PUBLICIDAD

Las contradicciones de la defensa del Papa en tres tuits

|

El tuitero Thomas Peters explica en un hilo de Twitter que la homilía del Papa de ayer en la Domus Sancta Martha es un ejemplo claro de “contraataque”.

Esto dijo ayer Francisco en clara referencia a Viganó:

“Parece que el Gran Acusador está desencadenado y atacando obispos. Cierto, todos somos pecadores, también los obispos. Trata de desvelar nuestros pecados para que sean visibles y escandalicen a la gente”.

Hay tres errores, como señala Thomas Peters:

  1. Atacar a los obispos culpables de crímenes no es el trabajo de Satán, sino el trabajo del Espíritu Santo.
  2. Decir que “todos los obispos somos pecadores” equipara falsamente los pecados más veniales que todos cometemos con pecados atroces como violaciones, sacrilegios, etcétera… que merecen castigos severos
  3. Desvelar los pecados no es el mayor escándalo al que nos enfrentamos como Iglesia, sino el escándalo del encubrimiento, el de haber sido engañados por nuestros pastores.

Es muy revelador, señala Peters, que Francisco piense que su trabajo es encubrir los pecados de los obispos para no escandalizar a los laicos.

Y todo esto dicho en una homilía.

Concluye Peters: Muchos de los acusadores son laicos, así que la lógica es: Los laicos son satán por acusar a los obispos, y el Papa es Jesús por encubrir sus debilidades para que nuestra fe no flaquee.

Y luego hablemos de clericalismo…

7 comentarios en “Las contradicciones de la defensa del Papa en tres tuits
  1. “No es lo que entra en la boca lo que contamina al hombre; sino lo que sale de la boca, eso es lo que contamina al hombre.»”
    Mateo, 15 – Bíblia Católica Online

  2. Impresionante cuánta gente ha despertado ahora… comparado con lo poquito que despertó la gente en el 2002, cuando lo del Boston Globe, que básicamente fue lo mismo (pero en una diócesis en Boston, y no en varias diócesis en Pennsylvania).

    ¿Qué pensaba la gente? ¿Que lo que pasó en Boston, con +270 sacerdotes pederastas de un total de 1000 sacerdotes (¡Uno de cada 4!), no pasaría en TODAS las demás diócesis de EEUU? (en unas un poco más, otras un poco menos…). ¡¡¡Y eso es la punta del iceberg!!!

    ¿Y dónde acabó el cardenal Benard Law, defensor de pederastas? En el Vaticano, claro. El mismo día que debía ir a declarar cogió un avión a Roma para nunca más volver. Murió a gustito, en el Vaticano.

    ¿Acaso alguien cree que aquí en España no ocurre lo mismo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles