Nuevo miembro de la Academia Pontificia para la Vida cuestiona la enseñanza de la Iglesia sobre homosexualidad y anticoncepción

|

La profesora Marie-Jo Thiel, nuevo miembro de la renovada Academia Pontificia para la Vida, ha declarado recientemente que la enseñanza de la Iglesia sobre sexualidad y familia tiene que ser reconsiderada a fondo. Indicó que la exhortación Amoris Laetitia del Papa Francisco da a los católicos más libertad.

La enseñanza de la Iglesia sobre sexualidad ha sido un «completo fracaso», ha dicho. Thiel rechaza la enseñanza de la Iglesia según la cual los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados y nunca pueden ser aprobados. También rechaza con firmeza la prohibición de la Iglesia a la anticoncepción.

Como informa el portal Katholisch.de: «Además, la profesora Thiel rechaza las afirmaciones magisteriales según las cuales los actos homosexuales son [en sus propias palabras] ‘patológicos y siempre pecaminosos'». Katholisch.de también informa de la crítica de Thiel a los «oponentes a Francisco» que, apoyándose en Benedicto XVI para sus afirmaciones, han declarado que la homosexualidad es una patología.

La profesora Thiel hizo sus comentarios en un evento en la Academia Católica de Friburgo, Alemania, según informa Katholisch.de, el portal de la Conferencia Episcopal alemana. Hablaba en calidad de Presidenta de la Sociedad Europea de Teología Católica. Thiel, francesa, médico y teóloga, actualmente enseña teología en la Universidad de Estrasburgo, Francia.

Según se informa, Thiel ha declarado que se debería reconsiderar de forma exhaustiva la enseñanza de la Iglesia sobre sexualidad y familia. El Papa Francisco, ha añadido, ha dado un nuevo impulso con su documento Amoris Laetitia, ofreciendo más libertad, por lo que se debe aprovechar esta oportunidad. Además, hay más posibilidades de llevar a cabo iniciativas a nivel regional, ha explicado, sin tener que buscar rápidamente una solución aplicable a toda la Iglesia universal. Todo esto tiene que ver con una «sana descentralización», como la llama el Papa Francisco.

Por consiguiente, según Katholisch.de, Thiel rechaza la «intransigencia universalista» y propone una actitud que fomente mucho más el sentido de autodeterminación y de conciencia individual. La teóloga añade que ya es hora de que Iglesia acabe con su «reinado sobre los cuerpos y las almas».

La moralidad cristiana, prosigue la profesora Thiel, tiene que estar guiada por el principio de la misericordia: «El perdón que recibimos en el amor y en la fe nos libera y nos conduce al camino del retorno».

Hablando sobre la actual crisis de los abusos sexuales en la Iglesia, Thiel ha declarado que demuestra «el fracaso de la moralidad sexual que ha habido hasta ahora» en la Iglesia. Los delitos de «abuso sexual, de poder y de conciencia» (en palabras del informe alemán) han sido cometidos por quienes debían vivir la moralidad de la Iglesia de manera ejemplar. De este modo, ha añadido, el agresor sexual clerical destruye «todo el edificio de la enseñanza [de la Iglesia] sobre ética sexual y familiar, socavando tanto las normas absolutistas y autoritarias, como las estructuras de poder centralizadas y oscuras y sus inherentes posibilidades de obcecación».

La teóloga también se expresó firmemente contraria a la prohibición de la Iglesia a la anticoncepción. «¿Acaso hay en la naturaleza un vínculo interno entre unión sexual y procreación?», pregunta. «¡No!».

Thiel también ha hablado de lo que ella considera ser una «ingenuidad culpable», por parte de la Iglesia, cuando los obispos sostienen que el uso del preservativo ha contribuido a la debacle moral y a la difusión del HIV/SIDA.

En 2017, el Papa Francisco nombró a Thiel nuevo miembro de la Academia Pontificia para la Vida (PAV), por un periodo de cinco años. Otro nuevo miembro de la PAV es el padre Maurizio Chiodi quien, a finales de 2017, dijo que hay circunstancias que «requieren» la utilización de anticonceptivos.

A finales de 2016, el Papa Francisco despidió a todos los miembros de la Academia Pontificia para la Vida; entre ellos, al filósofo católico y famoso crítico de Amoris Laetitia, el profesor Josef Seifert. Seifert posteriormente fundó, junto a otros miembros fieles de la PAV, una nueva academia en defensa de la enseñanza moral católica tradicional, llamada Academia Juan Pablo II para la Vida Humana y la Familia. Seifert también ha criticado públicamente las posiciones del padre Chiodi diciendo: “El punto de vista de Chiodi constituye una defensa inequívoca de la ética consecuencialista y proporcionalista que atacó a la Humanae Vitae desde el primer día de su publicación, y que no sólo se opuso a su enseñanza de que la anticoncepción es intrínsecamente equivocada, sino que también afirmó que no existen en absoluto actos intrínsecamente malos».

 

Publicado por Maike Hickson en LifeSiteNews; traducido por Elena Faccia para InfoVaticana.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
19 comentarios en “Nuevo miembro de la Academia Pontificia para la Vida cuestiona la enseñanza de la Iglesia sobre homosexualidad y anticoncepción
  1. Luego os poneis estupendos con los partidos políticos, que si el PP que si VOX, pero vamos a ver nosotros tenemos el enemigo en casa, los políticos son personas de su tiempo. Jesucristo criticó a toda una generación, pero principalmente las cargó contra los pastores que despeñan a las ovejas. ¿cuántas veces oismos predicar sobre el aborto, o matrimonio gay, que es lo que oimos continuamente, inmigración, ecología, excatamente lo que dicen Podemos o PSOE. Si esta iglesia es ya sólo una estructura que mantiene un poder, que pugna con los estamentos mundanos nada más, porque recibe dinero de fieles o vía desviación de impuestos. Va a caer como una torre de azúcar. Y no vengais que Cáritas, Cáritas recibe dinero del estado, vía el 0,7 iglesia, vía 0,7 ONG como cualquier otra ONG lo que ocurre es que es la más numerosa y se dan mucho autobombo. La estructura eclesial es ya tan enorme que se va a desplomar. Luego vendrá la real evangelización.

  2. La frase «ya es hora de que la Iglesia acabe su reinado sobre cuerpos y almas» es pura rebeldía diabólica, es renegar del reino de Cristo, y reeditar el subjetivismo moral que viene de las palabras del diablo «seréis como dioses» donde cada uno se inventa su moral.

  3. Para eso la puso quien la puso, a modo de aperitivo para ir preparando el plato anti Humanae Vitae, que le costó a Pablo VI sangre, sudor y lágrimas. Francisco quiere que derrame todavía más.

  4. Otra evidencia que el Patán de Santa Marta perdió la Fé y miente cada vez que habla.

    Como es posible que ni Cardenales no Obispos hagan nada para destituir a un tío que esta evidentemente chiflado ?

  5. Otra bofetada más a la Iglesia por parte de Francisco. Y van… Si tuviese verdadera Fe, sería terrorífico. Pero mucho me temo que lo que le reste sea una especie de caricatura de la fe católica, construida a su triste medida. O quizá no la tenga en absoluto. Prácticamente cada acto suyo, cada nombramiento y bastantes de sus palabras constituyen una ofensa. Una a Dios en primer lugar. Una ofensa a la Iglesia. Una ofensa a los católicos. Y una ofensa a la Humanidad entera, porque prostituye su misión. Prostituye la misión salvifica de la Iglesia, sustituyéndola por causas como el ecologismo, la inmigración y otras similares. Y somos muchos los que decimos ¿Hasta cuándo?

  6. Al día de después del fin de este tiempo, y su consiguiente teológica de la resurrección de los muertos; los vivientes dignos de poseer este planeta Tierra, libres ya de la carga del Pecado Original; ni morirán, ni se darán en matrimonio. Y no obstante, ellos, crecerán y se multiplicarán

  7. Y para que contratan a una rechazadora.?, Es ridículo, rechaza ésto y rechaza ésto otro, y rechazo aquello otro, si parece la esposa de Lutero, tal vez es ella , que se conservaba en alcohol

  8. Eso no es noticia. La noticia de verdad sería que «un nuevo miembro de la Academia Pontificia para la Vida sí defendiera y compartiera las enseñanzas de la Iglesia.»

  9. Separar los aspectos unitivo y procreador del acto conyugal, como se pretende por Francisco, quien manda avanzadillas, lleva a la aprobación de todas las aberraciones, en especial la homosexualidad, la sexualidad sin procreación y la procreación sin conyugalidad.

  10. Muy erudita puede ser Marie Jo Thiel, pero anda algo perdida escudriñando donde no conoce. Mientras más se ignora, más se opina diferente. Así funciona el relativismo, en nombre de la «tolerancia». Está bien expresarse, pero en búsqueda de la verdad. Me imagino que puede ser una amante frustrada o padece de «pseudo humanismo» que exalta el sentimentalismo sin verdad. Pero hay que tener cuidado porque con declaraciones conclusivas puede engañar y dañar a muchas familias y personas que viven la condición homosexual. No se vale creerse la «divina cerebra» y estropear la vida actual y futura de las almas. Que el Espíritu Santo nos ayude a todos a descubrir la Verdad, la Bondad y la Belleza del plan de Dios en la creación.

  11. ¿Si no fue de lo que le oyó al mismísimo Jesús, de dónde cree esta «teóloga» que habrá sacado San Judas su afirmación: «como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales, habiendo fornicado e IDO EN POS DE VICIOS CONTRA NATURALEZA, fueron puestas como ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno» (Judas 1,7)? ¿No sabrá la «teóloga» que es deseo de Dios estar abiertos a la procreación? «Multiplicaos» dijo Yavé (Gén, 1,27). Los hijos son herencia de Yavé; cosa de estima el fruto del vientre (Salmo 127,3). Ya sea por interrupción de coito o por no querer dejar un heredero a causa de su egoísmo, Onán no fue considerado digno de vivir nada menos que por Yavé (Gén 38, 8-10).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles