PUBLICIDAD

Wikileaks publica una importante carta del Papa sobre el asunto de la Orden de Malta

|

La carta de diciembre de 2016 revela que el Papa Francisco apoyó la opinión del cardenal Raymond Burke de que la distribución de anticonceptivos, por parte de su agencia humanitaria, debía detenerse.

(National Catholic Register)- Wikileaks publicó hoy una carta confidencial que confirma que el Papa Francisco se oponía firmemente a la Orden de Malta en la distribución de anticonceptivos, como parte de su labor humanitaria, y que deseaba que el problema estuviera «completamente resuelto».

En la carta, fechada el 1 de diciembre de 2016 y dirigida al cardenal Raymond Burke, patrón de la Orden de Malta, el Santo Padre subrayó que la Orden «debe garantizar que los métodos y medios que utiliza en sus iniciativas y trabajos de atención médica no sean contrarios a la ley moral».

Añadió que, si «en el pasado ha habido un problema de esta naturaleza, espero que se pueda resolver por completo».

El Papa se refería a los resultados de una investigación de la Orden, publicada en enero de 2016, que documentaba que Malteser International, la gran agencia de ayuda humanitaria de los Caballeros, había distribuido miles de condones y anticonceptivos orales, principalmente para ayudar a prevenir que las prostitutas, en el Lejano Oriente y en África, contrajeran el VIH/SIDA, pero también como parte de un programa de planificación familiar.

Esto ocurrió cuando Albrecht Freiherr von Boeselager era Gran Hospitalario (1989-2014) y, en definitiva, responsable del trabajo de Malteser International. Boeselager había sido informado del problema por lo menos desde 2013, según la Orden, pero fue acusado de tomar medidas inadecuadas – una acusación que él negó.

En su carta del 1 de diciembre, el Papa le dijo al cardenal Burke que estaría «muy decepcionado si – como usted me dijo – algunos de los altos oficiales estuvieran al tanto de prácticas tales como la distribución de cualquier tipo de anticonceptivos y aún no hubieran intervenido para terminar con estas cosas.»

«No tengo dudas», continuó el Papa, «de que al seguir los principios de Pablo y «viviendo en la verdad y en el amor» (Efesios 4:15), el asunto se puede discutir con estos oficiales y se puede obtener la rectificación necesaria».

La carta fue escrita en respuesta a una audiencia privada anterior entre el Papa y el Cardenal Burke, el día 10 de noviembre.

El Register supo en ese momento que el Papa estaba «profundamente turbado» por lo que el cardenal le había dicho sobre la distribución de anticonceptivos. Francisco también había dejado en claro, durante esa reunión, que quería que la Francmasonería “fuera limpiada” de la Orden y exigía una acción apropiada.

Francisco hizo una referencia indirecta a este asunto en la carta del 1 de diciembre, escribiendo que los miembros de la Orden «deben evitar conductas seculares y frívolas, como la pertenencia a asociaciones, movimientos y organizaciones que son contrarias a la fe católica o de naturaleza relativista.”

Si algunos Caballeros son miembros de estos grupos, continuaba el Papa, «se les debe pedir que se retiren de la Orden, porque su comportamiento es incompatible» con la fe y con su condición de miembro de la Orden.

PUBLICIDAD

Basándose en estas firmes palabras del Papa, el 6 de diciembre, el Cardenal Burke y el Gran Maestre de entonces, frey Matthew Festing, se enfrentaron a Boeselager y le ordenaron que renunciara – una orden a la que él se resistió dos veces, lo que llevó a su expulsión forzosa por insubordinación (ilegalmente, según Boeselager), mediante un procedimiento disciplinario.

Aproximadamente una semana después, el secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, expresó su desaprobación por el despido, diciendo que el Papa había pedido que se utilizara el «diálogo» y que nunca había pedido la expulsión de nadie.

Algunos alegaron que el cardenal Burke le había dicho a Boeselager que el Papa le había dado instrucciones para que le dijera que renunciara, pero el cardenal lo negó firmemente.

 

Un masón conocido

En una carta confidencial aparte a frey Matthew, fechada el 6 de diciembre de 2016 y también revelada hoy por Wikileaks, el cardenal Burke escribió que el Papa solicitó la «vigilancia necesaria» de la obra de la Orden, «especialmente la purificación de un espíritu mundano y del uso de métodos y medios contrarios a la ley moral».

Pidió la «mayor cooperación del Gran Maestre, no sea que el Santo Padre encuentre necesario encarar sus preocupaciones directamente, a través de una visita a la Orden».

Tras la destitución de Boeselager, el entonces ex gran canciller apeló al papa Francisco, lo que llevó al cardenal Parolin a formar un comité de investigación de cinco miembros. Tres de los miembros estaban relacionados con un misterioso fondo de 118 millones de dólares en Ginebra (como lo estaba Boeselager), y de uno de ellos frey Matthew dijo que era un conocido masón – según un documento publicado aparte hoy por Wikileaks.

La dirección de la Orden opuso resistencia a dicho comité, basándose principalmente en que interfería en la soberanía de la Orden, pero el 23 de enero de 2016, el Papa le pidió a frey Matthew que renunciara, lo que accedió a hacer de inmediato. Todos los decretos anteriores, que se remontan al 6 de diciembre, fueron anulados y Boeselager fue reintegrado como Gran Canciller el 28 de enero. Posteriormente, el Papa nombró al cardenal Angelo Becciu delegado especial para representar a la Santa Sede ante la Orden, sustituyendo al cardenal Burke.

La publicación de Wikileaks de la carta del Papa y demás documentos ha aportado cierta claridad al enfoque del Papa en ese momento sobre el tema de los anticonceptivos – un enfoque que, por lo menos en el papel, era claramente afín al Cardenal Burke.

Pero muchas preguntas relacionadas con este capítulo problemático en la historia de la Orden siguen sin respuesta, en particular por qué el Papa se puso del lado del cardenal Parolin y Boeselager del lado del cardenal Burke y frey Matthew, y el papel que el misterioso fondo suizo desempeñó en este asunto.

 

Publicado por Edward Pentin en el National Catholic Register; traducido por Pablo Rostán para InfoVaticana.

26 comentarios en “Wikileaks publica una importante carta del Papa sobre el asunto de la Orden de Malta
  1. ¿ Se pasaron de frenada ? ¡ No ! Engañó a Burke, pero una y no más. Ya sabemos de qué pie cojea Francisco: de los dos. Apoyó al de los preservativos por una sencilla razón: apoya los preservativos, incluso la ligadura de trompas, como le manifestó a la monja argentina Pelloni de infeliz recuerdo, nunca desmentida. Una vez más se demuestra que Francisco, no es que forme parte del problema; es el problema, el principal problema de la Iglesia Católica en estos momentos dramáticos, de apostasía generalizada, para quien quiera verlo, o sea: muy pocos.

  2. ¿Para esto damos dinero a la Iglesia, para que se lo gasten en gomitas?
    Conmigo que no cuenten.
    Desde hace tiempo doy los cuartos directamente al misionero que se que hace bien su labor o a quien lo necesite, pero de bolsillo a bolsillo. De los intermediarios, no me fio.

  3. A mi me parece que esta información no tiene nada que ver con la que se publicó anteriormente en Infovaticana, hace ya unos meses, sobre todo en el tema de los anticonceptivos.
    Aqui me chocan dos cosas, una que el cardenal Burke, no comentara nada de esa carta, de esa forma habria esclarecido que el Papa estaba en contra de la distribución de los anticonceptivos, cosa que en la anterior información se hacia ver como que no, y la otra la acción de Parolin, que manda una comisión de investigación con un masón y unos señores complices de Boeselager en un fondo en Ginebra, para investigar precisamente a Boeselager. Cuando justamente el Papa habia dicho que habia que acabar con la masoneria en la Orden.
    Según esta información toda la responsabilidad de los ceses es de Parolin, y los hechos que llevo a cabo contradecirian la intención del Papa.
    ¿Que le contó Parolin al Papa para que cambiara de opinión ? ¿ Sabe realmente este Papa que hacen las personas que le rodean ?

    1. Me he equivocado con que Burke no dio a conocer la carta del Papa, leyendo la anterior información e Infovaticana he comprobado que si.
      Apesar de esto, para mi sigue siendo dificil saber la verdad, existen los fallos humanos con malas intenciones y los fallos humanos por debilidad.
      Me gustaría no juzgar nunca al Papa ni a Parolin, independientemente de lo que me gusten o los entienda o no. Por otra parte es imposible conocer todos los hechos, ni las intenciones del corazon. «Aunque tuviera el don de profecia, y conociera todos los misterios y toda la ciencia….más no tuviera caridad, de nada me serviria». «Por el presente vemos como por medio de un espejo y en obscuridad….ahora conozco parcialmente, entonces conocere plenamente al modo como soy yo conocido» San Pablo.

  4. A mi me parece que esta oportuna «carta» no es más que nunca cortina de humo para ganar tiempo, no existe más que en la imaginación del Papa y su utilidad es para desactivar a quienes siguen creyendo que el Papa debería preservar el depósito de la Fe el decálogo, para permiTIRrle hacer justo lo contrario.

  5. No queda claro en que va la historia:

    Se acabaron los anticonceptivos y la masonería en la orden, o van y regresan…

    Y la Orden sigue siendo masona y promotora de anticonceptivos y ligadura de trompas.

  6. wikileaks.org/popeorders/document/Attachment_1/page-1/#pagination

    Cardenal Raymond Leo Burke, pastor bueno y fiel, el Señor te bendiga y nuestra Madre del Cielo te cuide. Esta carta es una medalla en el pecho del cardenal Burke que, Dios quiera, lo conduzca a ser nuestro próximo Papa.
    Lo que Francisco le hizo al Card. Burke y a la propia Orden de Malta fue una canallada que a muchos nos costó creer que fuera verdad:
    infovaticana.com/2017/02/03/papa-pidio-burke-hiciera-respetar-la-moral-catolica-la-orden-malta/

    Leyendo nuestros comentarios de entonces en la noticia de InfoVaticana me doy cuenta de lo duro que ha sido para muchos de nosotros asumir que un Papa pueda ser un mentiroso, tramposo y canalla capaz de tender emboscadas a sus propios cardenales y maltratar a la grey.

  7. El cardenal Burke, como príncipe de la Iglesia y patrono de la Orden de Malta con responsabilidad para que la Orden se condujera de acuerdo a la enseñanza católica, simplemente ratificó lo que es obvio: que la persona que conscientemente permitió la distribución de preservativos en proyectos en los que participa la Orden de Malta debía asumir su responsabilidad. Pero entre Francisco y Boeselager, entre sus mentiras y trampas en equipo, dejaron una y otra vez a Burke al pie de los caballos:
    infovaticana.com/2017/02/20/burke-niega-haber-pedido-la-dimision-del-gran-canciller-la-orden-malta/

  8. La carta es una prueba irrefutable de que FRANCISCO ENGAÑÓ VILMENTE A BURKE Y AL GRAN MAESTRE FESTING PARA HACERSE CON EL CONTROL DE FACTO DE LA ORDEN DE MALTA: les pidió que tomasen medidas contra el responsable del reparto de preservativos para más tarde restituirle, forzar la dimisión del Gran Maestre Festing y dejar a Burke al pie de los caballos. Además, con su actuación Francisco favoreció la disolución de una comisión de investigación que llevaba a cabo la Orden de Malta para esclarecer el origen de 120 milones de francos suizos, millones con los que Boeselager tendría vinculación o al menos información sobre su procedencia:
    adelantelafe.com/papa-pide-personalmente-al-jefe-los-caballeros-malta-dimita/

  9. Para la Iglesia de Francisco un aparente fin bueno justificaría transgredir la ley divina y las enseñanzas de la Iglesia; según Boeselager, no se canceló uno de los tres proyectos en los que participaba la Orden de Malta y que incluía repartir preservativos porque la persona (sería interesante conocer su identidad) que había donado el dinero insistía en mantener el reparto de condones como condición, por lo que se sacrificó la fidelidad a la ley divina y las enseñanzas de la Iglesia a cambio de los 20000 euros donados:
    lastampa.it/2017/02/26/vaticaninsider/para-evitar-otras-crisis-hay-que-reformar-los-estatutos-de-la-orden-de-malta-w5O4vYxCdPyw8sYpgyUljI/pagina.html

  10. Ruego leer y difundir la información recogida por LifeSiteNews sobre esta noticia, no tiene desperdicio porque pone de manifiesto la posibilidad de una trampa urdida por parte de quien ocupa la silla de Pedro (y de quienes están detrás del trono, como Parolin) para tender al Card. Burke una emboscada y conseguir también el despido del Gran Maestre Andrew Festing, a quien se le prohibió después optar a la reelección:
    lifesitenews.com/news/wikileaks-docs-suggest-cdl.-burke-followed-popes-directives-in-knights-of-m
    infocatolica.com/?t=noticia&cod=29139

  11. En la carta del Secretario de Estado Parolin al entonces Gran Maestre Festing, fechada el 12 de Diciembre de 2016, Parolin le sugiere que el Papa Francisco nunca se refirió a tomar medidas contra Boeselager sino a corregir la situación mediante «diálogo»:
    es.scribd.com/document/335808323/Dec-12-Letter-of-Cardinal-Parolin-to-SMOM-Grand-Master

    Sin embargo, en la carta que filtra WikiLeaks las palabras literales del Papa abogan por una postura de firmeza para tomar las medidas que sean necesarias contra los responsables de prácticas contrarias a la ley moral dentro de la Orden: «espero que esta cuestión pueda ser completamente resuelta», requiere Francisco, añadiendo que «la cuestión pueda ser tratada con estos oficiales y se obtenga la necesaria rectificación».

  12. Creo que, desde un principio, Roma urdió la trampa HACIENDO TÁNDEM CON BOESELAGER para matar dos pájaros de un tiro: castigar a Burke, uno de los cuatro cardenales de los dubia, y colocar a Boeselager (vinculado con una enorme donación de 120 millones de francos suizos) al frente de la Orden de Malta. Desde Roma trasladaron al cardenal patrono de la Orden de Malta Burke y al Gran Maestre Festing la urgencia para que se pudiera terminar con las prácticas contrarias a la ley moral por parte de los responsables del reparto de preservativos y píldoras anticonceptivas, habilitando al Gran Maestre Festing para tomar las medidas que fuesen necesarias, como solicitar la renuncia de Boeselager y finalmente suspenderlo cuando éste se negó a dimitir. El resto de la historia es conocido: Roma restituye a Boeselaguer y fuerza el despido de Festing quedando Burke al pie de los caballos.

  13. No parece que Francisco engañara al Cardenal Burke porque le pidió que solucionaran el problema dialogando, no destituyendo a Boeselager. La carta lo dice.

  14. Wikileaks, plataforma de la desinformación
    Por hablar de la relación entre masoneria y Orden de Malta se me censuró hace un par de años en este blog. Y poco después ustedes publicaron artículos admitiendo lo que me censuraron.
    Ahora vuelven ustedes sobre las andadas, hablando sobre este tema. Pero les advierto que Wikileaks es una plataforma de desinformación, no a veces sino siempre. Su desinformación consiste en este caso en publicar solo aspectos muy parciales de una determinada realidad. No hay peores mentiras que muchas verdades a medias ¿no?
    En todo caso lo que se cuente arriba es un lío tal, que el que lo entienda que tire la primera piedra, y vemos que muchos, lo comentaristas anteriores la tiraron, haciéndose los listos. Esto es como la democracia en la que todo el mundo habla, bla, bla….
    Pero el efecto perseguido, es crear bulos complejos y contra mas ininteligibles mejor, para acto seguido dejar la impresión que la Iglesia es una mafia. Ese es el oficio de Wikileaks, mancha

  15. Conviene tener en cuenta que la carta se añade a las instrucciones que el Papa en persona diera a Burke en su reunión del 10 de Noviembre de 2016. Aparte, creo que al leer la carta de Francisco a Burke uno objetivamente entiende la postura de firmeza que demanda el Papa al cardenal patrono para asegurar que la Orden se conduzca de acuerdo a la ley moral de la Iglesia y que «la sólida conexión con el Romano Pontífice sea reforzada», requiriendo que Burke colabore con el Gran Maestre «para garantizar que usted lleva a cabo su encargo de «promover los intereses espirituales de la Orden y de sus miembros y de las relaciones entre la Santa Sede y la Orden»», concluyendo con la necesidad de que «el asunto pueda ser discutido con esos Oficiales y se obtenga la necesaria rectificación». Me parece una tomadura de pelo intentar vendernos esto como una «sugerencia de diálogo», como hace Parolin.

  16. Lo que es increíble, vista la reacción del santo padre a posteriori, es que se opusiese. Ciertamente, la carta puede ser una fake news. Lo peor es que fuese cierta y que la respuesta del papa fuese justamente la opuesta a lo que se oponía por escrito, lo que le haría ser aspirante o bien a la consulta de un psiquiatra o bien se trata de algo tan simple como una rectificación de su postura inicial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles