PUBLICIDAD

El grave riesgo de la ‘teología queer’

|

La idea del Cardenal Marx de que puede ser aceptable que un sacerdote ‘bendiga’ uniones homosexuales en algunas ocasiones ‘rima’ con toda una corriente teológica cada vez más en boga, como puede verse en la popularidad de ese ‘apóstol de los LGTBI’ que es el jesuita Padre James Martin.

Vivimos hoy en la Iglesia el relativismo de las “ocasiones extraordinarias”. Los divorciados vueltos a casar pueden comulgar “en algunas ocasiones”; se puede consagrar obispos cismáticos “en algunas ocasiones”; hay que tener ‘tolerancia cero’ con los clérigos acusados de pedofilia, salvo “en algunas ocasiones”.

No es distinto de lo que sucede en el Mundo (en su acepción teológica), donde la excepción parece regir la norma e imponerse sobre ella. Solo que en la Iglesia ese proceso se llama ahora ‘discernimiento’. El último en ‘discernir’ ha sido el Arzobispo de Munich, Cardenal Reinhard Marx, con respecto a la asombrosa idea de que puede ser aceptable que un sacerdote ‘bendiga’ uniones homosexuales. En algunas ocasiones, por supuesto.

En la cuerda floja del “algunas ocasiones” es fácil caer del lado de la herejía, y creemos que este es un caso evidente. No, no puede haber ocasión alguna en la que un sacerdote pueda usar rito alguno para ‘bendecir’ algo que la doctrina considera intríndicamente desordenado.

Lo explica mejor el profesor de la Universidad de Princeton Robert P. George, que además de su sólido prestigio cuenta con la ventaja de haberse mostrado siempre alejado de cualquier alarmismo y exquisitamente comprensivo con las sucesivas ‘boutades’ del Santo Padre, así que le cedo la palabra.

“Decir que es es escandaloso es quedarse muy corto. Aun cuando dejáramos a un lado la cosa específica que el Cardenal Marx propone y aprueba, sus ‘razones’ para proponerlo y aprobarlo solo pueden ser ciertas si lo que la Iglesia Católica, y la más amplia tradición cristiana, y hasta el testimonio bíblico desde el Génesis a la Revelación, enseña sobre la persona humana y la naturaleza del deber moral es falso. Si un sacerdote que actúe bajo esta autoridad episcopal de cardenal lleva a cabo lo que parece estar invitando a su clero a hacer, y el cardenal permite que se haga, será deber del Papa retirar al cardenal de su cargo. Si el Papa elude ese deber -confío y rezo para que no lo eluda- habrá, sin duda, reacciones de los obispos ortodoxos de todo el mundo (encabezados, predigo, por África), y la Iglesia entrará en una grave crisis con riesgo real de cisma. Un asunto serio, mortalmente serio. Asistimos a la posibilidad de una tragedia que nunca imaginé para mi época. Espero -y rezo- que pueda evitarse”.

Lo que hace de estas palabras, a la vez, una sorpresa desagradable y un comentario casi familiar es que la iniciativa de Marx no parece surgir del vacío o ir a contrapelo, sino que ‘rima’, por así decir, con toda una corriente teológica cada vez más en boga, como puede verse en la popularidad de ese ‘apóstol de los LGTBI’ que es el jesuita Padre James Martin.

Cuenta la agencia ‘Corrispondenza Romana’ que no otra que nuestra monja Forcades recorre el mundo vendiendo la adaptación de la línea homosexualista a la doctrina católica. En un artículo titulado ‘¿Abre el Papa Francisco las puertas a la “teología queer”?’, se cuenta, respondiendo a la pregunta del titular: “La cuestión se plantea sola después de saberse que el sacerdote y poeta portugués José Tolentino de Mendonça, conocido ‘fan’ de Sor Maria Teresa Forcades i Vila – una teóloga conocida por sus posiciones “queer” que recientemente ha estado en Italia para presentar su libro ‘Siamo tutti diversi! Per una teologia Queer’ – ha sido convocado para dirigir los próximos y hasta ahora tradicionales ejercicios espirituales a los que asistirá en Ariccia el Papa Bergoglio con miembros de la Curia”.

Pensar que el Papa puede estar detrás de cada iniciativa de un numerosísimo clero, o incluso que tenga que conocer y ocuparse de todas sus declaraciones es una postura decididamente pueril, ciertamente. Pero no es menos cierto que un Papa tan atento a los detalles para recriminar, ningunear o fulminar a los culpables de contravenir sus causas favoritas -incluso cuando no se salgan un milímetro de la doctrina católica- parece extrañamente despreocupado de una deriva que, como advierte George, amenaza con presentar una dogmática moral en abierta contradicción con todo lo enseñado hasta la fecha.

26 comentarios en “El grave riesgo de la ‘teología queer’
  1. Con los clérigos pedófilos no hay tolerancia cero. Nunca la ha habido y nunca la habrá.

    Tolerancia cero significa que al pedófilo le den una patada en el culo, lo excomulguen o al menos lo echen del sacerdocio. Antes o después de la patada en el culo, se denuncian los hechos ante un juez en apoyo de la víctima (sean estos hechos ciertos o falsos, que el obispo no sabe ni sabrá nunca si son ciertos o falsos, y es a un juez a quien le corresponde determinar si son ciertos o falsos los hechos, no al obispo).

    Eso no ha ocurrido, no ocurre ahora, y no ocurrirá en el futuro. Por eso el cardenal Law, defensor de más de 250 pedófilos en Boston se murió a gustito en el Vaticano, con todos los honores. Por eso el arzobispo Wesolowsky, pederasta confeso, murió a gustito en el Vaticano, viendo la tele, en lugar de en una cárcel o debajo de un puente.

    Eso sí, al homosexual, leña. Palizas. Desprecio. Insultos.

  2. Desiderio, una cosa es lo que nosotros queremos y otra muy distinta con lo que Dios quiere. Yo sigo repitiendo que Dios hizo dos sexos, si hubiera querido que existieran las relaciones ademas de las relaciones hetereosexuales las homosexulaes, el tema de la procreación lo hubiera resuelto de otra forma. Es pronto para ver los resultados, pero a no tardar veremos si es que Dios ha cambiado de idea o no. Porque todo lo que no es natural, es decir hecho por Dios, fracasa estrepitosamente. Y si no fíjate en pequeñas cosas, la guerra no es natural y querida por Dios, sólo tenemos que ver los resultados, el adulterio no es querido por Dios, vemos los resultados, familias y niños desestructurados y aumento de crímenes. La promiscuidad no es natural y vemos los resultados, miles de abortos, mujeres destrozadas. La puntilla son las relaciones homosexuales, te digo que es la gota que colma el vaso hacia lo no natural, dentro de no muchos años tú mismo verás el resultado de esta sociedad.

  3. La misericorditis está infectada por todas las teologías nocivas. Pues mejor, cuanto más infectada esté, antes morirá. La Iglesia Católica, por el contrario, resiste actualmente en las catacumbas con muy buena salud. La persecución que padece por el islamismo, el pensamiento único y la misericorditis la está haciendo más fuerte. Va a salir fortalecida de la crisis, como siempre, pues tiene muy claro cuál es su modelo : el jesucristo auténtico, no el amputado, el evangelio entero, no el de los recortes, las rebajas y las censuras a gusto del consumidor aburguesado y erotizado.

  4. Poco a poco se normalizará la admisión de homosexuales a los sacramentos de la misma manera que se relativizará la moral sexual católica.
    No tiene sentido seguir con una moral que está basada en una concepción del mundo arcaica y sin sentido.
    Más platónica que cristiana, más maniquea que católica.
    A ustedes les quedará sentirse la reserva espiritual de occidente; pero ya vieron como les fue a quienes se sentían así…

  5. Para que los nuevos lectores la “iglesita” de la que hablan los echeniques de este mundo es un proyecto propio de algunos que nada tiene que ver con la Santa Católica, Apostólica y Romana. Esta Iglesia abraza la opción por lo pobres no como ideología sino por amor, respeta la tradición en sus dogmas pero no se atrinchera en formas perimidas, acoge a los lefebristas porque es misericordia aunque ellos están en su “verdad”,Curiosamente ve en la misericordia de Dios un signo de su rostro redentor, es ecuménica, jerárquica y carismática y tiene un Romano Pontífice al que respeta y no insulta de modo serial.

  6. Para los homosexualistas, os diré que era yo adolescente, cuando todo el mundo estaba de acuerdo con el divorcio, parace ser que hasta ese momento la gente se había casado forzado con una pistola en el pecho, y todos eran infelices y estaban amargados. Uno no era nada en el mundo si no estaba divorciado, se ponía la etiqueta a cualquier profesión de “divorciado” como signo de madurez y progreso, los que continuaban casados eran carcas y anticuados, pero un divorciado o divorciada tenía cierto caché, esto lo he vivido yo hasta no hace muchos años. Llegó el bendito divorcio en el cual las relaciones iban a ser más fluidas y adultas y esas segundas parejas iban a ser felices porque las primeras fueron inmaduras y forzadas, según algunos. De esas segundas parejas, pocos han perdurado y esa gente ahora tiene muchos años, están más solos que la una y sus hijos desperdigados. ¿Os recuerda algo que lo gay y lesbi este de moda?. El tiempo es el tiempo.

  7. A la filosofía queer es imposible adaptarla al pensamiento cristiano, incluso haciendo el mayor ejercicio intelectual y de apertura doctrinal del mundo. Y no es posible, porque propone una ruptura no solo con la visión natural binaria hombre/mujer, masculino/ femenino, homosexual/heterosexual. La filosofía queer no solo pretende deconstruir las diferencias de sexo y de género, sino transcenderlo y generar un estado en donde la sexualidad pierda su sentido, no solo hétero-, sino también homosexual.
    Creo que con un ejemplo de Butler y Wittig, sus mayores representantes, puede entenderse mejor. Ellas dicen que es natural que una mujer se sienta hombre y que al mismo tiempo su deseo sexual se materialice con niños. ¿Dónde situamos ésto dentro del evangelio?.
    Hemos perdio el rumbo, porque hemos podido la cabeza (razón): No se puede ser monja, neomarxista, neoestructuralista y seguir a Lacan y M. Foucault, como hace la señorita Forcadel

  8. “será deber del Papa retirar al cardenal de su cargo”. ESTO NO SE VA A DAR. ¿Si el Papa no esuviera cmplaciente con la así llamada “teología queer”, entonces cómo es que invita a uno de sus promotores a dar un retiro a los de la Curia? La palabra “queer” en inglés significa “raro” inusual, pero también signfiica “maricón”.

  9. Rigoberto Menchú haces honor a la falsaria original tanto con tu nombre como con las tonterías que dices. Anda vete a hacer el indio con ella al lago Titi (de monos) Caca (de cagada). Y llévaros a Ricardito Cantiduvi con vosotros y así haceis un trío indígena y preferencial por los pobres.

  10. Dios creó los dos sexos para conseguir una mayor diversificación y puso en ello la procreación, aunque antes de aparecer la diferenciación sexual, había otros modos de multiplicarse. La homosexsualidad es una anomalía de la naturaleza. El homosexual no lo es por su voluntad. Siente atracción hacia su mismo sexo, y no lo puede evitar. Igual que no condenamos a las personas con síndrome de Dawn, que es otra anomalía, no podemos condenar a los homosexuales. Jesús se las ingenió para salvar a la mujer adúltera, en contra de la ley “inmutable” judía , que además estaba apoyada por la tradición. Para Él no fue suficiente eso, primó la misericordia, aunque no les guste a los Echeniques. Claro que la dijo “vete y no peques más”. La Iglesia debe cambiar su doctrina en relación con la homosexualidad porque es un error que ha hecho y hace un gran daño a millones de personas. Por más que se repita un concepto no es más verdad. ¡Hay doctrinas que no son inmutables! y deben cambiarse.

  11. Menchu Rigoberto, puede que incluso la mayoría de la Iglesia, como institución, acepte no solo la homosexualidad, sino también los matrimonios entre homosexuales, que sean obispos, incluso papas.. todo lo que su imaginación de de sí, pero ese día esa iglesia dejará de ser la Iglesia Católica fiel a las enseñanzas de Jesús…. Aunque también podría argumentarse que “como no había grabadoras “, tampoco sabemos qué dijo.
    Lo que sí deseo comunicarle es que la ideología queer tiene como intereses prioritarios, destruir el sexo biológico (sería una construcción social más) y todo tipo de religión (especialmente, la católica).
    Pregúntese, ¿Cómo hubiera perdido más la humanidad, si las ciencias biomédicas no hubieran existido nunca, tal como las concoemos, o la ideología queer de las lesbianas Butler y Wittig? Porque eso es una de las cosas que pretende la idelogía queer,

  12. Rigoberto: En “Quinta” encuentras un fervoroso acólito de la “iglesita” de los echeniques de este mundo. Atraen con el fuego de su caridad y su pasión por divulgar las palabrejas.

  13. Yo aquí termino. Me había tomado en serio la discusión y no como un pin pan pun. Yo intentaba recibir respuestas sobre la Teología Queer y su significado y cabida, o no, en la iglesia Católica. Me hubiera gustado porque reconozco mi ignoranacia teológica, aunque si he leido algo sobre la ideología queer.
    Es decir me falta la “pata” teológica y esparaba que los que la defienden, no la homosexualidad, sino la ideología quee, me dieran argumentos. Lo hubiera agradecido. Ahora toca comer….

  14. Joaquín, que debate puede esperar de los defensores de la teología”maricona”; yo creía que eran ignorantes pero resulto que son idiotas.

  15. ¿Que la homosexualidad no es natural?

    A ver, hombre. ¿Cuántas veces necesito repetir este enlace:

    https://www.youtube.com/watch?v=oYdcvRe7ox8

    Mi favorito es el ganso Greylag (min: 25:40), que forman parejas homosexuales de por vida, pero se unen a una hembra formando un trío para tener crías.

    ¡¡¡¿Quién ha dicho que la homosexualidad no es natural, o que es un invento de lobby gay, la idelogía roja, etc, etc…? Si Dios no está de acuerdo con la homosexualidad, entonces, ¿Por qué creo a estos animales homosexuales?

  16. Desidereo, vaya razonamiento más profundo el tuyo. Entonces, también será muy natural la poligamia, el incesto, el canibalismo, etc. porque algunos animales también lo hacen.
    La Biblia deja muy claro que la sodomia es un pecado que clama el cielo y si no quieres enterarte es tu problema pero no vengas con milongas.

  17. Por lo que veo, todo el mundo parece querer llevar el el discurso a la homosexualidad, cuando la noticia habla de la “teología queer”. La ideología queer va contra la heterosexualidad, contra la homosexualidad, contra la distinción biológica binaria macho/hembra, contra las misma construcción social de género. Es por ello que algunos la consideran una ideología monista, en la medida que, para ella, hasta la distinción biológica macho/hembra no es más que una construcción social contra la que hay que luchar. Luchan contra la considerarción de los los órganos genitales como fuente de estimulación sexual, proponiendo otras partes erógenas del cuerpo y aislar a los órganos genitales, ya que sería el único camino de sobreponerse al heteropatriarcado. Consideran que las ciencias biológicas está construidas , desde el origen, bajo el control manipulador del heteropatriarcado etc, etc.

  18. Y por último, considerar la sexualidad como la pulsión coital que presentan todos los anímales, en los seres humanos me parece muy reduccionista. Está muy bien para los gansos, pero el el ser humano es un factor importantísimo en la conformación del desarrollo emocional, psicosexual y relacional de la persona.
    Mi perro también, una veces es homosexual, otras heterosexual, y otras hace amagos con mi pierna….

  19. Desidereo es el Pato Donald Claudio, no llega ni al tío Gilito. Y Ricardito chico no das el nivel para una discusión adulta (por éso no contestas a las cuestiones de los Dubia), así que únicamente me puedo reir de tí y de tus parejos. Eso sí os agradezco que nos hagais pasar buenos ratos con vuestras gansadas.

  20. Desiderio: cuida tu retaguardia y lee la Biblia. Por el bien de tu cuerpo y de tu alma. Y a dona Forcades la felicito por el buen negocio que hace. Pero al cielo no se lo compra, se lo gana y como queer la veo complicada. No quiero imaginar lo que es su convento. Pero le interesaria a algun cineasta porno.

  21. Tolentino en retiro cuaresmal presidido por Francisco va a informar a la Curia romana en pleno de su especialización teosófica.Les va a hablar bajo el epígrafe ELOGIO DE LA SED que tanto recuerda el título Elogio de la Locura erasmiana, autor heterodoxo homenajeado en la Ponti postvaticana de Salamanca, que lo escribió cuando los alumbrados españoles del S. XVI iniciaron sus andaduras por las extremaduras, iniciadas en Castilla, con el mismo tema tolentinesco de la “espiritualidad de los sentidos”O sea: tocar carne.
    Sería interesante saber quién recomendó a Tolentino como predicador desacralizado y vicerrector de la universidad “católica” portuguesa. Se supone que no será el nepalí guru-médico de cabecera que se trajo Francisco de Argentina; a no ser que lo haya despedido, pero no parece.
    Falta saber si su fraternal rabino Skorka está de acuerdo con semejante enfilosofación puesto que en una de sus visitas al Vaticano declaró que Francisco y él iban a hacer ¡la revolución!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles