El presidente de los obispos de USA sobre la carta: «Merece respuestas concluyentes y documentadas»

|

«Os hemos fallado». Con esta frase termina el comunicado del cardenal DiNardo en respuesta a la carta de Viganó, en el que pide una investigación exhaustiva para responder de manera concluyente a las preguntas que surgen de la lectura de la carta.

«No diré una palabra. La carta habla por sí sola». Parece que el Papa pretendía, con esa frase, que los periodistas infirieran que la carta no merecía ser comentada, pero la tormenta desencadenada desde que una coalición de medios publicara ayer, InfoVaticana en español y francés, la carta de Viganó, no parece que vaya a cesar.

Ahora es el cardenal Daniel Dinardo, presidente de la USCCB, la conferencia episcopal gringa, que pide en un comunicado que se llegue hasta el fondo de las afirmaciones de Viganó.

A continuación el comunicado de Dinardo.

«En comunión con el Santo Padre, me uno al Comité Ejecutivo de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB) para llevar a cabo su exhortación, ‘esta herida abierta [de abuso] nos desafía a ser firmes y decisivos en la búsqueda de verdad y justicia.’

«El 1 de agosto, prometí que la USCCB ejercería toda la extensión de su autoridad, y defendería ante aquellos con mayor autoridad, para perseguir las muchas preguntas que rodean al Arzobispo McCarrick. El 16 de agosto, convoqué a una Visita Apostólica, trabajando en concierto. con una comisión nacional laica con autoridad independiente para buscar la verdad. Ayer, convoqué a nuestro Comité Ejecutivo una vez más, y reafirmé el llamado a un examen rápido y exhaustivo de cómo las graves fallas morales de un hermano obispo podrían haber sido toleradas por tan largo y probado que no es un impedimento para su avance.

«La reciente carta del arzobispo Carlo Maria Viganò aporta especial atención y urgencia a este examen. Las preguntas planteadas merecen respuestas que sean concluyentes y basadas en pruebas. Sin esas respuestas, los hombres inocentes pueden estar contaminados por acusaciones falsas y los culpables pueden quedar a expensas de repetir los pecados del pasado.

«Estoy ansioso por una audiencia con el Santo Padre para ganar su apoyo para nuestro plan de acción. Ese plan incluye propuestas más detalladas para: buscar estas respuestas, facilitar el reporte de abusos y mala conducta por parte de los obispos y mejorar los procedimientos para resolver las quejas contra obispos. Inspirada en su reciente carta al pueblo de Dios y su motu proprio de hace dos años, como Madre amorosa, confío en que el Papa Francisco comparte nuestro deseo de mayor eficacia y transparencia en el tema de la disciplina de los obispos. Renovamos nuestro afecto fraterno por el Santo Padre en estos días difíciles.

«Para los sobrevivientes de abuso y las familias que han perdido a un ser querido por los abusos, lo siento. Ya no estás solo. Desde 2002, cientos de personal profesionalmente capacitado en todo el país han estado trabajando con la Iglesia para apoyar a los sobrevivientes y prevenir En todo el país, la Iglesia tiene una política de cero tolerancia hacia los sacerdotes y diáconos que abusan, capacitación en ambiente seguro, verificación de antecedentes para quienes trabajan con niños, coordinadores de asistencia a víctimas, informes inmediatos a las autoridades civiles y juntas de revisión de laicos en las diócesis.

«De otras maneras, te hemos fallado. Esto es especialmente cierto para los adultos acosados ​​sexualmente por aquellos en posiciones de poder, y para cualquier abuso o acoso perpetrado por un obispo. Lo haremos mejor. Mientras más se vea azotada por las tormentas, Mientras más recuerdo, el firme fundamento de la Iglesia es Jesucristo. Los fracasos de los hombres no pueden disminuir la luz del Evangelio. Señor, con la ayuda de tu misericordia, muéstranos el camino de la salvación «.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
11 comentarios en “El presidente de los obispos de USA sobre la carta: «Merece respuestas concluyentes y documentadas»
  1. D. GABRIEL: Le transcribo (omitiendo mis datos personales, que vd. sí podrá ver en mi dirección de correo electrónico) el correo que he enviado al director de Rome Reports.
    ——–
    Soy un sacerdote diocesano, socio agregado de la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz. Sé que tú eres numerario del Opus Dei.
    Dentro de la bendita libertad de los hijos de Dios que nos enseñó san Josemaría te digo, con toda la rotundidad de que soy capaz, que me parece indigno de un hombre de bien, de un cristiano íntegro y de un miembro del Opus Dei intentar defender al Papa calumniando (sí, calumnia se llama lo que hacéis) a Mons. Viganó en el vídeo «¿Qué dice la carta?». Esa defensa muestra una falta de deontología periodística y de moral cristiana que da escalofríos. Utilizáis la falacia «ad hominem» con un arte digno de Maquiavelo. No sé a qué intereses sirves, pero si no sirves siempre a la Verdad toda tu labor periodística está construida sobre arena. Y el juicio de Dios la hará añicos.

  2. TODOS lo sabían. En la jerarquía.

    Y ahora TODOS lo saben entre los católicos de base.

    La cuestión es ¿Se va a hacer ALGO?

    Cualquiera con un mínimo de sentido común debería preguntarse si aquí en España, si la Guardia Civil entrase en los obispados, no ocurriría lo mismo.

    ¿Queremos parar ésto? Pues es imposible si no sale a la luz toda la porquería. Es imposible si el obispo no denuncia al sacerdote ante la justicia. Es imposible si no se abren los archivos.

    1. Oye, pues lo que tu dices «es imposible sin que la Guardia Civil entre en los obispados» en Pensilvana se ha hecho. Los documentos fueron entregados, tranquilamente, por los respectivos obispados al Gran Jurado. Y se ha hecho sin que la ley obligue al obispo a denunciar al acusadoa a la policía a la primera denuncia. Leete el informe, anda.

      1. Efectivamente. Enhorabuena. No TODOS los obispos, arzobispos, cardenales y papas en la Iglesia Católica son un peste de pederastas y defensores de pederastas TODO el tiempo.

        De vez en cuando, alguno de ellos NO defiende a los pederastas, y presionado por un Gran Jurado puede incluso hasta colaborar con la justicia y aportar información.

        ¡Enhorabuena, Alejandro! ¡Su Iglesia no está completa y absolutamente podrida del primero al último!

      2. Y en Pennsylvania NO SE HA HECHO «sin que la Guardia Civl entre en los obispados». Precisamente, en Pennsylvania EL FBI HA ENTRADO EN LOS OBISPADOS. El FBI ha tenido acceso a toda esa documentación.

        ES AL REVÉS.

        No sé si por iniciativa de la propia Iglesia Católica, o si fue por requerimiento del Gran Jurado, ni me importa.

        Y sí, aquí será imposible limpiar la inmundicia, la podredumbre de la Iglesia Católica, mientras no ocurra lo mismo, mientras no se abran los archivos. Podrían abrirse a periodistas, por ejemplo. Si no hay nada, la Iglesia quedaría limpia. Y si hay algo se limpìaría la Iglesia.

        Y yo le pregunto a usted: ¿Está usted a favor de que se abran esos archivos?

    1. O sea, que no es un mentiroso (algo que su hermano Lorenzo dejó más que claro, indicando que lo que decía Carlo Viganó en su famosa carta filtrada de que no quería irse de Roma porque tenía que cuidar de su hermano moribundo era pura ficción) sino un loco paranoico.

  3. Todo lo contrario. DiNardo es perro viejo gracias a sus años pasados en Roma antes de ser obispo, donde aprendió del muy astuto cardenal Re, y ha procurado que la carta se formule de modo que desmienta categóricamente a Viganó sin que lo parezca, para que no se amotinen los ultras. Ese «merecen respuestas basadas en pruebas» y sobre todo ese «los hombres inocentes pueden quedar contaminados por acusaciones falsas», sumado al hecho de que en ningún modo se avala la integridad de Viganó indican que tiene serias dudas sobre lo que en ella se dice.

    Por cierto, ¿ni una palabra sobre la entrevista en la RAI al hermano de Viganó, que demuestra que nuestro hombre es un embustero? (pidió en su día que no le alejaran de Roma supuestamente para cuidar de un hermano moribundo cuando ese hermano vivía en Chicago, no estaba moribundo y no se hablaba con él desde hacía años)

  4. Bergoglio tenía que haber negado las acusaciones y no lo ha hecho, y como no lo ha hecho los Obispos tienen que investigar si lo que dice Vigano es cierto, y en ese caso hacer lo que el mismo Bergoglio ha pedido a los obispos, limpieza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles