Farrell dice no haber sospechado nada de McCarrick tras vivir 6 años con él

|

El Cardenal Kevin Farrell, prefecto del recién creado Dicasterio para los Laicos y la Familia, se ha mostrado “anonadado” por las revelaciones sobre el Cardenal McCarrick, con quien compartió piso durante seis años.

“Quedé anonadado, abrumado; nunca oí nada de todo esto antes en los seis años que estuve con él”, ha declarado al Catholic News Service el Cardenal Farrell.

Cada día la palabra ‘colegialidad’, referida al clero, parece más un sinónimo de ‘omertà’, la ley del silencio impuesta por la Cosa Nostra, a juzgar por cómo sorprende a sus superiores, colegas y subordinados las revelaciones sobre abusos continuados y prácticas homosexuales reiteradas de un sacerdote, obispo o cardenal.

No podemos asegurar que sea el caso del Cardenal Farrell, aunque hay que decir que el suyo sería un caso realmente extraordinario de despiste, vista la ‘naturalidad’ con que McCarrick llevaba a cabo su doble vida según las revelaciones de la prensa.

Y repetido, porque Farrell es hijo espiritual del infame Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo y, no hay que decirlo, pese a ocupar cargos de responsabilidad en la orden, tampoco supo nada ni sospechó nada en este terrible caso.

Farrell, nombrado cardenal y puesto al cargo de la política sobre familia del Vaticano, ha sido durante mucho tiempo amigo y protegido de McCarrick. Por otra parte, ha respaldado públicamente el libro del jesuita Padre James Martin defendiendo un acercamiento a los grupos LGBT en la Iglesia y supervisa la organización del Encuentro Mundial de las Familias que tendrá lugar en unas semanas en Dublin y en el que Martin tendrá un lugar de honor.

El ‘superdicasterio’ Consejo Pontificio para los Laicos, Familia y Vida creado recientemente por Su Santidad llega en un momento clave, precisamente cuando se hace necesario una clarificación sobre la aplicación pastoral de la exhortación Amoris Laetitia. En principio, se supone que la interpretación del vidrioso Capítulo 8, sobre la licitud de dar la comunión a divorciados vueltos a casar que hacen vida marital, se deja a la discreción de las diócesis y/o las conferencias episcopales, pero el caso del episcopado polaco -que presentó un borrador en un sentido para al final aprobar unas directrices en sentido contrario- y las ‘cartas de felicitación’ de Francisco a argentinos y portugueses parecen indicar que solo hay una interpretación aprobada desde Roma y que se impondrá por la vía de los hechos.

Farrell ya dejó claro que considera Amoris Laetitia inspirado por el Espíritu Santo y planea convertirlo en el documento guía de su departamento. “Creo que es muy importante que todos comprendamos que este es el Espíritu Santo hablando”, aseguró en su día.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
7 comentarios en “Farrell dice no haber sospechado nada de McCarrick tras vivir 6 años con él
  1. No es necesario conocer a fondo cómo se mueve gran parte de la jerarquía, para saber que el cinismo entre ellos, es la clave de su diplomacia.

  2. Para los jerarcas progresistas de nuestra Iglesia Católica, Jesucristo entra en una fase de ocaso, para ser reemplazado por un «Espíritu Santo» muy distinto de aquel que hace parte de la Trinidad Santa, un «Espíritu Santo» que primero divide a la Iglesia de Jesús para luego unificarla con las demás religiones existentes, vaciando a ese nuevo espécimen de todo el contenido de Jesús, y en consecuencia, también, desapareciendo a la Santísima Virgen María de la escena divina y humana. Dios tenga misericordia de su Iglesia, y más aún, de quienes hoy la dirigen al abismo.

  3. Menuda ralea de sinvergüenzas sin principios, valores, sin la más mínima humanidad y sin fe. ¿Y estos son los que gobiernan la Iglesia?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles