PUBLICIDAD

La aparición de restos humanos en la nunciatura italiana resucita el caso de Emanuela Orlandi

|

El hallazgo de restos humanos en la Nunciatura Apostólica en Italia ha llevado a reavivar el debate sobre la desaparición, en 1983, de la adolescente vaticana Emanuela Orlandi, un misterio aún no resuelto que salpica a las autoridades vaticanas.

“Durante unas labores de reconstrucción de un local anexo a la Nunciatura Apostólica en Italia, situada en el número 27 de la romana Via Po, se han encontrado alunos fragmentos óseos humanos”, empieza la nota de prensa difundida por el Vaticano. “Agentes de la Gendarmería han acudido inmediatamente al lugar, informando a sus superiores de la Santa Sede, que inmediatamente se han puesto en contacto con las autoridades italianas para las oportunas investigaciones y la necesaria colaboración”.

Esta breve nota ha hecho pensar inmediatamente en Emanuela Orlandi, probablemente el caso de desaparición no resuelto que más ha conmocionado al público italiano desde hace décadas, y que ha suscitado las hipótesis más peregrinas, desde redes de prostitución infantil hasta ajustes de cuentas, pasando por misas satánicas en el centro de la cristiandad, mencionándose como responsables al propio Vaticano, la mafia o la masonería. ¿Podrían ser los huesos hallados en Via Po los restos de Emanuela? Y, de no ser así, ¿quién puede haber ocultado un cadáver en la ‘embajada’ del Vaticano ante el Estado italiano?

El 22 de junio de 1983, una joven de 15 años sale de su clase de flauta en la romana Basílica de San Apolinar de vuelta a casa. Nunca llegará y nadie volverá a saber nada de su paradero. Se trata de Emanuela Orlandi, hija de un funcionario del diminuto Estado Vaticano, y el misterio ha desatado desde entonces las hipótesis más disparatadas. La aparición de restos en la nunciatura apostólica italiana ha despertado en la familia Orlandi la esperanza de que se trate de los restos de Emanuela.

La mafia, la masonería, el satanismo. Hasta el turco Ali Agca, autor del atentado en 1981 contra Juan Pablo II, que en su día declaró que la desaparición de Orlandi y otra adolescente eran obra de un grupo que pedía la liberación del terrorista, aunque las autoridades no prestaron mucha credibilidad al turco, que no paraba de cambiar sus declaraciones para llamar la atención sobre su caso. También el conocido padre Gabriele Amorth, exorcista romano muerte hace dos años, declaró que Emanuela había sido secuestrada por una secreta red formada por funcionarios, policías y prelados vaticanos que la habrían retenido como esclava sexual antes de sacrificarla en un ritual satánico.

En 2012, Sabrina Minardi, amante del ‘capo’ mafioso Enrico de Pedis, llamó a un programa de la televisión italiana asegurando que Orlandi había sido secuestrada por el mafioso para forzar al IOR, el banco vaticano, a reintegrarle enormes pérdidas que había sufrido con la quiebra del Banco Ambrosiano, añadiendo que la clave del caso podía estar en la tumba del ‘capo’, apodado ‘Renatino’, en la Basílica de San Apolinar, curiosamente.

Se llegó a exhumar el cadáver sin hallar ninguna pista sobre el caso Orlandi, aunque sí llevó a la opinión pública italiana a preguntarse por qué un sanguinario jefe de la romana Banda de la Magliana estaba enterrado junto a santos y prelados en la imponente basílica, regentada por el Opus Dei.

Curiosamente, la persona que autorizó la inhumación de ‘Renatino’ en tan señalado lugar, el ex rector de la basílica, Piero Vergari, también trabajó durante un tiempo en la misma nunciatura de Via Po donde se acaban de encontrar restos humanos.

Entre las últimas tesis que se manejan es la que pretende que Juan Pablo II estaría usando a Marcinkus, entonces director del IOR, para desviar fondos vaticanos con destino al sindicato polaco Solidaridad, entonces en lucha con el régimen comunista polaco, y que el secuestro y, previsiblemente, la muerte de Orlandi fue el ‘aviso’ de algún servicio secreto del otro lado del Telón de Acero para que se interrumpiera inmediatamente el flujo de fondos.

Si pueden o no ser los restos de Emanuela Orlandi los huesos que se han hallado en la nunciatura es algo que no puede tardar mucho en saberse, pero de una u otra manera el caso provocará más preguntas que respuestas.

 

PUBLICIDAD

22 comentarios en “La aparición de restos humanos en la nunciatura italiana resucita el caso de Emanuela Orlandi
  1. Esta Iglesia lo tiene TODO, todo, todo…

    ¿Pedofilia? Checked.
    ¿Asesinatos? Checked.
    ¿Corrupción? Checked.
    ¿Conspiraciones? Checked.
    ¿Apoyo a dictaduras asesinas, incluidos Hitler y Mussolini? Checked.

    1. Desidereo no lo tiene todo. No tiene nada. O mejor dicho, sí, 4 desdoros (no tesoros, Desidereo):
      1. Odio INFUNDADO contra la Iglesia. (Infundado: insostenible.) Le nubla la razón y le hace decir babosadas.
      2. Dificultad enorme de comprensión de lectura. No ve las hipótesis planteadas en el artículo.
      3. Ignorancia extrema. No conoce los peligros que tuvo que enfrentar la Iglesia por causa de Hitler y Mussolini. Es seguro que no sabe siquiera que hay una encíclica contra el nazismo: «Con viva preocupación» (Mit Brennender Sorge).
      4. La Iglesia no son algunos. Pensar así se llama Falacia de Composición (si unos pocos son así, el todo es así).

      1. ¿Se ha leído usted la “Mit brennender Sorge”? Yo sí.

        Básicamente confirma el buen rollito que había entre la Iglesia y los nazis. A los que quemaban era a los judíos, ¿Sabe usted?

        Mussolini le dio a la Iglesia el estafoo Vaticano. Los nazis llevaban el “Gott mit uns” en süß hebillas, etc, etc…

    1. Mira, pedazo de gilipollas
      Para empezar no se sabe si los huesos son de una chica o chico, hombre o mujer, ni la época del enterramiento
      Espérate un poco antes de vomitar tu asquerosa bilis. Todos tus comentarios van en la misma dirección
      Estás obsesionado
      Yo, en tu lugar, me iría a que me examinara un psiquiatra. Tanta obsesión con lo mismo no puede revelar nada bueno en tu psiquismo

      1. Gracias Uno. Yo también le quiero mucho a usted.

        Gracias por sus insultos. Dejan claro que no me equivoco ni en una coma…

        ¿Acaso importa que los huesos sean de un chico o de una chica? ¿Acaso no está igual de muert@?

        De verdad que a veces me pregunto de dónde salen esas respuestas tan ridículas…

        Va a ser que escandalizarse porque en el Vaticano aparezcan los restos de alguien es “de locos”, y lo que no es de locos es no escandalizarse.

        1. Fernando: Insultar no es responder. Responder es otra cosa.

          Responder, a mí, no me responde NADIE. ¿Sabe por qué? Simplemente porque TENGO RAZÓN.

          Y por mucho que usted me llame “troll”, no significa que yo lo sea. Yo no insulto. Yo no cambio de tema. Yo no me enredo en discusiones distintas a las que se tratan aquí, etc, etc… No cumplo las características de un troll.

          Yo expongo argumentos, datos, etc… Lo siento.

          Estamos hablando de que “han aparecido los restos humanos de una chica” en el Vaticano. ¿Cómo narices voy yo a superar eso? Es imposible… ¿Provocar? Vamos… ¿Está usted de broma? ¿Después de esa noticia?

  2. Desidereo: con toda franqueza, creo que deberías desintoxicar. Te pasa lo que a don Quijote: las muchas lecturas, las muchas noches de claro en claro y los muchos días de turbio en turbio le han secado el cerebro. No se si tú habrás llegado a esos límites. Pero, desde luego, te atenaza una especie de obsesión con los pecados de la Iglesia. Mejor dicho, de los hombres de Iglesia. Porque la Iglesia es santa, porque así la creó su Fundador. Los que formamos parte de ella, como hombres que somos, estamos llenos de defectos. Y pecamos. Vaya si pecamos. Porque nuestra naturaleza está herida desde Adan. Pero no más que los demás hombres. Al contrario, la gracia nos ayuda a resistir las tentaciones. Aún así, como dice la Escritura, el justo peca siete veces. Si lees la Historia, verás hechos malvados de todos los colores. Por tanto, evitemos el escándalo farisaico. Muchos santos, al conocer hechos escandalosos, se han reconocido capaces de haberlos cometido ellos mismos si Dios les dejara.

  3. (Continuación de mi anterior comentario)
    …si Dios les hubiera dejado de su mano. Si esto lo han dicho grandes santos, que se declaraban pecadores, ¿que no tendríamos que decir los que no somos tan santos? Por otro lado, recuerda lo de Jesus y la mujer adúltera : “Quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra…” Nadie, ninguno se atrevió a ello. Y nosotros, ídem de lienzo. Esto no significa que valga todo, ni muchísimo menos. Todos tenemos la obligación de ser ejemplares y no causar escándalo. Especialmente, aquellos que por su posición y responsabilidades están expuestos al escrutinio público y diario. Ellos tienen una especial responsabilidad. Pero también una gracia de estado.
    Pero otra cosa muy distinta es la morbosa tendencia de algunos en encontrar fallas y pecados en los eclesiasticos, haciendo la vista gorda con los demás mortales. Eso es hipocresía pura. Cinismo en su máxima expresión. Y lo tenemos a diario de muy diversas formas. Espero que no sea tu caso.

    1. Macabeo:

      Y JAMAS he matado a nadie. JAMAS he pegado a nadie. JAMAS he violado a nadie. JAMAS he estafado a nadie.

      Yo tiro la primera piedra, contra la Iglesia Católica, por defender a los sacerdótes pedófilos y acogerlos en su seno…

      Yo no hago la vista gorda con nadie. No le pido “más” a los eclesiásticos. Les pido lo mismo. Les pido lo obvio: Si una víctima le cuenta los abusos de un sacerdote, y ese sacerdote le confirma que es cierto, A COMISARÍA CON ÉL.

      ¿Acaso haría usted algo distinto? Yo lo tengo muy muy claro. ¿Usted no? Si un profesor le confirma al director del cole los abusos a la víctima… si un monitor le confirma al jefe de la empresa los abusos a un menor… etc, etc…

      The church is different.

  4. La Iglesia ha sufrido muchas infiltraciones ya reconocidas. Ex agentes de la KGB así lo aseguraron, pero también es un hecho histórico la logia masónica P2 y el loby rosa. Todo lo que viene de fuera de la Iglesia no es de Dios. Es verdad que se produce en su interior pero no es fruto eclesial

    1. No. Son los comunistas los que entraron en el Vaticano y dejaron ahí esos restos… ¡¿No te fastidia!

      Venga… que rule la conspiranoia. Vamos a inventarnos el mundo de Nunca Jamás…

      No es “fruto eclesial”, es fruto de los comunistas. Como esos +410 pedófilos de Pennsylvania, todos comunistas. Como Benedicto XVI pidiendo un “trato paternal” para el sacerdote pedófilo Stephen Kiesle. También un masón comunista, ¿verdad?

  5. ¡Que oportuna la nota vaticana! A desviar la atención del mundo del desguace actual de la Fe a un crimen de hace 35 años. Igual que todos los que caen en la trampa de achacar al Concilio la apostasía de hoy. Estamos apañados…

    1. Lo mismo que dicen todos los políticos, sin excepción: “Esto lo sacan ahora porque…”, “es un complot para derrocarme”, etc, etc…

      ¿ACASO NO SON CIERTOS LOS HEHOS DENUNCIADOS? Pues ya está, hombre… Si fue hace 35 años como si fue hace 10… es una barbaridad.

      1. El único hecho es que encontraron un cadáver en el Vaticano. Punto. Lo demás es especular. Cuando los expertos (y usted no lo es) den sus conclusiones, puede empezar a atribuir justificadamente las culpas. Juzgar por apariencias, como lo hace usted, es de atolondrados, de irreflexivos.

  6. DESIDEREO
    Eres un poco cansino y aburrido. Leete lo que escribes, y te darás cuenta. Anda descansa un poco tu y dejanos descansar a los demas, sal y aireate un poco que te hace falta.

    1. ¿De verdad cree usted que lo que yo me airee o me deje de airear le interesa a nadie por aquí?

      ¿Por qué motivo no aporta usted algo a la discusión? ¿Opina usted que la aparición de esos restos en el Vaticano es una auténtica barbaridad, o cree usted que no tiene importancia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles