PUBLICIDAD

Burke insta a la consagración de Rusia de la manera que «pidió Nuestra Señora»

|

«Es evidente que la consagración (de Rusia) no se hizo como pidió Nuestra Señora», ha dicho el Cardenal Raymond Burke en su discurso principal, que marcó el punto culminante y la conclusión de la Cumbre sobre el Centenario de Fátima, que se ha llevado a cabo este fin de semana.

«No dudo en absoluto de la intención del Papa San Juan Pablo II cuando llevó a cabo la consagración el 25 de marzo de 1984», ha dicho el Cardenal Burke, añadiendo que Sor Lucía declaró que «Nuestra Señora la aceptó».

A pesar de todo, el cardenal sigue «reconociendo la necesidad de una conversión total del materialismo ateo y del comunismo a Cristo, como también la urgencia de que Rusia siga la llamada de Nuestra Señora de Fátima y se consagre a Su Inmaculado Corazón siguiendo las explícitas instrucciones de la Virgen».

El ex prefecto del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica volvió a hacer un llamamiento: el primero lo había hecho en Roma en Mayo, con ocasión del Life Forum, donde pidió a los fieles que rezaran y trabajaran para la consagración de Rusia según las instrucciones específicas de Nuestra Señora. Citó también el final del famoso secreto a los niños, en el que Nuestra Señora predijo: «Por fin mi Inmaculado Corazón triunfará. El Santo Padre me consagrará a Rusia, que se convertirá, y será concedido al mundo algún tiempo de paz».

Con unos 700 participantes, la conferencia ha sido la más numerosa en Norteamérica sobre el Centenario de las apariciones de Fátima.

Saludado con una ovación antes y después de su discurso, el Cardenal ahondó en el mensaje de Nuestra Señora de Fátima, sus predicciones y las consecuencias de no escuchar las advertencias que la Virgen hizo al mundo.

El cardenal ha trazado una línea directa desde las predicciones calamitosas del famoso Tercer Secreto de Fátima respecto a la masacre de sacerdotes y religiosos y a la muerte del Papa, hasta la actual crisis dentro de la Iglesia.

«La enseñanza de la Fe en su integridad y con valentía es el centro del oficio de los pastores de la Iglesia: del Romano Pontífice, de los obispos en comunión con la Sede de Pedro y de sus principales colaboradores, los sacerdotes», ha dicho. «Por esta razón, el Tercer Secreto está dirigido, con particular fuerza, a aquellos que ejercen el oficio pastoral en la Iglesia. Su fracaso en enseñar la fe, en fidelidad a la enseñanza y práctica perenne de la Iglesia -ya sea porque le dan un enfoque superficial, confuso o incluso mundano, ya sea porque permanecen en silencio-, pone en peligro mortal, en su sentido espiritual más profundo, a las almas de las personas por las que fueron consagrados y a las que tienen que atender espiritualmente».

El Cardenal Burke, que ha sufrido públicamente por su defensa de la fe, ha instado a los fieles a «no dejar de abrazar todo el sufrimiento causado por nuestro testimonio fiel de Aquel que es el verdadero Tesoro de nuestros corazones».

«No demos paso al desaliento y recordemos que el Inmaculado Corazón de la Santísima Virgen María, asumido en la gloria, late con amor por nosotros, los hijos que Su Divino Hijo le dio mientras moría en la cruz», ha dicho.

El cardenal concluyó citando las palabras del Papa San Juan Pablo II que, en 1982, durante la consagración del mundo al Inmaculado Corazón de María observó: «El llamamiento de María no es sólo por una vez. Todas las generaciones deben seguir su llamamiento, de acuerdo con los siempre nuevos ’signos de los tiempos’. Hay que volver incesantemente a él, hay que considerarlo siempre nuevo».

Publicado en LifeSiteNews. Traducción de Helena Faccia para InfoVaticana

7 comentarios en “Burke insta a la consagración de Rusia de la manera que «pidió Nuestra Señora»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles