PUBLICIDAD

El Papa advierte de la tentación de ‘mundanizar’ la Navidad

|
Al celebrar la Misa en Santa Marta, el Pontífice se refirió en su homilía al tiempo de Adviento como una ocasión para comprender plenamente el nacimiento de Jesús en Belén y para cultivar la relación personal con el Hijo de Dios

(Barbara Castelli/Vatican News)- El tiempo de Adviento tiene “tres dimensiones”: pasado, presente y futuro. En su homilía del primer lunes de diciembre el Papa Francisco recordó que este tiempo – que comenzó precisamente ayer, primer domingo de Adviento –  es propicio “para purificar el espíritu, para hacer crecer la fe con esta purificación”.

El punto de partida de la reflexión del Pontífice fue el Evangelio del día  (Mt 8, 5-11), que narra el encuentro en Cafarnaúm entre Jesús y un centurión, que pide ayuda para su siervo, paralizado en la cama. Francisco precisó que puede suceder también hoy que nos acostumbremos a la fe, olvidando “su vivacidad”. En el sentido de que “cuando estamos acostumbrados  – reafirmó – perdemos esa fuerza de la fe, esa novedad de la fe que siempre se renueva”.

El Papa Bergoglio subrayó que la primera dimensión del Adviento es el pasado, “la purificación de la memoria”. De ahí que haya afirmado: “Recordar bien que no ha nacido el árbol de Navidad”, que ciertamente es un lindo “signo”, pero recordar que “ha nacido Jesucristo”.

Ha nacido el Señor, ha nacido el Redentor que ha venido a salvarnos. Sí, la fiesta… nosotros siempre corremos peligro, tendremos siempre en nosotros la tentación de mundanizar la Navidad, mundanizarla… cuando la fiesta deja de ser contemplación – una bella fiesta de familia con Jesús en el centro – y comienza a ser fiesta mundana: hacer las compras, los regalos y esto y aquello… y el Señor permanece allí, olvidado. También en nuestra vida: sí, ha nacido, en Belén, pero… Y el Adviento es para purificar la memoria de aquel tiempo pasado, de aquella dimensión.

Además, el Adviento sirve para “purificar la esperanza”, para prepararse “al encuentro definitivo con el Señor”.

Porque aquel Señor que ha venido, ¡volverá! Y volverá para preguntarnos: “¿Cómo fue tu vida?”. Será un encuentro personal. Nosotros, el encuentro personal con el Señor, hoy, lo tendremos en la Eucaristía y no podemos tener un encuentro así, personal, con la Navidad de hace dos mil años: tenemos la memoria de aquello. Pero cuando Él vuelva, tendremos aquel encuentro personal. Es purificar la esperanza.

Por último, el Papa Francisco invitó a todos a cultivar la dimensión cotidiana de la fe, no obstante las preocupaciones y los tantos trabajos excesivos, custodiando la propia “casa interior”. Sí, porque en efecto, nuestro Dios, es el “Dios de las sorpresas” y los cristianos deberían vislumbrar cada día los signos del Padre Celestial, lo que nos dice hoy.

Y la tercera dimensión es más cotidiana: purificar la vigilancia. Vigilancia y oración son dos palabras para el Adviento; porque el Señor que se ha encarnado en la Historia en Belén; vendrá, al final del mundo y también al final de la vida de cada uno de nosotros. Pero viene cada día, en cada momento, en nuestro corazón, con la inspiración del Espíritu Santo.

8 comentarios en “El Papa advierte de la tentación de ‘mundanizar’ la Navidad
  1. 🎅🌲🌲🍃🍬🍭🌲🐪🐘🐎👏👋. !!!!!!!!!!!!FELIZ NAVIDAD!!!!!!!!!! A todos, con mucho gusto, también para los 🐊🐊🐍🐲, que andan por aquí,. También se les desea de ♥, que El Niñito Dios, nazca en nuestros corazones, 🎄🎄🎄🎄🎇🎆🎆🎇🎈🎄🎄🎄

  2. Felices fiestas, Spes. Como usted sabe lo que realmente se celebra es el Solsticio de Invierno. Cristo NO nació un 25 de Diciembre… Como todos sabemos…

    Esa fecha, mucho antes del nacimiento de Cristo, ya se celebraba en muchos lugares del mundo: La fiesta del Sol Naciente.

    Yo siempre fui de reyes… Pero el gordito vestido de rojo de un anuncio de Coca Cola ha ganado. La Navidad es la fiesta del consumo.

    1. Desidereo, los cristianos no celebramos el solsticio, sino el Nacimiento de Cristo. Que ambos coincidan en el tiempo es algo que no nos afecta para nada. Y nos dá lo mismo que Cristo naciera en Marzo que en Diciembre, se trata de celebrar su Nacimiento, fuera cuando fuere, que eso es indiferente. El caso es que vino para redimirnos a todos, cuando lo hiciera dá lo mismo.
      Parece mentira que vengas ahora con estas futilidades. Esto no es El País.

  3. En el pueblo donde yo paso las fiestas se cuelgan imágenes del niño del balcón del ayuntamiento, y se ponen villancicos a todo volumen… Pero luego nos quejamos de la cabalgata gay o de una bandera del arco iris.

    1. Desi,. No le hace que seas testigo de Jehová, también para tí deseo una hermosa Navidad, y es verdad, no pueden saber la fecha exacta, pero éso es lo de menos, lo de más es que vino al mundo,. ” Y el mundo no lo recibió “, ! Pero nosotros sí! 🎄🎆🎇🎉🎈, !Que viva Cristo!

    2. Es que no es igual de repugnante la Cabalgata de los sodomitas que un villancico… La Cabalgata ofende a la moral y al buen gusto, los villancicos y las imágenes de un niño no ofenden a nadie, a no ser que se sea un hijo de Satanás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles