PUBLICIDAD

Farrell impide la apología LGTB en el Vaticano

|

El Cardenal estadounidense Kevin Farrell, Prefecto del Dicasterio para los Laicos, la Vida y la Familia, vetó a dos importantes oradoras que iban a participar en un evento en el Vaticano sobre la mujer, debido a sus posturas contrarias a la enseñanza católica y a favor del lobby LGBT.

Se trata de Mary McAleese, expresidenta de Irlanda; y Ssenfuka Juanita Warry, quien dirige la organización LGBT Catholics in Uganda.

Según Chantal Gotz, fundadora y directora de Voices of Faith (Voces de Fe), la lista de oradores requería la aprobación del Cardenal Farrell. Cuando el Purpurado devolvió la lista de los nombres aprobados, McAleese y Warry no estaban incluidas.

PUBLICIDAD

El evento Voces de Fe se realizó por primera vez en 2014 y se ha llevado a cabo desde entonces en marzo de cada año en la sede de la Pontificia Academia para las Ciencias, la Casina Pío IV que está en el Vaticano.

El evento se titula “Why Women Matter” (¿Por qué importan las mujeres?) y se realizará el 8 de marzo para coincidir con el Día Internacional de la Mujer.

En una declaración del 2 de febrero, Voces de Fe señala que la expresidenta de Irlanda “no es una extraña para el Vaticano, habiendo estado al mando como funcionaria pública de un país predominantemente católico”.

McAleese, indica el texto de la organización, “es conocida por su claro apoyo a los derechos de los gays y las mujeres, y ha hablado públicamente y con frecuencia sobre sus frustraciones con la fe católica”.

En declaraciones a CNA –agencia en inglés del Grupo ACI– Chantal Gotz dijo que se quedó “sorprendida” por la decisión del Cardenal Farrell, ya que temas similares no han sido considerados un problema en el pasado.

La directora de Voces de Fe dijo que en anteriores oportunidades ya se ha invitado a personas con posturas distintas a las de la Iglesia en temas como el aborto, la anticoncepción y la ordenación sacerdotal de mujeres.

La conferencia de marzo, agregó Gotz, “nos permite crear un debate y diálogo sobre el poder actual y las estructuras de liderazgo en nuestra Iglesia hoy”.

Sobre el cambio de sede para el evento, Gotz dijo a CNA que “los jesuitas, de manera auténtica, nos han recibido a nosotros y a nuestros oradores”.

En distintas ocasiones Mary McAleese ha defendido el matrimonio de personas del mismo sexo y ha acusado a la Iglesia Católica de “hipocresía” por defender el matrimonio natural entre un hombre y una mujer.

PUBLICIDAD

En el vuelo de regreso de su viaje a Suecia, el Papa Francisco recordó que “sobre la ordenación de mujeres en la Iglesia Católica, la última palabra es clara y la dio San Juan Pablo II y esto permanece”.

La carta apostólica Ordinatio Sacerdotalis fue escrita por San Juan Pablo II en 1994. En ella se establece que “la ordenación sacerdotal, mediante la cual se transmite la función confiada por Cristo a sus Apóstoles, de enseñar, santificar y regir a los fieles, desde el principio ha sido reservada siempre en la Iglesia Católica exclusivamente a los hombres”.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA 

9 comentarios en “Farrell impide la apología LGTB en el Vaticano
  1. “los jesuitas, de manera auténtica, nos han recibido a nosotros y a nuestros oradores”… Esos están tan reformados, que han dejado de ser una referencia cristiana confiable.

  2. McAllese fue presidente de Irlanda, un cargo que carece casi completamente de poder. Si está frustrada con la Iglesia, que sea consecuente y se cambien al Anglicanismo. Seguramente estaría a gusto allí. Que nos deje en paz y como Anglicana está contenta.

    En cuanto a Kevin Farrel, el irlandés, aunque fue obispo en Estados Unidos.

  3. No es nada usual que la Iglesia dominada por la masonerìa permita una intervenciòn como la de este valiente obispo irlandès.Si se repite lo de hoy indicarà que la Iglesia todavìa se defiende,herida en el cerebro por Francisco I y sus socios los del lobby gay vaticano.

  4. “Why Women Matter” me recuerda a “Black lives matter”, movimiento progre USA que acusaba de racismo a cualquier policía (especialmente si era blanco) que hubiera matado en circunstancias discutibles a un negro. Lo que nunca querían que se supiera era que el 97% de los homicidios de negros en USA eran realizados o perpetrados por otros negros. Y este es el punto, si sólo les importaban los negros muertos (no asesinados, ojo) por policías blancos es porque lo que te interesa no son los negros, sino tu agenda política contra lo que tú denominas el “supremacismo blanco”.
    Para el feminismo de género (tal vez del génro mantis, o sea mantis religiosa), una vez fracasado el marxismo, pasan al marxismo social (tiene que haber siempre un grupo víctima y un grupo opresor, la burguesía y el proletariado del marxismo, los varones heterosexuales y las mujeres y LGTBI del otro, los blancos y los negros, los occidentales y los del 3º mundo, los de *** y lo que surja)

  5. Es obvio que el “feminismo de género” no pretende la igualdad de derechos del hombre y la mujer, sino privilegios y subvenciones.
    ¿Podría alguien citar una ley discriminatoria para la mujer? En cambio la ley contra la “violencia de género” discrimina por razón de sexo, lo que constituyó una prevaricación por parte del tribunal constitucional, tanto en la creación del delito de autor, como en la inversión de la prueba (al hacer que sea el acusado quien tenga que probar su inocencia). Es la ley del embudo.

  6. “Sobre el cambio de sede para el evento, Gotz dijo a CNA que “los jesuitas, de manera auténtica, nos han recibido a nosotros y a nuestros oradores”.”
    Bueno, ¿Por qué no estoy sorprendido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles