PUBLICIDAD

Para el Arzobispo de Hamburgo, Francisco ha aprobado tácitamente la intercomunión

|

El Arzobispo de Hamburgo, Stefan Hesse, lo tiene claro: el Papa ha dado una clara señal de aprobación a lo decidido por la Conferencia Episcopal Alemana en el sentido de permitir la comunión a los cónyuges luteranos de fieles católicos.

Así lo ha indicado, según informa la web de la CEA, Kath.net, ante la asamblea del Comité Central de Católicos Alemanes (ZdK) reunida en Münster. En concreto, Hesse ha hablado de una “clara insinuación sobre la dirección” por parte del Papa, si es que una “insinuación” puede ser “clara”.

El comunicado posterior a la reunión de los obispos alemanes con el Papa y otros miembros relevantes de la Curia sobre el asunto de la intercomunión se limita a un terso: “El Papa Francisco aprecia el esfuerzo ecuménico de los obispos alemanes y les pide que encuentren, en espíritu de comunión eclesial, un resultado posiblemente unánime”.

Es decir, una respuesta/no respuesta del tipo al que ya nos hemos acostumbrando en este Pontificado: ni sí ni no, que resuelvan el ‘marrón’ las iglesias nacionales.

Solo que esta vez quizá se haya atravesado una ‘línea roja’ que aúne a buena parte de los católicos perplejos y, hasta ahora, dubitativos o silenciados.

Los ‘Dubia’ crecen.

Uno de los firmantes de la célebre carta de cuatro cardenales (de los que sobreviven solo dos) pidiendo al Papa que aclarase los puntos confusos del Capítulo 8 de Amoris Laetitia, el Cardenal Raymond Burke, ha calificado de “absurda” la idea de que ofrecer la comunión a quien, por confesión propia, no puede creer en la Transubstanciación.

El Cardenal Arzobispo de Utrecht, Willem Jacobus Eijk, ha advertido que la actitud de Francisco, que califica de “incomprensible”, podría ser una prefiguración de la Gran Apostasía anunciada para el Final de los Tiempos.

El Cardenal Gerhard Müller, ex prefecto para la Congregación para la Doctrina de la Fe, ni siquiera ha calificado de buena o mala la respuesta de Francisco: afirma, sencillamente, que no ha dado respuesta alguna.

Demasiadas voces y demasiado altas como para seguir ignorándolas sin grave riesgo para la unidad de la Iglesia. Y ni siquiera pueden ser despreciadas como hiperbólicas después de leer en Hesse cómo han interpretado los alemanes ese “devolverles la pelota” del Papa.

Hesse tiene claro que el gesto mismo de Su Santidad de devolver la competencia de este asunto a los obispos alemanes en lugar de definirlo desde Roma para toda la Iglesia universal es una clara indicación de que la CEA -y, por inferencia, cada una de las conferencias episcopales- es competente para decidir unilateralmente sobre una cuestión que afecta directamente a la naturaleza misma al sacramento de la Sagrada Eucaristía.

PUBLICIDAD

11 comentarios en “Para el Arzobispo de Hamburgo, Francisco ha aprobado tácitamente la intercomunión
  1. Bueno, si no necesitamos Papa porque tenemos capullitos de alelí alemanes, todos a casa. Pero ellos los primeritos. Porque si no necesitamos Papa, tampoco obispitos, ni cardenalistos ni naditas. Con un curita de parroquia nos basta y nos sobra. Y total, para cometer sacrilegios y hacer el tonto, no nos hacen falta. Venga, todos a casa.
    Al menos, no nos darán más la tabarra.
    Como ya son viejos y se creen que no existe el infierno, ya no necesitamos iglesia. Pero a ver, pastorcitos de Hamburgo tampoco. Que pague el impuesto religioso su abuela.

  2. Nada, me han borrado el comentario. Vamos, que si eso es así, no necesitamos papa, ni obispos, ni cardenales ¿Por qué me tengo que someter yo a la autoridad de una conferencia episcopal? Pues va a ser que no.
    La verdad es que en este momento, sobran todos. Si el papa no quiere hacer de papa, salvo con sus enemigos, y si los obispos no quieren ejercer, pues que se vayan todos a casa.
    Y el sacrilegio es sacrilegio.

  3. “Para el Arzobispo de Hamburgo, Francisco ha aprobado tácitamente la intercomunión”

    Yo también opino lo mismo que el Arzobispo de Hamburgo. Y es así como opera el Papa Francisco, método que no le servirá para nada cuando esté frente a nuestro Señor Jesucristo. Él dijo: “Sea vuestro lenguaje: “Sí, sí”; “no, no”: que lo que pasa de aquí viene del Maligno” (Mt 5,37), o sea que para Él no corre eso de “como te digo que sí, te digo que no, como te digo que puede ser, te digo que no puede ser”.

  4. Marx es el G9, el G9 está estudiando el nuevo Estatuto Teológico para las Conferencias Episcopales locales para dotarlos de autoridad doctrinal, es lo que está pasando en Alemania como un primer intento de avanzar desde los hechos (los hechos consumados), tenían todo armado hasta que los pocos Obispos que quedan se animaron y fueron al Santo Oficio y ahí Ladaria perdió la pluma. Ahí intervino eh….eh….y le devolvió la pelota a Marx (te equivocaste pibe andá y arregla el chiquero pero que parezca un accidente por unamimidad).

  5. vivimos una situación que no se puede manejar con salidas hacia la derecha, ni hacia la izquierda, así como tampoco hacer ver que uno no se entera, o mirar hacia otro lado… Que no. Ahora, más que nunca, aspiremos a la santidad que Dios dispone para cada uno, estémonos con Aquel que sabemos que nos ama, de verdad, Jesucristo. Y estémonos más tiempo que nunca, poniéndonos a la escucha, para ser capaces de alinearnos claramente con Él y Su Santa Voluntad, para cada uno.
    Todo reino divinido, acaba por desmoronarse.
    Si permanecemos, cada uno de nosotros, en el Amor de Cristo, como iglesia suya muy amada, sobreviviremos.

  6. Que lo diga el mismo Francisco si la ha aprobado o no. Y que no siga contribuyendo una vez más a este desmadre donde cada cardenal dice lo que le da la gana.

  7. Es un paso gigante que el falso Papa da hacia el protestantismo -en el mal sentido- sometiendo a la Iglesia Católica a la herética doctrina de que la Iglesia no necesita Papa, excepto para reprimir a Burke, Livieres, Manelli, Aberasturi e Infovaticana.

    En efecto, el horror del representante de la mafia San Gallen consiste en que deja de ser maestro y guía en la fe, cediendo una competencia básica de todo Papa, como lo es dictaminar en cuestiones de doctrina. Y la inter-comunión vaya si lo es.

    El paso siguiente dentro de esta lógica es que cada párroco tenga su idea propia acerca de la inter-comunión, convirtiendo al catolicismo en una federación de parroquias, al mejor estilo protestante, protestantismo dentro de lo cual tengo algunos buenos amigos. Ocurre que cuando les pregunto sobre algún tema doctrinal me contestan que a consultar a su pastor propio.

    Así será con los presbíteros católicos al eliminar Bergo glio el papado y, por ende, la unidad de doctrina.

  8. se conoce a quien adora al sol negro.
    simplemente someter a la sagrada Eucaristia a un “en espíritu de comunión eclesial, un resultado posiblemente unánime”. es un acercamiento de una entidad malefica superior en altos gerarcas eclwsiales. la filtracion quizas sea tan granda que ua no hay marcha a atras.
    hay una perfecta controvercia una tras otra lonquenindica es un plan en movimiento ocultismo profundo.

  9. Yo, soy que soy muy simple, muy elemental y, por eso, llevo tiempo preguntándome: si tanto anhelan la comunión los protestantes ¿por qué no se convierten al catolicismo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles