PUBLICIDAD

‘En el caso de Alfie podríamos hablar de obstinación anti-curativa’

|

Roberto Colombo, miembro ordinario de la Pontificia Academia de la Vida, señala que la falta de reconexión al apoyo ventilatorio mecánico después de horas demuestra lo que el cardenal Sgreccia había llamado, durante el caso del niño Charlie Gard, “ensañamiento tanatológico”.

“La decisión, clínica y éticamente desconcertante, tomada ayer a última hora de la tarde en Liverpool, de seguir adelante, a pesar de todo, con la suspensión del soporte vital (ventilación asistida, hidratación y nutrición) del pequeño Alfie no se ha resuelto, como preveían los anestesistas pediátricos del Hospital Infantil Alder Hey, con la muerte al cabo de poquísimo tiempo del niño, el cual, diez horas después de la extubación, sigue respirando de manera autónoma, aunque con dificultad”.

Roberto Colombo, docente de la Facultad de Medicina y Cirugía de la Universidad Católica del Sagrado Corazón de Roma y miembro ordinario de la Pontificia Academia de la Vida, ha comentado la decisión tomada ayer por los médicos del Hospital Alder Hey de suspender el soporte vital del pequeño de 23 meses Alfie Evans.

En declaraciones a la agencia SIR, Colombo ha analizado la situación del niño que tras ser desconectado ha continuado aferrándose a la vida: “Esta “inesperada” resistencia física de Alfie a la insuficiencia respiratoria letal supuesta por los médicos, representa una “falsificación”, en términos popperianos, de la tesis de la total falta de funcionalidad del sistema nervioso central. Las funciones troncoencefálicas están, de hecho, suficientemente íntegras como para permitirle que respire autónomamente, aunque no es posible prever durante cuánto tiempo podrá continuar sin un suplemento de oxígeno. Y también su corazón sigue latiendo, lo que testimonia que el miocardio no está fundamentalmente comprometido.”

“La falta de reconexión al apoyo ventilatorio mecánico -ha continuado explicando este experto- después de todas estas horas demuestra lo que el cardenal Sgreccia había llamado, durante el caso del niño Charlie Gard, “ensañamiento tanatológico”; es decir, una obstinación ideológica sin fundamento clínico y ético razonable y cuyo objetivo es poner fin a la existencia de un paciente.”

Para Colombo, “en este caso podríamos hablar de “obstinación anti-curativa””. “Esto es lo contrario de las auténticas “curas paliativas” que prevén ocuparse del paciente incurable hasta el último instante de su vida, sin causar antes de tiempo su muerte con una eutanasia omisiva”, ha señalado, añadiendo que “la medicina necesita ser liberada de la ideología mortal que niega de raíz su vocación al servicio de la vida”.

En la noche del 23 de abril, el hospital Alder Hey de Liverpool suspendió el soporte vital del pequeño de 23 meses Alfie Evans. Sin embargo, a pesar de que se esperaba que el niño no pudiera respirar por sí mismo durante mucho tiempo, Alfie ha estado más de 10 horas desafiando a los médicos y aferrándose a la vida. “Alfie ha estado respirando solo durante más de nueve horas”, explicaba su padre, Tom Evans, a los medios congregados a las puertas del hospital.

Según ha revelado Mariella Enoc, presidenta del Bambino Gesú, Alfie vuelve a tener máscara de oxígeno y ahora sus padres intentan de nuevo trasladar al niño a Italia. Tom Evans y Kate James han librado durante meses una dura batalla legal para evitar que a su hijo le fuera retirado el soporte vital -tal como solicitaba el hospital- y trasladar a Alfie al Bambino Gesù de Roma.

Según han informado los medios ingleses, Alfie padece una condición neurológica degenerativa no diagnosticada. El pasado mes de febrero, un juez británico falló a favor del hospital al considerar que no había posibilidad de tratamiento y que lo que necesitaba el niño eran cuidados paliativos y “tranquilidad y estabilidad” para concluir su vida “con dignidad”. Sin embargo, los padres de Alfie han solicitado en reiteradas ocasiones que se les permita trasladar a su hijo al hospital Bambino Gesù de Roma para intentar encontrar un diagnóstico y aplicar un tratamiento.

El juez deniega el traslado de Alfie a Italia

1 comentarios en “‘En el caso de Alfie podríamos hablar de obstinación anti-curativa’
  1. El Sr. Colombo bien pudiera ocuparse de la situación generada en Bélgica por los Hermanos de la Caridad y la eutanasia a enfermos mentales crónicos. Un tema bastante silenciado por la Academia Pontificia de la Vida. Que yo tenga constancia, aparte de lo dicho pro el Vaticano, no tengo noticias de que se hayan tomado las medidas anunciadas para septiembre del año pasado.
    En el caso belga estamos hablando de suicidio asistido, no de medidas eutanásicas frente a enfermos terminales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles