El Papa y un ‘Islam de papel’

Vatican Media
|

Su Santidad ha querido comprometer a la Iglesia y al Islam en una empresa común en busca de la fraternidad humana mediante un documento firmando con el Gran Imán de la Mezquita de Al Azhar. Desgraciadamente, no es probable que los musulmanes de todo el mundo se vean representados.

 

Antes de dar el paso trascendental de su ‘paso a Roma’, el cardenal John Henry Newman, entonces un clérigo anglicano con fuertes prejuicios ‘antipapistas’, teorizó sobre su denominación religiosa como una ‘via media’ entre el romanismo y el protestantismo, conservando lo mejor de ambos mundos. La iglesia que había diseñado en su cabeza tenía, así, todas las glorias de la Iglesia de Cristo, en plena sucesión apostólica, sin lo que consideraba irritantes adiciones que había incorporado Roma a lo largo de los siglos. Tenía un único problema: esa Iglesia no existía fuera de su mente meticulosa.

Era, acabó reconociendo, una ‘iglesia de papel’, sin realidad fuera del propio Newman, y darse cuenta de ese hecho fue lo que acabó por decidirle a ‘cruzar el Tíber’. En el catolicismo vio una iglesia tangible, real, de fe y piedad vividas y una estructura coherente.

Su Santidad, de visita en los Emiratos Árabes para un encuentro interreligioso, ha firmado con Ahmed el Tayeb, Gran Imán de Al Azhar, un documento sobre la Hermandad Humana por la Paz Mundial y la Convivencia Común que pretende comprometer a católicos y musulmanes en el entendimiento mutuo y la colaboración conjunta en pos de un mundo más fraterno y tolerante. Y nos tememos que lo esté firmando con un ‘Islam de papel’.

No me malinterpreten, no estoy diciendo que el Tayeb no ocupe un cargo del máximo honor y nivel en el islam suní. El título de Gran Imán de Al Azhar está considerado por algunos musulmanes como la máxima autoridad islámica, fuente de jurisprudencia. Pero la idea de que representa a todos los musulmanes, incluso a una mayoría, es una fantasía absoluta.

El Papa sí puede, en algún sentido, comprometer a las instituciones católicas en ese empeño, porque la Iglesia es una estructura jeráquica, por voluntad del propio Cristo, de la que el Sumo Pontífice, Vicario de Cristo, es cabeza en la Tierra. Pero el Islam carece de una estructura ni remotamente análoga.

No es que no exista un Papa en el islam; es que ni siquiera tiene un clero sacramental. Asociar un imán con un sacerdote es, en el mejor de los casos, una analogía abusiva. No hay un ‘obispo’ que ordene al imán, ni siquiera otro imán. Con su firma, el Tayeb se compromete a sí mismo, quizá a la mezquita y a la universidad egipcias de Al Azhar y a los musulmanes que buenamente quieran seguirlo en esto. Aventuro que están lejos de ser una mayoría.

De un tiempo a esta parte Occidente se ha llenado de ‘ulemas’ ajenos a la fe musulmana pero empeñados en enseñar a los creyentes cuál es «el verdadero Islam», que suele parecerse sospechosamente en sus consecuencias éticas y sociales al cristianismo. Pero ningún fiel de una religión va a aprender en qué consiste de alguien que no la profesa, por alto que sea su cargo o grande que se presente su erudición.

Tampoco, ay, al Papa de Roma. Su Santidad aclara en el documento, por ejemplo, que «las religiones no incitan nunca a la guerra y no instan a sentimientos de odio, hostilidad, extremismo, ni invitan a la violencia o al derramamiento de sangre. Estas desgracias son fruto de la desviación de las enseñanzas religiosas». Pero eso equivale a postular un Islam que se da de bofetadas con su historia, con su práctica efectiva, con la vida de su fundador y con una interpretación no forzada del propio libro que, coeterno con el propio Dios, reveló a los hombres, el Corán.

Decir que la fe más belicosa de la historia no es sino una «desviación» es postular un ‘Islam de papel’. De forma similar, el documento empieza con esta frase: «En el nombre de Dios que ha creado todos los seres humanos iguales en los derechos, en los deberes y en la dignidad, y los ha llamado a convivir como hermanos entre ellos, para poblar la tierra y difundir en ella los valores del bien, la caridad y la paz».

No tengo, como católico, problema para firmarla. Pero no veo cómo puede compadecerse con un Islam que ordena que la mujer reciba la mitad de la herencia que su hermano varón, o que su testimonio valga la mitad del de un hombre. O cómo puede vivirse esa ‘fraternidad igualitaria’ entre los musulmanes y los ‘dhimmis’, los infieles seguidores de una Religión del Libro, considerados ciudadanos de segunda. No son, como el burqa o la ablación del clítoris, usos perniciosos que se han añadido, accesorios culturales que pueden eliminarse sin afectar al tronco de la fe, porque son meras adiciones deplorablemente asociadas a algunas sociedades islámicas. No, hablamos de lo que constituye la base, lo inmutable, lo que, de eliminarse, echaría por tierra el mismo concepto de un Corán dictado por Dios en árabe, en el que hasta los signos diacríticos son inalterables.

 

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
17 comentarios en “El Papa y un ‘Islam de papel’
  1. Ese pobre documento, firmado con un sólo imán, ni siquiera con dos o tres, que no representa a nadie, ¿ no se atreve a decir que el matrimonio con una menor, incluso de 9 años, se llama pederastia ?

  2. No es una pifia, ni incultura o ignorancia. Es una mentira, dicha a posta, para favorecer la agenda globalista.
    El viejo choto (Bergy) sabe muy bien lo que hace.
    ¿Qué, no es obvio ya, a estas alturas…?

  3. La doctrina islámica autoriza a los musulmanes a mentir si es necesario para la causa en lo que se denomina la Taqiyyah aceptado y practicado por todas las sectas islámicas. La Taqiyyah es muy utilizada en la política islámica, especialmente en la era moderna.

  4. Muy interesante el artículo y la reflexión sobre la falta de jerarquía y autoridad reconocida por todos en el Islam.
    Pero el problema es aún más grave. El imam de Al-Ahzar no profesa un Islam de papel sino de espada y fuego. Basta escuchar su entrevista publicada claramente en YouTube sobre aquellos que dejan el Islam: la pena es clara, deben morir.

    https://www.youtube.com/watch?v=iv_elIbHiIY

    Qué ha firmado este imam cuando él piensa y defiende la pena de muerte para quien deja el islam y lo dice claramente? Qué ha firmado cuando el
    país en el que firman dicho tratado no permite la libertad religiosa porque en público los no-musulmanes no pueden dar culto a su Dios????

    Temo que el Papa haya firmado un acuerdo con un Islam que ni siquiera existe.

  5. Juan 2:22
    ¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Cristo? Este es el anticristo, el que niega al Padre y al Hijo.
    POR SUS «ERRORES» LOS CONOCEREIS

  6. “En el momento de esta tribulación un hombre, elegido no canónicamente, se elevará al Pontificado, y con su astucia se esforzará por llevar a muchos al error y a la muerte.

    Entonces, los escándalos se multiplicarán, nuestra Orden se dividirá, y muchas otras serán destruidas por completo, porque se aceptará el error en lugar de oponerse a él.(Obras del Seráfico Padre San Francisco de Asís, Washbourne, 1882, pp 248-250).

  7. Ni el imán de El Cairo representa a todos los musulmanes, ni Atenágoras a todos los ortodoxos, ni Nicodemo representaba a todos los judíos.

    Es un imán relevante que tiene influencia en un sector del mundo islámico, y es una buena noticia, por lo que pueda ir generando en esa religión.

  8. Lo que puede ir generando en esa religión = 0. Para un creyente de verdad, su religión es intocable. Y para un fanático, más todavía. Hagamos la prueba, vayamos a un país islámico y digámosle a la gente común y corriente (no a los extremistas, por favor) que queremos cambiar su religión para poder incluirla en un proyecto de fraternidad universal. Sin duda que les va a encantar y van a reaccionar calurosamente a la propuesta. Aunque ello pueda resultar un poco perjudicial para nuestra salud.

  9. Vi que manipularon la fotografía del Papa y del Imán dándose un beso, pero da la impresión con toda la intención, de dárselo en la boca,. Éso es horribe. Una cosa es pedir cuentas de que todo funcione bien, y otra la calumnia tan vil, es la misma foto que está aquí arriba. Los que critican , como Uno, y el famoso Católico Normal, deberían ver la diferencia entre buscar el bien de la Iglesia, y otra anhelar su perdición, Aquí hay seriedad en las noticias, no canalladas, creo que era algo como de adoración y.. no recuerdo que más., Dios les pedirá cuentas, éso es falso testimonio y mentira.

  10. Si besar el Corán, libro del falso profeta donde se niegan la Trinidad, la Encarnación y la Redención, como hizo San Juan Pablo II de Asís, no fue un acto escandaloso sino mero gesto de cortesía, como alegan los juanpablistas ¿qué inconveniente hay en besar a un imam?
    «¡Que el Bautista bendiga al Islam!» (San Juan Pablo II de Asís).

  11. Respetuosamente indico a S.S. Francisco I y a todos sus asesores que se lean el «Corán», palabra divina revelada a Muhammad por el Arcángel Gabriel y que por tanto no puede ser interpretada. De manera que tras esta declaración significa que los musulmanes han dejado de ser polígamos,han dejado de odiar, perseguir y asesinar cristianos y judíos, dejaran elevar iglesias en los países musulmanes, no cobrarán tributo a los cristianos. Me parece muy bien que Abu-Dabi se respete a los no musulmanes, pero el problema es que en el resto de paises Islámicos la persona que firmóa con el Papa NO TIENE autoridad, es decir esta firma es papel mojado. Una vez mas S.S. se ha metido en un berenjenal y llevando la confusión a los cristianos.

  12. Se agradecen el desglose y cuestiones que plantea Carlos Esteban de los peligros del Islam, y de los comentaristas que bien hablan de la división (suníes, chiíes….) endémica de las tribus del islam y demás.

    Decir que desde occidente llevamos «exportando civilización» muchos siglos, y casi nunca hemos convencido a base de tener la razón o dar más cañonazos desde babor (si bien, por el momento histórico, se haya evitado así que nos planten la media luna en Viena, por ejemplo).

    En general, el islam es una ‘mala’ copia del cristianismo (daría para una enciclopedia explicarlo).

    Entonces lo que habrá que hacer, como bien hace Francisco, será que de primeras nos ‘dejen’ evangelizar allí, zonas habitualmente muy hóstiles a ésto.

    Así que no nos empecemos a plantear «por qué madrugan los panaderos», porque ése es básicamente el resúmen y objetivo de todo ésto.

    Si no hay predicación (evangelizar, misión de la Iglesia) no hay cristianismo posible, ni vida cristiana.

  13. «Jesús, levantando los ojos al cielo, dijo:
    No solo por ellos ruego, sino también por los que crean en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno, como tú, Padre, en mí, y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado.»
    Jesús habla de la unidad en Él, que todos sean uno en la misma Fe y la misma Moral. Francisco busca la fraternidad sin Cristo. Imposible. Va errado. Agradando al mundo y despreciando la Sangre redentora de nuestro Señor. Patrañas de Francisco, buscando el beneplácito de la agenda globalista.

  14. Teniendo todos razón voy a romper una lanza por este pontífice y esta visita. Todo lo que aquí se ha dicho ya lo sabe el Papa, y que el gesto es minúsculo tirando a insignificante también lo sabe, pero no me negarán que un Pontífice en la península arábica es algo histórico y ese acuerdo , que a tan pocos y a tan poco obliga, no es sino un romper el hielo con los musulmanes, por pequeño que sea. Y eso ya es algo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles