PUBLICIDAD

Referéndum en Irlanda: hace falta un milagro

|

A pie de urna, según informan varios medios, el voto por derogar el derecho a la vida habría sido mayoritario. El multimilonario Soros ha invertido ingentes cantidades de dinero en promover la culutra de la muerte en la isla.

Hoy se llevó a cabo el histórico referéndum en Irlanda en el que un amplio margen de votantes habría decidido derogar la Octava Enmienda de la Constitución que protege el derecho a la vida de la madre y el niño por nacer.

Según un sondeo en boca urna del diario The Irish Times e Ipsos Irlanda se informó que el “Sí” a la derogación obtuvo un 68% de votos, mientras que el “No” apenas un 32%.

La encuesta se realizó a 4.500 votantes a la salida de los colegios electorales, con un margen de error de 1.5%.

El 25 de mayo The Guardian informó que los colegios electorales de Irlanda recibieron desde las 7:00 a.m. hasta las 10:00 p.m. (hora local) a los 3.2 millones de irlandeses registrados.

El recuento oficial de votos comenzará el sábado 26 por la mañana y se espera que el resultado se anuncie en la tarde.

En diciembre de 2017 la prensa irlandesa informó que la Standards in Public Office Commission de Irlanda (SIPOC) ordenó a Amnistía Internacional devolver los más de 160 mil dólares que recibió de la fundación del multimillonario George Soros, Open Society Foundations (OSF) con sede en Estados Unidos, para su campaña pro aborto “Mi cuerpo, mis derechos”.

De acuerdo a la ley irlandesa, una ONG como Amnistía Internacional no puede recibir financiamiento para “propósitos políticos” de organizaciones que operan en el extranjero.

Parte de la campaña de Amnistía Internacional apuntaba precisamente a “derogar la Octava Enmienda”.

3 comentarios en “Referéndum en Irlanda: hace falta un milagro
  1. Los irlandeses en su mayoría están obrando como adolescentes. Lo que caracterizaba Irlanda ha sido el catolicismo y a partir de mediados del siglo XIX cuando se dio la gran hambruna que dejó un millón muertos y millones de inmigrantes, la Iglesia ha tenido una influencia enorme en lo asuntos del país. El gobierno británico buscó la colaboración de la Iglesia para establecer el sistema educativo. Luego del Vaticano II y el postconcilio que fue desastroso para toda la Iglesia y de manera especial para países tradicionalmente católicos como España e Irlanda. Los cambios que se dieron en la liturgia y otros aspectos de la vida de la Iglesia daban la impresión al católico de a pié e incluso a ciertos obispos, que se se cambiaba la misa etc. también se cambaria la moral. Esto se juntó con la crisis de la pederastia, mal gesionada por los obispos, como señalaba Benedicto XVI en una carta a la Iglesia en Irlanda, ya los irlandeses se empeñaron a ser liberales y más que cualquier otro país.

  2. «Esto se juntó con la crisis de la pederastia, mal gestionada por los obispos, como señalaba Benedicto XVI en una carta a la Iglesia en Irlanda, ya los irlandeses se empeñaron a ser liberales y más que cualquier otro país.»

    No le parece conocido?

    Lo de Barros no es un error, «el fin justifica los medios…»

  3. No hacía falta un milagro. Hacía falta la Excomunión.
    Que se advirtiera a todos los fieles católicos que quedaban excomulgados y en pecado mortal si votaban sí, con efectos desde el primer aborto que se produzca en aplicación del referéndum.
    Los que tenían ese deber y no lo han cumplido se han hecho cómplices del nuevo genocidio que está a las puertas, como ya está consumado por docenas de millones en otros países supuestamente cristianos o de mayoría cristiana, como España.
    Aquí no hubo referéndum, pero tampoco se excomulgó al Jefe del Estado, al Gobierno y a los parlamentarios que votaron a su favor. Es un escándalo mayúsculo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles