PUBLICIDAD

‘Pro Pope Francis’, una respuesta a la ‘Correctio Filialis’ con algunas firmas embarazosas

|

En Alemania, en respuesta a la Correctio Filialis, se ha iniciado una recogida de firmas en apoyo de Francisco en la que se pide al pontífice que no se desvíe del camino que ha tomado a pesar de los “vehementes ataques de un grupo en la Iglesia”. 

“Pro Pope Francis” es el nombre de la iniciativa nacida en Alemania que pretende responder a la Correctio Filialis, la carta de corrección filial entregada al Papa Francisco el pasado mes de agosto en la que se denuncia “la propagación de herejías ocasionada por la Exhortación apostólica Amoris laetitia.”

“Muy estimado Papa Francisco: Sus iniciativas pastorales y su justificación teológica están actualmente bajo los vehementes ataques de un grupo en la iglesia. Con esta carta abierta, queremos expresar nuestra gratitud por su valiente y teológicamente sólido liderazgo papal”. Así comienza la carta abierta en defensa de Francisco que, como recoge el vaticanista Marco Tosatti en Stilum Curiae, ha sido suscrita por algunas firmas “embarazosas”.

En la misiva, se pide al pontífice que “no se desvíe del camino que ha tomado”, destacando su “éxito en la remodelación de la cultura pastoral de la Iglesia”.  “Al encontrarse con otros, la compasión y no la ley tiene la última palabra”, afirman los signatarios de esta carta.

Signatarios entre los que se encuentra Martha Heizer, presidenta de la asociación “Wir sind kirche” (Nosotros somos iglesia), que fue excomulgada junto a su marido por el Pontífice en mayo de 2014, después de que hubiesen “celebrado la misa” en su casa en reiteradas ocasiones, en presencia de numerosos huéspedes, sin tener ningún tipo de ordenación.

Entre los que suscriben la carta también se encuentra el padre Martin Lintner que, según informa Tosatti, propone liberalizar la enseñanza de la Iglesia respecto a las relaciones homosexuales y, por lo tanto, reescribir el Catecismo de la Iglesia Católica a la luz de Amoris laetitia.

Lintner ha declarado que Amoris laetitia marca “un punto de no retorno” en la Iglesia: “Ya no podemos afirmar que hoy se excluye categóricamente de los sacramentos de la eucaristía y de la reconciliación a aquellas personas que, en la nueva unión, no se abstienen de las relaciones sexuales. Sobre esto no hay duda alguna, precisamente a partir del texto de Amoris laetitia“.

Asimismo, Tosatti señala que uno de los dos principales protagonistas del proyecto, el padre Paul Zulehner, es co-autor de un libro en el que se critica el celibato para los sacerdotes de rito latino, y se propone la idea de ordenar hombres casados para, así, tener sacerdotes a tiempo parcial en las parroquias.

Puede leer el artículo completo de Marco Tosatti aquí. 

 

PUBLICIDAD

18 comentarios en “‘Pro Pope Francis’, una respuesta a la ‘Correctio Filialis’ con algunas firmas embarazosas
  1. Ya veréis como en seguida salen algunos para aclarar que “determinadas firmas” no empañan para nada la valía del documento (probablemente los mismos que descalificaban la correctio por la presencia de la firma de un lefebrista. Ainsss…)
    Hay que reconocer que, desde un punto de vista intelectual (pues las consecuencias están siendo trágicas), todo esto está resultando divertido

  2. Sorprende que toda esta gente, con Bergoglio a la cabeza, que se empeñan en calificarnos a los católicos de “rígidos”, “fariseos”, apegados a las normas, simplemente por intentar tomarnos en serio la fe en Cristo y la Iglesia, son los mismos que se empeñan en que sus normas – las de ellos – y “reformas”, sí son “irreversibles” y no tienen punto de retorno.

  3. Marian: ¿Yo lefebvriana? Nada que ver. Jamás lo he sido. Soy católica, apostólica, romana y, con la ayuda de Dios, quiero morir así.
    Pero Dios me hizo un ser pensante y me dio la fe y un gran amor a la verdad.
    Bendiciones.

  4. Un católico jamás busca la verdad, o no es católico, va en contra de su fe. La verdad se encuentra estando dispuesto a cuestionarlo todo, el que ya dice poseer la verdad, ya no la busca, ¿como se puede buscar lo que ya se cree poseer?

  5. José: Nuestro Señor Jesucristo es la Verdad. Lo dijo Él mismo: “Le dice Jesús: «Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre sino por mí.” (Jn 14,6). Dios me dio la fe y un gran amor a la Verdad.

  6. Puede ser que Jesucristo sea la verdad, pero yo me guío por la razón y la conciencia, que de seguro proceden de Dios, prefiero cuestionar todo y llegar hasta donde Dios me permita que afirmar de seguro algo que no se. Si Dios te iluminó y encontraste la verdad en Jesús está bien, no hay nada que decir en contra, pero prefiero llegar con mi razón, desconfío de la fe que se transmite a teavés de otros hombres y no de Dios directamente, al final no se confía en Jesús sino en lo que otras personas dicen, otras personas que tampoco han visto a Jesús y no saben si lo que defienden son las ideas de Jesús o sus propias ideas, al final es un digo que me dijeron que decian que les dijeron, no es fiable en absoluto

  7. Yo no veo publicanos en los firmantes de esta declaración que alcahuetea al jefe máximo. Ya desde el nombre Pro Pope Francis se ve el ánimo chupamedias. No olvidemos que el jesuita de San Galo, como buen argentino –los argentinos en general tienen enormes virtudes y sólo gran defecto- le encanta personalizar las cuestiones laborales: no se trata de buen funcionamiento, de tener la razón o no tenerla, de buscar la verdad y el bien, no es esto. Es estar Pro Francis o Adversus Francis y allí se acaba todo. Se auto considera el centro del mundo.

    Se constatan las firmas de numerosos profesores de Teología y otros actores de la Iglesia de habla alemana. Es claro que firmaron bajo presión, para asegurar su estabilidad laboral, dado el ambiente de purgas misericordiosas que instaló el jesuita argentino en la Iglesia católica y que en la zona alemana tiene sus principales impulsores: Marx y Schönborn. Que salieron a juntar firmas para afirmar el engendro de San Galo.

  8. No nos olvidemos que el alemán , en general y salvo excepciones, es gente que se deja llevar fácilmente e impresionable, sobre todo por los mediocres. Es la tierra de Hitler.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles