaco pretendía, por un lado, fomentar la cohesión social y, por otro lado, incentivar la natalidad entre las clases más desfavorecidas (impidiendo, así, que tener hijos se torne en un lujo burgués).

Y lo cierto es que lo ha logrado. Así, el pasado año 2017 nacieron en Polonia 400.000 niños; esto es, 20.000 más que en 2016 y 33.000 más que en 2015. Ello da lugar a una esperanza a la que no pueden confiarse otros países europeos que, atenazados por el hedonismo, ven impertérritos cómo sus sociedades se transforman progresivamente en geriátricos.

11 comentarios en “Orbán anuncia medidas para fomentar la natalidad
  1. Aquí en España, se hace lo mismo, pero al revés. Las ayudas las reciben los inmigrantes.
    Orbán, desde luego, hace méritos para que cada día me caiga mejor y envidie (no se si sana o insanamente) tener un presidente así. De momento, en España, no se puede ni soñar con alguien como él y su equipo de gobierno.

  2. Pues bien, aunque éso de traer hijos al mundo solo por una remuneración, pues como que no cuadra, una sociedad que hasta los hijos tienen signo de dinero para hacerlos deseados, a mí no me gusta, los hijos deben ser deseados tan solo por ser “hijos”. Pero a cómo están las cosas,. Ya lo que sea está bien

  3. Pues nada, a seguir su ejemplo, siete mil millone ahora, doce mil en veinte años y en cincuenta 20 mil millones y la guerra nuclear para frenar la natalidad descontrolada, como se ha hecho siempre, crecimiento arbitrario y guerra para frenarlo y vuelta a empezar, a no ser que la guerra sea tan devastadora que la humanidad se extinga, en cuyo caso será voluntad de Dios, para que preocuparse

    1. José
      ¿Es mejor no tener hijos y que vengan musulmanes a repoblar? Porque eso es lo que está pasando Ellos si tienen los hijos que vengan y son ellos los que se llevan las subvenciones.
      Y si le cuesta creerlo, se pasa por los colegios públicos y lo comprueba.

      1. El problema es que los europeos nos pasamos de pocos y los musulmanes tienen demasiados, al mismo tiempo que se fomenta en europa habría que disminuirla en el tercer mundo, el problema es que mientras lo primero no causa controversia lo segundo es un tabú para los católicos que todavía viven con el chip de que tenemos que reproducirnos para subsistir, cuando el problema es el contrario, crecemos sin parar pero el planeta es siempre el mismo, por lo que conviene favorecer la contracepción, no se puede prohibir ni obligar a nadie a tener hijos, pero hay que facilitarle ls cosas si no quiere tenerlos, hoy en día es mucho mas perjudicial para la sociedad alguien que quiera tener cuatro hijos que alguien que no los tenga, al contrario que antes del siglo XX, porque la alternativa es un holocausto nuclear

  4. Chester Ton , no se qué signifique ” no seas capullo”,. Pero en toda mi vida nunca fue necesario dar dinero para tener hijos, ésos los manda Dios, y como acá se dice en broma, todos los niños traen lonche al nacer. Dios ayuda, por si no sabes, te da tres , te ayuda para tres, si cinco, te ayuda para cinco,. Ambicionar la ayuda económica es feo. Pero no juzgo al Sr. éste, ,, él sabrá cómo está su sociedad.

  5. 😄, gracias Chester Tonto, seguro Ton, es tu diminutivo, ! qué lindo😁,. Te platicaré que una mujer, llamada María A, que comenta en Infocatolica, dice algo muy Interesante. Se pregunta ella qué pasaría si también se ofreciera dinero para que entraras de sacerdote, Cuántos no habrá, de los malos , que entraron por éso, Pero creo que éso tu no lo puedes comprender, 😥,,,pobrecito!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles