La UNESCO, una agencia de la ONU abortista y promotora de la ideología de género

|

En los últimos días, la UNESCO ha sido noticia por la decisión de la Administración estadounidense de retirar a su país de esta agencia como consecuencia del carácter antiisraelí de ésta y de las reticencias existentes entre sus miembros a aplicar las necesarias reformas para mejorarla. Una retirada, la de EEUU, que no tardó en imitar el país hebreo, que ha sido durante años víctima de resoluciones desfavorables – y, en ocasiones, injustas – de esta agencia dependiente de la ONU.

Empero, la UNESCO no se ha caracterizado exclusivamente por su naturaleza antiisraelí, sino también por su claro sesgo abortista y proclive a la ideología de género. No en vano, tal y como recoge Life Site News, en el año 2016 el organismo emitió un informe en el que se afirmaba que los niños deben recibir ‘información certera sobre las orientaciones sexuales y las identidades y expresiones de género’.

En este documento, impregnado del lenguaje típico de la ideología de género, se establecía que la información debe ser transmitida ‘a través de campañas y colaboraciones con la sociedad civil y la comunidad escolar’.

Por su parte, en 2014, la agencia publicó un informe en el que motejaba el aborto de derecho y realidad que los infantes deben conocer. De esta manera, en el texto se establecía que una parte mollar de la educación de los más jóvenes debe ser el conocimiento de dónde y como obtener abortos y la tolerancia para con las prácticas homosexuales.

En el año 2010, asimismo, se pronunciaba proclive a instruir sobre cuestiones de sexualidad a niños de edades tempranas: ‘No es nunca demasiado pronto para empezar a hablar a los niños de temas sexuales’, rezaba el comunicado difunido, en el que también se aducía que los niños de cinco años deben recibir enseñanzas acerca de la masturbación.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
2 comentarios en “La UNESCO, una agencia de la ONU abortista y promotora de la ideología de género
  1. Es un hecho que si se quiere corromper a alguien, cuanto antes se empiece mejor. Porque no hay que olvidar que tanto los vicios como las virtudes son hábitos, es decir, costumbres. Y las costumbres condicionan la conducta humana. El vicio es el hábito de hacer algo reproblable moralmente, es decir la repetición de un acto malo y la virtud es el hábito de realizar repetidamente un acto bueno. ¡Que bien ha hecho Trump en irse de la Unesco! ¡Otro punto más a su favor!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles