PUBLICIDAD

InfoVaticana: Queremos servir a la Verdad en la Caridad

|

Con cierta frecuencia recibimos ataques de personas, sin duda bienintencionadas, que nos acusan de “hacer daño a la Iglesia”. Amar a la Iglesia no puede ser mentir, en ningún caso; pero tampoco ocultar o minimizar. InfoVaticana aspira a estar, en la caridad, al servicio de la verdad.

Cuando los enemigos de la Iglesia, e incluso los católicos ‘progresistas’ deseosos de sacar brillo a sus credenciales, tiran de anecdotario histórico para repasar horrores de nuestra historia -lo que no son meros mitos y leyendas maliciosas, me refiero-; cuando cuentan de clérigos pervertidos y Papas mundanos, de descarnadas luchas de poder y desmedido amor por el dinero y el lujo en el clero, de impensables crueldades en quienes predican el amor e inexcusables arrebatos violentos en los que deben perdonar, suelen pasar por alto un interesante detalle, a saber: prácticamente todos los peores abusos que citamos de la Iglesia en los siglos de la Fe han llegado de boca -de escritos- de santos, clérigos y, en general, fieles preocupados por la santidad de la Madre Iglesia.

Conozco católicos, todos mejores que yo, que reprochan esto mismo a InfoVaticana. Les duele leer aquí lo que, en la generalidad de las publicaciones sobre asuntos eclesiales, se ignora o glosa con abundantes capas de azúcar. Como si los católicos fuéramos menores de edad a los que hay que proteger de las verdades desagradables.

No critico esta opción, sobre todo porque me parece más que comprensible: los católicos de nuestro tiempo estamos demasiado acostumbrados a una información abiertamente hostil por parte de los grandes medios, que no solo se complacen publicando escándalos y noticias que dejen en mal lugar a la Iglesia sino que no tienen reparos en exagerar, insinuar, extrapolar y manipular para que todo quede pintado con los más oscuros colores. ¿Por qué, siendo así, querría un católico leer malas noticias también en una publicación confesional? ¿No es eso como aliarse con el enemigo?

Y no, es todo lo contrario. Es exactamente lo mismo que contamos al principio. Amar a la Iglesia no puede ser mentir, en ningún caso; pero tampoco ocultar o minimizar. Hace años vivimos un escándalo cuyas reverberaciones llegan a nuestros días, el de los sacerdotes y prelados pedófilos a los que sus superiores habían estado protegiendo durante, en ocasiones, décadas; y poco después nos golpeó el caso de Marcel Maciel, que hizo temblar los cimientos de una organización que tan excelente labor ha hecho, por otra parte, con millones de fieles.

Y lo que tienen en común estos casos y otros semejantes es una doble circunstancia: primero, que la situación inicua se dejó pudrir, sabiéndolo muchos, precisamente por ese prurito de ‘lavar en casa la ropa sucia’ que, al final, se queda sin lavar y sigue ensuciándose; y, segundo, que quien al final da la noticia es un estamento periodístico que no tiene precisamente los intereses de la Iglesia en mente y qué dará la versión más perjudicial y escandalosa.

InfoVaticana, créannos, estaría feliz si solo hubiese buenas noticias de qué informar. Sabemos que eso tiene poco tirón, pero no nos importaría arruinarnos si la razón fuera que no hay escándalos ni tormentas haciendo zozobrar la barca de Pedro.

Pero a un enfermo no se le hace ningún bien diciéndole que está “hecho un chaval”, al contrario: así se consigue que la herida se gangrene, que el tumor desarrolle metástasis y que lo que podía ser un simple catárro degenere en un mal gravísimo.

Si le parece que alguna vez exageramos, créannos, en ningún caso lo pretendemos, no es para llamar la atención, mucho menos para vender. Podemos equivocarnos, como cualquiera, pero toda la información que damos aquí pretende ser no solo tan fiel a la realidad como nos sea posible, sino sobre todo útil para atajar cualquier mal que amenace a la fe.

Y, ya que estamos, sería absurdo terminar esta apología de nuestro estilo informativo sin mencionar que, sí, estamos convencidos de que la Iglesia vive una crisis importante de su historia, una crisis que parece estar acelerándose por días y que está polarizando a muchos católicos, al menos en los estamentos teológico y clerical.

En las crecientes alabanzas a un heresiarca como Lutero por parte de príncipes de la Iglesia, en las cartas enviadas al Papa e ignoradas sobre ambigüedades sobre la exhortación Amoris Laetitia, en incontables abusos litúrgicos y doctrinales, en misteriosas defenestraciones e incomprensibles desprecios vemos el intento o el riesgo de convertir la Iglesia en algo distinto a lo que es, a lo que siempre ha sido.

25 comentarios en “InfoVaticana: Queremos servir a la Verdad en la Caridad
  1. Estimado Ricardo. ¿Por qué pensar que la sede está vacante es una infamia? Ha habido más de 30 anti-papas reconocidos por la Iglesia. Sabemos que un hereje no puede ser papa. El actual inquilino de la silla de Pedro sostiene doctrinas, por así decirlo,” pintorescas”:
    – Lutero no se equivocaba en la doctrina de la justificación
    – (A la pregunta de una católica que hacía apostolado con sus amigos protestantes) “No es lícito convencer a otros de tu propia Fe” y numerosas ocasiones en las que habla del “grave pecado” que es el proselitismo.
    – (Hablando de una lesbiana transexual) “Él, que era ella, pero ahora es él, vino acompañado de su esposa” (su compañera lesbiana) …
    – La interpretación herética (aunque creo correcta) de Amoris Laetitia de los obispos argentinos es “la única interpretación”.
    Y muchas otras. Por lo que es legítimo preguntarse si este hombre tiene o no la Fe Católica. Algunos ya hemos llegado a la conclusión de que no, pero dudo que esto constituya una infamia.

  2. La información de Infovaticana es alabable: no se pueden poner cataplasmas a las realidades. Y si que se puede quedar corto en alguna ocasión en lo que denuncia o combate. Muchos católicos, como pasa también en la política, no quieren saber las realidades, prefieren la falsa paz de que todo va bien. Pero, esa falsa paz, lleva a la aniquilación, y es necesaria la información para que pueda haber verdadera formación. Gente formada, sin información verídica, es manipulable. Acallar y contemporizar: es lo que quiere el mal en todas sus formas para poder avanzar. La frase de E. Burke, “para que el mal triunfe sólo hace falta que los buenos no hagan nada” es una realidad en todos los ámbitos, también en el eclesial. Y hoy vivimos tiempos agitados en que es necesario recordar el “no he venido a traer paz, sino guerra”, que nos avisó el Señor. Y fue el primero en subir a Jerusalen, frente a sus enemigos y adversarios.

  3. Apoyo a Infovaticana si combate el modernismo reinante en la Iglesia. Porque si alguno dijere que puede suceder que, según el progreso de la ciencia, haya que atribuir alguna vez a los dogmas propuestos por la Iglesia un sentido distinto del que entendió y entiende la misma Iglesia, sea anatema. (Concilio Vaticano, Denzinger 1818)

  4. “ricardo”, creo que estás equivocado de portal y página. Tu presumes de modernista, herejía condenada por la Iglesia. En la Iglesia hay opiniones, pero no sobre ciertas verdades que son irrenunciables, como los dogmas por ejemplo y toda la doctrina expresada en le Magisterio auténtico. Hay dos fuentes en que se expresa la revelación: La Escritura y la Tradición; y son irrenunciables ambas. En la Iglesia sabemos que existe la ley natural y la ley divina positiva y, ambas, son irrenunciables porque en ellas está la Verdad. La autoridad del Papa no es omnímoda -parece vd. un quintacolumnista o un mal informado irredento (no quiere saber la verdad)- es un vicario, no un jefe o reyezuelo y a quien seguimos es al Papa cuando este sigue a Cristo y la Tradición y Magisterio. Tenemos un papa hereje, se quiere o no decir, que confunde (“ningún hereje es tonto” San Agustín) con otras “buenas” enseñanzas.
    Si obra vd. de buena fe, ¡despierte e infórmese! la ignorancia puede ser culpable.

  5. ricardo, como respondes mucho ( y no sé si reflexiona en igual medida) y no he acabado, seguimos. Un papa puede ser hereje y, te guste o no, hereje es el que dice y mantiene mentiras conta la doctrina de la Iglesia. A nadie le agrada decir esto del papa pero, como en el “rey desnudo”, alguien tiene que decirlo. Dice mucho del “acusado” el que este calificativo le haga o no reflexionar y rectificar. Los dogmas de la Iglesia -ya está definido- no se pueden interpretar como se quiera , ni cambiar su sentido , es lo que se hace hoy por algunos. El apostolado, es proselitismo y las connotaciones negativas que vd. le da son sólo suyas. Una cosa es recibir a pecadores ARREPENTIDOS, que lo hacía el Señor y otra es no hay moral objetiva.
    En la Iglesia caben todos -incluso vd. que echa a todos los que no son como vd.- pero no todos son Iglesia (consulte las epistolas paulinas y joanicas). Y, volviendo a San Agustín, en “lo necesario unidad, en lo opinable libertad y, en todo, caridad”.

  6. Ricardo,

    – si lee la declaración conjunta sobre la justificación, dice explícitamente que “Cabe señalar que no engloba todo lo que una y otra iglesia enseñan acerca de la justificación”. Si no entiende la diferencia con “Lutero no se equivocaba” poco puedo hacer… En cualquier caso le doy la razón en que los problemas no han comenzado con Francisco, sino que empezaron mucho antes.
    – La palabra proselitismo tiene connotaciones negativas o positivas según a qué tipo de proselitismo se refiera. Yo me refiero al de Jesucristo; Franciso no hace distinciones, lo condena todo.
    – Hay una “pequeña” diferencia entre recibir a pecadores y decirles “vete y no peques más” o “dices bien que no es tu marido”, a decirle a una señora que se creee que es un señor y que hace guarrerías con otra señora que sí, que es un señor y que la otra señora es su esposa. Si no ve la diferencia, mal vamos…
    – Sobre Amoris Laetitia hay mucho escrito y mucho que hablar, pero tengo que trabajar:-)
    Un saludo

  7. Ricardo , saludos .

    La única forma para los ” sedevacantistas ” de encasilarse es esa . Sino fuera así , por sus permanentes criticas a la autoridad del Papa , de los Obispos y Sacerdotes , se catalogarían automaticamente de Modernistas .
    Los verdaderos modernistas , son los que ponen permanentemente en dudas las enseñanzas actuales de la Santa Iglesia .

  8. Todos los fieles tienen el derecho (Y a veces también la obligación de manifestar su pareces sobre las cosas que afectan al bien de la Iglesia….(Lumen Gentium, n.37).
    Este derecho corresponde a todos los bautizados en su misión de colaborar en la misión de difundir el mensaje de Jesucristo a todas las gentes … en todo el mundo.

  9. Tiene derecho Infovaticana a denunciar los males de la Iglesia, santa por su Cabeza, pecadora por sus miembros. Y yo, que no soy nadie, me atrevo a animarla a seguir haciéndolo.
    Pero el tono a veces amarillista y duro, tal vez no le haga ningún favor a la Iglesia, sino todo lo contrario. Porque una web como esta no la leen solo los católicos y porque no se consigue nada más que mayor división. Es una pena que el ánimo para visitar esta web sea “a ver con quién se meten hoy” o “a ver qué cotilleos han descubierto”.
    Ojalá primero se hicieran todas estas cosas primero en privado (a lo mejor se hace, no lo sé), pero soy de los que cree que “los trapos sucios se lavan en casa, no se exhiben”, pues el resultado puede ser peor.

  10. Derecho a una opinión pública en la Iglesia Católica.
    Todos los fieles cristianos tienen el derecho- ( y también la obligación)- de manifestar su pareces sobre las cosas que afectan al bien de la Iglesia….(Lumen Gentium).
    Este derecho corresponde a todos los bautizados en su misión de colaborar en la misión de difundir el mensaje de Jesucristo a todas las gentes … en todo el mundo.
    Pero el Concilio Vaticano II exige unas cualidades y requisitos: Que los fieles estén dotados de “ciencia, competencia y prestigio”…….

  11. Hay que corregir a las personas dentro de la Iglesia como se corrige a un hermano al que se le quiere profundamente, pues es lo que cada uno somos con respecto a los demás.
    Primero: pensando siempre bien y sin juzgar. Sus motivos tendrá para actuar de esa manera, que a tí, no te encaja.
    Segundo: no sintiéndote poseedor de la verdad plena. Pues el Espíritu Santo puede optar por romperte la cintura, cómo lo hizo el Señor con tantos entendidos que convivieron con él.
    Tercero: Si efectivamente es un error, objetivo y real, habrá que corregir a esa persona con delicadeza y siempre a solas.
    Cuarto: Si no es posible corregirle a solas, habrá de hacerse con la vía más directa posible, pero siempre salvaguardando la honra del interesado.

    Quinto: sin dejar de rezar por quien creemos que comete el error.

    Conclusión: La verdad siempre. Pero con la caridad propia de aquellos primeros de los que se decía “mirad como se aman”.

  12. Soy periodista mexicano y leo en forma cotidiana Infovaticana.
    La labor que realiza me parece de elevado nivel profesional. Los felicito.
    Y en especial a usted, a quien también leo en la Gaceta y, especialmente, sus análisis sobre el era Trump.
    Creo que quienes lo critican soslayan el asunto de fondo: la salvación de las almas.
    Quienes están realizando la Revolución dentro de la Iglesia, están poniendo en grave peligro la salvación de las almas, puesto que las están convenciendo de que finalmente, vive en pecado, no es malo, siempre y cuando en conciencia estén convencidos de que obran correctamente.
    La labor que ustedes realizan es loable. Digna de encomio. No cesen. Muchos a diario, los seguimos. Dios los bendiga.

  13. Estaba siguiendo con sumo interés el intercambio entre “Pedro” y “Ricardo Blaine”. No se si el espectacular par de zascas que le ha propinado el primero al segundo en su última intervención, han dejado a este noqueado y sin capacidad de respuestas, pero yo sigo ansioso por leerla. ¡Animo Ricky!

  14. Carlos Roces

    Te felicito y tiene que estar agradecido a DIOS , también otros comentaristas , y de poder de vivir ahora después del CV II

    Pues si hubiera dicho lo que dices en este blog en otros tiempos , es probable que hubiera sido victima de la Santa Inquisición .

    Pregunta a Girolamo Savonarola .

  15. Agradezco muchísimo la claridad, la pertinencia de su postura en un conciso mensaje; doblemente bueno. Me gusta leer InfoVaticana, me da paz y tranquilidad en medio de las tormentas: saber que todavía puedo tener esperanzas siendo católico. Esperanzas de no estar solo e incomprendido por mi universidad católica y por muchas declaraciones del clero de mi arzobispado.

  16. “Clericalismo ha habido siempre, y el de hoy no es invisible. Por ejemplo, cuando un Jerarca de la Iglesia se cree más infalible de lo que es, y aun más que el Padre Eterno, eso es alto-clericalismo; cuando un súbdito afecta creerlo, bajo-clericalismo. Hoy día es más castigado el que se atreve a decir que un Jerarca se equivocó, aunque eso sea patente, que el que dijera que la Santísima Trinidad tiene cuatro personas: Padre, Hijo, Espíritu Santo y el Obispo. A este último son capaces de condecorarlo los Canónigos Lateranenses, como a Constancio Vigil. Tal como anda hoy el mundo, por lo menos en este país, un mínimo de anticlericalismo es necesario para la salvación eterna”.

    P. Leonardo Castellani

  17. “El Papa no es el dueño de la verdad revelada, sino su servidor. La Palabra de Dios está por encima de él, lo dirige, lo domina, no es dominada por él para decir aquello que él quiere…Estamos, por lo tanto, bien lejos de la omnisciencia papal, también en materia de Fe. El Papa es tan poco omnisciente que, aun confiando en la asistencia divina, antes de definir, está obligado a estudiar, a consultar y a sentir el pensamiento de la Iglesia. Si el consensus ecclesiae no es causa de infalibilidad, es todavía el compañero de la definición y, en la práctica, nunca sucede que se defina un punto sobre el cual no haya consenso en la Iglesia (L.G 25)”

    Albino Luciani JPI

    Albino Luciani, da Note sulla Chiesa . Rivista diocesana di Venezia, dic.1974 riportato in Il magistero di Albino Luciani, scritti e discorsi, Edizioni Messaggero pagg. 211/212

  18. El problema es cuando Infovaticana NO informa la Verdad. Se les ve claramente su dura posición anti-Francisco. Lo que no estaría mal si fuesen objetivos. Pero casi nunca lo son. Cuando supuestamente el Papa se “equivoca” lo gritan a los 4 vientos, pero cuando el Papa acierta se quedan callados. Un claro ejemplo de esta reprochable conducta es el tópico de LUTERO, que se vio plasmado en Infovaticana durante estos últimos días. Critican al Santo Padre Francisco por sus posiciones “blandas” con respecto a Lutero pero nada dicen de lo que opinaba San Juan Pablo II sobre el mismo tema. Opinión del Papa polaco que era muy similar o incluso hasta más “amistosa” con respecto a los protestantes… Como dije muchas veces, menos doctrina y más Misericordia. Que sin Misericordia no hay doctrina que valga. La Misericordia es la QUINTAESENCIA del Catolicismo. Porque Dios es Misericordia, Jesús es Misericordia! Sin Misericordia no hay NADA.

  19. InfoVaticana, debe defender la verdad católica, hoy lamentablemente seguimos las declaraciones católico-protestantes, también debemos entender que muchas profecías de santos y místicos reconocidos por la Iglesia indican nuestros tiempos como los “últimos días”
    Recomiendo leer en el Catecismo Católico número 675, que habla de nuestros días.

  20. Exacto Ricardo! Para completar el párrafo que citás de este gran tango… “Uno busca lleno de esperanzas el camino que los sueños prometieron a sus ansias. Sabe que la lucha es cruel y es mucha, pero lucha y se desangra por la fe que lo empecina.” Saludos y te dejo un link por si querés escucharlo.- https://www.youtube.com/watch?v=Gf2BmOwMFlg

  21. No hace falta que os disculpeis por ser demasiado tolerantes, en realidad raro es el día que no censureis comentantarios donde solo hay razonamientos, seguid publicando solo comentarios donde os aplaudis los unos a los otros, luego cuando salís de vuestra burbuja archicatolica os sorprendeis de que el mundo no es como vuestro pequeño micromundo porque solo os quereis escuchar a vosotros, suerte, yo me vuelvo al mundo real, que os divirtais

  22. La MISERICORDIA ES AHORA el pretexto progresista principal, para relativizar la Moral Católica, para impulsar la Moral de situacion, con ello se acomoda todo proceder a la corriente mundana, negando las gracias que el señor y el espíritu santo, derraman sobre la Iglesia, la oración y los sacramentos, que dar fortaleza para seguir y perseverar en la FE y buscar la vida eterna.
    Todo ahora es humanitarismo, una falsa iglesia que gira en torno a él hombre, a los pobres a los descartados, que no voltea casi a Dios, y si pone a mismo nivel a Buda, Ala, Shiva, no se puede ser Misericordioso, como dice el artículo, engañando al enfermo, y más aún teniendo la cura, ( La verdad) negarsela a sanos y enfermos, levantar hospitales, antes que distribuir la cura????
    Eso no está bien y no solo no es Misericordioso, es perverso.
    Debemos ubicarnos, Dios en el centro, amoroso y lleno de Misericordia, nosotros viviendo su voluntad no la nuestra, no la del mundo
    Que Dios nos ayude en ilumine a su Iglesia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles