«El pastor, cuando es acusado por el Diablo a través de tanta gente, tantos poderosos; sufre, ofrece y reza»

Cuando la gente lo insultaba, aquel Viernes Santo, y gritaba "crucifíquenlo", él permanecia en silencio porque tenía compasión de aquellas personas engañadas por los poderosos del dinero, del poder
|
El Papa Francisco vuelve a utilizar la homilía de la Misa de Santa Marta para ironizar o lanzar mensajes indirectos sobre la caída de su credibilidad por el testimonio del arzobispo Viganó.
A continuación, la crónica de la misma ofrecida por Vatican News:

(Alessandro Di Bussolo – Vatican News)-Lo que le dio autoridad a Jesús como pastor fue su humildad, su cercanía con las personas, su compasión, que se expresaba con mansedumbre y ternura. Y cuando las cosas iban mal, como en el Calvario, «estaba en silencio y rezaba». El Papa Francisco, en la homilía de la Misa de esta mañana en Casa Santa Marta, presenta a Jesús como icono y modelo de pastor, con una autoridad que es una gracia del Espíritu Santo y proviene de estar cerca de la gente, «no de los pequeños grupos de los poderosos e ideólogos «.

Francisco comenta el pasaje del Evangelio de Lucas propuesto por la liturgia, el del milagro de la resurrección del hijo único de una madre viuda, y subraya que Jesús tenía autoridad ante el pueblo, no por la doctrina que predicaba, que era casi la misma que las otras, sino porque era «humilde y amable de corazón». «Él no regañaba, no decía ‘Yo soy el Mesías’ o ‘Yo soy el Profeta’; no hacía sonar la trompeta cuando estaba sanando a alguien o predicaba a la gente o hacía un milagro como la multiplicación de los panes. No. Él era humilde. “Él hacía». Y era «cercano a la gente».

Los doctores de la ley, sin embargo, «enseñaban desde la cátedra y se alejaban de la gente». No estaban interesados en las personas, o simplemente para dar mandamientos, que «multiplicaban hasta más de 300». Pero no eran cercanos de la gente.

En el Evangelio, cuando Jesús no estaba con la gente, estaba con el Padre, orando. Y la mayor parte del tiempo en la vida de Jesús, en la vida pública de Jesús, Él la pasó en la calle, con la gente. Esta cercanía: la humildad de Jesús, es lo que le da autoridad a Jesús, lo acerca a las personas. Él tocaba a la gente, abrazaba a la gente, miraba a la gente a los ojos, escuchaba a la gente. Cercano. Y esto le daba autoridad.

San Lucas, en el Evangelio, enfatiza la «gran compasión» que tuvo Jesús al ver a la madre viuda, sola y al niño muerto. Él tenía «esta capacidad para sufrir». No era teórico». Se puede decir que «pensaba con el corazón, no separaba la cabeza del corazón».

Y hay dos rasgos de esta compasión que me gustaría enfatizar: la mansedumbre y la ternura. Jesús dice: «Aprended de mí que soy humilde y amable de corazón»: amable de corazón. Esa mansedumbre. Él era amable, no regañaba. No castigaba a la gente. Era amable. Siempre con mansedumbre. ¿Se enfadaba Jesús? ¡Sí! Pensemos a cuando vio la casa de su padre convertida en un negocio, para vender cosas, cambiar monedas … allí se enfadó, tomó la fusta y mandó fuera a todos. Pero porque amaba al Padre, porque era humilde ante el Padre, tenía esta fortaleza.

Ternura, entonces. Jesús no ha dicho «No llores, señora», estando distante. «No. Se ha acercado, tal vez le ha tocado por la espalda, tal vez la ha acariciado. ‘No llores’. Éste es Jesús. Y Jesús hace lo mismo con nosotros, porque es cercano, está en medio de la gente, es pastor». El otro gesto de ternura es tomar al niño y devolvérselo a su madre. En resumen, «humilde y amable de corazón, cercano a la gente, con capacidad de simpatizar, con compasión y con estos dos rasgos de mansedumbre y ternura». Éste es Jesús». Y hace con todos nosotros, cuando se acerca, lo mismo que hizo con el niño y la madre viuda.

«Éste es el icono del pastor», subraya el Pontífice, y de él debemos aprender nosotros los pastores: «cercanos a la gente, no a los grupitos de los poderosos, de los ideólogos … Estos nos envenenan el almas, no nos hacen bien». El pastor, por lo tanto, «debe tener el poder y la autoridad que tenía Jesús: la de la humildad, la de la mansedumbre, la cercanía, la capacidad de compasión y la ternura».

Cuando la gente lo insultaba, aquel Viernes Santo, y gritaba «crucifíquenlo», él permanecia en silencio porque tenía compasión de aquellas personas engañadas por los poderosos del dinero, del poder … Él estaba en silencio. Rezaba. El pastor, en los momentos difíciles, en los momentos en que se desata el diablo, donde el pastor es acusado, pero acusado por el Gran Acusador a través de tanta gente, tantos poderosos; sufre, ofrece vida y ora. Y Jesús oró. La oración también le llevó a la Cruz, con fortaleza; e incluso allí tenía la capacidad de acercarse y curar el alma del Ladrón arrepentido.

Hoy releemos el pasaje, es la invitación final del Papa Francisco, Lucas, capítulo VII, para ver «dónde está la autoridad de Jesús». Y pedimos la gracia «de que todos nosotros pastores tengamos esta autoridad: una autoridad que es una gracia del Espíritu Santo».

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
18 comentarios en “«El pastor, cuando es acusado por el Diablo a través de tanta gente, tantos poderosos; sufre, ofrece y reza»
  1. Como decía Ortega, «No es eso, no es eso». Yo creo que la errática inquietud de todos estos señores se aliviaría mucho si se decidieran a ponerse en manos de un equipo profesional.

  2. ¡Compararse con nuestro Señor Jesucristo!
    Me parece que ha perdido el norte y que está a punto de perder la cordura. Ha llevado las cosas demasiado lejos y no sabe cómo manejarse.
    Si hubiera prestado atención a las palabras de nuestro divino Redentor: «La verdad os hará libres», otra sería la historia.

  3. Si hubieran hecho las cosas bien , no tendrían nada que temer, suelen decir que cuando se dan por aludidos por algo será. Lo más indignante es que no tienen ninguna compasión más que por ellos mismos, se sienten acosados y perseguidos, pero ni el menor atisbo de misericordia por las pobres víctimas abusadas, esas que les den, cuanto más hablan más se les ve el plumero.

  4. Como las palabras y los signos de Jesús producían rechazo en los fariseos y doctores de la Ley, del mismo modo las palabras simples y sinceras y los gestos evangélicos de papa Francisco producen urticaria en la piel y sumbidos en los oidos de los que se consideran poderosos y defensores de la verdad, dentro y fuera de la Iglesia, cuando lo que en realidad hacen es defender sus propios mesquinos interéses. Satanás se disfraza muchas veces de ángel de luz, actuando a través de los que dicen estar cercanos a Jesús, pero son lobos con piel de ovejas. En definitiva, la verdad del Evangelio brilla con luz propia y se manifiesta a través de palabras simples y gestos sencillos, como lo hacía Jesús en su paso por este mundo para salvarnos.

  5. Si. Debe ser eso. Lo que dice.

    Lamentablemente este hombre está obnubilado al menos por dos espíritus.
    Espíritu de ceguera y el de soberbia.

    Por favor, él, el pontífice, ¡como sufre porque le piden que aclare el capítulo 8 de «los amores de leticia», que aclare la comunión a cónyuges no católicos, que aclare lo de Viganó…. que se aclare a sí mismo!
    Pero que malo es el maligno que saca todas las verdades de la curia maricona y corrupta a la vista de los fieles -que somos gili- y estamos para lo que estamos.
    Lo que tiene que sufrir por ser tan incomprendido.
    Perdónenos santidad beatísima.

    1. Él, el pontífice, usa justamente las tácticas del diablo que son el silenciamiento de la verdad y la confusión…

      Hasta cuándo tendremos que aguantarlo!!!!!!!!!

  6. Esas preciosas palabras en boca de Francisco suenan a burla. Suenan a falsedad. Todo en él es pura falsedad. Miente todo el tiempo. Porque los Evangelios no dicen lo que él interpreta. Sino todo lo contrario. Jesús era humilde, pero no era esa la base de su autoridad. Lo que pedía al Padre le era concedido, “porque quien me ha conocido a Mi, conoce al Padre, porque el Padre y yo somos una misma cosa…” Francisco retuerce una y otra vez la Escritura para que diga lo que él quiere que diga. Ahora se ve cogido y finge humildad, pero no la tiene. Si tiene en cambio, rencor y odio sin límites hacia sus hermanos en el Episcopado que denuncian los atropellos y la depravacion de sus amiguetes, a los que ha estado amparando hasta ahora. Este sujeto sin principios está siguiendo la agenda de su amigo Soros, despreciando absolutamente a los fieles católicos, a los que insulta con ocasión y sin ella, con toda suerte de epitetos. En el día del Juicio no le arriendo la ganancia.

    1. Es así, retuerce la Escritura para que diga lo que él quiere que diga. «él permanecia en silencio porque tenía compasión de aquellas personas engañadas por los poderosos del dinero, del poder» ……Nunca escuché algo tan retorcido… Permanecía en silencio porque su reinado no era de este mundo…y Él sabía que en esas mentes mundanas y estrechas no entran estos conceptos de trascendencia…, y su misíon no era la de un politico como Francisco para quién todo es relacionado con los poderosos del dinero y el poder….
      Es él el que está relacionado con los poderosos como Soros, etc. …y lo peor que está abusando de la esposa de Cristo introduciendo dentro de ella al Anticristo.

  7. Su santidad beatísima y reverendisima ve al maligno en que sepamos, los fieles, la porquería de pastores que tenemos, no el la porquería.
    Ya es, creo, la segunda vez que pone el foco en lo malo que es que estemos informados y no en la porqueria.

  8. Este tipo una vez más re-interpretando el Evangelio; Jesús tenía su autoridad por ser cercano (no por ser Dios), extraña doctrina… Viva el libre examen!!

    1. Exacto…

      Marcos 1, 21-28
      «Todos estaban asombrados de su enseñanza, porque les enseñaba como quien tiene autoridad y no como los escribas […] y se preguntaban unos a otros: “¿Qué es esto? ¡Enseña de una manera nueva, llena de autoridad; da órdenes a los espíritus impuros, y estos le obedecen!”».

  9. SE QUEJABA UN MAL PASTOR
    DEL ODIO DE SUS OVEJAS,
    QUE EN UN APRISCO DE REJAS
    MANTENÍA CON TERROR .
    POR QUÉ ME ODIARAN ASI,
    SE PREGUNTABA,INTRIGADO,
    SI NO LES FALTA BOCADO,
    QUE TIENEN SÓLO POR MI???
    PERO UNA OVEJA VALIENTE,
    LE DIJO,SIN COMPASIÓN:
    POR BOCAZAS, POR MELÓN,
    POR MENDAZ Y POR DEMENTE!

  10. Este personaje es lo que de momento no se puede decir por falta de evidencias, pero espero que algún día se sepa y pronto por el bien de la Iglesia. Es que alguien puede rezar con su palabrería cansina, su banalidad, su absoluta falta de referencia a la divinidad de Cristo y su falta de fe sobrenatural?

    1. No entiendo el sentido de esta predica del Papa.
      El comportamiento de Jesús en el juicio en el que le condenan la cúpula religiosa judío ortodoxa y gran parte del pueblo instigado por ésta ¿como lo traduce en el sufrimiento del pastor actual ante los embates de satanás? si el papa y sus seguidores no son atacados por poderosos superiores a ellos, al contrario, por subordinados suyos que les demandan decir la verdad como Cristo, ante el
      divorcio; la práctica homosexual, especialmente por parte de pastores sujetos al voto de castidad, con niños y con seminaristas.
      En este plano el poderoso es el papa Francisco.
      Satanás obviamente inspira a los clérigos que faltan a la castidad, que abusan de menores de edad y jerárquicos, que minimizan las consecuencias del divorcio y a quienes les protegen con su silencio e inacción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles