PUBLICIDAD

Bárcena sobre el libro de Burke: ‘Razones para la esperanza no son lo que nos falta’

|

El historiador Alberto Bárcena prologa el libro entrevista Esperanza para el mundo y destaca el valor del cardenal Raymond Leo Burke a la hora de dar razones para la esperanza frente a un mundo necesitado de oírlas.

“La obra que me dispongo a prologar resulta de gran interés, especialmente para el lector católico, en más de un sentido.” Así presenta Alberto Bárcena, historiador y experto en masonería, el libro del cardenal Raymond Leo Burke Esperanza para el mundoque ha llegado esta semana a las librerías españolas. Un libro entrevista en el que el purpurado, en conversación con Guillaume d’Alançon, reflexiona sobre los grandes desafíos que afrontan hoy la Iglesia y el mundo.

PUBLICIDAD

En el prólogo de este libro entrevista, Bárcena destaca que “la figura del entrevistado, a pesar de su larga, notoria y edificante trayectoria eclesial, ha adquirido una relevancia particular a partir de los dubia que, junto a otros tres cardenales —Caffarra, Meisner y Brandmüller—, presentó al Papa Francisco con motivo de la publicación de una exhortación apostólica resultado del Sínodo Extraordinario sobre la Familia, celebrado entre el 5 y el 19 de octubre de 2014: Amoris Laetitia”.

En los últimos tiempos y frecuentemente con ánimo de crear un falso enfrentamiento, se ha llegado a presentar a Burke como un prelado “fundamentalista”, aspirante a liderar un núcleo duro de resistencia al magisterio del actual sumo pontífice. “Nada parecido a semejante postura puede rastrearse a lo largo de la esclarecedora entrevista que recoge el libro que tenemos ante nosotros”, afirma Bárcena, que añade que al margen de la relevancia de Burke, acrecida por el hecho de ser uno de los promotores de los dubia y de la trascendencia de lo que en ellos subyace, Esperanza para el mundo contiene aportaciones de valor innegable.

                Comprar aquí                 

 

Razones para la esperanza no son precisamente lo que nos falta, sino el valor de defenderlas alto y claro frente a un mundo necesitado de oírlas. Valor que no le falta al entrevistado”, subraya en este prólogo, en el que también indica que “uno de los mensajes más claros de la entrevista del cardenal es la denuncia de la dictadura del relativismo a la que nuestra civilización ha sido ya sometida”.

Bárcena pone de manifiesto que “a quien tiene una fe clara, según el credo de la Iglesia, a menudo se le aplica la etiqueta de fundamentalismo”. “Mientras que el relativismo moral, es decir, dejarse ir, dejarse “llevar a la deriva por cualquier viento de doctrina”, parece ser la única actitud adecuada en los tiempos actuales. Se va constituyendo una dictadura del relativismo que no reconoce nada como definitivo y que deja como última medida sólo el propio yo y sus antojos”.

De la obra que prologa destaca, asimismo, “la enfática defensa de la vida humana, puesta en entredicho como consecuencia gravísima de la deriva ideológica que al prelado norteamericano le ha correspondido presenciar”, así como “su exaltación de una de las encíclicas más importantes del siglo XX: Evangelium Vitae”. “En ningún otro terreno -continúa el prologuista- el relativismo moral imperante ha conseguido tan destructivas victorias”.

La guerra a la que se enfrenta la Iglesia, ahora como en el principio, es espiritual, y así debe entenderse. “Y en esa dirección tiene su mérito principal esta obra que, aparte de acercarnos al pensamiento del cardenal, nos orienta, con su guía, en ese sentido. Un año antes del Sínodo de la Familia, en Solesmes, en la Abadía de Santa Cecilia, decía monseñor Burke: «Dirijamos nuestra atención a la cerradura de esta puerta [se refería a Cristo], es decir, al Sagrado Corazón. Para poder abrirla debemos luchar para conocer los secretos de su divino Corazón que tanto ha amado a los hombres»”.

PUBLICIDAD

Bárcena concluye el prólogo de esta obra repitiendo que Cristo ha vencido al mundo y que contamos con su promesa de que las puertas del infierno no prevalecerán, y afirma: “Cuando tuve ocasión de conocerle en Madrid el pasado mes de septiembre, el cardenal Burke, en pleno ojo del huracán por el asunto de los dubia, descansaba en esa misma y absoluta confianza”.

3 comentarios en “Bárcena sobre el libro de Burke: ‘Razones para la esperanza no son lo que nos falta’
  1. Pues ese valor falta en todo el episcopado español, incapaz de denunciar las ambigüedades calculadísimas de la Amoris para propiciar las confesiones nulas y las comuniones sacrílegas. Se hacen corresponsables con su silencio culpàble de todos y cada uno de esos pecados.

  2. Es muy sencillo. 10 mandamientos, o si prefieres , dos. Siempre Dios sobre todas las cosas, y todos los demás de igual a igual, cada cual dueño de su salario. Podríamos cambiar el mundo con un poco de Fe.

  3. Este libro esta unido a los Dubia, a la corretio filialis, a la profesion pública de las verdades inmutable sobre el matrimonio. El Espíritu no daje de actuar, solo vemos lo de arriba pero por debajo las corrientes de gracias estan haciendo su trabajo. Debemos orar, trabajar, promulgar y defender el Evangelio como si todo dependiera de nosotros pero sabiendo que todo esta manos del Señor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles