PUBLICIDAD

Auténticos… si les dejan serlo

|

Este miércoles muchos internautas llenarán sus redes sociales de mensajes emotivos sobre el Día Mundial del Síndrome de Down. Veremos fotos y frases dignas de los mejores libros de coaching emocional. La pregunta es… ¿alzarían la voz con la misma fuerza para pedir el fin de la primera discriminación contra estas personas, la amparada en España por la ley?

Rosa Cuervas-Mons / La Gaceta

Más del 90% de los casos de síndrome de Down detectados en el embarazo acaba en España en aborto provocado. Así, nuestro país se coloca, junto a Islandia y Reino Unido, a la cabeza de los exterminadores de las personas con esta alteración genética.

Este miércoles 21 de marzo se celebra el día mundial de esta Trisomía y la Fundación Down España lo conmemora con una campaña -Auténticos- en la que reivindica la normalidad de niños, niñas, hombres y mujeres que sólo quieren vivir una vida como los demás.

“La actual ley [del aborto] es discriminatoria y lo que DOWN ESPAÑA defiende es la no discriminación de las personas por razón de su discapacidad. Una discapacidad nunca puede significar menos derechos”, denuncian desde la organización refiriéndose a la norma aprobada por el Gobierno socialista de Rodríguez Zapatero y mantenida por el popular de Mariano Rajoy, que permite el aborto libre en las primeras 14 semanas de gestación, lo amplía hasta la semana 22 “siempre que exista riesgo de graves anomalías en el feto” y lo permite en cualquier momento de la gestación si lo que se detectan son “anomalías fetales incompatibles con la vida”.

Discriminación y eugenesia

Entre los años 1976 y 1980 nacían 15 niños Down por cada 10.000 nacimientos en España. Este número bajó hasta los 5,51 por 10.000 en el período 2011-2012. En 2012 nacieron sólo 306 personas con Síndrome de Down; 304 en 2013; 286 en 2014 y 269 en 2015. ¿Hay menos casos? La respuesta es que no. Lo que hay es más medios para detectar durante el embarazo las características del no nacido y así… ‘atajar el problema’, si lo hay. Atentos a este titular de la BBC en 2016: “La prueba médica que podría acabar con el síndrome de Down (y por qué algunos no quieren que eso ocurra)”. Es falso. La redacción correcta debería ser ‘La prueba médica que podría acabar con las personas con síndrome de Down’, puesto que esa prueba no soluciona la alteración genética. Sólo la detecta. ¿Con qué propósito?…Con el de eliminar al no nacido de esas características… A personas como las que protagonizan este vídeo.

Hermanos, hijos, primos, novios. Personas, al fin y al cabo, que sólo quieren que les traten como a uno más. Ni que les hablen como a niños pequeños, ni que les regalen un cariño forzado, ni que los cuiden de forma especial. Sólo que les dejen vivir, alcanzar sus metas, enamorarse, equivocarse, deprimirse o enfadarse. Ser, en una palabra, auténticos.

“No somos un bicho raro, no somos enfermos”; “Cuando me tratan como a una niña lo que hago es que directamente ni hablo”; “No me siento diferente, la gente está equivocada”; dicen ellos, los auténticos.

Quienes están a su alrededor lo explican así: “No son ni angelitos, ni regalitos de Dios, son personas con sus necesidades”. “Mi hijo es alegría, es superación desde el minuto uno. Creo que la sociedad perdería muchísimo si no existiesen personas con síndrome de Down”. Por eso piden una sociedad “sin miedo a lo diferente, a lo desconocido”.

PUBLICIDAD

3 comentarios en “Auténticos… si les dejan serlo
  1. El 90% de ellos son abortados en España, gracias especialmente al PP, que no ha querido cambiar nada y que, seguramente, retirará el recurso ante el Constitucional contra la ley de plazos. Este Tribunal no se pronuncia a sabiendas de su retirada.

  2. En una sociedad que se las da de tolerante y abierta, ¡ay de ti como te detecten que tienes síndrome de Down! De donde se demuestra de nuevo que dime de qué presumes y te diré de qué careces. En ninguno de los programas que se les están dedicando se menciona que son el enemigo a batir.

  3. Los médicos hablan de la creciente presión por diagnosticar a estos niños. Luis Chiva, responsable del departamento de Ginecología y Obstetricia de la Clínica Universidad de Navarra, nos explica que muchas veces, desde el punto de vista de la atención perinatal u obstétrica, se ha considerado como un indicador de calidad el hecho de que se pueda diagnosticar el síndrome con certeza, para así poder ofertar la terminación del embarazo. “En definitiva, los médicos en España nos sentimos presionados porque existen sentencias firmes del Tribunal Supremo que han condenado a colegas con grandes sumas por no haber diagnosticado a un bebé con síndrome de Down y, como consecuencia, por haber provocado una teórica pérdida de oportunidad para los padres: la opción de terminar el embarazo. En algunos casos, con estas sentencias se ha concluido que había nacido un ser humano con una vida que no merecía la pena vivir”.
    https://www.aceprensa.com/articles/ninos-con-sindrome-de-down-lo-que-la-sociedad-s

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles