PUBLICIDAD

“El mundo cristiano y el islámico aprecian y protegen los valores comunes”

"La vida, la familia, el sentido religioso, el respeto por los ancianos, la educación de los jóvenes y muchos otros"Vatican Media
|

La audiencia general de esta mañana ha tenido lugar como viene siendo habitual en el Aula Pablo VI. El Papa se ha centrado en su último Viaje Apostólico que acabo ayer y que tuvo como destino los Emiratos Árabes Unidos.

Catequesis del Santo Padre

Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!

En los últimos días hice un breve viaje apostólico a los Emiratos Árabes Unidos. Un viaje breve pero muy importante que, en relación con el encuentro de 2017 en Al-Azhar, en Egipto, ha escrito una nueva página en la historia del diálogo entre el cristianismo y el islam y en el compromiso de promover la paz en el mundo sobre la base de la fraternidad humana.

Por primera vez, un Papa ha ido  a la península arábiga. Y la Providencia ha querido que haya sido un Papa llamado Francisco, 800 años después de la visita de San Francisco de Asís al sultán al-Malik al-Kamil. He pensado a menudo en San Francisco durante este viaje: me ayudaba a llevar el Evangelio en el corazón, el amor de Jesucristo, mientras vivía los diversos momentos de la visita; en mi corazón estaba el Evangelio de Cristo, la oración al Padre por todos sus hijos, especialmente por los más pobres, por las víctimas de injusticias, de las guerras, de la miseria… La oración para que el diálogo entre el cristianismo y el islam sea un factor decisivo para la paz en el mundo de hoy.

Doy las gracias de todo corazón al Príncipe Heredero, al Presidente, al Vicepresidente y a todas las autoridades de los Emiratos Árabes Unidos, que me han recibido con gran cortesía. Ese país ha crecido mucho en las últimas décadas: se ha convertido en una encrucijada entre Oriente y Occidente, en un “oasis” multiétnico y multirreligioso y, por lo tanto, en un lugar adecuado para promover la cultura del encuentro. Expreso mi gratitud al obispo Paul Hinder, vicario apostólico de Arabia Saudita, quien preparó y organizó el evento para la comunidad católica, y mi “agradecimiento” se extiende con afecto a los sacerdotes, religiosos y laicos que animan la presencia cristiana en esa tierra.

He tenido la oportunidad de saludar al primer sacerdote –noventa y tantos años- que había ido allí a fundar tantas comunidades. Está en silla de ruedas, ciego, pero no pierde la sonrisa; la sonrisa de haber servido al Señor y de haber hecho tanto bien. También salude a otro sacerdote, siempre de noventa y tantos años, pero este seguía trabajando. ¡Muy bueno! Y tantos sacerdotes que están allí al servicio de las comunidades cristianas de rito latino, de rito siro-malabar, siro-malankar, de rito maronita que vienen de Líbano, de la India, de Filipinas y de otros países.

Además de los discursos, en Abu Dabi, se dio un paso más: el Gran Imán de Al-Azhar  y yo firmamos el Documento sobre la Fraternidad Humana, en el que juntos afirmamos la vocación común de todos los hombres y mujeres de ser hermanos en cuanto hijos e hijas de Dios, condenamos cualquier forma de violencia, especialmente aquella revestida de motivos religiosos, y nos comprometemos a difundir los valores auténticos y la paz en todo el mundo. Este documento se estudiará en las escuelas y universidades de varios países. Pero también yo os pido, por favor, que lo leáis, que lo conozcáis, porque da tantas oportunidades para ir adelante en el diálogo sobre la fraternidad humana.

En una época como la nuestra, en la que es fuerte la tentación de ver un choque entre la civilización cristiana y la islámica y también la de considerar a las religiones como fuentes de conflicto, quisimos dar un signo ulterior, claro y decisivo, de que, en cambio, es posible encontrarse, es posible respetarse y dialogar, y que, a pesar de la diversidad de culturas y tradiciones, el mundo cristiano y el islámico aprecian y protegen los valores comunes: la vida, la familia, el sentido religioso, el respeto por los ancianos, la educación de los jóvenes y muchos otros.

En los Emiratos Árabes Unidos vive alrededor de poco más de un millón de cristianos: trabajadores de varios países asiáticos. Ayer por la mañana, me encontré con una representación de la comunidad católica en la catedral de San José en Abu Dabi, -un templo muy sencillo-, y luego, tras este encuentro, celebré para todos, -¡eran muchísimos! – Dicen que entre los que estaban dentro del estadio, que tiene una cabida de cuarenta mil personas y los que estaban fuera viéndolo en las pantallas, llegaban a ciento cincuenta mil. Celebré la Eucaristía en el estadio de la ciudad, anunciando el Evangelio de las Bienaventuranzas. En la misa, concelebrada con los patriarcas, los arzobispos mayores y los obispos presentes, rezamos de forma particular por la paz y la justicia, con una especial intención por  Oriente Medio y Yemen.

Queridos hermanos y hermanas, este viaje pertenece a las “sorpresas” de Dios. Por lo tanto, alabémoslo, así como a su providencia, y recemos para que las semillas esparcidas den frutos según su santa voluntad.

Saludos en español

PUBLICIDAD

Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española, en modo particular a los grupos provenientes de España y América Latina. Cuando entré vi que había muchos andaluces que saben hacer ruido. Agradezcamos al Señor este momento de gracia que ha sido el viaje a los Emiratos Árabes Unidos y recemos para que crezca la fraternidad entre todos los creyentes en Dios, incluso entre estos y los no creyentes, y todas las personas de buena voluntad. Muchas gracias.

Llamamiento del Santo Padre

El sábado pasado, cerca del archipiélago de las Bahamas, se hundió una embarcación que llevaba a bordo decenas de migrantes procedentes de Haití y en busca de esperanza y de un futuro de paz. Pienso con afecto en las familias probadas por el dolor, así como al pueblo haitiano golpeado por esta nueva tragedia. Os invito a uniros a mi oración por aquellos que han desaparecido dramáticamente y por los heridos.

20 comentarios en ““El mundo cristiano y el islámico aprecian y protegen los valores comunes”
  1. Papa Francisco: “Queridos hermanos y hermanas, este viaje pertenece a las ‘sorpresas’ de Dios…”

    No señor, este viaje es solo otra sorpresa modernista, ¿o es que el papa ya se comenzo a creer que es Dios?

  2. al papa lo tomaron de t o n t o los musulmanes y nos llevo de encuentro al resto de catolicos, los musulmanes no cambiaran sus objetivos y sus creencias por simple un papel muerto que fuiste a firmar y que solo para ti es de obligatorio cumplimiento. Pero si lo que queria es aplausos mundanos, de las fraternidades masonicas y aparecer en la prensa progre una vez mas como heroe demoliendo la fe en la iglesia pues lo logro.

  3. El cuento de las sorpresas de Dios, los primeros que no se las creen son los propios cuentistas, que tienen más cuentoooo, en especial Francisco, el cuentista mayor de una nueva/vieja iglesia que no se atreve a condenar el error ni el pecado, para ser aceptada por el pensamiento único, ante el que se pone de rodillas en una imagen patética. ¿ Hasta cuándo, Señor, hasta cuándo, vas a tolerar tanta afrenta por quien tenía que confirmar en la Fe ?

  4. ¿ Se encuentran entre esos valores comunes la poligamia, la pederastia disfrazada de matrimonio con niñas, Jesucristo como mero anunciador de Mahoma, la invasión de occidente, la persecución de los cristianos hasta su exterminio en Oriente Medio y norte de África, la consideración de los malos tratos como asunto interno de la pareja, la ablación del clítoris, el no acaso de la mujer a los estudios superiores, el matrimonio impuesto, el pleno sometimiento de la mujer al hombre, la confusión total de religión y política, la negación de la Trinidad, etc. etc. ?

  5. En China, ha traicionado a los católicos perseguidos y mártires de la fe en Cristo. En Abu Dhabi ha traicionado a cientos de miles de católicos arrasados por los musulmanes. En ambos casos, el más cruel y numeroso martirologio de la Historia de la Iglesia.
    Ellos nos sostienen con su ejemplo. En el caso de Francisco, cómo va a poder responder de todo esto ante Dios?

  6. Otra ligereza de Bergoglio en un asunto muy importante.
    ¿cuales son esos valores comunes que defienden catolicos y musulmanes?
    ¿La Sharia?
    Una cosa es ser educado y otra decir cosas que no son ciertas sobre temas graves. Se necesita claridad, y si en ciertos momentos no se puede por cortesia al menos que no se mienta.
    Que irresponsabilidad y que falta de seriedad.

  7. Todo este circo se basa en la frase vaticanosecundina “el Espiritu Santo suscita otros caminos de salvación fuera de la Iglesia”, frase que no consta que sea dogma de fe en ninguna parte y que se contradice con el magisterio infalible de la Mortalium Animos. No es que Francisco se contradiga con la mortalium animos, es el Concilio Vaticano II, que no es dogma de fe, el que se contradice con la Mortalium animos. A esto siempre responden q la mortalium animos tampoco es dogma de fe, pero el concilio dogmatico vaticano I dice que el magisterio que se sucede igual a lo largo del tiempo es infalible. El magisterio q se sucedio a lo largo del tiempo siempre fue el de la mortalium animos. Dos magisterios contrarias no pueden ser al mismo tiempo infalibles, uno de los dos es erronea: el cvii.

  8. Los que adoran al Papa como si fuese una especie de Dalai Lama que se va reencarnando tienen un problema que consiste en q la voluntad la tienen por encima de la inteligencia al reves de como tiene que ser. Da igual que su inteligencia les muestre que el circo con el islam lo empezó Juan Pablo II, su voluntarismo no lo admite y les ciega la inteligencia. Su voluntad quiere q el papa Francisco sea el malo por lo q ha dicho de los moros y Juan Pablo II el bueno pq mi voluntad dice que no hizo lo mismo. Protestantismo voluntarista sin razonar nada.

  9. El corte no lo quieren ver entre los Papas Pio XII y Juan XXIII como la inteligencia indica, sino que su voluntad quiere que el corte se produzca entre Benedicto XVI y el Papa Francisco. Por eso caen en el mismo error sedevacantista pero esta vez de forma cutre e indecente sin razonan nada. Si van a ser sedevacantistas, por lo menos que lo razonen un poco y no digan payasadas.

  10. No solo perdió hace rato la Fé sino el sentido común.
    Habla como un drogadicto y ya dice cualquier cosa.
    Creo que a la Sumision a Lucifer , se le agrega la Senilidad.
    Y el estar rodeado de un pandilla se secuaces alcahuetes, abusadores y maricas.

    Oh Dios, hasta Cuando !

    El exilio en Babilonia duró 70 años, como tiene 85 este será más corto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles