Maradiaga insulta a InfoVaticana por no haber tapado las acusaciones a Pineda

Para Maradiaga somos "Anti-Iglesia".
|

La página web de la arquidiócesis de Tegucigalpa defiende al obispo auxiliar expulsado por el Papa tras las denuncias de homosexualidad activa y carga contra InfoVaticana por no encubrir estas acusaciones.

InfoVaticana ha estado informando durante los últimos meses de las graves acusaciones de corrupción moral y económica que pesan sobre el equipo pastoral de la capital hondureña, a cuyo frente se encuentran el Cardenal Maradiaga y su hasta hace días obispo auxiliar, Juan José Pineda.

La web de la diócesis, que el pasado viernes aún no había retirado el cargo de obispo auxiliar a Pineda, explica ahora los motivos del cese de esta manera:

La renuncia del ex Obispo Auxiliar de Tegucigalpa, tomó por sorpresa a muchas personas, aunque para los críticos de la Iglesia reafirma las acusaciones hechas en su contra hace algunos meses por medios digitales. Oscar Josué Cerrato | 

Su nombre es Juan José Pineda Fasquelle y hasta hace algunos días fungió como Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Tegucigalpa, tarea en la que se destacó colaborando activamente con las tareas de la Iglesia no solo en la capital sino en todo Honduras. Su nombramiento episcopal lo realizó el Papa Emérito Benedicto XVI el 16 de julio del año 2005.

Renuncia Con el anuncio llegado desde El Vaticano, el ‘’Obispo emérito’’ habló para un noticiero matutino de la Corporación Televicentro referente a los comentarios que han surgido sobre su renuncia a lo que dijo: ‘’no tengo que justificarme de nada ni con nadie, no tengo que juzgar, acusar ni sentenciar a nadie como me han informado lo han hecho conmigo, no son esas mis intenciones ni son esas mis motivaciones’’, al consultarle sobre lo que viene para él, respondió ‘’estoy en un momento de retiro, de silencio, de paz. Me voy a dedicar en estos próximos meses o en este próximo tiempo al estudio, la oración o el trabajo manual que es muy sano’’. Sobre su servicio ministerial, el ex Obispo Auxiliar aclaró: ‘’no estoy renunciando ni he renunciado a mi vocación sino que todo lo contrario, yo sigo adelante con lo que Dios me ha dado, queriendo vivir en fidelidad y lealtad. Estoy tranquilo, estoy en paz, estoy iniciando una nueva etapa’’.

Acusaciones Uno de los temas álgidos en los que se ha visto envuelto el Obispo Emérito Juan José Pineda, ha sido la acusación de conductas amorales en temas sexuales; esto, sumado a que en su carta de despedida o agradecimiento pidió perdón, llevó a muchas personas a pensar que admitía las fallas que se le achacan en varios artículos de algunos medios digitales; esto dijo respecto a esta disculpa pública, aclarando el contexto de su escrito: ‘’si hice algo bien pues bendito sea Dios pero si en algo he fallado en mi proceso de conversión, pido perdón a Dios y pido perdón a las personas a las que les pude haber fallado, así es el lenguaje de un cristiano, de un bautizado, que una frase sacada de su contexto dice lo que yo no he tenido ni intenciones ni una idea de expresar’’. Al ex Obispo se le consultó sobre las visitas de la Santa Sede para investigar algunas irregularidades: ‘’la afirmación de que la Santa Sede mandó a hacer una visita a Monseñor Juan José Pineda es falsa, es Monseñor Juan José Pineda el que pidió una visita al Papa Francisco’’; esta aclaración del clérigo tiene su fundamento en sus palabras cuando afirma: ‘’yo pedí la visita al encontrarme una especie de adversidad respecto de algunas personas para conmigo, yo quería vivir mi vocación en paz y yo dije: el que nada debe nada teme, esa fue la razón y la motivación que me llevó a mí a pedirle al Papa que viniera un visitador y un secretario’’.

Relación La conversación avanzó hasta llegar a un punto donde se le consultó sobre si deja amigos en el clero de la Arquidiócesis de Tegucigalpa y la Iglesia hondureña en general, a lo que respondió: ‘’no solo amigos, sino hijos, muchísimos sacerdotes auténticos hermanos míos, muchísimos sacerdotes auténticos hijos míos que entraron y yo mismo los ordené sacerdotes y en el Seminario muchísimos jóvenes que también son hijos míos.

Sentimiento “No tengo ningún resentimiento para con nadie ni mucho menos sino que todo lo contrario, un sentimiento de agradecimiento para con Dios, para la Iglesia, para mi congregación religiosa, para la Arquidiócesis de Tegucigalpa y para muchísimas otras instituciones que me hicieron crecer como persona. Quisiera agradecer a todas las personas que me han sacado adelante y que me han dado la oportunidad de poder servirles’’.
Lo que dio de que hablar en los últimos días con la renuncia de Juan José Pineda y su nuevo puesto como Obispo Emérito, era una supuesta grave enfermedad que le aqueja y que lo habría orillado a anticipar voluntariamente su salida de la Arquidiócesis de Tegucigalpa; esto dijo cuándo se le consultó sobre este rumor: ‘’no tengo ningún cáncer de próstata ni nada parecido, pueden estar tranquilos de que gozo de la salud que gozo, además, un misionero que se sube a una mula, en un caballo y que se va a la Montaña de la Flor tres semanas o a los pueblos y aldeas con muchísimas limitaciones como las hay en el cuarto país más pobre de América Latina. En esos lugares he llevado a cabo misión y una persona enferma no hace eso’’. Otra de las acusaciones mencionadas en esta entrevista, fueron las que le vinculan con casos de corrupción, lo que dio paso a sus declaraciones diciendo: ‘’si alguien tiene algo de qué acusarme, que lo hagan en las instancias judiciales que tienen que ser, ya yo demostraré y me defenderé porque tengo derecho a ello. No tengo ningún miedo, ningún reparo pero por favor hagan las cosas como deben de ser.

Mensaje Uno de los lugares donde el Obispo Emérito de Tegucigalpa sirvió de manera muy intensa, fue en el territorio que ahora es la Diócesis de Danlí, creada hace poco más de un año por el Papa Francisco.
A estos fieles quiso enviar un mensaje importante: ‘’la gente del departamento de El Paraíso fue esplendida conmigo y trabajamos de una manera extraordinaria. Al pueblo de la Diócesis de Danlí, les pido: vivan su fe con alegría, con amor, en comunión, en fraternidad, hagan las cosas con amor’’; luego de su mensaje de agradecimiento y para concluir este espacio que la Corporación Televicentro le brindó, Juan José Pineda fue claro en lo que vendrá para su vida, afirmando: ‘’quiero ser productivo como nuestro pueblo hondureño quiere ser productivo y necesito tiempo para todo esto, estoy en paz’’.
El anuncio de la aceptación de la renuncia del Obispo Emérito de Tegucigalpa, llevó a que la Arquidiócesis capitalina emitiera un comunicado oficial en el que agradece la labor realizada y expresa su compañía a través de la oración. Por su parte, la Conferencia Episcopal de Honduras reunida en asamblea extraordinaria, expresó a través de una misiva, palabras de gratitud hacia Juan José Pineda, documento en el que como hermanos Obispos, destacan la función realizada por el ex Auxiliar en las distintas etapas de este ente eclesial. De su parte, Juan José Pineda redacto un sencillo y breve documento en el que expresa el agradecimiento a la Iglesia, a sus hermanos Obispos, Sacerdotes, también pide perdón por los temas que ya se han explicado y se coloca en la oración de todo el pueblo para la nueva misión adquirida como misionero, sacerdote y obispo, sin renunciar a la vocación por la que fue llamado que es: el servicio.

1 Renuncia
La dimisión de su cargo de forma voluntaria, fue presentada al Papa Francisco en el mes de julio del pasado año 2017 y justo un año después, fue dada a conocer su aceptación dejando de ser Obispo Auxiliar de Tegucigalpa.

2 Medios
Medios con postura anti-Iglesia, se han encargado de opacar la imagen de muchos religiosos, incluido el Obispo Emérito Juan José Pineda. L’ Espreso e Infovaticana son solo algunos de los que difunden ‘’rumores’’ sobre el catolicismo’’.

3 Abierto
La postura del Obispo Emérito ante cualquier acusación en los casos de corrupción y abusos es de espera para confirmar dichos señalamientos con las autoridades competentes.

Las acusaciones

El pasado 21 de diciembre, el periódico italiano L’Espresso, publicó parcialmente los resultados de la visita apostólica a la archidiócesis de Tegucigalpa llevada a cabo por orden del Papa por el obispo argentino retirado Alcides Jorge Pedro Casaretto. Los resultados hacían referencia a cuestionables y desastrosos manejos financieros y a acusaciones de conductas sexuales impropias centradas en Pineda.

El artículo de L’Espresso se centraba en las oscuras transacciones financieras de Maradiaga de las que ya informamos en su día y en algunas de las cuales parecía estar implicado Pineda.

El National Catholic Register informaba en marzo de que dos ex seminaristas fueron, supuestamente, acosados sexualmente por Pineda cuando este impartía clases en el seminario diocesano.

Según declaró el primero de ellos al obispo Casaretto, Pineda “trató de mantener relaciones sexuales… sin mi autorización”, y pasó a detallar las circunstancias de un acoso reiterado y evidente. El ex seminarista se resistió, Pineda insistió y, al final, el primero tuvo, dice, “problemas”.

El segundo fue testigo, además de víctima, de las conductas homosexuales del entonces formador con un tercer seminarista. Este segundo testigo, que también se negó a los avances de Pineda, acabó siendo expulsado del seminario.

El obispo repartía, según informaciones de la prensa hondureña y la italiana, costosos regalos e incluso llegó a comprarle un apartamento a su primer asistente, el mexicano Erick Cravioto Fajardo. Durante años, Cravioto vivió con Pineda en la espaciosa residencia del Cardenal, Villa Iris.

Para saber más

Maradiaga, acusado de cobrar medio millón de euros al año en uno de los países más pobres del mundo

Tocado y hundido: Demuestran que Maradiaga mintió al defenderse de las acusaciones de corrupción

La débil defensa del Cardenal Maradiaga: “Me atacan porque no quieren las reformas del Papa”

El otro escándalo de Maradiaga: El catolicismo desaparece en Honduras

Habla la viuda estafada por Maradiaga: “Espero que el Papa me ayude”

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
11 comentarios en “Maradiaga insulta a InfoVaticana por no haber tapado las acusaciones a Pineda
  1. ¿El de la foto es Juan Pineda? Pues si es cierto que la cara (o jeta) es el espejo del alma, este prelado tiene un ramalazo que le coge todo el cuerpo…

  2. Mejor estaría calladito porque si te han pillado con el carrito del helado lo asumes virilmente y punto. Eso es lo responsable, el problema es que cualquiera llega a cardenal diciendo cuatro demagogias, tocando el saxofón, haciéndose el simpático y además te nombran capitán de un barco para que lo reformes, y como es incapaz de reformar lo suyo o donde está de su mano, seguro que va a arreglar los asuntos pendientes de la Iglesia Universal. Con semejante capitán la barca a la deriva ya lo vemos.

  3. Definitivamente, esta basura eclesiástica – Maradiaga – ha perdido el norte, el sentido común, la vergüenza, la dignidad,… Ahora sólo falta que quien tiene que hacerlo, aunque no lo hará, tome acto de ello y le despoje de la dignidad que, incomprensible e irresponsablemente – ¡son ya tantos los casos y es tan habitual! – le confirió la Iglesia.

  4. Se sentían intocables, divinos y exentos de juicio; pero, les han pillado «con las manos en la masa» y los humildes les han humillado. Ahora, se retuercen de rabia. Y, como usual, culpan a los demás de sus propios males: «Fue Infovaticana…». Son de risa esos «obispos»: parecen niños pequeños, inmaduros y mimados.

  5. ¿Quién recomendó nombrar obispo a alguien en «proceso de conversión»? Cuando dice que deja en el seminario muchísimos jóvenes que, más que amigos, son hijos suyos, he recordado la carta, salida a la luz recientemente, que enviaron a sus formadores 48 de los 180 seminaristas del mismo. En ella se habla de un patrón difundido y arraigado de práctica homosexual; de la existencia de pruebas irrefutables de una red homosexual, protegida por el rector; y de cómo, al encubrirse esa situación, y penalizarse a quienes la han denunciado, el problema se ha agravado, volviéndose, «como ha dicho recientemente un sacerdote, una epidemia en el seminario». Esta carta no parece haberle gustado al cardenal Maradiaga, máximo responsable del seminario, quien, según fuentes hondureñas, ha acusado a esos seminaristas de «ser chismosos que desean desacreditar a sus compañeros». ¡48 chismosos entre 180! Nada de testigos, oiga, ¡una epidemia de chismosos! Y aquí difundiendo rumores sobre el catolicismo…

  6. El camino más corto para que el pueblo hondureño pierda la fe es esta hipocresía de su clero, este negar la verdad con una frialdad de psicópata. E incluyo en esto a Maradiaga: sólo en un ambiente de corrupción generalizada se entiende este tapar las vergüenzas con un velo de lenguaje «sobrenatural» que profana la fe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles