PUBLICIDAD

Comunicado de la Fundación Educatio Servanda a las familias tras las declaraciones de la Ministra de Educación

Logo de la Fundación Educatio Servanda
|

La Fundación Educatio Servanda, responsable de los colegios Juan Pablo II, ha emitido un comunicado a las familias para denunciar las declaraciones que la Ministra de Educación vertió ayer en el Congreso de los Diputados. A continuación, el texto completo:

Comunicado completo de la Fundación Educatio Servanda:

La FUNDACIÓN EDUCATIO SERVANDA informa a las familias ante las manifestaciones de la Ministra de Educación ayer en el Congreso de los Diputados: una nueva Educación para la ciudadanía corregida y aumentada, la elección de centro en manos del Estado, y la marginación de la asignatura de religión.

Tras escuchar, leer y estudiar en profundidad y con sosiego el texto de las manifestaciones de Dña. Isabel Celaá, Ministra de Educación, nos sumamos en sus líneas fundamentales a los comunicados del Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal Española, las patronales presentes en nuestros centros: CECE y Escuelas Católicas, a los sindicatos representantes de nuestros trabajadores FEUSO y FSIE, así como a los representantes de las familias CONCAPA y COFAPA a quienes agrademos la inmediatez, claridad y argumentación jurídica de sus respuestas.

Las medidas urgentes

La Ministra comienza su intervención presentando “los principios rectores que guiarán mi mandato” citando acto seguido como el primero “la colaboración y el diálogo abierto para trabajar en común con la comunidad educativa y con todos los agentes políticos y sociales”. Sin embargo sólo unas líneas después proclama unilateralmente como “medidas urgentes”:

1.“les anuncio que la Religión no será computable a efectos académicos y no tendrá ningún alternativa en forma de asignatura-espejo como hasta ahora.”. Le recordamos a la Señora Ministra que la asignatura es de obligada oferta pero de libre elección. Miles y miles de familias la eligen libremente cada año para sus hijos.

2. “propongo la creación de una asignatura obligatoria de VALORES CÍVICOS Y ÉTICOS centrada en el tratamiento y análisis de los derechos humanos y de las virtudes cívico-democráticas”. Es decir, una nueva versión, corregida y aumentada, de aquella “Educación para la Ciudadanía”, que obligó a salir a la calle a miles de familias hace una década, provocando un sin fin de objeciones de conciencia.

3. “me propongo modificar el artículo 109.2 de la LOMCE por el cual la programación de la oferta de plazas escolares se establecía por la llamada “demanda social”, un eufemismo que ha servido para propiciar en algunos casos que la escuela pública pueda ser considerada subsidiaria de la escuela concertada”. Es decir, lo que propone la ministra es la imposición de una escuela pública, laica y única para todos. Ni escuela pública subsidiaria de la concertada, ni escuela concertada subsidiaria de la pública. Ambas redes son, y deben ser, subsidiarias de las familias. Como recuerda la nota de los obispos, “el sistema educativo, que engloba la educación pública, concertada y privada, es un sistema consolidado en nuestro ordenamiento jurídico que respeta la libertad de elección de los padres”, que son quienes deben elegir, en condiciones de libertad y equidad, el centro de sus hijos.

Y termina su larga intervención apuntando a lo que, a nuestro juicio, es la clave de estas medidas: “el derecho a la educación siempre recae sobre los individuos que son sujetos de aprendizaje, no recae sobre las familias, ni sobre los territorios, ni sobre las religiones. ¿Quién no puede estar de acuerdo con este matiz tan importante?”.

Bajo esta la peligrosa afirmación se esconde la verdadera intención del Ministerio: arrancar a la familia el derecho de la educación de sus hijos y arrogársela el Estado.

La Convención de los Derechos de la Infancia de Naciones Unidas

Cita como argumento de autoridad la Convención de los Derechos de la Infancia de Naciones Unidas (1989). Nada más lejos de la verdad; dicha convención refleja el papel insustituible de la familia en todos esos derechos fundamentales. Por ejemplo: “Los Estados Partes respetarán las responsabilidades, los derechos y los deberes de los padres” (Art. 5)

La mayoría de los problemas educativos que padecemos desde hace décadas en el sistema educativo español giran en torno una palabra fundamental, y esa palabra es la libertad. Libertad de las familias a elegir para sus hijos, o no, la asignatura de religión en igualdad a las demás; la libertad de los padres a elegir centro educativo para sus hijos; la libertad de las familias a educar a sus hijos según sus convicciones morales. En definitiva, la libertad de los padres, frente a las imposiciones del Estado.

LIBERTAD es la capacidad de autodeterminación de las personas a través de sus elecciones libres. La libertad, fruto de la voluntad de la persona, junto con la búsqueda de la verdad mediante su inteligencia, y del amor a través de su mundo afectivo, constituyen las características fundamentales del ser humano. No es extraño, por ello, que pretendan anular las tres: eligiendo por nosotros, diciéndonos lo tenemos que pensar, e incluso, cómo tenemos que amarnos.

¿Sabe el Estado mejor que los padres?

¿Cuándo el Estado va a dejar de imponer su particular visión de la educación a todas las familias?, ¿por qué el Estado se empeña en arrebatar a las familias el derecho a educar libremente a sus hijos?, ¿acaso sabe el Estado mejor que los padres, que amamos profundamente a nuestros hijos, lo que más les conviene?

Señora Ministra, con todos los respetos, EDUCATIO SERVANDA es una institución educativa iniciada, gestionada, dirigida y apoyada por miles de familias que nunca aceptaremos que ningún gobierno eduque a nuestros hijos.

Madrid 12 de Julio de 208

El Patronato de Educatio Servanda

12 comentarios en “Comunicado de la Fundación Educatio Servanda a las familias tras las declaraciones de la Ministra de Educación
  1. Yo creo que los colegios católicos están sacando las cosas de quicio. Antes de la LOMCE que resulta que nadie quiso pero ahora todos defienden. La asignatura de Religión no era computable, es decir no servía para nota media del curo, es decir no podía subir la nota media a la hora de la selectividad. Es con la LOMCE cuando se ha empezado a computar, nadie ha dicho que se vaya a eliminar la religión de la enseñanza, solamente que va a dejar de computar nota. El que pocos jóvenes acudan a las iglesias no es culpa de ningún ministro ni de ningún gobierno, sea del color que sea. En España hay miles de colegios católicos al menos llevan ese nombre, ¿no tendrán alguna culpa?.

  2. Punto nº 1: En el cole de mi hijo en vez de religión se dedican a ponerles películas de dibujos. En muchos otros coles me han comentado que ocurre lo mismo, o parecido (excursiones, paseos, etc, etc… cualquier cosa menos enseñar religión). ¿De qué estamos hablando señores? Denunciado el tema ante el obispo correspondiente (Santiago de Compostela) el obispo no ha respondido ni hecho NADA en absoluto.

    La asignatura de religión NUNCA podrá estar a la par que otras asignaturas. El motivo es que si yo digo que 2+2=4, TODOS estamos de acuerdo. Pretender que las creencias estén a la altura de la ciencia es ridículo. Por ese motivo debe ser no puntuable. Y mejor todavía sería que estuviera fuera del curriculum educativo, como una extraescolar. Y quien quiera que la coja. ¿Acaso no tenemos ya la catequesis…?

    1. No sea cateto, ande. Hay datos sobre las religiones que son objetivos y están contrastados, al margen de que se crea en esa religión o no. Por ejemplo, yo no soy musulmana, pero me alegra conocer datos sobre esa religión, en lugar de ser una inculta en aquellas religiones que no sean la católica. Nunca seré musulmana, pero me conviene estar formada sobre otras religiones. Con la católica, pasa lo mismo. Conocer el Catolicismo no conlleva, necesariamente, hacerse católico. Pero, en un continente como Europa y un país como España, hay que tener cultura sobre esa religión sí o sí, pues ha informado nuestra vida colectiva durante muchos siglos.

      1. Gracias por el insulto, Nova. Queda claro que no le llega a usted con sus argumentos. Por algo será…

        La asignatura de religión no es eso que usted nos cuenta, ¿verdad? Para eso que usted nos cuenta, para saber lo que pasó en España y en Europa y en el resto del mundo ya hay una asignatura llamada Historia (o Sociales en el cole…). Ahí se explica (o se intenta explicar) todo lo que una persona culta debe saber sobre la historia. Ustedes, como siempre, pretenden que la religión tenga, además, un estatus especial. ¿Por qué no hay una asignatura que se llame “ciencia” en la que se explique historia de la ciencia? ¿O acaso no nos ha permitido la ciencia estar donde estamos y que no se nos mueran 4 de cada 6 hijos?

        Pero, repito, la asignatura de religión no es eso que usted nos cuenta. O no lo pretende ser, porque ahora mismo NO ES NADA. No se da nada.

  3. ¿Tengo yo libertad AHORA para que mi hijo estudie matemáticas mientras los vuestros estudian religión? ¿Tengo libertad para que salga una hora antes de clase mientras vuestros hijos estudian religión (renunciando a esa hora pagada con dinero de mis impuestos)?

    No, ¿Verdad? Pues eso.

    El Estado debe proporcionar una educación para tod@s, y gratuíta. Con el descenso de la natalidad sobrarán plazas. ¿Debemos pagar los concertados cuando hay plazas ya pagadas en los públicos?

  4. Esto es muy sencillo, debería haber dos opciones:la escuela pública y la privada.Dos maneras distintas de concebir la vida y por ende la educación.
    Yo quiero lo público, defiendo lo público y deseo lo público para mis hijos.
    El que quiera lo privado….que lo pague.
    No debería existir la concertada…es el mayor error….es el ” quiero y no puedo” ..de miles de familias…no tengo para comer pero llevo a mi hijo a la concertada….que ya me lo paga el estado.
    Este es nuestro país…no tiene solución

  5. Su razonamiento parte de una premisa falsa: el Estado no paga nada. Ni la pública ni la privada, ni la concertada. El Estado somos todos nosotros con nuestros impuestos. Es el Gobierno quien se arroga un papel que no le corresponde. Más aún: es el partido político en el poder el que, arrogándose unas competencias que no tiene, elige por nosotros con su óptica deformada la forma y las ideas que inculca en los jóvenes. Es una impostura en toda regla en el plano ideológico que debiera acabar ya. El dinero de todos lo administran como si fuera de su propiedad, y dice que paga esto o lo otro. Es mentira, ese dinero es nuestro, porque procede de nuestros impuestos y, por tanto, es una administración desleal del mismo. Si a una persona, por elegir un colegio concertado o privado se le obliga a pagar, lo lógico sería, descontarle durante toda su vida la parte de sus impuestos destinada a Educación. O, en su caso, como fórmula alternativa se le podría dar el llamado “cheque escolar”.

  6. Menganita:Su razonamiento parte de una premisa falsa: el Estado no paga nada. Ni la pública ni la privada, ni la concertada. El Estado somos todos nosotros con nuestros impuestos. Es el Gobierno quien se arroga un papel que no le corresponde. Más aún: es el partido político en el poder el que, arrogándose unas competencias que no tiene, elige por nosotros con su óptica deformada la forma y las ideas que inculca en los jóvenes. Es una impostura en toda regla en el plano ideológico que debiera acabar ya. El dinero de todos lo administran como si fuera de su propiedad, y dice que paga esto o lo otro. Es mentira, ese dinero es nuestro, porque procede de nuestros impuestos y, por tanto, es una administración desleal del mismo. Si a una persona, por elegir un colegio concertado o privado se le obliga a pagar, lo lógico sería, descontarle durante toda su vida la parte de sus impuestos destinada a Educación. O, en su caso, como fórmula alternativa se le podría dar el llamado “cheque escolar”.

  7. 2 + 2 = 4. Cierto. Eso no cambia. Pero el conocimiento científico en otros aspectos sí cambia. La evolución, como la planteó Darwin ya no sirve. Ni la Gran Explosión. La triple hélice de adn de Pauling fue modificada. También los cálculos de Carl Sagan en su teoría del inverno nulear. Los neutrinos superlumínicos fueron un error de CERN. Y la constante cosmológica de Einstein. Si de lo que se trata es de enseñar ética y valores, que enseñen religión. La cristiana es la mejor que existe. Y me refiero a aquélla en que algunas enseñanzas del Antiguo Testamento fueron modificadas en el Nuevo Testamento, otras no, y aparecieron enseñanzas nuevas. Y tienen una estabilidad de casi 2000 años. Ni Hamurabi ni Confucio, ni los cambiantes derechos promulgados por la ONU superan la ética cristiana. Menos cienciolatría y más religión.

    1. Nadin Cano:

      ¿Podría usted explicar por qué motivo “ya no sirve” la evolución de Darwin? ¿O por qué no “ya” sirve la teoría del Big Bang?

      Aparte de “porque lo dice usted”, me refiero.

      Respcto a valores morales, en la Biblia hay cualquier cosa menos valores morales, incluído el Nuevo Testamento (lea Lucas 29:27, donde el rey manda degollar a aquellos súbditos que no le querían por rey… ¿valores morales? ¿ética? ¿dónde?). Y respecto a “derechos cambiantes”, nada más cambiante que la “moral” católica, que pasó de admitir la esclavitud, a estar en contra, a estar a favor de la emancipación de la mujer (bueno, más o menos), a respetar a los ateos y a los científicos y no quemarlos en la hoguera, a estar a favor de los derechos de los homosexuales (bueno, perdón, esa todavía no… bueno, más o menos, ahora nadie los mete en la cárcel…).

      ¿Qué es eso de la cienciolatría? La Ciencia es Ciencia. Punto. 2+2=4. Punto. Las creencias son creencias. Punto.

    2. Sr. Cano.
      Pero el concepto que se discute en este debate no es si ciencia sí religión no. (precisamente lo que tiene la cieencia es que está siempre cambiando)
      Lo que se discute es si el colegio es el lugar adecuado para enseñar ciertos valores a nuestros hijos.
      Yo no estoy dispuesto a que a mis hijos los manipulen maestros marxistas llenándoles la cabeza de supersticiones y revoluciones.
      Pero PRECISAMENTE POR ESO debo reconocer al resto de la sociedad el derecho a que sus hijos no sean educados en mis creencias (sean o no supersticiosas)
      Es seguir todos las mismas reglas.
      Por eso, los valores, la fe, la ética del comportamiento se deben educar en casa ( o en las parroquias los actólicos )
      Porque de lo contrario no es educación sino adoctrinamiento.
      ¿Por que tienen tanto miedo de que construyamos una sociedad libre?
      ¿A qué temen?
      ¿No creian ustedes eso de “Si Tu estás con nosotros quién contra nosotros?
      Les falta fe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles