PUBLICIDAD

Spadaro aprovecha Gaudete et exsultate para saldar algunas cuentas pendientes

|

Después de que la Santa Sede presentara el documento “Gaudete et exsultate”, el jesuita Antonio Spadaro, uno de los intérpretes autorizados del Papa, analizaba en “Civiltà Cattolica” la tercera exhortación apostólica del Papa Francisco explicando sus “raíces, estructura y significado”.

Así lo recoge el vaticanista Sandro Magister en su blog, que recuerda que la revista “Civiltà Cattolica” cuenta con el imprimatur del Papa. Asimismo, Magister señala que el texto de Spadaro tiene “tal abundancia y precisión de datos, que hace pensar con poco margen de error si la compilación inicial del documento papal no ha sido obra suya”.

El artículo del director de la “Civiltà Cattolica” proporciona el índice de las fuentes de “Gaudete et exsultate”:

– algunos pasajes de “Evangelii gaudium”, texto programático de este pontificado;
– las “Reflexiones sobre la vida apostólica”, escritas por Bergoglio en 1987;
– la presentación hecha por Bergoglio en 1989 del libro “Mi ideal de santidad”, del jesuita argentino Ismael Quiles, quien fue su profesor;
– la máxima “simul in actione contemplativus” del jesuita Jerónimo Nadal, uno de los primeros compañeros de san Ignacio de Loyola;
– el libro “Discernimiento y lucha espiritual”, del jesuita Miguel Ángel Fiorito, padre espiritual del joven Bergoglio, que escribió el prólogo en 1985;
– la máxima de san Ignacio, muy apreciada por Francesco: “Non coerceri a maximo, contineri tamen a minimo divinum est” (Cosa divina es no estar oprimido por lo más grande y, sin embargo, estar contenido entero en lo más pequeño),
– el documento final de la Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, celebrada en Aparecida en el 2007, del cual Bergoglio fue el artífice principal;
– y, por último, varias homilías matutinas de Francisco en Santa Marta.

Al hacer la exégesis de la quinta característica de la santidad que propone Francisco en su exhortación, la oración constante, Spadaro escribe:

“La quinta característica es la oración constante. El santo «necesita comunicarse con Dios. Es alguien que no soporta asfixiarse en la inmanencia cerrada de este mundo, y en medio de sus esfuerzos y entregas suspira por Dios, sale de sí en la alabanza y amplía sus límites en la contemplación del Señor» (GE 147), que no domestica el poder del rostro de Cristo (cf. GE 151).

Pero el papa precisa: «No creo en la santidad sin oración, aunque no se trate necesariamente de largos momentos o de sentimientos intensos» (GE 147). Más aún, advierte en contra de «prejuicios espiritualistas», que llevan a pensar que «la oración debería ser una pura contemplación de Dios, sin distracciones, como si los nombres y los rostros de los hermanos fueran una perturbación a evitar» (GE 154). Por el contrario, justamente la intercesión y la oración de petición son agradables a Dios porque están ligadas a la realidad de nuestra vida.

Y añade Spadaro:

Alternativas como la de «o Dios o el mundo» u «o Dios o la nada» son erradas. Dios actúa en el mundo, trabaja para llevarlo a plenitud para que el mundo esté plenamente en Dios. En la oración se realiza el discernimiento de los caminos de santidad que el Señor nos propone.

Sandro Magister destaca estas frases del director de la “Civiltà Cattolica” y señala que “Dios o nada” y “La fuerza del silencio” son los títulos de los libros más importantes del cardenal Robert Sarah, el más autorizado portador de una visión de la Iglesia Católica alternativa a la propugnada por el papa Francisco.

Spadaro hace campaña contra la propuesta de Sarah de celebrar “ad Orientem”

PUBLICIDAD

 

24 comentarios en “Spadaro aprovecha Gaudete et exsultate para saldar algunas cuentas pendientes
  1. Bueno, Spadaro no es magisterio de la Iglesia. A ese se le puede ignorar tranquilamente. Que opine lo quiera, está en su derecho. Y los demás en nuestro derecho de pasar de él.

  2. Es que repito lo que ya he dicho en otro post, no sé quién lo ha nombrado intérprete autorizado de nada. No es el portavoz del Vaticano. Pero no es bueno que se dé esa impresión. No es bueno ni para el Papa ni para la Iglesia. Porque al final, el Papa se está atando a la forma de ver las cosas de un señor que no tiene una especial autoridad para nada. Es como lo de Scalfari. Mire usted, si Spadaro puede decir según qué cosas como si fuera el intérprete autorizado del Papa y nadie lo desmiente, los demás interpretaremos que siempre está diciendo lo que piensa el Papa. No me parece una buena idea. Luego llegará un día en que pretenderán que Spadaro no ha dicho lo que el Papa ha dicho … y entonces no nos lo creeremos.

  3. Pero ya que el señor Spadaro se mete a interprete, ya se ve que no entiende lo que significa “Dios o nada”. Y no conozco a nadie que diga que la oración solo tiene que ser “pura contemplación de Dios”. Aunque la oración de contemplación es concedida por Dios a muchos, todos ellos también rezan por los demás. Esos espiritualismos raros de disolución en la nada solo se dan en misticismos extraños, en general propiciados por gente muy poco católica. Es así todo. Dicen que dicen unas chorradas que no sabemos quién las dice. Pues cite, oiga, explique quién lo dice. Porque así nos aclararemos mejor. El Papa lo que dice es que no cree en los santos sin oración, es obvio, no existen. Y que es bueno aprovechar las distracciones en la oración. Vale. Ok. Todos de acuerdo. Spadaro, atento, que no te enteras.

  4. Estupefacta, Spadaro no lo es, efectivamente pero Francisco si y la advertencia contra los principios espiritualistas y otras consideraciones como la de evitar rigorismos o legalismos también,
    Lo siento por vosotros los rigoristas. después de 40 años de disfrute de papados rigoristas os toca hacer el camino del desierto que potros hicimos con el polaco y el bávaro.
    Ajo y agua….o a Lefebvre, ya sabes

  5. Bueno, Margarita, te agradezco la sinceridad. Has resumido perfectamente el problema. Es una cuestión de venganza, y el asunto no es una modernización ni regeneración de la Iglesia, sino un desquite. Y sois todos tan jóvenes y tenéis tanto futuro, que os ha dado tiempo a vivir una travesía del desierto desde 1978. Es decir, en 1978 ya tenías unos añitos como para que se te hiciera cuesta arriba, porque ya te habías modernizado. Es decir, fácil que tengas ahora
    En realidad, yo ya lo sabía. Alguna vez he pensado que no debió ser fácil pasar del desmadre del papado de Pablo VI al papado de Juan Pablo II. Yo, la verdad, era muy joven como para darme cuenta del problema. Gracias por dejar claro que todo es una cuestión de amarguras y frustraciones de personas que ahora tienen 70 años o más.

  6. El problema es que la amargura y la frustraciones de unas personas que son ya ancianas o casi ancianas no son un criterio de nada. Y Spadaro, como tú bien dices, no es nadie. Y además de avisar contra molinos de viento, habría que concretar contra qué avisan exactamente. Porque sinceramente, no creo que el problema hoy en día sea el legalismo, el rigorismo o el espiritualismo. E insisto, no sé quién practica esa cosas. Y los lefebristas están fuera de la Iglesia, los echó Juan Pablo II. El que los ha querido acoger sin condiciones es Francisco. A mí que me registren.

  7. Enfin, que como lo que queréis es una venganza contra Juan Pablo II que ya está muerto y contra todos los que le hemos querido, pues esto es lo que hay. A tragar.
    No es una cuestión de santidad, de verdad o de amor. Es saldar cuentas, una venganza, una cuestión de amargura. Y lo que estamos viviendo es una represalia.
    No hace falta decir nada más, está todo claro. Contra eso, no tengo argumentos.

  8. Margarita Camus, vosotros no tuvísteis exilio en el desierto; no compartir dos pontificados en gran medida fieles al Magisterio bimilenario es autoexclusión, no exilio. Y lo que millones de fieles estamos atravesando bajo el gobierno de Francisco tampoco es exilio (no somos nosotros los que nos tenemos que ir) sino la defensa de una Iglesia tomada para acabar con 2000 años de catolicismo. Gracias por recordarnos a todos con tu “ajo y agua” que el obispo vestido de blanco de este “pontificado de excepción” ha partido la Iglesia en dos como nunca antes se había visto.

  9. Margarita Camus resume perfectamente la actitud, sentimientos, resentimientos y sed de venganza que viven hoy los teólogos heréticos que se muestran encantados con el papa Francisco: los Leonardo Boff, los Ernesto Cardenal, los Charles Taylor, las Martha Heizer, las Ivone Gebara, los Gerard Hughes, los Thomas O’Loughlin, los Carl-Peter Klusmann, los Christian Weisner de turno…
    Por cierto, ¿al padre Spadaro no le enseñaron de niño que uno de los enemigos del alma es el Mundo?, o ¿a qué se refiere cuando afirma tan rotundo “alternativas como la de «o Dios o el mundo» son erradas”? ¿Será que él le prende una vela a Dios y otra al diablo…?

  10. Déjalo Mikel, todos estamos sufriendo. En aquella época se les engañó y se les mintió. Luego se intentó volver a la Verdad, pero muchos de ellos ya estaban hechos polvo, y es lógico. Ahora es un desquite, sienten que alguien les devuelve la razón. Y la Iglesia, con todo este vaivén, se muere poco a poco. En el mundo se apaga la luz de Dios. Lo triste de todo esto es que lo han reducido todo a eso, a una historia de desquite, de vencedores y vencidos. Poco tiene que ver todo esto con la luz de Dios o con el rostro de Cristo, con la Fe o el Amor, con los que sufren. Y el demonio se frota las manos y se come el mundo. Pero Dios vencerá, no está todo perdido. Yo rezo, porque tiene que ser angustioso llegar a la vejez y reducir toda tu hermosa vida a un saldar cuentas con un muerto. Es una pena. Que Dios te bendiga Margarita Duras. Y no tengas miedo, porque el desierto es el lugar del encuentro con Dios. De algo ha servido todo seguro.

  11. Esta claro que para algunos, los Papás fieles al Magisterio son rigoristas y los que no lo son, son superguays. Tales personas se ponen en evidencia porque han dejado de ser católicas, porque han construido su propia religión.
    Spadaro es un charlatán que cuando se muera Francisco, nadie se acordará de sus tonterías.

    El libro del Card. Sarah “Dios o nada” se entiende perfectamente que significa que, quien no tiene a Dios no tiene nada, pero esto molesta a los mundanos.

  12. Pero no, no quiero ser eso, una frustrada. Esto es muy sencillo. Lo que están haciendo es una demolición de la Iglesia, pero yo no quiero una pelea contra nadie. Se trata de explicar la Verdad, y de proponerla, no de imponerla. Si ellos tienen sed de venganza es un problema suyo, porque no se trata de eso. Yo lucho por la Verdad, no por imponerme. Aquí no se trata de ganar contra nadie, sino de ganar a favor de todos. Siento si alguna vez me he enfadado.
    El mundo tiene muchos significados. Por supuesto, estamos llamados a llevar el mundo a Dios, pero no siempre la palabra tiene un sentido joánico. En las bobadas nos perdemos y perdemos la razón.
    Solo me gustaría que todos reflexionaran sobre lo que están haciendo. Incluido el Papa. Si me lee, ya lo sabe. No se me da bien mentir ni dar la razón a quién no la tiene, pero no estoy peleando por tener razón.

  13. Pero no hay que ser pesimistas. La luz de Dios nunca se apaga. Y ahora hay mártires valientes y maravillosos, padres y madres que son auténticos confesores de la Fe, sacerdotes heroicos, y Macron ha tenido que ir a hacerles la pelota a los obispos, ¡ánimo! Espero que me queden muchos años y que nunca me quede ese sentimiento de venganza ¡Queda mucho camino por andar! No hay que acobardarse, pero Francisco tiene razón en una cosa: sentido del humor. Y en efecto, Spadaro consiguió sus quince minutos de gloria, que los disfrute.

  14. Me hace gracia lo de rigoristas. Resulta que, en el mundo actual, con unas enormes tragaderas de todo tipo de aberraciones, la mayoría de ellas legalizadas o en camino de serlo, el único problema somos los “rigoristas”, que no nos da la gana de tragarlas. ¡ Sencillamente demoníaco !

  15. Que la misericorditis nos hable de santidad es como si una prostituta de alto standing nos hablase de castidad. Pura maniobra distractoria para evitar la retractación de su reciente herejía o la renuncia.

  16. ” O Dios o el Mundo”. Dice que esta oposición está equivocada. Remito a su Ilustrísima al catecismo; “Los enemigos del hombre son tres: Mundo, demonio y carne”.
    Mire su ilustrísima si hay oposición o no. De hecho, cuando la Iglesia ha querido congraciarse con el Mundo sólo han sucedido catástrofes y si no, véase la práctica desaparición de la Fe en Europa, la ausencia de vocaciones y los templos vacíos, cuando nunca, en la historia de la Iglesia ésta ha sido tan condescendiente con el mundo, tan popular y frecuente en el plasma de los televisores, tan guay del paraguay, en resumen. Bien, así le va.
    En resumen, el Mundo es un enemigo implacable de la Iglesia, tal y como se afirma en el catecismo y quien opine lo contrario es el que está errado.

  17. Con todo respeto hay un párrafo que merece atención: “Alternativas como la de «o Dios o el mundo» u «o Dios o la nada» son erradas”. Es un error plantear lo que llama alternativas en un pié de igualdad, como si se tratara de elementos del mismo peso, lo mundano aleja de Dios: el poder, el dinero (nadie puede servir a dos Señores). El mundo no tiene vocación de salvación eterna, es un medio, que bien usado es meritorio y mal usado catastrófico. Por otra parte Dios o nada “Dieu ou rien” es un símbolo extraordinario del alcance de la libertad del hombre otorgada por Dios, en el uso de esa libertad no hay término medio, no es una alternativa, es la realidad de la elección cotidiana, no hay nada sin Dios y por el contrario la nada con Dios hay todo.

  18. Con todo respeto hay un párrafo que merece atención: “Alternativas como la de «o Dios o el mundo» u «o Dios o la nada» son erradas”. Es un error plantear lo que llama alternativas en un pié de igualdad, como si se tratara de elementos del mismo peso, lo mundano aleja de Dios: el poder, el dinero (nadie puede servir a dos Señores). El mundo no tiene vocación de salvación eterna, es un medio, que bien usado es meritorio y mal usado catastrófico. Por otra parte Dios o nada “Dieu ou rien” es un símbolo extraordinario del alcance de la libertad del hombre otorgada por Dios, en el uso de esa libertad no hay término medio, no es una alternativa, es la realidad de la elección cotidiana, no hay nada sin Dios y por el contrario la nada con Dios hay todo.

  19. Impresionante Santa Madre Teresa de Calcuta, le da catequesis al Vicario de San Gallen: “Rezando, Dios introduce el amor en mi corazón y, así, puedo amar a los pobres”

  20. Memorable el profundo teólogo neo-fariseo cuando afirma en su Gaudete: Jesús no dice: «Felices los que planean venganza», sino que llama felices a aquellos que perdonan y lo hacen «setenta veces siete».

    Claro que intentar cerrar Infovaticana no su por venganza, en realidad está perdonando a Infovaticana, con pago de honorarios carísimos, para alcanzar la felicidad del partido de San Gallen.

  21. Solodoctrina:
    Intentar cerrar Infovaticana; destruir la obra de mons. Livieres y destituirlo; poner al card. Burke como elemento decorativo en la orden de Malta; destruir la soberanía de la orden de Malta; correr al card. Müller de la forma más humillante; desmantelarle la congregación al card. Sarah; decir a los católicos fieles que tienen cara de pepinillos en vinagre y que sus mujeres paren como conejas…
    Todos esos son ejemplos de cómo se perdona setenta veces siete y de cómo se renuncia a la venganza…
    Entiende que quienes están mal son los que ven todo esto como una gran hipocresía; se equivocan por rigoristas y por apegados a la letra…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles