Moncloa y Generalitat ‘reclutan’ a sus obispos en el conflicto catalán

|

No nos han hecho ningún caso, como esperábamos, y en el conflicto catalán cada ‘bando’ usa a ‘sus’ obispos casi como si constituyeran un Departamento de Relaciones Públicas dirigido a influir en la menguante parroquia de uno y otro lado.

Rajoy se ha reunido este martes con los arzobispos de Barcelona y Madrid, Juan José Omella y Carlos Osoro, respectivamente, según han informado a Europa Press fuentes conocedoras del encuentro.

Omella se marcó el mismo 1-O una curiosa carta pastoral en la que escribía que «qué bonito sería que pudiéramos querernos como hermanos», y contó un cuentecito que luego recogería el obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, en una intervención radiofónica en la que, hermanos o no, dejó claro que el referéndum no era solo ilícito sino profundamente inmoral.

En general, y pese a las buenas palabras de Omella y la llamada a la concordia y la moderación de la última nota de la Conferencia Episcopal Española, es difícil no concluir que los purpurados están mostrando una inquietante tendencia a vestir la camiseta de los respectivos poderes enfrentados.

El Arzobispado de Barcelona, por ejemplo, hizo huelga el día 2, una huelga tan curiosa e insólita en la historia de la lucha sindical que ha contado con el respaldo de todos los poderes autonómicos. No hablamos, claro, del arzobispo en sí, sino del arzobispado, que emitió una nota señalando que «respeta el derecho de sus trabajadores a secundar la huelga general en Cataluña”.

Podría, sin embargo, pensarse que hay algo más que «respeto» entre la cúpula eclesial catalana y los promotores de la ‘causa nacional’. Por si acaso, la Generalitat está tanteando al arzobispo y al abad de Montserrat buscando para ellos el papel de mediadores con el Estado, y Oriol Junqueras ya se ha pasado por la mañana el Palacio Arzobispal, a tiro de piedra del Palau de la Generalitat.

Omella es, dentro del enrarecido aire de la jerarquía catalana, de la rama conciliadora y moderada, hasta el punto de haber atraído en más de una ocasión las iras de los independentistas. Es, sin duda, una excepción en medio de un clero que se ha volcado con el ‘procés’ y en el propio 1-O desplegó un activismo sonrojante, como ya hemos informado en Infovaticana puntualmente.

Entre los ordinarios, ninguno destaca en fervor patriótico tanto como el de Solsona, el independentista Xavier Novell, que no solo votó bajo los focos en la consulta ilegal sino que llegó a calificar a la Policía Nacional y a la Guardia Civil de «guerrillas», lo que le hace parecer más entregado a la construcción del ‘nou estat’ que del Reino de Dios, salvo, naturalmente, que los confunda.

De Novell tenemos, al menos, que agradecer la claridad, que si sus colegas no llegan a estos extremos de ‘cura trabucaire’, se mueven en una prudencia que solo un idiota podría confundir con indefinición. Los silencios son a menudo tan expresivos como los gritos, y a día de hoy ni uno solo de los obispos catalanes ha dicho una palabra contra el referéndum ilegal, aunque sí contra sus consecuencias, la respuesta policial al acto prohibido. «La situación de violencia que se vive hoy en Cataluña es deplorable», se lee en un comunicado de ese ente que lleva el engañoso nombre de Conferencia Episcopal Tarraconense. «Es necesario que se detenga ya la violencia y los enfrentamientos. Hay que encontrar una salida pacífica y democrática». De la acción de las autoridades catalanas, en cambio, ni una palabra.

Desde tiempos inmemoriales, el poder político se ha servido de los hombres de Iglesia como mediadores en conflictos, guerras y disputas, nada nuevo aquí ni censurable en absoluto. Ejercer de ‘hombres de paz’ es una tarea que honra a cualquier clérigo. Es la división entre ellos, la fractura visible a un lado y otro de la frontera autonómica y, sobre todo, esa perceptible sumisión al poder civil por parte de nuestros pastores lo que debería preocuparnos.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
2 comentarios en “Moncloa y Generalitat ‘reclutan’ a sus obispos en el conflicto catalán
  1. ¿ Como que cada bando si solo hay uno, el de Roma?
    ¿ Acaso los obispos del resto de la jerarquía católica en España no están totalmente en comunicación con los obispos catalanes separatas cuando imponen un » dialogo» con obispos nazis?
    ¿ Que narices hace la jerarquía católica enredando en cuestiones mundanas? ¿Por qué la Iglesia católica es Dios y Cesar al mismo tiempo en total oposición a la enseñanza de Jesucristo cuando dijo» Dad al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios»?
    Cataluña NO ES UNA NACION, no lo es en Francia , por tanto tampoco lo es en España.
    LOS ESPAÑOLES NO ACEPTAREMOS LAS IMPOSICIONES NAZIS DE LA IGLESIA. NO SON CRISTIANAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles